Los médicos de la industria

Los periódicos El Mundo y Público publicaron ayer una noticia que cuenta que a pesar de los conflictos de intereses que pueden producirse muchos doctores siguen manteniendo lazos con la industria farmacéutica. Así lo refleja un nuevo estudio publicado en el último número de la revista Archives of Internal Medicine que analiza la situación en Estados Unidos. Los resultados se basan en una encuesta realizada a 3.500 especialistas en referencia a sus actividades con la industria durante 2009. Aunque el estudio compara los datos de 2009 con otro trabajo anterior de 2004 y concluye que ahora  el compadreo de médicos y laboratorios es algo menor que un lustro antes, los datos son escandalosos:

El 84% de los médicos mantiene lazos con el poderoso sector farmacéutico, uno de los que más invierte en publicidad y márketing de todo el mercado (alrededor del 30% del presupuesto).

El Mundo explica que “las farmacéuticas no son el enemigo, pero no cabe duda de que tienen intereses comerciales y lucrativos que chocan con la importancia de poner el beneficio del paciente por encima de todo, tal y como prometen los médicos en el juramento hipocrático“.

El diario argumenta que en España no hay cifras acerca de estas relaciones. Sólo cita una pequeña encuesta realizada en centros de Atención Primaria catalanes en 2005 que reveló que el 44% de los médicos recibía a los visitadores entre dos y tres veces por semana y el 87% consideraba necesario este contacto. Pero sí que hay otros trabajos, como el que publicamos hace poco en este blog que concluye con datos de manera alarmante que:

“El 98,4% de los doctores recibe a los visitadores. El 77,8% a diario. Los vendedores aparecen como segunda fuente de información sobre medicamentos para los galenos. La opinión sobre la utilidad de la visita es mayoritariamente favorable entre los profesionales sanitarios. Cuando asisten a un congreso, el 60,3% reconoce hacerlo invitado por la IF. Suelen asistir a comidas/cenas de los visitadores el 61,9%. El 55,6% ha recibido alguna vez un regalo de los laboratorios“.

Por su parte Público ya en su titular destaca que esto es algo que ocurre en EE.UU. cuando como vemos también por estos lares sufrimos las consecuencias del “colecho” entre estos dos ámbitos, el industrial y el medicinal, en apariencia tan alejados entre sí e incluso con intereses en un principio contrapuestos (los primeros tienen como fin ganar dinero con la venta de remedios a personas enfermas y los segundos tienen como objetivo ayudarlas a sanar).

Más claro se muestra Periodismo Humano:

Una comisión de expertos del Parlamento Inglés redactó un dossier hace unos años en el que admitía que los intereses de la industria y la población no coinciden, y proponía ‘poner en marcha un régimen regulador eficaz que consiga que la industria farmacéutica no perjudique el bien común‘. (…) La búsqueda de un nuevo marco ético que rija las actuaciones y las relaciones de la industria farmacéutica con la sociedad constituye un fin en sí mismo”.

Más info: Los libros Traficantes de salud y La salud que viene.

5 Comentarios a “Los médicos de la industria”
  1. Julia

    Me gustaria hablar con un periodista de lo que me ha pasado. He nacido en Belgica y me han operado alli, bien. Me vine a España, quede con mucha barriga me operaron en Albacete y me dejaron un bulto en mi vejiga parezco un hombre. Me ha visto el medico que me ha operado y dice que para el esta todo bien. Me fui a Belgica y me vio un medico y me dijo que el que me habia operado que me hizo una carnicería. No sé qué hacer ni como denunciarlo ¿alguien podria ayudarme? Por favor, estoly sola, no tengo familia aqui en España no tengo dinero ni trabajo tengo tres hijos. Gracias.

  2. Nikita

    “Jueguecitos” autorizados por la Administración que hace la vista gorda de todo este montaje. Visitadores médicos que, lejos de ser informadores técnicos sanitarios, en la mayoría de las veces, recorren los hospitales y centro de salud públicos ofreciendo todo tipo de recursos (congresos, cenas, libros, cursos…); en resumen, tarugueo de todo tipo y poca ciencia. Es la realidad. Una realidad consentida y propiciada por la Administración, a su vez formada por personas con estrechos lazos también con la industria farmacéutica, que da barra libre a este tipo de negocios.

  3. Dra. Lua Català

    Tengo contactos muy directos en un gran hospital de Barcelona, sobre todo en Traumatologia y os puedo decir que todo esto es la pura verdad. Todo funciona a base de comisiones, tarugueo (pagar a los médicos por recetar o implantar productos o medicamentos de una marca concreta) y que además es muy difícil y se necesita una gran fuerza y valentía para salir de todo esto. Los médicos que quieren ir a los Congresos, si encima son residentes y cobran poco solo lo pueden hacer financiados por un laboratorio. Aunque la verdad, poca ciencia auténtica se cuece en los congresos, suele ser un lugar donde se siguen implantando las ideas que quiere difundir la industria para vender más.
    Continuamente los laboratorios o industria pagan suculentas cenas y celebraciones a las cuales es muy difícil dejar de ir si no se quiere ser tachado de “bicho raro” por los compañeros. Así está el patio señoras/es. Un saludo de una que forma parte del gremio, ahora, por suerte, mirándolo con la serenidad de quien ya ha salido de estos jueguecitos.

  4. Hereje

    No, claro, las farmaceuticas no son el enemigo, son quienes dicen de no vacunarse ¿verdad? Aqui en estas cuestiones amigo Jara el que manda manda. Si gustas http://herejiasplanetarias.wordpress.com/2010/11/10/campana-de-vacunacion/ No todo van a ser penas.
    Jhon IS ALIVE en nuestros corazones http://herejiasplanetarias.wordpress.com/2010/11/10/curro-jimez/

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.