China también condena a la farmacéutica GlaxoSmithKline por sobornar a médicos ¿y España?

Tras más de un año de investigaciones China ha multado a GlaxoSmithKline (GSK) con 379 millones por sobornos en hospitales. La noticia tiene un interés adicional, concretamente las penas de cárcel de dos a cuatro años que han impuesto al director de la multinacional y a cuatro altos cargos, pues la multa es pequeña para lo que factura el laboratorio. En España tenemos indicios claros de que ocurre lo mismo. La Fiscalía debe actuar de oficio.

En julio del año pasado supimos que el Gobierno de China investigaba a la compañía. Tras el juicio a puerta cerrada del caso de cohecho que involucró a GSK China, el Tribunal Popular Intermedio de Changsha, de la provincia central china de Hunan, sentenció que la empresa fue culpable de sobornar a “personal no gubernamental” en sus negocios y le impuso la sanción, la más alta dictada por un corte china.

Los precedentes de GSK son muchos. En el mes de mayo pasado, la compañía farmacéutica británica GlaxoSmithKline era investigada por la Oficina Antifraude del Reino Unido. Entonces tenía procesos similares abiertos en otros estados como Polonia, Irak, Jordania y Líbano.GlaxoSmithKline sobornos médicos

En 2012, GSK acordó con el Departamento de Justicia de Estados Unidos pagar una multa de 3.000 millones de dólares (unos 2.300 millones de euros) por falsear u ocultar información sobre tres medicamentos y por sobornar a médicos en 2003 para que recetaran uno de sus fármacos.

El Departamento de Justicia estadounidense también inició en 2010 una investigación contra GSK y otras firmas farmacéuticas que cotizan en su país por presuntas violaciones de la Ley Estadounidenses de Prácticas Corruptas en el Extranjero, aunque la investigación todavía no había concluido.

Estas prácticas se realizan de manera sistemática en muchos países como vemos. En Italia, por ejemplo, en 2004 la policía italiana descubrió la concesión de comisiones ilegales y regalos a miles de médicos italianos por parte de la farmacéutica GlaxoSmithKline como “premio” por recetar sus productos. 4.713 personas fueron procesadas acusadas de pertenecer a una red encargada de favorecer la venta de los productos de este laboratorio.

Varios meses antes otro fiscal, esta vez alemán, relacionó a 1.600 médicos de dicho país con la obtención de importantes regalos de GSK. Otros 5.000 galenos del país germano se sospechaba que podían incurrir en las mismas faltas.

En España hay indicios de que GSK hace lo mismo. Basta con leer el capítulo de mi libro Laboratorio de médicos que dedico a esta empresa donde quienes han participado en los sobornos lo narran.

No es un problema de desconocimiento de los hechos pues, ¡si GlaxoSmithKline reconoce que paga a médicos para que promuevan sus productos! Tampoco es un problema de falta de leyes para actuar, así queda patente en el análisis que hace el fiscal español Valentín José de la Iglesia Palacios sobre el soborno sanitario. Es problema de la falta de voluntad política que manifiestan los diferentes partidos en el poder.

Las fiscalías deben actuar de oficio pues tampoco lo están haciendo.

7 Comentarios a “China también condena a la farmacéutica GlaxoSmithKline por sobornar a médicos ¿y España?”
  1. Carlos

    Completando el comentario anterior, quienes son los beneficiarios del “tarugueo” en la la Administración sanitaria española? Si Glaxo reconoce que paga a médicos para que recomienden sus productos, la Administración sanitaria española debería reconocer que no puede actuar porque es parte del entramado, junto con los partidos políticos de turno. El “tarugueo” no reconoce fronteras.
    Saludos.

  2. Carlos

    Pues bien, será que la connivencia entre las partes es tan estrecha y extensa. Y el público también tiene su parte, siempre buscando medicinas para todo tipo de males, reales o inventados. De los médicos, mejor no hablar, han sobrepasado el nivel de mediocridad e ignorancia, que los hace casi inimputables. Resumiendo, la Big Pharma ha hecho un gran trabajo.
    Saludos.

