España campeona mundial en consumo de Trankimazin, Orfidal, Noctamid (fármacos ansiolíticos y somníferos)

Parece ser que vivimos en un país ansioso en el que sus habitantes duermen mal. Deduzco esto del siguiente dato: el consumo de medicamentos ansiolíticos y somníferos ha crecido un 57% en España. Lo comentamos y contextualizamos.

Resulta que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido de que España presenta uno de los consumos de ansiolíticos y somníferos más elevados de Europa, ya que se ha incrementado un 57 por ciento entre los años 2000 y 2012 y actualmente “sigue creciendo sin freno”, según datos del Ministerio de Sanidad.

Stilnox atención y concentración, incluyendo parasomnias (sonambulismo)Abusamos de las benzodiazepinas y tomamos somníferos y ansiolíticos cuatro veces más que en Alemania o el Reino Unido e incluso a un nivel superior al de Estados Unidos, país que es el mayor consumidor de fármacos del mundo. Claro que teniendo en cuenta que España es el segundo país de la lista…

Ansiolíticos somníferos

Desde la OCU han alertado de que estos medicamentos “no deben tomarse a la ligera” y después de unas cuatro semanas de tratamiento conviene empezar a dejarlas, ya que “en seguida crean dependencia” y tolerancia.

Esto implica que a la misma dosis el efecto terapéutico va disminuyendo.

Además, han advertido de otros riesgos como el deterioro cognitivo o efectos psicomotores que pueden influir a la capacidad para conducir favorecer comportamientos desinhibidos o impulsivos pueden verse incrementados con el consumo de alcohol.

¿Y cuales son los medicamentos más tomados en nuestro país del grupo que comentamos? Existen 35 benzodiazepinas distintas, aunque farmacológicamente son muy similares. Los ansiolíticos más utilizados en España son el lorazepam, conocido como Orfidal y el alprazolam, más popular como Trankimazin. Entre los hipnóticos o somníferos el más utilizado en nuestro país es el lormatazepam, más conocido como Noctamid.

Trankimazin1

Sólo en 2010 se gastaron 750 millones de euros en benzodiazepinas en España, pero los gastos aumentan notablemente si se tienen en cuenta que este consumo conlleva bajas laborales o incapacidades permanentes por depresión o ansiedad.

También habría que añadir los costes sanitarios por caídas, accidentes de tráfico y similares, derivados de los efectos perniciosos de estos medicamentos.

Es paradójico además que un fármaco para el insomnio provoque como efectos secundario “agravamiento del insomnio”. Desde luego que un insomnio grave ha de ser insoportable pero tomarse esto y que te deje peor… y es lo que ocurre con el Stilnox, por ejemplo.

Así que cuidado porque estos fármacos sólo deberían usarse si no hay más remedio, no de manera habitual, que luego dejarlos es muy difícil; hay psiquiatras que llevan años alertando de sobre su toxicidad, dependencia y síndromes de abstinencia. Algunos como el famoso Myolastan se retiró del mercado

26 Comentarios a “España campeona mundial en consumo de Trankimazin, Orfidal, Noctamid (fármacos ansiolíticos y somníferos)”
  1. Carmen Fa So

    Cuando me accidenté la pierna, los dolores no me dejaban dormir por lo que me recetaron Orfidal eso fue en el 2003 , de manera que es 2016 y sigo con el orfidal y a pesar de tomarlo, hay dias que me resulta dificil conciliar el sueño , además sin ello no duermo absolutamente nada , crea adicción, tendrán que buscar otra medicación que no crea adicción

