La comodidad que nos enferma

Ayer estuve en el Hospital Clínico de Madrid en una jornada organizada por la Sociedad Española de Sanidad Ambiental. Se centró en los efectos de los productos químicos tóxicos en la salud. Pude ver y oir la ponencia de Nicolás Olea y saludarle después un ratito. Olea es catedrático de Medicina Interna en la Universidad de Granada y lleva desde 1989 estudiando el impacto de los tóxicos en nuestra salud. Contó algunas cosas que me llamaron la atención y no porque no las haya leído u oído antes sino porque me sigue pareciendo increible el camino destructivo que hemos emprendido como especie al permitir que se liberen en el medio natural del orden de 104.000 sustancias químicas que pueden ser tóxicas (sólo se ha estudiado una ínfima parte de ellas y lo son). Al saludarle me pareció notar en su voz y en su actitud un tono de desgaste, de cansancio, de prédica en el desierto (en este video que les dejo cuenta algunas cosas de las comentadas ayer).

Imagen de previsualización de YouTube

Contó cómo en nuestro cuerpo hay alojados varios componentes tóxicos de las botellas de plástico, sustancias que se utilizan para hacer el plástico más maleable o para que las botellas mantengan aspecto pulcro. Uno de los muchos compuestos tóxicos que se han empleado durante los últimos años es el bisfenol A. Lo contienen los chupetes y los biberones que se les da a los bebés. Desde el 1 de junio la Unión Europea ha prohibido su uso. Resulta que los hospitales son los sitios donde más bisfenol A se utiliza y lo mismo ocurre con los ftalatos, unas sustancias para ablandar los plásticos. Lo contienen las bolsas de plasma o los tubos plasticosos que tanto se utilizan en sanidad. Los ftalatos también se usan en cosmética y perfumería, no vean la cantidad de guarrerías que puede contener un perfume. Qué paradójico. ¿Saben que según Olea el 100% de los niños mean ftalatos?

El catedrático y su equipo disponen de un banco de muestras de mama de mujeres que han tenido cáncer de pecho. Y como la placenta se tira tras el parto, nadie la quiere, han guardado multitud de ellas. De esos tejidos sacan las muestras para analizar. Otra familia de químicos tóxicos son los parabenes. Se encuentran en el 100% de las placentas de las recién paridas, según han estudiado in situ durante los últimos años. Y también están en la orina de todos los niños.

Es decir, hoy no se puede negar la exposición a químicos tóxicos. Los llevamos dentro y sabemos qué puede ocurrir con cada uno de manera individual, nada bueno. Pero acumulamos un cóctel de tóxicos y no sabemos cómo interactúan en el organismo. Unos se anularán por efecto de otros. Otros multiplicarán los daños que hagan los primeros. Y otros realizan una labor de sustitución del trabajo que hacen muchas sustancias naturales que contenemos y que son indispensables para la vida. Hacen su labor pero mal y confunden al cuerpo enfermándolo.

Otro de estos científicos punteros es Miquel Porta a quien no conocía en persona y que pude hacerlo al término de la intervención de Olea. Me comentaba que la mayor parte de la población tiene muchos tóxicos en su cuerpo. Los tiene en cantidades bajas y por eso pensamos que no pasa nada, que podemos seguir así. Pero todos tenemos uno o dos compuestos muy peligrosos en altas cantidades. La ex ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, tuvo la valentía de comprobar qué tóxicos tiene. Aparecieron 46 sustancias de las 100 buscadas. Alguien de la Adminsitración le dijo que como estaban a bajas  concentraciones no debía preocuparse y ella le contestó algo así como que muchas bajas son una alta. Desconocemos los efectos combinados de tanta sustancia nociva como portamos.

Mención irónica se hizo de los fármacos. Se han hecho estudios sobre el contenido de medicamentos en ríos de Barcelona, Madrid o Almería y se han obtenido resultados preocupantes por los altos índices de casi todas las familias medicamentosas. Así que si les deprime este panorama acudan a beber las aguas del río Manzanares tras su paso por Madrid.

La Unión Europea, según Nicolás Olea, está haciendo mucho en este campo pero se avanza muy lentamente y la industria química continúa fabricando nuevas sustancias para hacernos la vida más cómoda, una comodidad que está enfermándonos.

Más info: En los libros La salud que viene y Conspiraciones tóxicas.

