Déficit de Atención e Hiperactividad: Vender una enfermedad para vender un fármaco

Hace unos años me hice el test para saber si soy hiperactivo o mejor escrito para ver si estoy enfermo del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), la enfermedad “de moda” en la infancia y adolescencia. Salió positivo, muy “positivo”. Vaya, que en teoría, según dicha prueba, estoy muy “enfermo”. Ahora tengo un lío enorme pues va este médico, Marino Pérez y dice: “Muy pocos adultos resistiríamos el test de TDAH de la OMS“.

Marino Pérez TDAH hiperactividad

Vaya lío y vaya polémica. Marino Pérez es catedrático en Psicopatología y Técnicas de la Intervención y ha publicado hace poco un libro titulado Volviendo a la normalidad (Alianza Editorial). Para este especialista en Psicología Clínica y profesor de la Universidad de Oviedo, el trastorno carece de entidad clínica, pero la retórica utilizada y propagada consiste en decir que el TDAH

es un trastorno neurobiológico de origen genético, lo que ciertamente no está establecido, porque no hay pruebas clínicas que lo confirmen”.

Uff! pues qué alivio. Por lo visto los criterios que se usan para el diagnóstico del TDAH son tan tan subjetivos que no sirven para colocar una etiqueta tan concreta a los presuntos enfermos:

el supuesto TDAH tampoco tiene base neurobiológica establecida, como hemos mostrado en nuestra última obra”.

La realidad es que NO existe ningún “biomarcador” con el que demostrar que alguien tiene este trastorno.

Entonces ¿cómo puede ser que “exista” y que se haya extendido en la sociedad hasta el punto de que miles de niños son medicados con peligrosos medicamentos sin aparente razón? Hemos explicado en diferentes ocasiones cómo fomentan la enfermedad del TDAH las farmacéuticas. Buscad por ahí.

Tenemos datos suficientes para entender que la hiperactividad es una enfermedad diseñada para un medicamento, el metilfenidato. Claro que saturada la infancia, el nuevo mercado farmacológico del TDAH está en los adultos.

Pérez pone en duda el sistema utlizado para diagnosticar el TDAH en personas mayores:

El test de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por ejemplo, diagnostica el trastorno en adultos por la frecuencia con la que se cometen errores por falta de atención en tareas aburridas o la dificultad para concentrarse en algo monótono o que acaso no interesa. Muy pocos resistiríamos el test”.

Pero se nos dice “visite a su médico” para que le evalúen “bien” y éste no dispone de otras pruebas clínicas que el reporte y la estimación. Puede encargar pruebas de neuroimagen o neurofisiológicas pero en palabras del catedrático:

carecen de utilidad para establecer un diagnóstico, al igual que cualquier batería de test psicológicos”.

Sobre la cuestionada medicación, este especialista advierte que consiste básicamente “en estimulantes, que pueden mejorar la atención y la concentración, pero que no quiere decir que corrijan las presuntas causas del trastorno. Los estimulantes producen el mismo efecto con o sin TDAH, como saben los estudiantes que toman anfetaminas para los exámenes y quienes toman café y bebidas energéticas”.

Por tanto la medicación para el TDAH, tanto para niños como adultos

no es propiamente un tratamiento específico, sino un dopaje que, da la casualidad, se define como la administración de fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento“.

Libro Volviendo a la normalidad TDAH

Con graves efectos secundarios, no olvidemos, que pueden marcar una vida pues se usan mucho en niños. Esto es de lo más preocupante. ¿Qué sucederá con quienes tomen durante años este tipo de medicamentos?

De los efectos a largo plazo en adultos no se sabe -explica el catedrático- por estar prácticamente empezando la “campaña”. Pero a juzgar por lo que se sabe de los efectos y consecuencias a largo plazo en niños, derivado de estudios de 6, de 14 y hasta de 17 años de seguimiento, se puede decir que la medicación está asociada a un peor rendimiento escolar y a más trastornos emocionales y otros problemas conductuales, no a menos”.

