Estamos sobremedicados y corremos peligro por ello

Ayer por la mañana estuve en el Ministerio de Sanidad en la presentación del libro Polimedicación y salud, que han escrito Enrique Gavilán y Antonio Villafaina, médico (y por desgracia ex bloguero pues como sabe el interesado le he reiterado que hacía una muy buena labor de divulgación) y farmacéutico el segundo. Gracias Enrique por tu bonita dedicatoria que alude a la longitud del camino y la necesidad de seguir luchando. Me alegré en lo personal de que el abogado especializado en derecho farmacéutico y amigo Manuel Amarilla y Enrique acercaran posturas tras los malos entendidos que protagonizaron en este blog hace unos meses a raíz de la entrega del último premio Eupharlaw.

Como explicó Enrique por cada euro que gastamos en medicamentos otro euro se dedica a paliar los daños que provocan. Me dejó helado. La denominada polimedicación es tomar más medicamentos de la cuenta, no indicados o apropiados, sobremedicación vaya. No sólo se da en las personas mayores aunque este grupo es el más afectado. Como cuenta el libro, en 1976 la mayor parte de los ancianos consumían tres medicamentos diarios y ahora entre 4 y 8.

Otro dato muy preocupante: como es lógico cuantos más fármacos tomemos más probable es que nos hagan daño. Se ha calculado que esta probabilidad es absoluta cuando se toman ocho o más medicamentos al mismo tiempo. ¿Cuantos medicamentos toman sus padres? Entre mi padre y mi madre superan la veintena. Al parecer las mujeres están más medicadas y sin son mayores peor, según los autores.

En la convocatoria intervino Carmen Basolas, directora de relaciones institucionales de Chiesi España, una multinacional farmacéutica de tamaño medio, por escribirlo de algún modo, que patrocina le libro y me consta que con absoluta independencia de sus autores. Tras el acto me la presentaron y me dio la sensación de que me daba la mano con una mirada como si esperara que le pegara un bocado, la tranqulicé mientras una compañera suya de chaqueta amarilla le tiraba por lo bagini de la idem para que cortara la conversación que iba a producirse pues se les escapaba el ministro (bueno ya sé que la de Sanidad es ministra, Leire Pajín, pero en esos círculos a quien se considera el ministro desde hace diez años que lleva en el cargo de secretario general de Sanidad del Ministerio es a José Martínez Olmos -no es que lo diga yo, me lo confirmaron varios médicos-).

Olmos destacó que es importante “invertir bien los recursos económicos en beneficio de los pacientes” (qué manía con llamarnos pacientes si lo que estamos cuando nos ponemos malos es impacientes por curarnos). No tengo claro que eso se esté haciendo, no hay más que ver lo que ocurrió con la gripe A o con la actual gripe estacionaria. También reconoció problemas de salud causados por fármacos. Pues eso, que para qué está la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Importante aporte de Gavilán, Villafaina y los más de veinte colaborados, cuyos trabajos han sido revisados, entre otras personas, por el médico y bloguero de éxito Vicente Baos con el que compartí animada charla sobre su animadversión hacia la homeopatía y su reciente viaje de compromiso social por Uganda.

*En las foto estamos Martínez Olmos, Manuel Amarilla y yo (arriba); Enrique Gavilán, Amarilla y yo (abajo). Cortesía de Eupharlaw.

Más info

15 Comentarios a “Estamos sobremedicados y corremos peligro por ello”
  1. Cachilo

    Manuel, no existe tal virus contagiaSIDA, tu solo lo crees, porque no lo vistes ni lo aislastes ni comprobastes que contagia deficiencia inmunitaria, nadie lo ha hecho, pero tu puedes creer en las “fotos” de tu religión, eres libre, el SIDA es un conjunto de enfermedades que denotan disminución inmune por causas toxico-ambientales, desnutrición y uso de drogas duras de sintesis, no se contagia y no se trata con inmuno-depresores sino todo lo contrario, los que son diagnosticados “positivos” con los test cuyo mismo fabricante dice que no sirve para determinar HIV, mas unos “algoritmos” (magia, en la gran mayoría son sanos condenados a sufrir SIDA provocado por una alquimia que dan en llamar “antirretrovirales”.

