Dr. Gérvas: Posibles responsabilidades penales de las autoridades sanitarias en el escándalo de la gripe A

Por Juan Gérvas, médico general, Equipo CESCA, Madrid
En Buitrago de Lozoya (Madrid) a 19 de enero de 2010
www.equipocesca.org    jgervasc@meditex.es
Los hechos
La pandemia de gripe A (al principio “gripe porcina”) se inició en la primavera de 2009 en Méjico, y a finales de abril dio comienzo una fase de alarma con intentos varios de contención de su difusión.
Sin éxito, pues en mayo ya había enfermos en el mundo entero, desde el hemisferio norte (EEUU, Canadá, España y demás) al hemisferio sur (Australia, Nueva Zelanda, Argentina y demás).
En junio ya se pudo determinar la levedad de la pandemia de gripe A en los países desarrollados como Australia, Canadá y Nueva Zelanda tanto respecto a mortalidad como a morbilidad (1,2).
A primeros de julio se publicó una primera proyección de la mortalidad por gripe A en Eurosurvillance (revista científica del oficial European Centre for Disease Prevention and Control) por científicos de Nueva Zelanda en que se concluía que la mortalidad era menor por la pandemia que por la gripe estacional (2).
A finales de julio y primeros de agosto, en pleno invierno austral,  todos los países del hemisferio sur coincidían en datos de morbilidad y mortalidad de la pandemia de gripe A muy por debajo de la gripe estacional de todos los años.
Por ello el firmante pudo publicar y difundir un texto el 10 de agosto, con datos y con el pronóstico de baja mortalidad y morbilidad, pidiendo serenidad y tranquilidad. Este texto se publicó en diario El País el día 14 de agosto
(http://www.elpais.com/articulo/sociedad/gripe/paciencia/tranquilidad/elpepusoc/20090814elpepusoc_5/Tes) tuvo eco mundial de manera que se tradujo al francés, inglés, italiano, portugués y ruso y se publicó como tal conjunto a finales de septiembre por Healthy Skepticism
(http://www.healthyskepticism.org/news/2009/Oct09.php). La versión última en español puede consultarse en www.equipocesca.org , donde también se encuentra abundante información sobre la vacuna antigripal.
El 28 de agosto elaboré y difundí un texto en forma de carta abierta a la Ministra y los Consejeros de Sanidad, para advertirles públicamente de los errores que estaban cometiendo. Al cabo de un mes dio acuse de recibo la Ministra. El texto tuvo eco en toda España.
A la actitud de tranquilidad y calma se sumó la Organización Médica Colegial desde mediados de agosto. Y a primeros de septiembre un grupo que llegó a ser de 200 blogs y bitácoras del movimiento http://gripeycalma.wordpress.com/ . A la llamada a la calma se unió también la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria y posteriormente la Asociación Española de Pediatría y la Sociedad Española de Medicina de Familia (http://www.cmaj.ca/cgi/eletters/181/6-7/E102#184176).
Las diferencias entre los pronósticos y la realidad fueron abismales en mortalidad; por ejemplo, en Nueva Zelanda de 18.000 muertos previstos contra 17 fallecimientos en la realidad (3).
En España los meses de mayo a agosto fueron de alarma increíble, con gran eco en los medios de comunicación y una política de “transparencia” que en la práctica suponía el análisis y difusión de datos de vida y muerte de cada caso por gripe A.
Las diferencias también fueron abismales en morbilidad. Por ejemplo, se calcularon entre 400 y 40.000 ingresos de UCI en Australia y Nueva Zelanda, con entre 106 y 28.000 pacientes que precisarían respiración mecánica, lo cual sobrepasaría las posibilidades del sistema sanitario (4). En la realidad fueron respectivamente 722 y 456, fácilmente manejables por el sistema sanitario (5). De nuevo en España también se llevó a cabo una política de “transparencia” con análisis caso a caso de los pacientes ingresados en las UCI, con enorme alarma sobre una “nueva” neumonía.
La afectación de más jóvenes y más embarazadas sólo es cierta en lo proporcional, pues con la gripe A los ancianos tienen menos morbilidad y mortalidad, por las defensas que conservan frente a este virus, que circuló hasta 1957. Pero en cifras absolutas la mortalidad ha sido menor que nunca.
La vacuna contra la gripe estacional fue inútil en los países del hemisferio sur (el nuevo virus A desplazó casi por completo a todos los demás), y no existía vacuna contra la gripe A, pero tampoco fue necesaria.
Los países del hemisferio sur tuvieron baja morbilidad y mortalidad por la pandemia sin vacunar a su población contra la gripe A.
Sabíamos que la vacuna contra la gripe estacional tiene baja efectividad, que sólo es útil en el tercio de los pacientes, y que es por completo inútil en los niños menores de dos años (6,7). También sabemos que nunca se han hecho estudios a fondo sobre la duración de las defensas que generan las vacunas contra la gripe, ni sobre las ventajas e inconvenientes a largo plazo. Además, sabemos que el virus de la gripe A puede provocar por sí mismo respuestas inmunitarias que duran más de 50 años (8). Por todo ello parecía razonable no vacunar contra la gripe A (8,9).
Sabíamos que los antivirales tenían escasa o nula eficacia en la prevención y el tratamiento de la gripe estacional y que tienen efectos adversos graves (10-13).