  2. José Miguel Pueyo

    Los ansiolíticos, antidepresivos y los llamados antipsicóticos apenas sirven para frenar el primer momento del sufrimiento psíquico.
    A partir de ese momento nada bueno, incluso lo peor desde el punto de vista cognitivo, del comportamiento social, laboral y familiar, se puede esperar de lo que los psiquiatras denominan medicamentos, pues a tales medicamentos sólo le cabe la palabra «fármaco», sí, pero en su acepción más peyorativa: veneno.
    Es conocido que la industria farmacéutica es la segunda, tras la armamentística, en lo económico, y lo que es peor, ya que se trata de uno de los productos de contención social más efectivos, así visto por no pocos políticos, y refrendado por no pocas universidades y una miríada de médicos.
    Como decía un poeta de mi tierra, «Ay de aquel que la magra suerte familiar y social liga su destino a la perversión de los que ingenuamente confían en los fármacos para la ruptura del alma.»
    Escuela de Psicoanáisis. Centre d’Estudis Freudians de Girona
    Girona, 30 de julio de 2016
    José Miguel Pueyo

    • Jose

      Totalmente deacuerdo para mi excelente su exposición.-

  3. Angie C.T.

    Hola… Yo creo que soy la que peor lo tiene… Me explico..desde muy pequeña he sufrido mucho de ansiedad angustia y pánico, lo que conlleva una depresión en principio silenciosa ya que en aquellos años nadie trataba esos casos y poco se hablaba de ellos en España. Con 26 años acabé con una profunda depresión que me llevó a un psiquiatra en Barcelona y a partir de ese momento mi vida ha sido un calvario ya que en un principio tomé antidepresivo y no recuerdo nombre algo para dormir, luego al tiempo fueron reduciendo dosis hasta que yo misma me quite toda pastilla. Pero la vida no me ha dado muchas treguas para vivir sin todos estos síntomas…ni psicólogos ni psiquiatras…llevo no sé exacto unos 12 años tomando Essertia de 10mg mas Lexatin 2,5mg, por la mañana y noche Lorazepan de 5mg 1 y 1/2 más Somnovit 1mg, 1 todo junto…. En esto me he quedado ya que tomaba más y yo fui quitando…mi problema dicen es genético por parte de mi madre(reconozco mis síntomas en ella y todas sus hermanas, en paz descansen) … Depresión endogena “heredada”.. Que puedo hacer yo para quitarme todo esto???!!! Ningún médico me da una respuesta… Gracias.

    • Blas

      Toma hiperico, el prozac natural

  4. Miguel

    Todo lo que se ha dicho esta bien, no me voy a poner en contra, el alprazolan i otras benzodiazepinas son “drogas duras” y ante ese hecho no hay discusión.

    Pero también digo que actualmente no hay sustituto que te calme la ansiedad como los ansiolíticos, se puede probar de todo, desde los Antipsicóticos atípicos como la Quetiapina, la Risperidona, la Onlazapina,… y otros como los antidepresivos,… pero que, i al final que… lo has de tomar siempre para encontrarte mejor, es otra “droga” más.

    Por no detenernos a pensar en las drogas “legales”. Tu te puedes enzorrar con alcohol y mientras no cojas el coche ni te metas en peleas TODO correcto. Te quita la ansiedad que es el fin que se pretende.

    La Ansiedad (o exceso de ansiedad) no deja más que una forma de ser, que en ocasiones se nos escapa de las manos…

    No hay nada para el estrés, todos los remedios estan inventados y cada uno utiliza el que puede o le provoca más placer para aguantar esta “jodida” vida que nos ha tocado vivir.

    • David

      Ni mucho menos debería ser así. Por ejemplo, el alprazolam podría usarse para contener una ansiedad o un insomnio peligroso haciendo un seguimiento cada tres días, ajustando la dosis al mínimo, retirándolo pasadas pocas semanas semanas. Dando en definitiva opciones a la persona para que recobre el equilibrio.
      De ahí a la práctica habitual hay un mundo. Dosis altas para asegurar que hasta un dinosaurio se frena, revisiones al mes con muchísima suerte, tratamientos que se alargan años sin seguimiento.
      Y si todo falla- en esto Miguel no está de acuerdo- yo veo evidente que algunos los antidepresivos isrs son, con creces, una mejor opción que las benzodiacepinas.