  2. Manuel

    Estimado Miguel, realmente me llamo Manuel, por lo que no uso ningún alias. Creo que los vídeos hay que verlos, al menos uno, y luego opinar. Toda la medicina actual se basa en el desarrollo científico realizado en los últimos siglos y esos vídeos van contra de todo ese desarrollo, vamos, que el bacilo de Koch como agente etiológico de la tuberculosis lo descubrió Robert Koch a finales del siglo XIX, no es un invento de la industria farmacéutica.
    Respecto de la industria farmacéutica, no he leído tu libro y no sé si sólo hace referencia a la de España o la investigación abarca a la verdadera industria farmacéutica, representada por las centrales de la mismas.

  3. Manuel

    Estimado Cachilo, sí, claro que te niego lo del VIH, evidencias sobre el virus existen y muchas, además de la existencia de los pobres enfermos. Tú puedes creer lo que quieras, yo, en general en asuntos de ciencia no creo nada, me lo tienen que demostrar. Sobre los tratamientos “naturales” versus los “oficiales”, la verdad es que eso que llamas tratamientos oficiales han tenido que demostrar su eficacia en ensayos clínicos, mientras que los naturales no han demostrado nada, de nuevo nos remitimos a las creencias.
    Sobre los tratamientos a la “élite”, no sé de lo que hablas, supongo que se habrá comentado en otro hilo.

  4. Cachilo

    Manuel, cosas peligrosas hay en todo, o me vas a negar que creer que hay un virus de sida y que se detecta con un test cuyo fabricante dice que no sirve para eso y luego que en base a unos algoritmos (magia) te den a tomar venenos a ti y si has tenido cría a tu bebe también para que enfermen de sida… si eso no es peligroso, como que te metan mercurio en la boca legalmente y luego en el sistema te nieguen los estudios (ntp229) el diagnostico y por ende la ayuda y/o tratamientos, tratamientos que si están aprobados para uso de la élite porsupuesto… desde luego que el método científico no tiene nada de malo, lo malo son las interpretaciones que hacen para que te comas el anzuelo… Pero llamando a las cosas por su nombre empecemos por los que mandan, la industria farma-quimica que se las dan de científicos… de eso nada, al igual que los alquimistas que buscaban convertir el plomo en oro, hoy tenemos a los alquimistas de cuarta (categoría/charlatanes) que han descubierto hace ya tiempo la forma de transmutar verdadera basura en oro y eso se hace convenciendo a los pueblos para que usen cosas que les hacen fármaco-dependientes por medio de la domesticación de personas que prefieren ser titulados médicos antes que sanar a la gente.

    Es tan peligroso confiar en “la nueva medicina” como confiar en “la decencia de los laboratorios químicos” (la industria comercial mas poderosa del planeta), si algo interesante hay en los vídeos es el “paradigma parásito” Merkeliano y la explicación de la farsa y GRAN estafa del HIV y como en toda religión (ciencia oficial/ Testigos de Jehova / nueva medicina etc.) se aprovechan de ciertas verdades y de VERDADEROS desprestigios para lanzar un nuevo engaño tras el cual irán los adoradores de la mentira y sus sacerdote$, por eso es que puse que hay cosas interesantes pero igual no te preocupes que en todo caso lo que cambiaría es las manos a quienes va a parar el precioso oro resultado de la alquimia.
    Siempre me pregunto el porque la gente empieza terapias oficiales y cuando han sido desahuciadas prueban terapias naturales mostrando así su “ineficacia” pero cuando se usa en primer lugar la terapia natural como medio y se obtiene un éxito, este no es contado como medicina sino como placebo y digno de menosprecio… Y luego, cuando una persona muere en un hospital (sobre-medicación, negligencia, efecto adverso,mala praxis) se dice “se hizo todo lo que se pudo” y al difunto se lo llama “fallecido” y los titulados “señores” pero cuando alguien se trata con terapias naturales (sin participación de la farma-industria) y muere, se dice que se actuó irresponsablemente / ignorante / crédulo etc. y el terapeuta pasa a ser “homicida”… hay muy mucha hipocresía y prejuicios que al final están dando sus frutos, el sistema en vez de cuidar al paciente esta cuidando al propio sistema por lo cual lo que se ha generado es una verdadera mafia donde algunos titulados creen que sirven a la gente…
    .

