El pequeño Alejandro pudo ser un “daño colateral” del lobby de la vacuna de la varicela

Como conté hace unos días, Alejandro murió con poco más de tres años y sus familiares sospechan de la vacuna de la varicela Varivax pues se la pusieron al mediodía y el niño falleció de madrugada. Un juez investiga ahora si hay relación entre la inmunización del pequeño y su fallecimiento. Pero no podemos olvidar que la muerte de Alejandro tiene un contexto claro: la exitosa campaña de lobby que el fabricante de ese tratamiento ha llevado a cabo para ampliar su mercado a la infancia.

En España, la vacuna de la varicela se recomendaba, hasta hace muy poco, a los doce años de edad si no se había pasado de manera natural la enfermedad. Pero al parecer, a la entente de laboratorios productores de Varivax, Sanofi Pasteur MSD, no le parecía suficiente eso e intentó, como escribo, con éxito, que se pusiera prácticamente al nacer, como se hace ahora.Varivax vacuna varicela

Las autoridades sanitarias estaban haciendo lo correcto, intentar impedir el sobreuso que estaba haciéndose de Varivax pero los laboratorios fabricantes decidieron que eso era una injerencia en sus negocios y pusieron una demanda en los tribunales a Sanidad.

En efecto, en septiembre de 2013 la Agencia Española de Medicamentos había bloqueado la venta de la vacuna de la varicela marca Varivax, fabricada por el laboratorio Sanofi Pasteur Merck, Sharp and Dohme (MSD).

La decisión de las autoridades sanitarias españolas se debió al abuso que estaba produciéndose pues el calendario vacunal oficial la incluía a los 12 años (una sola dosis) [excepto en Madrid, Navarra y Ceuta y Melilla]  y estaba empleándose en privado en dos dosis en la primera infancia (primera dosis entre los 12 y 15 meses y segunda dosis entre los 2 y 3 años).

Inyectarla antes de los doce años (cosa que no ocurre en la mayor parte de países europeos) es contraproducente pues aumentan los casos de herpes zóster.

Desde entonces las presiones se sucedieron y culminaron en un recurso contencioso-administrativo presentado por la farmacéutica contra el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad por impedir la venta libre en las oficinas de farmacia de su vacuna.

Existe un uso irracional de esta vacuna por razones comerciales y Sanidad actuó siguiendo las recomendaciones oficiales (generosas al incluir en los calendarios una vacuna con importantes lagunas).

Tras la decisión de Sanidad, algunas sociedades autodenominadas científicas salieron en ayuda del laboratorio (en general las que mantiene claros conflictos de interés con el fabricante). Otras defendieron la racionalidad pues consideraban que aplicar esta inmunización a los doce años (si la enfermedad no se ha pasado) era lo que desde el punto de vista científico estaba probado como positivo.

Los médicos del Colegio de Valencia, por ejemplo, hicieron marketing del miedo para el laboratorio. El Mundo titulaba: Los médicos exigen la vacuna de la varicela para evitar el estraperlo.

Ni que estuviéramos en guerra y escaseasen alimentos y medicinas imprescindibles (¿esta lo es?).

Y sí hubo una guerra, la que ha abrió el fabricante de Varivax contra Sanidad y la sociedad (su objetivo obviamente es que se vacune el 100% de la población que da más dinero que vacunar sólo a quienes han cumplido 12 años y cumplen los requisitos anunciados).

Una guerra que libró batallas como la de Francisco Salmerón, ex director del Área de Vacunas y Productos Biotecnológicos de la Agencia de Medicamentos que llegó a estar de juicios porque entendió que la AEMPS le había hecho mobbing (maltrato laboral) al relegarle a un puesto muy alejado de su nivel profesional por haber sido crítico con el adelanto de la edad de vacunación contra la varicela. Al final le cesaron.

Sanofi Pasteur MerckSalmerón denunció “todo tipo de recursos” empleados por el fabricante de Varivax para conseguir que la Administración diera marcha atrás en su decisión de proteger la salud ciudadana.