26 Comentarios a “La comodidad que nos enferma”
  1. Roderich

    Use desodorantes naturales que los hay en cantidad y pase de las pocimas del hombre blanco que solo hace que enredar todo.
    En cuanto a la mucha informacion que usted dice que nos llega por la red lo tragico de este asunto es que en nuestra sociedad no hay escuelas del discernimiento y cada uno gira a su bola, debido a este hecho nadie sabe lo que es bueno o malo, verdad o mentira, hay una gran confusion, mucha informacion y nadie sabe distinguir entre el bien y el mal, esto es muy tragico pues nuestra sociedad se ha convertido en un mundo de ficcion, todo es irreal.

  2. Sina

    Gracias Roderich, por eso precisamente los miro, para no comprar los que lo lleven. Últimamente, además, me ha llegado otra información sobre los desodorantes y el cáncer de mama. No sé si será verdad, pero dicen que los que son antitranspirables tienen relación con este cáncer.
    Gracias a internet nos llega mucha información que de otra manera no conoceríamos, como este blog y lo que en él se comparte. Pero por otra parte también circulan otros contenidos que no se sabe si son ciertos o no y al final nos crean confusión.

  3. Roderich

    Sina el aluminio es venenoso para el ser humano, muchos tumores de mama en las mujeres tienen su origen en los desodorantes con componentes de aluminio.

  4. Mabel

    Pongo este link, según mi criterio forma parte del destructivo silencio en el que vivimos, lleno de insolidaridad hacia el otro que es en definitiva hacia nosotros mismos:

  5. Roger Lloret

    Buen trabajo. En cuanto la feminización de las carpas, los primeros estudios en Catalunya, se efectuaron, en el rio Anoia en Martorell (B) a finales de los años 80′ y principios de los 90′, no he encontrado en la red publicación de aquella època, de todos modos os adjunto este enlace (podeis traducirlo en un automàtico), bàsicamente la afectación la motivaban, los vertidos de detergentes etoxilados de doble enlace, adjunto una noticia relativa al tema.
    Por aquella època, tuve la ocasion de asesorar al equipo de Damià Barceló, (CSIC de Barcelona), en la loclización de vertidos de estas características en las cuencas internas de Catalunya
    http://www.terra.es/personal/joaquim.e/Avui-2000/000922a.htm

  6. Imma S

    He oído los videos de este señor, es excelente, pero ¿qué hacer para que las cosas cambien de verdad? Lo que él expone pone la piel de gallina, no se puede mantener una vida tan destructiva, estamos poco receptivos a nuestra realidad.

  7. PETRA

    Lamento no poder ver el final de esta conferencia, cuando hablaba de los ftalatos, que es lo que les “echan” a los plasticos para hacerlos blandos. Los tenemos en la cocina, en las bolsas de los congelados, en los plasticos para guardar cosas en la nevera, en el embutido que compras “plastificado”, y en los cateteres que te meten al cogerte una via en un hospital, por ejemplo.

    Son peligrosos para la salud. Por supuesto nadie nos lo avisa (solo se han prohibido para pocas cosas como juguetes de bebes) pero luego esos niños se los comen en los alimentos.

    Ninguna autoridad informa de esto, pero son tan peligrosos que el CSIC esta investigando en un nuevo material plastico que no libere los ftalatos.
    http://www.dicat.csic.es/rdcsic/rdcsicesp/rdqu46esp.htm

  8. Sina

    Leyendo el comentario de Macarena, he hecho precisamente eso, mirar algunos de los productos de aseo que tenemos en casa. No todas las palabras que citaba Nicolas Olea las conocía, más bien pocas. En los productos de aseo solía mirar si tenían aluminio y parabenes. No tenía ni idea de lo que son los PEG. Lo cierto es que muchas veces he pensado que ¿por qué tienen que escribir los componentes en latín o en inglés, y no en español? Bueno, puedo imaginar alguna respuesta.
    Acabo de guardarme algunas paginas de internet en las que enseñan a fabricar tus propios limpiadores.

    Por cierto Macarena, había visto en algunas webs, la piedra de alumbre como desodorante. Precisamente la semana pasada, charlando con dos mujeres de mi familia sobre este desodorante como una alternativa natural, se nos ocurrió buscarlo en internet y alguien decía que es una piedra que en su composición tiene aluminio. Ahora me ha quedado la duda de si es buena o no. No sé si alguien puede comentar algo al respecto.

    Gracias y saludos.

  9. Maite

    El valor, es capaz de abrirse camino en momentos de fuertes emociones. Son nuestras creencias limitantes las que nos llevan a pensar que no somos capaces. Por eso es sano oír a personas como Nicolás Olea, quien desde su sencillez (típica del que sabe) sabe expresar lo que pasa, hacernos participes de ese riesgo que supone siempre ir con la verdad.
    Gracias Dr. Olea, gracias Miguel jara un buen post.