  5. Manuel

    La ignorancia es atrevida, pero lo de los videos de youtube en alemán, que Cachilo ha dicho que contienen conceptos interesantes, son incluso peligrosos. Sé que en los tiempos que corren, el conocimiento en general ha perdido, para muchos, cierto sentido y que cosas como la que acabo de ver en ese video tienen su clientela. Pero se debe tener en cuenta que los médicos hemos estudiado 6 años y hemos empleado, en general, otros 4 años más como residentes (o más, en función de la especialidad) para que se opine de la medicina como si fuera de fútbol. Sé que hay cosas en la sanidad que se pueden y deben mejorar, pero lo que no se debe poner en duda es el método científico en el que se basa la medicina actual, que ha dado buenos resultados, mucho mejor que esas extrañas teorías sin ninguna base científica.

    • Miguel Jara

      Manuel, mi comentario enlaza de algún modo con el anterior que le hice a Antonio, un título dice una aprte de la persona que lo ostenta, lo demás hay que demostrarlo en el día a día, no lo digo por usted que no le conozco, entre otras cosas porque firma con pseudónimo, sin identificarse. Vaya por delante que no he visto esos videos.

      Con respecto al método científico, claro, por supuesto que no se pone en duda. Escribo por mí cuando afirmo que buena parte mi trabajo desde que comencé en esto de investigar las prácticas de las industrias, como la farmacéutica, consiste en demostrar la cantidad de veces que se utiliza dicho método, que se le invoca y manipula con interés comercial. El enorme fraude que eso supone para las personas sobre todo pero también para la propia Ciencia en particular que queda desprestigiada.

  6. Cachilo

    Aclarado Dani, fue mala interpretación mía.
    Agrego algo que sumaria, que un abogado revise todas las hojas de reclamaciones, cosa que no hace (el, la, le) ministro y que con esto verifique a cuantas personas que no han podido iniciar causas el sistema delictivo ha dañado y abandonado…
    Otra cosa que sumaria es reclamar al estado la creación de centros de salud con terapias alternativas que muy bien están aprobadas para usufructo privado, demostrando así que el estado no lleva intereses en generalizar un sistema de cotillón para el vulgo y parcializar la medicina para la élite, “La esposa del Cesar”… me ha llamado poderosamente la atención como es que una terapia anunciada como tratamiento exitoso para muchas afecciones crónicas es aprobado por el estado político para la élite y no para el vulgo y luego se llenan la boca hablando de democracia, aquí alguien miente descaradamente, o uno hace propaganda engañosa y el otro se lo permite o uno secta la medicina y el otro lo festeja… mientras estos detallitos no se arreglen buena gana es pedir que el sistema funcione como sanitario, el perroflauta Cachilo dice: “lo llaman sanitario y no lo es”.

    Dejo un enlace al respecto, un vídeo un poco largo, son varios clips pero tiene conceptos interesantes.

  7. Dani

    Cachilo: Cuando escribí lo que escribí intenté sumar a lo que expusiste y no contradecirlo. Si te lo pareció quizás lo expresara incorrectamente. De la misma manera que el Doctor Herráez nos hablaba del olvido de la nutrición y yo le añadía otros factores que él no mencionaba. Añadía asimismo la conveniencia de separar centros de urgencias y centros de sanación. Y todavía podrían animarse otros a seguir la lista de circunstancias que nos podrían conducir a una mejor sanación y que no mencionamos ni el dr. Herráez ni yo mismo. Sin contradecirnos los unos a los otros. Simplemente ampliando.