Sanofi amenazó a Salmerón:

Me advirtieron que me perseguirían por las vías penal y administrativa disciplinaria si la agencia oficial no rectificaba la decisión de bloquear la venta de la vacuna de la varicela en las farmacias”.

Alejandro Varivax varicela

Alejandro.

Hubo también guerra entre médicos como contaba más arriba pues por ejemplo, los de No Gracias documentaron la “conexión comercial” del lobby de los pediatras, la Asociación Española de Pediatría, tan bien relacionada con Sanofi y en general casi todos los fabricantes de vacunas.

En toda guerra hay muertes y puede que el pequeño Alejandro fuese una de ellas. El niño estaba sano y aunque ya es imposible comprobarlo, quizá llegase a los doce sin padecer la varicela y sus padres, pensando que era lo mejor para él, decidiesen acudir a vacunarle.

O a lo mejor hubiese pasado de manera natural la enfermedad, como yo mismo y tantos de quienes leéis esto y no hubiese hecho falta vacunarle.

Me pregunto qué impacto estará teniendo la decisión de Sanofi Pasteur Merck, Sharp and Dohme (MSD) y quienes cedieron a sus deseos crematísticos, en la salud pública. ¿Será la muerte de Alejandro la única producida por graves reacciones adversas a la vacuna Varivax? ¿Se habrán registrado más daños en otros bebés y niños?

Al final, si es que existe final en todo esto, nos quedamos con la idea de que Sanofi desarrolló una brutal campaña de lobby, como describo en un post titulado El lobby de la vacuna de la varicela triunfa sobre la Salud Pública y la farmacéutica consiguió lo que quería, la vacuna volvió a las farmacias y el pelotazo económico se ha consumado. Ojalá Alejandro sea un “hecho aislado”.

6 Comentarios a “El pequeño Alejandro pudo ser un “daño colateral” del lobby de la vacuna de la varicela”
  1. Nuria

    Al final no sabemos nada más del caso de Alejandro ¿ que ha pasado ??? Habéis podido saber algo más? ? Porque la vacuna sigue en su total funcionamiento.

    • Miguel Jara

      El proceso legal sigue su curso, en breve tendremos novedades y creo que publicaremos. Gracias por tu interés.

  2. Maricarmen

    A mi hijo se la pusieron con 15 meses un miércoles y sábado lo ingresaron con neumonia y bronquitis. El mismo miércoles por la noche empezó con fiebre y lo lleve jueves y fue a peor hasta que sábado con 41 grados lo ingresaron durante 6 días. Avisé que le había puesto la vacuna y nadie hizo caso,pero resulta que leyendo hay un tipo de varicela que provoca neumonia, que casualidad, no???pero es un tema tabú para los médicos y todos se enriquecen con las vacunas.

    • Josue

      Un niño murió de difteria , porque no le pusieron vacunas , eso es un daño colateral , además creo recordar que otros niños dieron positivo en dicha enfermedad y menos mal que estaban vacunas , menos mal , de lo contrarío epidemia.

  3. Mama

    Y presionar tanto con una vacuna que no hay que olvidar que es para una enfermedad que por lo general es BENIGNA, que la pasan los niños sin problema….muy pocas veces se complica.
    Es tanta la presión que meten que no somos capaces (los padres sobre todo) de razonar, llega un momento que confundimos lo que es necesario y beneficioso con lo que no lo es, porque en esto de la salud hay soluciones medicadas que nos recomiendan para nuestros problemas de salud que no son ni necesarias ni beneficiosas.
    Y tratandose de niños la asociacion de pediatras es la que esta detras de ciertas recomendaciones con intereses economicos, si no ¿porque tambien recomiendan el uso de determinadas galletas o colonias?…todo dinero, que pena.

  4. Beatrice

    En dos palabras: “DE VERGÜENZA”. Ya tenía conocimiento de la presión que el laboratorio farmacéutico había hecho para que en España se comercializase esta vacuna y además se emplease en niños bastante más pequeños de la edad en la que estaba recomendada. Parece mentira que empresas dedicadas a la fabricación de medicamentos PARA CURAR se antepongan los intereses económicos de forma tan brutal como para poner en riesgo a los pacientes de esta manera.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.