      • Miguel Jara

        Estoy de acuerdo en tu planteamiento y con respecto a lo otro es que no he probado esos medicamentos para saber si en mi caso serían una mejor opción (seguramente porque no los contemplo).

        • David

          Yo tampoco los contemplaba; nunca imaginé contemplarlos.

        • Mercedes

          Buenos días…me parece muy interesante todo lo que he leído…
          Tengo un duda desde hace un tiempo, y quisiera que me sacase de dudas…. por qué la quetiapina es un “antisicótico atípico”??? Mi hermano lo está tomando por prescripcion médica hace dos meses y quisiera saber este medicamento si es malo porque lo de “atípico” no me gusta mucho, y leyendo el prospecto me gusta menos aún……
          Un saludo y gracias.

  5. David

    Se me quedaba alguna cosa en el tintero, perdón por la pesadez.
    Como mi historia, la de miles: necesité ayuda por un insomnio descomunal. Aún en un estado tan precario, pedí que me informara sobre la dificultad de dejarla y sobre lo apropiado de la dosis. 3mg día por dos meses. Repetí la consulta con un segundo psiquiatra: “es la dosis terapéutica y un periodo mínimo”. Pregunté a la médico de cabecera: “no te preocupes, hay gente que lo toma años. Tengo un paciente que quince”.
    A los dos meses no pedí, informe de que iba a reducir. “Toma dos semanas 2mg, luego 1…” Una leche. Me salvo la valiosa información que hay en inglés en la red. Y una psiquiatra que encontré por el camino está si, competente.
    No creo que los médicos y psiquiatras que me han tratado estén a sueldo o condicionados por las farmacéuticas. Están atados por un esquema que no pueden replantearse, porque, de hacerlo, tendrían que asumir el inmenso dolor que provocan y hacer de su práctica profesional algo más complejo que ser un camello.
    Y NO ESTÁN CUMPLIENDO EL CONSENTIMIENTO INFORMADO obligatorio en todo procedimiento médico.
    Dios, qué rollo. Perdonad. Es que tenía ganas de desahogarme. Porque tristemente no creo que lo haga poniendo una queja en atención al paciente o más arriba. Gracias Miguel por el espacio.

  6. David

    Puf. Yo acabo de quitarme de encima el maldito alprazolam, después de más de un año de reducción cada dos semanas. He sudado sangre, aunque sé que estoy en la media: he conocido gente a la que no le ha costado nada dejarlo y otra que ha tenido efectos serios. En este tiempo he recopilado mucha información interesante. Por ejemplo, que en Reino Unido no se recomienda su uso más allá de las 4 semanas, incluido el plan de retirada. Aquí se recetan a lo salvaje y sin consentimiento informado. El tópico entre los psiquiatras es dar 3mg día, a lo que llaman dosis terapéutica; una salvajada.
    Para quien esté en el proceso de dejarlo, mucho ánimo. Os espera la recuperación, seguro. Hay valiosa información en esta página Américana: benzobuddies.org. En español en la red apenas hay nada.
    Gracias Miguel por seguir el tema.

    • Blanca

      Hola de nuevo, David.

      Yo soy una benzobuddy. Por ahí ando. Efectivamente, no hay nada en español.

      También hay que destacar que hay una diferencia entre Trankimazin Retard y Trankimazin. El Retard, dicen, es menos adictivo, pero la mínima dosis es de 0.5 mgs y sólo se produce en España. Para reducir mi dosis en el 2014 yo cortaba la pastilla y me mataba el estómago. Tampoco es muy efectivo, porque al cortarse la pastilla su efectividad es nula. Por supuesto la farmacéutica no produce dosis menores para desintoxicar.

      El Trankimazin, en cambio, ofrece la dosis mínima de 0.25 mgs. Esta composición es más adictiva, me explicaron, porque el pico de reacción se produce de inmediato.

