Angelina Jolie, Michael Douglas, Mercedes Milá y el marketing de la prevención

Primero fue la actriz Angelina Jolie y su operación preventiva de pechos para evitar el cáncer de mama. Ahora conocemos que las acciones de la compañía Myriad Genetics, que desarrolla la prueba que detecta si se puede padecer cáncer de mama, se dispararon un 15% tras la confesión de la estadounidense.

Luego fue Michael Douglas, al que su afición por el sexo oral, según dice, le ha conducido a un cáncer de garganta. El País publica, aunque no da datos concretos que

“hizo solo en unas horas más por la defensa de la vacuna contra el virus del papiloma humano que años de campaña de concienciación. Y si además el comentario pilla por medio a una empresa cotizada, el efecto no se hace esperar en Wall Street, donde los inversores están a la espera de saltar ante cualquier oportunidad de compra”.

Lo penúltimo ha sido lo de la periodista Mercedes Milá que con toda su buena intención, se supone -como los anteriores-, ha advertido de los peligros del sol en la piel, en concreto que la exposición al mismo nos provoque melanoma, un cáncer de piel. Lo cuenta en su blog de Tele5 y promueve una campaña de la empresa de cosméticos Avene para vender cremas de protección solar.

Observo varios aspectos:

-La publicidad, promoción o marketing basado en “famosos” es antiguo pero puede haber un nuevo filón para convencer a la sociedad de la necesidad de determinados productos sanitarios unir una cara conocida con una motivación social: advertirnos del cáncer de mama, de faringe o de piel.

-Que, por ejemplo, deportistas relevantes publiciten “comida basura” ha sido y es cuestionable desde el punto de vista de la ética. Aquí, haya acuerdo con determinada empresa o no, dinero mediante o no, el asunto es más delicado pues se supone que el “famoso” antepone un objetivo social al negocio que sigue a sus declaraciones o posicionamiento.

-Pero las buenas intenciones también pueden hacer daño si no están basadas en datos concretos, veraces, científicos podríamos escribir. Amputarse los pechos sanos para prevenir un cáncer de mama, sometiéndose a una intervención médica que, como todas, conlleva de por sí un peligro y existiendo métodos de seguimiento que podrían garantizar la salud de Jolie es irracional.

Para “prevenir” el cáncer de mama se suele recomendar el cribado, la mamografía, pero conviene saber que falla tanto que por 2.000 mujeres cribadas, durante diez años, sólo una evitará morir de cáncer de mama y diez mujeres sanas serán tratadas como si tuvieran cáncer de mama. Y se ha publicado que NO tiene efecto en la mortalidad en Inglaterra.

Promover, aunque sea de manera indirecta, una vacuna como la del papiloma, polémica desde que fue adoptada por los calendarios vacunales; de la que se desconoce su efectividad; que es la que más notificaciones de reacciones adversas -incluidas muertes (¡de adolescentes sanas!) es irresponsable.

Recomendar no abusar de la exposición al sol es sensato. Promocionar sin criterios concretos las cremas solares, así, en general, no. Leed el artículo del periodista experto en tóxicos domésticos Carlos de Prada sobre los daños que pueden provocarnos las cremas solares convencionales.

Ojalá los personajes populares se informen mejor antes de emprender campañas que en cierto modo pueden hacer igual o peor daño que el que pretenden evitar.

 

11 Comentarios a “Angelina Jolie, Michael Douglas, Mercedes Milá y el marketing de la prevención”
  1. Ruth Alexander

    Solamente quiero hacer saber que soy una persona mayor, retirada y que muchos me calculan menos edad de la que de verdad tengo.
    Soy saludable, tengo buena energía y todo se debe que mi alimentación en mi niñez estaba basada en lo que nos produce la Madre tierra. No carnes, no leche de vaca y es porque tampoco soy visitadora de Médicos, no es mi culpa ni nadie me lo inculco si no que mi corazón me hace sentir desconfianza en los diagnósticos y errores de toda clase, como también le temo a las irradiaciones y de las cuales no he recibido, ni vacunas. Siempre busco la naturaleza.

  2. Txu

    Otra “buena” nueva más de medicalización de procesos femeninos, con marketing incluido: test genético de susceptibilidad a la depresión postparto.

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/06/17/actualidad/1371492316_346521.html

    • Miguel Jara

      Txu, siempre tan observadora, gracias. Por cierto, necesito hablar contigo, escríbeme o llámame (te he escrito pero no respondes).

  3. Inhar

    Lo se Miguel Jara lo he dicho yo, estas clases de empresas pagan para desinformar, se que tu no lo has dicho, tranquilo.

  4. Pedro

    Hay que distinguir quién lo dice y con qué fin lo dice.
    Si realmente cuando un famoso recomienda algún producto comercial y el consumidor percibe que finalmente es un “anuncio”, puede que el consumidor no se lo crea o incluso se “cabree” con la marca porque interpreta que al fin y al cabo es un anuncio.

  5. Inhar

    Otro gran articulo, Mercedes Mila pagada por esas empresas para desinformar, cuando realmente se ha mostrado que el sol no produce cancer, quemar, si, pero cancer no, son desinformadores pagados por esas empresas, esas empresas trabajan para ello, el marketing del miedo.

    • Miguel Jara

      Inhar, conste que yo no he afirmado en ningún momento que sea pagada por esa compañía y los dos estadounidenses tampoco.

  6. Txu

    Bueno, Miguel, también se supone que de buenas intenciones está el mundo lleno, y con tanta buena intención y tanta suposición mira lo bien que nos va.

    Propongo que a estos tres cotizados -a partir de ahora- famosos, las respectivas empresas afortunadas en la lotería del marketing les gratifiquen por la labor realizada. Ah ¿qué ya lo han hecho? Bueno, entonces pon que no he dicho nada.

  7. Carlos

    Como siempre el marketing del miedo. El enemigo invisible en este caso son los rayos ultravioletas. También son invisibles esos enemigos pequeñitos que tanto temor nos causan, los microbios y bacterias. Otro enemigo invisible, ese gen dichoso que te crea un cáncer. Otro, un viejo decrépito escondido en una cueva de Afganistán. Otro, un especulador escondido detrás de un ordenador haciendo caer la economía del país.
    Toda esta basura crea confusión, y nos protegemos en exceso de cosas que ni siquiera vemos. Los medios de comunicación agitan todo ese miedo y sirven de plataformas para la maniobra de venta de una multinacional o para el control social. Todo aliñado con un lenguaje excesivamente militar (la amenaza de tal… o cual… estar alerta ante… la lucha contra…) nos crea un constante estado de confusión y nerviosismo que no nos deja pensar.
    Este blog es mi pan de cada día. Me encantan los puntos de vista vertidos en él, y admiro el trabajo desinteresado de informar conscientemente.

  8. Javier Herraez

    Si supieran el daño que hacen estos desinformados, ingénuos y algunos incultos que se dedican a estas cosas “sólo por dinero”, si conocieran el efecto del imprinting, de la publicidad, de la repetición de mensajes, de los mas media… se lo pensarían dos veces. ¿No se dan cuenta que es un negocio que no va a favor de la salud de nadie?.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.