Lo que no pueden recetar los médicos

Muchos médicos receten medicamentos para enfermedades para las que no están aprobados. Esto se denomina uso off label y dada su peligrosidad es una práctica prohibida, ilegal. Así lo documenta el informe que aparece en la edición en línea del 6 de agosto de la revista Mayo Clinic Proceedings. Muchas personas que son tratadas con fármacos “fuera de indicación” no saben que los medicamentos que les recetó el médico no cuentan con la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de Estados Unidos u otras agencias reguladoras de fármacos. Esto es algo muy común pero ¿hasta qué punto? Un informe de 2006 reveló que entre los medicamentos más comunes, alrededor de una de cada cinco recetas era para un uso fuera de indicación. Por ejemplo, algunos antidepresivos se consideran como tratamiento primario para el dolor neuropático, aunque ese uso no haya sido aprobado por la FDA.

La morfina, al igual que muchos broncodilatadores inhalados, antimicrobianos, anticonvulsivos e inhibidores de la bomba de protones, también se recetan a niños sin la aprobación de la FDA para su uso pediátrico. Investigaciones anteriores han mostrado que alrededor del 79% de los niños tomaban al menos un fármaco fuera de indicación cuando fueron dados de alta de un hospital pediátrico.

A los pacientes, por lo general, no se les informa que están tomando un medicamento de modo que no ha sido aprobado por las autoridades sanitarias pero cuando un medicamento es utilizado para una indicación no autorizada, el médico que lo ha prescrito puede tener responsabilidad civil y penal en caso de que produzca efectos indeseados y haya una denuncia de familiares. A las farmacéuticas no se les permite promover los usos fuera de indicación de sus medicamentos. Hacerlo puede resultar en multas sustanciales. Por ejemplo, hace poco GlaxoSmithKline aceptó pagar la histórica cifra de tres mil millones de dólares para resolver un caso sobre un supuesto mercadeo para el uso fuera de indicación de un fármaco y Merck Sharp & Dohme recibió una multa de 322 millones de dólares por supuestamente promover el analgésico Vioxx para un uso fuera de etiqueta (este fármaco provocó miles de muertes entre otros motivos por este uso prohibido).

La práctica además le sale muy cara al sistema sanitario público y por ello desde instituciones de prestigio como la Fundación del Instituto Catalán de Farmacología han pedido que se ataje esta corruptela con el objeto de ahorrar cantidades de dinero muy destacadas. ¿Qué podemos hacer nosotros? Pues fácil, cuando en la consulta médica nos vayan a recetar un fármaco, preguntad si está aprobado para la indicación que ha diagnosticado el médico. Podéis acompañar vuestra petición con informaciones como esta que acabáis de leer.

14 Comentarios a “Lo que no pueden recetar los médicos”
  1. Silvia

    Los medicamentos no son peligrosos. Los peligrosos son los médicos que no se informan, que no estudian y que se dejan sobornar o pasan del paciente. El medicamento bien administrado en el momento justo y para la patología correspondiente es bueno. Como dice otra Silvia por aquí, hay otras formas de tratar a las personas o pacientes. Conozco muchos casos de gente que toma dos litros por día de bebidas cola, o un litro de café, luego van al médico y cuando les dicen que no pueden dormir, le recetan ansiolíticos, antidepresivos, etc,… no les preguntan ni que comen, ni que beben ni como se desarrolla su vida. Solo se les ocurre recetar medicamentos.

  2. Doroteo

    Como van a pagar a los especialistas? con lorazepan,que lo conoce el niño de biberon? deja dinero lo nuevo, los 470 medicamentos que han retirado, es basura, y de esa basura se aprovecharn los listos,que ya mismo anunciaran por tv , os habeis fijado que son sustancias de hace 500 años? ahora los sustitutos seran con los mismos efectos secundarios o más, pero de precios desorbitantes,un ejemplo zoniooo Osamida 129€, esto es lo que da para viajes , y reuniones de formacion ficticias.Los especialistas son los que dominan este mercado y otros de diversas patologias cronicas, que es lo que da para congresos vip

  3. Quike

    Lo que hacen los medicos con nosotros se llama “Tarugueo”. Mientras mas receten mas le paga el laboratorio para que fabrica los farmacos.
    Hemos pasado de pacientes a Clientes, asi es como nos ven la industria a los ciudadanos. Aqui les dejo un link con la verdad de la Farmafia.
    Un saludo.

  4. Carlos

    “Muchos médicos recetan medicamentos para enfermedades para las que no están aprobados”.

    Y los medicamentos que recetan para enfermedades para los cuáles sí están aprobados…y no sirven para nada. Que desconcierto en el mundo científico y médico…
    Saludos.