  10. PETRA

    Este hombre (Nicolas Olea) es buenisimo.
    Solo me sorprende que sea radiologo. Si es consciente del daño a la salud de las sustancias quimicas, tambien debera serlo de las radiaciones…….
    Me ha encantado la conferencia, me he visto las 5 partes, pero se corta cuando va a hablar de los ftalatos, que tenemos a diario en casa. ¿No seria posible ver ese final?
    ¡Bien por el doctor Olea!

  11. Artesano

    En los problemas colectivos, como este del envenenamiento, la culpa y la solución también son colectivas.
    Si se mantiene o incrementa este envenenamiento colectivo (se podria calificar de lento suicidio colectivo) es porque una gran mayoría de personas, en mayor o menor medida, lo defiende y tolera, o no ve salida alguna y no hace nada para evitarlo.
    Hay dos venenos más sutiles y nocivos que me permito destacar: la codicia y la comodidad. Ambos son coadyuvantes muy eficaces a los venenos químicos.
    Los más sensibilizados tenemos que esforzarnos (sin hacernos mala sangre que sería contraproducente) para contagiar a nuestros familires, amigos y conocidos con el antídoto a estos venenos.
    Gracias Sr. Jara por esta estupenda información (¡y además gratuita!)

  12. Ana

    Me parece dañina y gratuitamente arriesgada la forma que hemos adoptado para seguir “viviendo” pero sobre todo una forma nada sutil de decirle a la vida que no me gusta lo que yo soy. De forma lenta pero constante, estamos asistiendo a la aparición trastornos de la salud en la población expuesta a pesticidas. Una manera de destrucción, negar la propia esencia propia y con ella la del resto. Es ingratitud e insana disconformidad ya que no estamos valorando nuestra índole. Me parece una insuperable y acertada forma de tirar una vida por la borda. Con excusas: unos diciendo que así es el progreso, es una cuestión económica, los otros resignados diciendo, nosotros no podemos hacer nada. En el fondo despreciando la vida. Ya no sirve el paradigma en el que hemos vivido, hay que empezar de nuevo.
    Ante esta situación que yo la veo así, os agradezco a los que habéis puesto un espacio de conocimiento y reflexión para aceptar lo que somos y empezar a respetarlo.

  13. Miguel A

    En las conferencias que he escuchado siempre por internet, no he tenido la oportunidad de ir en persona, abundan los datos, de forma sencilla asequible para todos, sobre el efecto de los químicos en la salud. Nicolás Olea habla de la necesidad de saber, de la conciencia, sin embargo las grandes corporaciones y los intereses económicos intentan mantenernos en la oportuna ignorancia. Estáis siendo personas como él o como tu Miguel Jara y algunos otros, los que hoy en día estáis ayudando a que se rompa la conformidad que tanto daño está haciendo en todos los aspectos de nuestra vida.
    Un saludo de agradecimiento por el trabajo realizado.

  14. Macarena

    Sí, definitivamente no estan envenenando, y algo tan natural como nuestra propia supervivencia parece tener menos importancia que cuestiones económicas, políticas, etc
    Los tan mencionados parabenes estan el los desodorantes, geles, perfumes… y deben saber que han sido analizadas los tumores de cancer de mama y los relacionan directamente. Y los PEG?? peg 40…miren sus etiquetas, vayan al baño y mirenla. Sumen un día de una persona convencional:
    Se levanta se ducha con geles llenos de tóxicos, lauren sulfate, parabenes, peg se perfurma con más tóxicos, y se echa desodorante con peg, parabenes… Desayuna un café de origen transgénico con leche de vaca hormonada y de base OMG, o soja transgénica (todos los productos que no ponen ecológico son transgénicos, sale a la calle a la contaminación del aire (en unas ciudades más que en otras), exposición continua al ordenador y las bandas electromagnéticas. Llega la hora de comer y la comida cocinada con aceite cualquiera (sulfatos, cobre azul..), una coca cola transgénica), productos híbridos con kilos de plaguicidas, herbicidas… se encuentra costipado y se toma un concocido medicamento para ello (más químico al cuerpo aunque con el costipado tu cuerpo te este pidiendo a gritos no mas), llega a casa y limpia con legia, pulverizador para baño (lean las etiquetas y busquen los componentes) y los ambientadores altamente tóxicos. Luego se dirige a la compra a una gran superficie a comprar productos con un bajo porte nutritivo y cuyos beneficios solo reinvierten en la zona local un 20 %…

    Ahora un día en una persona con conciencia ecológica:

    Se levanta se lava con geles a base de jabón natural con infusiones y aceites que entran en simbiosis con la piel (almendras, jojoba..) desodorante de alumbre. Desayuna un aceite ecológico (libre de productos químicos), pan de harina no tratada con todos los nutrientes, bebida de soja ecológica, de leche que pastas en prados no contaminados o cabras igual. Se va a al trabajo y depende de la distancia quizas pueda ir en bicicleta, de la contaminacion no se va a librar y tampoco de las radiaciones en su trabajo, pero a la hora de comer verduras ecológicas con todos sus nutrientes. Llega a casa y limpia con borax, vinagre y limon altamente desifectantes y no tóxicos. Ella va a la compra a las ferias ecologicas, hace pedidos con su grupo de autoconsumo y compra productos ecologicos hasta mas baratos que lo convencional, luego lo que falte en las pequeñas tiendas de su barrio, se relocaliza el comercio local (este reinvierte en la zona un 80%).

    Son dos ejemplos diferentes pero como verán la exposición a los toxicos se reduce en casi un 60 por ciento no?? el impacto medioambiental, social y económico cambia. Tenemos alternativas y esta ahi la cuestion es tener la suficiente información como para ir cambiando de conciencia. Pero ya cada día somos más.

    Son ejemplos ligeros pero vean que la exposición

  15. Carmen

    Sé que este señor Nicolás Olea ha hecho una plataforma para unir esfuerzos y que sirva de algo tanto trabajo que se hace en grupúsculos. No encuentro la web, Miguel Jara ¿serías tan amable de ponerla aquí o enviármela?
    Coincido con Pilar, la forma de expresarse este señor, como el contenido es magistral.

    • Miguel Jara

      Carmen, no conozco esa plataforma.

  16. Elias

    Como dice Pilar Remiro, ni escuchan a Nicolás Olea ni a nosotros nos escucharán, por la sencilla razón que les importamos un comino (por no decir otra cosa), ¿qué hacemos, nos dejamos envenenar por tierra, mar y aire, o nos hacemos escuchar?. Como propuso Eric Cantona: “matemos a los bancos”, “revolución real pero sin sangre”, si solamente sacásemos el dinero (quien lo tenga) el sistema completo colapsaría, hay más iniciativas pero para no repetirme lo dejo aquí. Este “tinglado” aberrante de sociedad es más fácil de derrumbar de lo que parece, luego seria la hora de crear algo decente o de la extinción. ¿Estoy un poco radical hoy? Salud.

  17. Pilar Remiro

    Magistral, he visto los 6 videos de la conferencia de Nicolas Olea, lástima que no esté la conferencia completa. Vocabulario serio, claro y escueto. Si a él no le escuchan, cómo nos escucharán al resto, sobre todo a la ciudadanía.

  18. Victoria Caminos

    Hola Miguel y demás forer@s

    Buenísimo el vídeo y el artículo. Pero faltó una mención importante, que es el glifosato (principio activo del Roundup de Monsanto) que además de haberse demostrado ser un disrruptor endocrino, causante de malformaciones, abortos, partos prematuros, precursor de cánceres, mal desarrollo intelectual, etc además de todo eso estudiado y demostradísimo, además de todo eso, siguen diciendo que es seguro y las propias autoridades lo usan para rociarnos cada día con él en carreteras, jardines, patios de escuelas, en jardinería, en agricultura (transgénica sobre todo) y cuando consigamos que lo prohíban, vendrá el Dicamba.

    Nos tienen a todos convenientemente envenenados, cada vez más estériles y enfermos, dependientes de un lucrativo sistema de “insalud” que enriquece a los de siempre…

    Nada nuevo bajo el sol, pero sigue sorprendiendo la sangre fría de algunos, no les parece?

    Saludos,

    Victoria de Tenerife.

  19. Sina

    Miguel, muy muy interesante la conferencia del doctor Nicolás Olea. La he escuchado casi entera en You Tube, pero me he quedado con las ganas de conocer todo lo que dijo hasta el final. Está dividida en 6 partes y la última se corta. ¿Sabes si hay algún sitio donde la pueda escuchar completa?
    Me ha impactado. De algunas cosas tenía idea, pero no me imaginaba hasta qué punto estamos contaminados. Yo que creía que mi hijo estaba “bastante limpio” con respecto al resto de personas por el cuidado con que le estoy criando y ¡vaya sorpresa! Aquí “no se libra ni el apuntador”.
    Lo del papel reciclado me ha sorprendido mucho, tanto que no sé si seguir reciclándolo o qué hacer al respecto.
    Mi vida y la de mi familia no es 100% ecológica, tenemos nuestras limitaciones económicas, aunque hacemos lo que podemos, que es bastante desde que hemos empezado a despertar.
    Creo que voy a enviar un mensaje a mis contactos con el enlace del video. Es necesario que nos vayamos enterando y hacer lo que esté en nuestra mano.
    Tengo que decir que me alegro de haber encontrado este blog. Miguel haces muy buen trabajo. Me llega muy buena energía de ti. Pero también estoy contenta porque es un blog muy vivo, con mucha participación, muy variada y enriquecedora. Estoy aprendiendo mucho de todos, hasta de los que no opinan como yo. Gracias a todos.