No dudo que haya ejemplos de chicos que tengan todos los síntomas de algo parecido al TDAH, de hecho hay estudios que relacionan este trastorno con algunos tóxicos cotidianos, el problema es el etiquetaje que sirve al sobrediagnóstico y a la sobremedicación por cuestiones de marketing: vender una enfermedad para vender un producto.

Por cierto, como les prometí a mi lectores, tras hacerme el test para saber si tengo hiperactividad, consulté con varios profesionales de la salud mental sus resultados y la verdad es que me quedé mucho más tranquilo.

12 Comentarios a “Déficit de Atención e Hiperactividad: Vender una enfermedad para vender un fármaco”
  1. Jose Lafuente

    ¿Por qué tienen que ser los niños todos idénticos, sacando buenas notas y siendo tranquilos y concentrados? ¿No se puede tener otros intereses y sacar malas notas? Cada uno desarrollará una personalidad distinta de adulto que no debiera manipularse con medicamentos

  2. Hilda loutayf

    Es una pena que subestimen el TDAH y el impacto que genera en el crecimiento de un niño la falta de atención o la hiperactividad, en un sistema social en el que no funciona como es de esperar, es rápidamente estigmatizado por lento, tonto, distraído, o insoportablemente inquieto, luego excluido… Es impresionante el cambio conductual, focalización de la atención, y maximización del rendimiento, cuando está medicado… Esto es como cuando el sacerdote habla de la flia y como educar a los hijos cuando no los tienen y opinan desde lo teórico… No acuerdo con lo dicho por uds. También conozco casos personalmente, de divorcios con adultos no tratados, con TDAH, por imposibilidad de tolerar sus actitudes explosivas y sus distracciones graves, capaces de generar accidentes domésticos terribles… Hay que ponerse en la piel del otro para saberlo… No basta el estudio descriptivo… Cuánto siento que personas como uds.guíen el pensamiento de muchos padres que verán sus hijos fracasar siempre, en todo, por temor a medicarlos y socializarlos de igual a igual con sus pares…Es suficiente con probar el tratamiento integral, con equipos calificados, psicopedagogos, psiquiatras, neurólogos, etc y con el seguimiento adecuado ver cual es el riesgo/beneficio para el afectado… Con ritalina se descartan casi totalmente los accidentes por distracción, que podrían ser gravísimos…

    • Nils Bergman

      Nada, pues a darle anfetaminas a los niños. Dentro de poco venderán preparados de heroína. Con eso nos evitamos buscar las causas de los trastornos conductuales y le llenamos el bolsillo a la industria farmacéutica. ¿A ti te dan algún porcentaje, Hilda?

      • Juana Loré Gelabert

        Creo que la señora Hilda está influenciada por la corriente que todos sabemos, no sé muy bien si de una manera dolosa o no, pero mi pensamiento es que antes no se drogaba a los niños, Yo tenía un primo que me amenazaba y me zurraba un poquito cuando la abuela no miraba,no obstante él… era así.,, hasta que le entró el conocimiento… y ya está, ahora la industria Farma, manipula y nos vende como si fuéramos pelotas de fútbol. Es una lacra y una verguenza el trato denigrante que damos a los niños. Tendríamos que negarnos… especialmente los pobres padres que creen que lo que les ha dicho la maestra de turno y el dóctor- absorbidos por el impúdico y absurdo sistema capitalista que nos gobierna es lo correcto…. NO….NO… lo es luchemos por la verdad, informémonos abramos los ojos.Las pastillas que se las tomen los farmaceçuticos y lod médicos si realmente creen que les van a hacer bien.

    • PSICOLOGA

      De acuerdo contigo.

      • Nils Bergman

        ¿Estás de acuerdo con Hilda? Y eres psicóloga, pero no psicofarmacóloga. Y ponlo en mayúsculas, que eso te da más crédito. ¡Y mujer! ¡Por Dios! ¡¿Dónde está la madre entrañable, que diría Casilda Rodrigáñez!?