      Yo he conseguido hacerme con las siguientes alternativas: infusiones de melisa y/o camomila y esencia de pasiflora, La valeriana me sienta mal. Para dormir he llegado a utilizar Binaural beats. Funcionan ‘un poco’. No tomo ningún tipo de excitante: adiós al café, ciertos refrescos e incluso el azúcar. Millones de litros de té blanco y verde bajo en teína. Y, sobre todo, muchísima fé en mi misma.

      Después de 12 años tomando 2.5 mgs al día de Tranquimazin Retard, el director del centro de salud mental al que asistía me propuso un esquema de desintoxicación que me hubiese llevado a la locura en 2 semanas. No saben lo que hacen. Le pregunté, ‘¿Cuántas desintoxicaciones ha llevado a cabo?. Me contestó rudamente ‘que eso a mí no me importaba’.

      Llamé a varios centros de salud mental pública para encontrar un experto. Tienen para alcohol, heroína y cocaína, no para benzos.

      Con respecto a tu creencia de que a los especialistas recetar estos medicamentos NO les compensa económicamente, yo no estoy segura. Las farmacéuticas celebran congresos divinos en las Canarias u otros destinos similares, e invitan a su asistencia. Aparte, cuando vas a la consulta de estos señores sus mesas están llenas de ‘merchandising’. Una vez en el ascensor me encontré a la representante de cierta farmacéutica visitando a mi especialista. Le pregunté, ‘¿Tu empresa, aparte de producir medicamentos, ofrece planes de deshabituación?’, y se rió como si estuviese loca.

      Insisto, espero asistir a la ilegalización de los benzos pronto.

  7. Mónica

    Soy una ex-adicta de esta droga dura y legal llamada Tranquimazin… hace algunos años y debido a un estrés galopante profesional y personal me recetaron este medicamento… después llegaron otros, cipralex, mirtacipina, velafaxina, citalopram, loracepram… Hasta que me rompí y sólo quien se haya roto lo entenderá… Actualmente el elontril, la lamotrigina y la quetiapina me permiten cada día levantarme y caminar que no es poco después de todo lo retrocedido. En resumen… si te ofrecen un Tranquimazin… no lo aceptes y busca en la meditación un poco de paz… no es que sea la panacea… pero aprendes a relativizar, a dominar tus miedos y a sacudirse de encima ese sentimiento tan corrosivo llamado culpabilidad.

    • Maria

      Hola Monica, me gustaria que me contaras a cerca de el tratamiento que estas tomando actualmente. Para que enfermedad es, que es lo que tienes? Te lo pregunto porque es el mismo que toma una persona con demencia frontotemporal que he conocido en la web, un saludo y gracias

  8. Ana

    No sólo eso. Los psicofármacos son armas para matar, fácilmente accesibles en algunos ámbitos como se puede intuir por: https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5580780.pdf (usado por el asesino en serie nº 3 en el ranking español).
    Los asesinos y violadores los tienen en su recetario y utilizado para dañar y anular a sus víctimas (a recordar el caso de Assunta en Santiago, los hijos de Bretón, y más)

  9. Blanca

    Gracias, Miguel, por este artículo. Soy drogadicta legal desde hace más de 12 años. Se me recetó Tranquimazin para callarme tras sufrir un accidente de trabajo. Los psiquiatras que me han tratado nunca se plantearon reducir las dosis, y lo estoy haciendo sola con muchísimo cuidado porque los efectos secundarios de la desintoxicación son terribles.

    Quisiera saber si hay más ciudadanos en mi misma situación para poder crear un grupo de desintoxicación. (A los doctores les gusta más el término ‘deshabituación’, ya que la droga es legal). Hay muy pocos especialistas que tengan experiencia desintoxicando benzoacepinas.

    Para todos aquellos que deseen conocer más sobre la desintoxicación, recomiendo leer ‘El manual Ashton’.