    • Miguel Jara

      Sina me alegro por duplicado. Como sabes, los comentarios están dando algunos “problemas” estos días así que la prueba de que los estamos trabajando es que los aprecias.

      Con respecto a lo otro pues sí, hasta las orejas que estamos de tóxicos. Tampoco hay que ser 100% ecológico, es muy bueno intentarlo pero es casi imposible. De todas manera esa es la línea ser idealistas y consecuentes hasta donde podamos, estar informados, transmitirlo a nuestra gente (y a la que no lo es también) sin obsesionarnos que luego encima nos puede dar algo malo por ser tan estrictos.

      Empezar a despertar, yo creo que sí, que muchas personas están en esa línea ahora.

      Gracias.

  20. Lorenzo

    Miguel, enhorabuena una vez más por tu trabajo.
    Me gustaría preguntarte (o a quien pueda responder) si el hecho demostrado de que en los hospitales se empleen tantos productos tóxicos es causa de aumento de problemas en personas atendidas o ingresadas en ellos.
    Recientemente un amigo fue ingresado de extrema gravedad. En los días siguientes a su ingreso se le administraron tal cantidad de fármacos que empeoró hasta un punto en el que fue diagnosticado de “envenenamiento farmacológico” (???). Se le comenzaron a retirar la mayor parte de los medicamentos y algunos se sustituyeron por otros o se rebajaron en dosis.
    Aunque a la familia se le informó de que dificilmente saldría bien de la situación, por fortuna casi un mes después ha regresado a casa aunque con serios problemas.
    ¿Cómo saber si esos problemas son producto de la enfermedad o del “envenenamiento farmacológico”?
    Muchas gracias por tu atención y un saludo.

  21. La Almarchá

    Creo que ya es suficientemente grave la cosa, si es reversible o no lo veremos, lo que pasa que algun@s somos unos enchufados del universo y aún no nos hemos enterado del sistema demoledor que poco a mucho está envenenando; primero el aire, las aguas y la tierra, y con ello a las personas que ni siquiera decidieron nacer donde la miseria se los come a ellos y por último y el más sofisticado la alimentación, fabricada y envuelta con plástico, pero por si no comemos suficientemente artificial, la cosmética, medicamentos, productos de higiene y limpieza etc nos da el resto. La pena es que seamos tan ignorantes que seguimos dando cuerda a esa maquinaria, como vamos a sobrevivir a todo esto? vinimos de otra galaxia y por eso no valoramos el planeta paradisiaco del que gozamos? por mis hijos e hijos todos, intento aportar esa molécula sana, me he comprometido con la tierra y prometido que respetaré y amaré todas sus formas de vida y aunque a veces es incómodo se que es la única forma de lograr algo, mi bola la como yo, no se la echo a otr@s. Mis reflexiones.

  22. Montesinos

    Cuando era pequeño, bueno con dieciseis, por ejemplo, no conocí durante varios lustros después a nadie que tuviera, ni muriera de cáncer. Con veinticinco ya empezé a conocer alguna muerte, ahora veo multitud de casos alrededor y cerca. ¿Estamos envenenándonos, mejor nos están envenenando por dinero las grandes multinacionales?

  23. Eiswomann

    Siempre interesantísimo.

  24. Martika

    Las cosas se pueden hacer 1º por las buenas, teniendo cuidado y empleando el sentido común o 2º por las malas, esperando a que llegue el desastre y una vez ha llegado este, entonces sea tan obvio que se imponga un cambio, yo pienso que los humanos solemos hacer mas lo segundo que lo primero, el problema sería si el desastre que va a llegar o podría llegar, va a ser grave pero no lo suficientemente grave como para no poder echar hacia atrás, si el desastre es tan grave que no podemos echar para atrás, no se lo que pasará…, pero si es grave y si se puede echar para atrás, entonces saldremos de esta y habremos aprendido algo, eso sí, pobres de los que se hayan quedado por el camino, esperemos que no seamos nosotros, se que lo ideal es hacer el punto 1º, pero creo que en muchos casos, no suele ser así, por estupidez, pensar a la corta, intereses particulares, etc..

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.