Ciencia contra creencias: el parto en casa (sin riesgo) es más seguro que en los hospitales

Ha fallecido un bebé en un parto en casa en Vigo. No se conocen bien los hechos. Era el segundo parto de la misma familia en su vivienda y el primero había salido bien. Lo que pudo complicarlo fue que el naciente salía de nalgas. La noticia abre el debate sobre la conveniencia del parto en el domicilio o en paritorios con matronas y con las pruebas científicas en la mano hay “sorpresas”.

Como cada vez que ocurre una desgracia de este tipo no se conocen bien los detalles pero se publica y se debate sobre si un parto en casa es mejor o más seguro que en un hospital. Los partos en la vivienda familiar son minoritarios en España. Cada año se realizan unos 800 partos programados en domicilios y en 2017, el último año del que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ofrece cifras, se produjeron en España 393.181 nacimientos.

El porcentaje de mujeres que apuestan por los partos naturales (dar a luz con la mínima intervención obstétrica posible es apenas de un 1 o 2% en España. Las muertes durante los mismos son muy escasas según los expertos.

Algunos sectores en España, uno de los países occidentales con menor número de fallecimientos perinatales, empiezan a reivindicar un parto menos medicalizado que contemple la posibilidad de dar a luz en la propia vivienda.

El parto domiciliario muchas personas lo asocian a peligro para la madre y para el bebé pero los trabajos que se han hecho no concluyen lo mismo. Hay una revisión de estudios de este año 2018 que concluye que los partos planificados en casa no tienen mayor mortalidad infantil y se acompañan de mejor resultado en la mujer.

El parto en casa en Holanda, donde alrededor del 30% de las mujeres paren en su vivienda, es tan seguro como en un hospitalDe modo que en torno a esta cuestión existen mitos que son eso mitos, creencias, que no ciencia. De nuevo nos encontramos ante un asunto de libertad de elección pues lo que afirman los trabajos científicos es que no hay motivos para elegir una u otra opción por encima de la otra en casos de bajo riesgo. En casa o en paritorios con profesionales es tan respetable y sensato como en el hospital.

Podéis documentaros con variados estudios científicos que avalan el parir en casa. Eso sí, hay que advertir que tratamos sobre partos de bajo riesgo y con la asistencia de profesionales sanitarios. Un 97% de las madres que parieron en su casa se mostraron muy satisfechas con los cuidados recibidos por parte del profesional que les atendió. Como dato añadido, seis semanas después del parto el 95,8% de las mujeres que habían dado a luz en su casa seguían amamantando y el 89,7% de ellas en exclusiva.

Como ya sucede en otros países, la Asociación el Parto es Nuestro lleva años solicitando que en España el parto domiciliario esté incluido en la Seguridad Social como alternativa posible al parto hospitalario para todas aquellas mujeres que así lo deseen. Y se plantea si todas las mujeres han de parir en hospitales, si no es cierto que en muchos casos se puede hacer de manera segura en casa.

Por otro lado, estos partos más naturales o menos medicalizados, según se mire, no son cosas de gente rara o “jipi” pobre, al menos en Noruega hay alguna princesa que ha alumbrado a su retoño en casa. El discurso hegemónico presenta el hospital como el lugar más seguro y mejor para el parto. Pero, aunque parezca mentira o pueda sorprender o incluso a alguien le parezca imprudente, el parto -insisto que planificado, en el domicilio, atendido por matrona- es más seguro que el parto en el hospital y ambos tienen indicaciones precisas.

Hay también una revisión Cochrane (una de las biblias de la evidencia científica) que concluye que trabajos observacionales cada vez mejor realizados indican que el parto planificado en el hospital no es más seguro que el parto planificado en el domicilio ayudado por una comadrona o matrona experimentada.

Es curioso y esto también rompe esquemas preconcebidos, que dos estudios recientes que comparan el nacimiento fuera del hospital y el nacimiento en el hospital concluyen que la respuesta a la pregunta ¿es seguro el parto en el hospital para la mujer de bajo riesgo? es “no”.

El parto natural en los hospitales era algo impensable hace unos años pero muchos centros de salud de España, tanto públicos como privados, están empezando a seguir políticas menos medicalizadoras. Y es que si seguimos, con prudencia, lo publicado que es mucho, podemos concluir que para partos de bajo riesgo es mejor en casa con el control de profesionales y para los de alto riesgo es mejor en los hospitales.

Algún día será común dar a la luz en la propia vivienda, cuando las mujeres decidan cual es la mejor opción. Lo lógico sería que en España el sistema sanitario público ofertara dichas opciones, al menos para los alumbramientos que se considera con todas las pruebas que no entrañan riesgo.