  8. Cachilo

    Dani, lo que yo digo no contradice lo que tu dices, de lo que tu haces referencia, ni hablar, el Dr. para mi entender habla galimatias, parece que no supiera donde esta metido, eso del protagonismo es que (la, el, o le) ministro no debería ser el jefe de la banda sino alguien que se ocupe de la excelencia de la atención incluido que al medico de cabecera le llegue la información para que siga la evolución del paciente y tambien la lectura de las hojas de reclamación para ver a cuantos están dañando para poner solución en vez de esperar que alguno que pueda pagar un abogado les gane el juicio, así que ni consideración ni nada se le puede pedir al sistema sanitario porque primero habría que tener uno.

  9. Dani

    Cachilo: el problema es que el enfermo raramente tiene tiempo de pensar en lo que toma. Incluso hay altas hospitalarias de pacientes en estado de total inconsciencia. Es en esos casos donde creo más necesario lo que apunta el doctor Herráez de dar mayor protagonismo al médico generalista. Ante la imposibilidad de informarse y reflexionar tienen que pensar otros por tí y quien mejor que esa persona en esos momentos.

    Respecto la desconsideración de la nutrición que apunta el mismo doctor decir que tampoco se da importancia a otras circunstancias como la situación de los hospitales. Quizás sea perfecto que los centros de urgencias sean cercanos a la población e inevitablemente deban estar en rincones insalubres de una ciudad. Pero otro tipo de centros debieran trasladarse cerca de la playa aprovechando los edificios enteros sin posibilidades de venta. Otros cerca de zonas boscosas. Como ejemplo me parece paradójico que en Barcelona los mayores centros hospitalarios estén en el nudo de las rondas y al pie de otra ronda. Por contra el mayor tanatorio está en Collserola. Una broma de muy mal gusto pero totalmente real.

    Salud

  10. Cachilo

    Dr. Javier Herráez, dice cosa cierta… hasta cierto punto porque los mejores digitalicos/cardiotonicos están en plantas consideradas venenos (que como todo lo que no se mide es toxico, hasta el agua) y la farmaindustria de lo único que se ocupa es de extraer y modificar un poco la molécula para lograr la patente, no es el caso de que la alopatia sea imprescindible, el caso es que los medico deben de aprender a usar los mismos beneficios de las plantas, hasta hay unas que tienen el efecto de la “tan necesaria” cortisona… no soy medico pero no me importa, prefiero ayudar a sanar a la gente.

    Cita: “Otra cuausa de polimedicación innecesaria son los efectos secundarios de los medicamentos, a veces se prescriben nuevos medicamentos sintomáticos del nuevo síntoma yatrógeno en vez de ir más a las causas y buscar otras soluciones.”

    ¿Y LOS EFECTOS DE LOS COMPUESTOS INNESESARIOS???
    Hace unos pocos días, a cuenta de esto que dice el Dr. unos vecinos míos, ancianos ellos y analfabetos, me comenta el hombre que andaba con tos, así decidió preguntar al farmacéutico por un jarabe y este le recomendó Y VENDIÓ un jarabe de “cinfa” (corporación de farmacéuticos creo, sino que me corrijan), el anciano no se encontraba convencido de lo que estaba tomando por lo que le pedí que me trajera el prospecto… me quería arrancar los pelos de rabia e indignación, a quien se le ocurre poner en algo que se supone que es para sanar, un INNECESARIO colorante que puede causar alergias y ASMA y otro componente que podria provocar alergias retardadas… una verdadera locura recetar semejante veneno y solo para una tos… el descaro es total, prohíben la melatonina 5mg (competencia del fraude “Dormidina”) “por no saber lo que hace” mientras en el resto del mundo se usa sin problemas sabiendo la que hace, sanar, y luego permiten que se meta en un jarabe, un potencial alergeno y mas para cierta población, cuya presencia en la pócima es solamente decorativa.