    También anoto que mitigo los horribles efectos de la retirada (en este momento estoy quitándome de 0.5 mgs) con infusiones de melisa y pasiflora. La valeriana a mí no me funciona. Bebo mucho té verde y blanco bajos en teína. Hago ejercicio… Y con MUCHA MUCHA fuerza de voluntas y firmeza de ánimo sí se puede lograr, aun siendo paciente de muchos años.

    Espero encontrar aquí lectores con los que crear grupos no sólo para ayudarnos a desintoxicarnos, sino también presionar para que la benzoacepina, igual que la heroína y la cocaína, sean algún día drogas ilegales.

    Gracias de nuevo por tu artículo y blog.

    • David

      Hola Blanca. Mucho ánimo. Yo hace tres semanas tomé la que espero sea la última miga de alprazolam. Solo volvería a probar ese veneno si mi vida dependiera de ello.
      Si te sirve de ánimo, estoy bastante recuperado. Eso sí, he ido piano todo el camino de descenso, que ha durado más de un año.
      El manual ashtom está bien, aunque mientras puedas aguantar yo creo que no merece hacer el cambio a diazepam como propone.
      Hay otro pequeño libro de un médico, stwart shipko que me ayudo mucho: es específico de alprazolam.
      Y realmente es asombroso: la mayoría de los psiquiatras no saben, ni quieren saber, nada sobre reducción. Si no puedes con sus descabellados planes (por llamarlos de algún modo) de reducción arquean una ceja y lo achacan a ansiedad latente. Mierda pa ellos. 😉
      Mucha ánimo, puedes con esto. No se pone más difícil de lo que has pasado. Un abrazo.

      • Blanca

        David, gracias por tu respuesta. Me place saber que existe vida después del Alpra, siii !!!

        Me he quitado 0.5 mgs de la noche sin mucho sobresalto. Me quedan 1.5 y me voy a dar al menos 3 años. No quiero recaidas.

        En el 2014 me quité 0.5 de la mañana y los efectos fueron: hinchazon de lengua y garganta, perdida de memoria y habla, tartamudeo, mini ataques epilépticos, taquicardias, etc… Mi psiquiatra dijo que eso ‘podía ser depresión’. ( !!! )

        Estudié lo que las benzo hacen, y esa información me vino bien para soportar mejor los dolores de cabeza, tipo ‘mi pobre cerebro está aprendiendo a caminar solito’.

        Es mi doctora de cabecera la que está ahora animándome y haciendo el seguimiento. No ha realizado nunca una deshabituación, pero cuento con su apoyo.

        Sí espero asistir al momento en el que las benzo sean consideradas ilegales.

  10. Mar

    Muerto Dios, la farmacia como nueva disciplina religiosa.
    Amén?

  11. Jon

    No tengo mas datos que los que conozco por un colectivo que usa y abusa de las benzos, principalmente del trankimazin 2mg y tranxilium 50mg. que como comenta m.j. y devido a la tolerancia que crean, son los únicos que les pueden hacer conseguir el efecto buscado (esa es otra; medicalizar los problemas y la vida). Sólamente quería comentar que quizás veo una de las principales cauas de este elevado consumo sea el que se receten desde AP donde las consultas se transforman en unos “puntos” donde conseguir las drogas legales deseadas. Así, no solo tarjetas de tratamientos prolongados, sino cada vez que se quiere algo basta con ir sin cita y meterte en la consulta y exigir -no se como serán las consultas o si los medicos sólamente quieren quitarse de encima a estos pacientes crónicos molestos y muchas veces pintorescos*- una receta de cada, y recoger de la farmacia en cinco minutos un bote de 50 “trankis”. Aquí entonces llegamos a que prima la automedicación sin el control de quienes lo tendrían que supervisar (AP o solamente psiquiatras?)