  3. Consuelo

    La verdad es que llevo tanto tiempo diciéndolo que se puede hablar en más idiomas, pero más claro imposible. Aquí en nuestro país, este hecho viene sucediendo desde hace más de 25 años. Prácticamente hemos hecho las bodas de plata desde que se inició la comercialización de productos farmacéuticos sobornando a los médicos para que receten el producto Y sigue pasando sin que nadie haga nada. Los políticos hacen la vista gorda para no verlo. Las administraciones siguen pagando sus facturas de la industria como si se tratara de una obligación con el feudo. los médicos siguen recibiendo a los visitadores por educación e interés adquieren compromiso con ellos. son invitados a comer y cenar juntos para encontrar un vínculo de unión y luego se ven presionados a seguir recetando los productos que les presentan. Los pacientes continúan tomando lo que se les receta que en muchas ocasiones resulta innecesario. Y así, poco a poco, el sistema de tela de araña que la industria ha ido tejiendo durante todos estos años continúa hacia adelante de forma imparable con unos resultados catastróficos para las arcas del estado.

    Luego, si miramos a estas empresas, observamos que tienen personal trabajando como visitadores médicos sin ninguna preparación técnica, pero cobrando sueldos de ministro. Un visitador cobra más que un médico. Donde se ha visto eso? esas cosas solo se ven en este país donde todos miran hacia otro lado y callan. Lo mantenemos nosotros. El sueldo de 50, 60 o 70000 euros, el coche de gama alta que utilizan para trabajar y que cuesta otros 30000 euros, las dietas de más de 40 euros al día y el kilometraje, los aparcamientos, las autopistas, las tablets que utilizan, los cursos que reciben, las invitaciones a médicos y los regalos que les hacen. Alguien se ha planteado lo que una empresa tiene que vender para que le salga rentable todo eso. Pues sí. Los laboratorios ganan muchísimo dinero que se reparten entre unos cuantos y les interesa pagar multas como la de China a Glaxo porque cuando pagan una multa, es por que han ganado el dinero equivalente a más de trescientas multas como esa actuando así. Esta es la gran realidad de la industria y su sistema de gestión continúa igual. Inalterable.

    • Carlos

      Consuelo, los resultados catastróficos son también para con la Salud Pública, tanto en lo que hace a sus resultados sanitarios como económicos, un fracaso absoluto para los contribuyentes y la Administración sanitaria. Pensar que hace muchos años, cuando se comenzó a implementar el sistema de la SS, era presentado como ejemplo. Nadie salía de una consulta médica sin su respectiva receta, con una prescripción médica, muchas veces innecesaria, pero que cubría otro tipo de necesidades. Mientras tanto, la Big Pharma, gobiernos, médicos, instituciones relacionadas, revistas científicas, abogados, opinadores varios, ect, etc, hacían su agosto. Y lo siguen haciendo. Quién le pone el cascabel al gato?
      Saludos.

      • Consuelo

        Perdona por la tardanza en contestar. Todo este entramado se empezó a generar a partir de que los laboratorios investigadores tuvieran que dar obligatoriamente dos licencias de cada molécula nueva. Entonces las ganancias se tuvieron que repartir y cada empresa quería la porción más grande de la famosa tarta que se exponía en las reuniones. desde entonces la lucha por vender hizo olvidar todo la ética del ser humano y la utilización de los productos pasó a ser una autentica destroza para las arcar del estado ya que todo lo financiaba la administración. Hoy en nuestros días la cosa sigue igual porque nadie lo ha cortado. Las empresas han ganado muchísimo y las medicaciones, necesarias o no, se han impuesto en las consultas para hacer negocio y esa es la realidad. Vender a toda costa, ganar dinero y cifrar millones. Esa es la realidad actual de la industria farmacéutica y el funcionamiento del sistema sanitario.

    • Alredol

      GSK está hoy día de moda porque ha endorsado la campaña AllTrials fomentada por Goldacre et al. de acceso a resultados de ensayos clínicos, quizá para protegerse de las consecuencias desastrosas del estudio 329 sobre el Paxil (paroxetina, seroxat). Andrew Witty se ha pronunciado a favor de la transparencia de esos ensayos clínicos pero sus pronunciamientos no cuentan con mucha credibilidad, parecen ser una maniobra de marketing más. Ver:

      http://www.madinamerica.com/2013/11/gsk-alltrials-coalition/

      Los ensayos clínicos trucados (pero en prestigiosas revistas “major” y en inglés), y el “tarugueo”, son solo una parte de los sofisticados mecanismos de marketing que sustentan las farmaceuticas. Muchos de esos mecanismos involucran a docentes, psicólogos, periodistas, políticos e incluso los mismos pacientes. Es una demanda amplísima, ella misma parte del procesos de masificación de la actividad clínica y de creación de “productos” (trastornos reales que se cronifican o simplemente inventados) por las corporaciones farmaceuticas y en última instancia parte de la insaciable búsqueda de beneficios por el capitalismo financiero.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.