    • Miguel Jara

      Hilda, perdona, no es subestimar es contar que existe sobradiagnóstico y sobremedicación con tratamientos peligrosos y cuyos efectos secundarios a largo plazo no se conocen. También comento que es posible que existan esos síntomas que se conocen como TDAH pero que no puede demostrarse su existencia mediante marcadores biológicos pues no existen. Sí sabemos que hay tóxicos cotidianos que influyen y por esa vía, la de la contaminación industrial habría que investigar, algo que parece que no interesa tanto…

      • Nils Bergman

        El programa ‘Retrats’ de Televisió de Catalunya la semana que viene entrevista a Tizón, notable psiquiatra español. Un programa posterior se dedicará íntegramente al TDAH, entrevistando a un psicoanalista madrileño. Dejo enlace del avance (1:37).

        Reproduzco el diálogo, traduciendo lo que está en catalán:

        Barberà pregunta: Doctor, le haré una pregunta muy directa, ¿el TDAH existe?
        Tizón responde: Es una invención farmacológica.

    • Angélica

      Estimada Hilda, como madre de niño afectado por lo que llaman Autismo y con preocupación leo tu réplica, quiero aclarar que entiendo perfectamente tu posición por cuanto me vi en la necesidad de acudir a estos psicotropicos para evitar que mi hijo se hiciera daño, como madre es una de la peores situaciones ver sufrir a un hijo… Sin poder aliviar ese impulso tan destructivo. …me gustaría poder transmitirle una experiencia de muchos padres con los que solemos contrastar información acerca de los tratamientos comunes y es la presencia de metales pesados , sistema inmune deficiente, flora intestinal devastada, ye esencia se patogenos con sobre población de parásitos virus y bacterias…todo es esto es fácilmente verificable y está probado con documentos de los mejores laboratorios.

      Por qué hoy existe un número de niños perdiendo estos diagnósticos bautizados por la DSM como dentro de espectro autista? nombre que ellos consideraron oportuno para meter en el mismo saco a TDAH, TEA, ASPEGER, RETRASO MADURATIVO. Por ejemplo .
      Por que la OMS no investiga por que todos estos niños, sufren de alteraciones digestivas, alergias, intoxicación por metales pesados, PARASITOSIS ?? Entre otras cosas, ?….existe una investigación de la universidad de Harbard y el HOSPITAL GENERAL DE MASSACHUSETTS En el año 2005 estudio realizado a más de 600 niños. El Dr. Tim Buie demuestra que en más de ma mitad de 500 endoscopias : G,I, ESOFAGUITIS, GASTRITIS, Y ENTEROCOLITIS CON PRESENCIA DE HIPERPLASIA NODULAR LINFOIDE..concluyendo que estos niños ” están enfermos , sus señala son de auxilio y dolor y no solamente disfunciónes neurologicas ……..en no tratar a tiempo estos problemas gastrointestinales complicaría más los problemas neurologicos exacerbaría más los problemas fiscos y síntomas de este espectro , ………..creemos que muchos de los síntomas del autismo , tales como …comportamiento abusivo, auto agresión, arrebatos, golpes en la cabeza patrones anormales del sueño, hiperactividad, son realmente los síntomas del dolor que un niño no puede comunicar,”el etiquetado por la DMSO a pacientes adultos (no autistas) , y la administración de mediación, habría tb que investigar, yo me remito a transmitir esta información con datos demostrables para que quien quiera permitirse una línea de investigación lo haga….en mi caso me ha servido para dar una vida a mi hijo .
      Estoy totalmente de acuerdo con el autor del artículo que cuestiona todo y cada uno de los puntos.

    • Abufalia

      ¿Sabe cuanto vale una caja de Ritalin, Rubifen en el mercado negro ?

      Pues entre 20 y 40 euros.

      ¿Porqué?, porque es una droga euforizante de efectos similares a la cocaina.

      Yo mismo he tomado Ritalin y sé de que hablo.

  3. Nils Bergman

    Ritalin… como peinarse con un ramo de margaritas cubiertas de leche de avena, mirando al noroeste durante el equinoccio de primavera, con un chimpancé tocando el ukelele a tu vera.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.