    De lo único que me alegro es de que los viejitos lo entendieron a la primera y ahora ya saben desconfiar de lo que nos venden como remedio y averiguaran un poco mas antes de tomar cualquier cosa que le vendan por ahí.

  11. Cachilo

    No hay ninguna ministra, los ministerios, cargos y funciones se ocupan por ministros, hombres o mujeres, el cargo no esta sujeto a genero, sino díganme como es que hay bomberas y no hay policios, Guardios, de caballerio, guardaboscas, obstetros, paracaidistos, psiquiatros ,activistos, maquinistos, guardaespaldos, sindicalistos (bueno, aquí una acepción en la conjunción de sindicalista + listo) … es trágico lo que han hecho estos liberales de cotillón hasta con el idioma. Aun espero que la gente culta no les ayude a deformar el idioma en pos de un supuesto feminismo o igualdad en la tontería mayúscula.

  12. Dr. Javier Herráez

    Mi enhorabuena por el post ya que viene en un momento muy adecuado por el cambio de conciencia que se está dando a todos los niveles.

    Siempre he aborrecido tener que lidiar con pacientes polimedicados. Aunque en ciertas ocasiones sea inevitable que lo estén, en otras es corregible. Los fármacos son buenos cuando son imprescindibles, yo no estoy en contra de ellos. La medicina alopática y quimica va a seguir utilizándose. En mi carrera he trabajado casi siempre con ancianos y hay fármacos que mejoran mucho su calidad de vida. En particular tengo especial respeto a los tratamientos de la insuficiencia cardiaca grave, ya que pueden conseguir en horas que un paciente incapacitado mejore su calidad de vida drásticamente, comience a caminar, no se ahogue o le desaparezcan los edemas o encharcamientos pulmonares por ejemplo. Hay que ser un buen especialista para seleccionarlos y combinarlos adecuadamente, sin dejarse llevar por modas o marketing pues a veces los que más le resuelven la papeleta al paciente son los fármacos “de toda la vida” y no las nuevas y caras variaciones sobre el mismo tema.

    Pero aparte de honrosas excepciones como esta, otras veces vemos como el paciente está sobremedicado con peligro para él mismo. Las causas son variadas, aunque afortunadamente en la actualidad la cosa está cambiando a mejor en cuanto a actitud de los pacientes sobre todo, porque está cambiando la conciencia de estos gracias a informaciones como las tuyas. Y ya se dejan aconsejar más por sus médicos que por lo que malentienden en otros medios.

    La medicina defensiva, a la que nos sentíamos obligados y la superespecialización de la medicina son dos causas de las que tenemos responsabilidad los médicos. Y los gestores también pues deberían tomar las medidas necesarias para que los propios pacientes valoraran por igual a su médico generalista que a los especialistas. Y aquí entra también la responsabilidad de los pacientes. El generalista, que ve en conjunto al paciente y le conoce mejor, debe también tomar decisiones sobre qué es compatible o necesario, o no lo es, en ese preciso paciente cuando ve que los especialistas no han podido o no tenían los datos suficientes, al no conocer al paciente o su tratamiento completo, como para darse cuenta y haberlo contemplado. El generalista pide interconsulta al especialista, pero el paciente es del generalista tanto o más que del especialista, y será él quien decida al final, teniendo en cuenta con el máximo respeto la opinión consultada. Cualquier información que de a entender que un especialista es más que un generalista es capciosa en este sentido. La comunicación generalista especialista debería ser más fluída, por tanto, pues a veces un solo parte de interconsulta puede dejar lagunas y el médico, al que va dirigido, puede quedar con dudas que preguntaría de buen grado al especialista por teléfono o mail, cosa que según está de masificado el sistema es practicamente imposible. Pero ambos si que pueden concentrarse en ser lo más respetuosos posibles con el otro compañero a la hora de informarse mutuamente mediante los papeles adecuados. A veces, la parquedad en las peticiones o prescripciones, no sólo puede dejar cosas sin tratar, sino, lo que me parece más importante, está creando el círculo vicioso para que la fluidez no se de nunca y para que unos no aprendamos nunca de los que tienen más experiencia ya sea en la especialidad o en la generalidad.