6 Comentarios a “Ciencia contra creencias: el parto en casa (sin riesgo) es más seguro que en los hospitales”
  1. Pablo

    Hola. Mi segunda hija nació en casa, asistida por una matrona experimentada y una doula (asistente). Todo, felizmente, salió bien. El embarazo era de bajo riesgo.
    Estaba todo muy planificado y sabíamos que la matrona, ante la mínima señal de riesgo, nos mandaría al hospital (que estaba a 20′ en coche).
    Mi primera hija nació en el hospital. Fue un parto inducido, una semana antes de la fecha esperada. La dilatación fue muy prolongada, se utilizó epidural y episiotomía. En el segundo parto nada de esto fue necesario.
    La diferencia entre ambos partos, en todos los aspectos, fue significativa.
    Creo que debería desmitificarse el parto en el hospital (para todos los casos) y evitar infundir el miedo a los padres con el parto en casa. La información es necesaria para poder decidir. Países más civilizados lo hacen. Por qué no copiamos lo bueno de los otros?

  2. Antonia

    Hay que informase bien y no creer todo lo que nos dicen. Pocos son los que miran por las criaturas y solo mira sus bolsillos que quieren llenar a consta de

    Cualquier cosa.
    He tenido una experiencia con comadronas y medicos y ninguno se preocupo.por mi comentario y consulta.

  3. Rafael Domínguez Losada

    He leído diversos trabajos en los que se aseveraba que era mucho mejor parir en casa mediante dilatación natural, asistidas por matronas, que en los hospitales donde les inducen a una rápida dilatación mediante inyectables (creo que mediante una epidural) y después las rajan prácticamente generándoles a todas una sensibilidad en esa zona que se hace sentir durante meses y a veces durante años. Una auténtica barbaridad y todo por no esperar las horas que sean necesarias a que en primer lugar la madre dilate de forma natural y después tomarse el tiempo necesario para que vaya expulsando el feto asimismo con calma y la técnica adecuada (respirando y relajándose a intervalos, hasta el momento en que tenga que hacer fuerza para ayudar a salir al bebé y después volverse a relajar).

    • Cris

      Primero que nada, no es la epidural lo que se usa para las contracciones, es oxitocina, la hormona que se genera de forma más lenta durante las contracciones la administran cuando se tiene que provocar el parto, la epidural es para calamar el dolor del parto. Y eso de que rajan por no esperar, mira t voy a decir algo, m pase 12 horas con oxitocina, con contracciones dolorosisimas, y no dilate, y gracias a que me rajaron como tú dices, mi hijo está hoy conmigo. No todos los partos se pueden hacer por parto natural, y desde luego no rajan a capricho, mi médico espero. También digo que si te toca la matrona vieja de las de antes, dificulta las cosas, pues m tuvo acostadq, rompió la fuente ella, sin esperar, y no m dieron para borrar el cervix, pero en general mi médico espero por mucho que esa matrona intento rajarm a la hora o dos horas. Osea que depende mucho del personal médico, pero que rajar suele salvar la vida del b b en muchos casos, e igual el niño de Vigo estaría con sus papás y no en un ataúd la pobre criatura

      • José Mª Viñals Montaba

        EL ADELANTO DEL PARTO Y SUS CONSECUENCIAS

        Evidentemente, hay casos y casos. Algunos dan que pensar…

        Una amiga mía estaba embarazada de mellizos. Cada vez que se visitaba en el hospital la presionaban con adelantar el parto. Ella se resistió. Gracias a ello, sus bebés nacieron con un peso adecuado y sanos. Actualmente están creciendo hermosos y por el momento, con casi dos años, no han tenido ningún problema de salud que no se haya solucionado con própolis o hierbas medicinales. No están vacunados. Sus padres saben que es un riesgo, pero se han informado de los riesgos de las vacunas y no creen que el bombardeo recomendado de infinitas vacunas y sus acompañantes (aluminio, mercurio, etc…) sea bueno para sus hijos, en una edad tan temprana…

        Otra amiga mía, ante las presiones por adelantar un parto que se atrasaba, tuvo un hijo sietemesino. Como consecuencia del adelanto artificial del parto, su hijo nació con unos pulmones poco maduros. Aceptó la vacunación recomendada. Desde entonces, ha tenido múltiples problemas respiratorios. Tiene menos de un año y lo están tratando preventivamente con corticoides. Espero fervientemente que su salud mejore, pero lo cierto es que me preocupa esta espiral casi inevitable de medicación excesiva en la que está cayendo, de resultas de adelantar el parto artificialmente…

      • Lide

        Por curiosidad, por qué te pusieron oxitocina? Por qué razón no dilataste? Todas las mujeres tenemos la capacidad de dilatar perfectamente en las condiciones adecuadas: intimidad absoluta, silencio, poca luz, cero estrés, movimiento libre y frecuente, acompañamiento emocional, comer y sobretodo beber mucho para mantener la boca y la garganta húmedas y relajadas, una buena preparación para saber relajarse mediante la respiración profunda, sentirse segura y confiada para poder entregarse totalmente al proceso natural de su cuerpo… De todo esto, qué falló para que tú no pudieras dilatar bien? Pudiste moverte y andar, o estuviste tumbada? Se respetaron esas condiciones que menciono? Creo que ahí está la respuesta para entender por qué tu hijo no pudo nacer y tuvieron que sacarlo. Ah, y en otros países sí se atienden partos en podalica fuera del hospital, pero aquí la mayoría de profesionales no sabe cómo hacerlo, se ha perdido esa sabiduría. Espero que la recuperen, por el bien de los bebés.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.