  5. Penelope MK

    A mi me recetaron Sertralina que deje de tomar inmediatamente para apaciguar los dolores que tengo por patologías reales y otras dicen inespecíficos, musuclares, he ido ya a casi todos los especialistas por diferentes causas o patologías, en fin, que decir el caso es sigo tomando lorazepam una pastilla por la noche 1 mg que a ver si me la quito tambien pero es dificil porque no duermo y luego me da un ataque de crisis de ansiedad la verdad es que te mandan medicamentos y medicamentos pero muchas veces no ven la causa real de la enfermedad siempre me dicen lo mismo no como eres vih+, pero vamos a ver que tiene que ver una cosa con la otra, no saben mirar mas alla y muchas pruebas ni te la hacen y si te las hacen ha pasado un año y tu quejandote de aquello y de lo otros algunas visitas a urgencia y no te hacen caso, y luego dicen porque no has venido antes … es intolerable….

  6. PutinReloaded

    El tema de la ilegalidad de la receta off-label no es tan simple, Miguel. Se han sacado de la manga el “uso compasivo” de medicamentos experimentales, una carta blanca a la arbitrariedad:

    http://www.boe.es/boe/dias/2009/07/20/pdfs/BOE-A-2009-12002.pdf

    Real Decreto 1015/2009 que regula la disponibilidad de medicamentos en situaciones especiales.

    La Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de medicamentos y productos sanitarios, establece en su artículo 24 las garantías de disponibilidad de medicamentos en situaciones específicas y autorizaciones especiales.

    En el apartado 3 de dicho artículo, se posibilita la prescripción y aplicación de medicamentos no autorizados a pacientes no incluidos en un ensayo clínico con el fin de atender necesidades especiales de tratamientos de situaciones clínicas de pacientes concretos; este acceso a medicamentos en investigación se conoce como uso compasivo.

  7. Indalezio

    Miguel, te dejo aquí una crítica desde sectores científicos (gente normal, pero parte de la ciencia base), al libro, “Los Productos Naturales,¡Vaya Timo!”.

    http://www.facebook.com/notes/jos%C3%A9-antonio-alfaro/libro-los-productos-naturales-vaya-timo-vaya-timo-de-libro/185093311581913

    Te dejo también aquí un blog al respecto que pienso si conocerás, pero cuyos comentarios al respecto han aumentado y algunos son MUY MUY INTERESANTES, no son gente favorable a la homeopatía, pero pienso que quizás podrían ser interesantes de entrevistar, te lo digo solo como opinión…

    http://casimirobarbado.blogspot.com.es/2011/07/los-productos-naturales-vaya-timo-vaya.html

    • Miguel Jara

      Indalezio gracias, comentaré ese libro pues yo también lo leí y subrayé en buena medida. Estoy de acuerdo con lo que han publicado sobre él.

  8. putinreloaded

    Miguel Jara dijo:

    Pilar, mujer, tanto como que sea la “misión”…

    Quizás no lo sea en todos los casos, pero la evolución de muchos otros muestra bastante indicios de guiado.

    Siguiendo con el SIDA…

    – se empezó ensayando con dosis mortales sobre homosexuales alienados hasta dar con las dosis y combinaciones cronificantes óptimas,

    – se continuó con pruebas diagnósticas que permiteron ampliar el mercado de antiretrovirales a sanos,

    – se ha conseguido que las dolencias mas comunes entre seropositivos en tratamiento sean hepáticas, con un mercado de transpantes es muy lucrativo.

    No sé si sería premeditado o han ido improvisando sobre la marcha, pero suelen empiezan con nada y luego el negocio crece y se extiende como una bola de nieve imparable y multibillonaria.

  9. Juankanito

    Pues si Miguel, coincido con Pilar, sobre todo despues de leer a PutinReloaded, y me consta que no son casos aislados…

  10. PutinReloaded

    Voy a poner otro ejemplo sangrante. La medicación para el VIH solo está aprobada para dos propósitos:

    1. Aumentar el número de linfocitos CD4 en la sangre,

    2. Disminuir un parmetro de laboratorio llamado “varga viral”.

    Sin embargo se están recetando a bebés de manera forzosa y coactiva con el fin de “prevenir” la transmisión del VIH de madre a hijo, propósito para el que careced nde aprobación.

    ¿Cuales son las consecuencias? daños mitocondriales y neuronales permanentes (subdesarrollo físico y mental) además de los riesgos imediatos asociados a estos medicamentos (fallo hepático, necrosis mortal de la piel etc…)

  11. Pilar

    En mi humilde opinión la gran mayoría de medicamentos son peligrosos o peligrosísimos porque esa es la misión que tienen. Recomiendo la conferencia del Dr. Russell Blaylock neurocientífico jubilado.
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=eSxLtA_NCEY#

    • Miguel Jara

      Pilar, mujer, tanto como que sea la “misión”…

  12. Silvia

    La mayoría de los somníferos, benzodiacepinas y demás su uso debería limitarse a una prescripción breve y sin embargo se recetan durante años, a pesar de su dependencia y larga lista de efectos secundarios en su utilización a largo plazo. No se buscan causas ni se trabaja sobre ellas en el insomnio, mediante alternativas como son la melatonina, higiene del sueño o luminoterapia. Se precribe el fármaco de turno y ya está. No creo que esto pueda cambiarse, pero es lo mismo no?.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.