    * me refiero claro un colectivo concreto y no a pacientes crónicos en general. por el modus operandi saben de que PACIENTES hablo: los que supongo aún hoy NO son considerados “tan pacientes” ó enfermos como otros -socialmente aceptados- y por eso que gran parte de su tto. y atención se discrimine de los centros sanitarios locales (creando guettos con lo que implicany reproducen)

    pd.- si, tomo parte por una parte. / saludos y enhorabuena por el blog en ésta 1a. incursión

    • Lucía

      Dejé de ser una “yonqui” del tóxico y adictivo alprazolam hace 10 años. En los años en que lo tomé me anestesió emocionalmente. Nada me afectaba. Y muchas cosas que viví durante esa época no las recuerdo. Tengo lagunas de memoria.
      Lo fui dejando solita con sangre, sudor y làgrimas (náuseas, mareos-vértigos, migrañas, sofocos, taquicardias, temblores, insomnio, ansiedad, diarreas, etc etc Vamos, todo un festival de luz y de color!!!).
      Fue muuuuy duro pero se consigue. Me dejó el hígado inflamado.
      Luego empecé a practicar yoga y técnicas de relajación y respiración regularmente. Y eso ha sido más eficaz que cualquier droga. Me ha beneficiado a muchos niveles y mucho.

      Si a veces tengo insomnio tomo melatonina y/o Dormisol Holoram (no tóxicos ni adictivos) q procuran un sueño profundo y muy natural. Sin pesadillas ni piernas inquietas.
      Para depresión y ansiedad recomiendo 5HTP con valeriana y magnesio. O hipérico.
      Todos ellos sin efectos secundarios si se toman, sin efecto rebote ni “síndrome de abstinencia” si dejan de tomarse…

      Hay un psiquiatra en Bilbao (dr Javier Aizpiri) que trata muchas patologías con aminoácidos (no con fármacos) tras analítica para saber cuales tenemos deficitarios. Es un médico muy humano que quizá accedería a guiaros con la desintoxicación/deshabituación.
      Aunque para ser completamente honesta yo lo llamaría “DES-ENGANCHARSE”.

      Saben muy bien la adicción brutal que provocan los ansiolíticos y el calvario que supone intentar dejarlos.
      Lo que además es verdaderamente repugnante es que la mayor parte de psiquiatras y muchos médicos de primaria los receten con tal “alegría” y frivolidad para tratamientos que suelen ser “eternos” (obviando sus efectos dañinos) como quien receta gominolas. Médicos que bailan así al són que les marcan las farmacéuticas. Y al ritmo de farmacéuticas y médicos pretenden que bailemos los demás. Así se baila este “tango” a 3 tan trágico. Más que a tango, ya suena a milonga…

      • Blanca

        Lucía, gracias por lo que has escrito. Tomo nota de todo. También del psiquiatra.

        Este verano he conseguido desengancharme de 0.5 mgs del Trankimazin Retard. Me quedan sólo 3 pastillas de 0.5 mgs más, yay! Me doy como máximo 2 años.

        Puedes especificar lo del ‘hígado inflamado’? Yo estoy tomando té verde bajo en teína y litros de té blanco para ayudarle a depurar.

        • Lucía

          Hola Blanca,

          Felicidades por tus avances y todo mi apoyo moral.
          Lo vas a conseguir!!!
          Ponerse un límite de tiempo para dejarlo definitivamente está bien como objetivo, siempre y cuando ello no te cause ansiedad. Yo no me fijé tiempo.

          Tuve una inflamación aguda del hígado debido a la toxicidad que me produjeron las pastillas. Pues las tomé durante muuchos años. Pero ya casi revirtió.

          Para depurar hígado van muy bien 2 plantitas juntas: el cardo mariano y el desmodium. Bien en infusion o bien ya preparadas como yo las tomo (Ergyepur de Nutergia). También comer alimentos amargos como endivias, escarola y alcachofas.

          El té verde es depurativo pero aunque poca, contiene teína. Si quieres seguir tomandolo, te aconsejaría que mejor fuera té verde desteinado y a ser posible ecológico.
          Durante el “proceso de des-enganche”
          procura no ingerir nada que tenga efecto excitante, por mínimo que sea.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.