    Otra cuausa de polimedicación innecesaria son los efectos secundarios de los medicamentos, a veces se prescriben nuevos medicamentos sintomáticos del nuevo síntoma yatrógeno en vez de ir más a las causas y buscar otras soluciones. En esto puede influir la masificación del sistema, pero la responsabilidad final es del médico. La masificación también tiene otros motivos relacionados tabién con lo que estamos hablando, pero sería otro tema a tratar. A mi entender para evitarla lo más importante sería cambiar la medicina en si, pero también la forma de relacionarnos los humanos u otros temas más escabrosos como la conciencia de víctima impotente. Deberíamos cambiar la medicina pero también las personas, el “cambio de conciencia” al que he aludido antes.

    No obstante el sistema sanitario en si es también responsable de problemas como el que tratamos, porque muchas soluciones se dificultan por la falta de tiempo del médico para atender al paciente. El médico, entonces, debe tomar decisiones rápidas atendiendo al tan criticado “conocimiento intuitivo” (por no ser científico-racional), que yo no critico para nada, pero que depende muchísimo de la experiencia del médico, de la paz interior que tenga y de lo más o menos presionado que se sienta en ese momento, ya sea por la medicina defensiva o por otras circunstancias contraproducentes, no sólo para el paciente sino también para la propia conciencia del médico.

    Pero auqnue el sistema médico tiene que ver con la medicina y los médicos principalmente, aunque también con el tipo de pacientes que hemos creado, también está intimamente relacionado con el sistema universitario y sociaoeconómico. Igual que en medicina no se da importancia al tema de la alimentación y nutrición, y creemos que no es imprescindibe en el tratamiento de los pacientes, tampoco se hace suficiente énfasis en formar a los médicos en efectos secundarios, contraindicaciones, incompatibilidades, e interferencias farmacológicas, temas a valorar cuando se combinan dos o mas fármacos en un paciente. Y, aunque ya he hecho algo de alusión con el tema de la dieta, otra de las grandes causas de este problema es el pensar, tener la creencia erronea, de que sólo existe el tratamiento farmacológico químico, que sólo sirve la medicina tecnocrática. Esta medicina que nos hace creer que “el médico cura” y “el paciente es curado”, porque interesa que el primero se sienta obligado a “tratar” y el segundo “impotente” respecto a su salud. Una medicina que se ha convertido gran parte de ella en paliativa y una docencia que no contempla que sus futuros profesionales puedan enterarse de otros “sistemas médicos” y “tratamientos” existentes hace mucho mas tiempo la mayoría, o hace pocas décadas algunos de ellos, y con soluciones curativas en procesos que la medicina tecnocrática no consiguió en todo el siglo pasado. Ello con la excusa de que no son científicos, cuando muchos de los tratamientos químicos tampoco lo son.

    Como causa de todo está el ego, la sóla utilización del cerebro izquierdo, la mente en definitiva que tan importante ha sido para la evolución del ser humano, pero que está imposibilitando finalmente una evolución que sería maravillosa para todos nosotros.

  13. Antonio Villafaina

    Gracias Miguel!
    Fue un placer conocerte 😉
    Ahora te queda venir a Plasencia a vernos. ¿Te apuntas al visitar la capital del Jerte en el otoño?
    Un abrazo.

    • Miguel Jara

      Antonio, me apunto, claro. Pese a que he nacido en Madrid “mi tierra” es Extremadura. Eso sí, hay en tus palabras un error y es que ya he estado en Plasencia ofreciendo una conferencia en el local del sindicato CNT a la que asistió Enrique Gavilán y tuvimos un rifi rafe dialéctico y cariñoso 😉 sobre los pichigüilis.

      Sigo leyendo vuestro libro y en breve comentaré alguna otra cosa.

      Gracias.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.