La Organización Mundial de la Salud (OMS) persistió en su mensaje de alarma, incluso hasta final del año 2009. Pero su crédito era nulo, después del gravísimo error respecto a la gripe aviar, en el año 2005, donde llegó a pronosticar hasta 150 millones de muertos, contra un total de 262 personas fallecidas en todo el mundo (14). Esta alarma conllevó la preparación de planes de respuesta (“contingencia”) extraordinariamente agresivos y dejó a todos los países con la sensación de que llegaría tarde o temprano la pandemia de gripe como una peste (15). La pandemia llegó, pero de una levedad mayúscula, y se le respondió con los planes de 2005, actualizados con números igualmente increíbles.
Sin embargo la población europea (y española) entendió perfectamente la situación y rechazó la vacunación y el comportamiento sugerido de alta alarma. Pese a la baja tasa de vacunación contra la gripe A, la morbilidad y mortalidad ha sido menor que en una epidemia de gripe estacional.
No conocemos las condiciones del contrato con las industrias para la vacuna contra la gripe A, pero deben ser tan extrañas que la Ministra de Sanidad de Polonia se negó a su firma y a su compra por consejo de sus asesores legales.
En el último trimestre de 2009 y en el comienzo de 2010 ha empezado a difundirse información sobre la corrupción en torno a la respuesta de la OMS a la pandemia de gripe A en revistas científicas (Science, British Medical Journal), la prensa general e incluso el Consejo de Europa
http://www.sciencemag.org/cgi/content/summary/sci;326/5951/350-b
http://www.humanite.fr/Grippe-A-Ils-ont-organise-la-psychose
http://www.bmj.com/cgi/content/extract/340/jan12_2/c201?papetoc
http://www.bmj.com/cgi/content/extract/340/jan12_2/c198?papetoc
Se acusa a la OMS y a sus asesores de colusión de intereses con las industrias.
La reacción de la Ministra y los Consejeros de Sanidad de España
Los hechos comentados anteriormente no modificaron los planes de contingencia adoptados en España a comienzos de la pandemia, en mayo de 2009 y hasta el final:
•se realizaron campañas de sensibilización a la población,
•se hicieron obras en hospitales y centros de salud para cambiar urgencias y UCI,
•se modificaron formas de trabajo y organización de la atención en el sistema sanitario,
•se adquirieron millones de dosis de antivirales (y se promovió su uso),
•se compraron millones de dosis de vacuna contra la gripe A (y se promovió su administración),
•se administraron millones de dosis de vacuna contra la gripe estacional (cuyos virus estaban desapareciendo),
•se compraron respiradores,
•se adquirieron mascarillas, trajes desechables y otro material (que se distribuyó y cuyo uso se promovió),
•se dieron normas a las empresas de acuerdo con los planes tipo gripe aviar
•se promovió la baja laboral de embarazadas sanas en escuelas y otros lugares
•etc.
Todo ello ha redundado en un gasto de cientos de millones de euros, en una situación social de crisis económica, de paro del 20% de la población y con un sistema sanitario que ni siquiera cubre la salud dental.
Peor, estos responsables políticos mantienen que volverían a hacer lo que han hecho.
Por todo ello
Creo necesario y promuevo a título personal el procesamiento político y legal de la Ministra y de los Consejeros de Sanidad de España por sus probable responsabilidades en salud pública y en el mal uso de caudales públicos.
Ni siquiera la mutación del virus de la gripe A o la presentación de sucesivas oleadas más agresivas de la misma (improbables vista la historia de las pandemias de gripe desde la Edad Media) (16) justificarían los planes y las acciones emprendidas pues todo ello obligaría al establecimiento de otros planes.
Referencias
1.Nelly HA. A pandemic response to a disease of predomintly seasonal intensity. MJA. 2010;192:81-3.
2.Wilson N, Baker MG. The emerging influenza pandemic: estimating the case fatality rate. Eurosurvillance. 2009;14(26):pff=19255
3.Assessment of the 2009 influenza A (H1N1) pandemic on selected countries in the Southern hemisphere. Argentina, Australia, Chile, New Zealand, Uruguay. Department of Health and US Department White House National Security Service. August 26, 2009.
4.Anderson TA, Hart GK, Kainer MA; ANZICS Database Management Committee. Pandemic influenza-implications for critical care resources in Australia and New Zealand. J Crit Care 2003;18: 173-180.
5.The ANZIC Influenza Investigators. Critical care services and 2009 H1N1 influenza in Autralia and New Zealand. N Engl J Med. 2009;361:1925-34.
6.Simonsen L, Taylor RJ, Vibourd C et al. Mortality benefits of influenza vaccine in elderly people: an ongoing controversy. Lancet Infect Dis. 2007;7:658-66.
7.Smith S, Demicheli V, Di Pietrantonj C, Harden AR et al. Vaccines for preventing influenza in healthy children. Cochrane Database Syst Rev. 2008;(2):CD004879.
8.Gérvas J, Wright J. Future of flu vaccines: Please, may we have a RTC now? BMJ;2009;339:b4651.
9.Collignon PJ. Mass vaccination against swine flu: could it cause more harm than good? http://www.bmj.com/cgi/eletters/339/sep03_2/b3471#219801
10.Antivíricos en la gripe: entre la incertidumbre y la urgencia de la pandemia por el nuevo virus A/H1N1. Bulletí GROC. 2009;22(2).
11.Burch J, Corbett M, Stock C et al. Prescription of anti-influenza drugs for healthy adults: a systematic review and meta-analysis. Lancet Infec Dis. 2009;doi:10.1016/S1473-3099(09)70199-9.
12.Shun-Shin M, Thompson M, Heneghan C et al. Neuraminidase inhibitors for treatment and prophylasis of influenza in children: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. BMJ. 2009;339;b3172.
13.Kitching A, Roche A, Balasegaran S et al. Oseltamivir adherence and side effects among children in three London schools affected by influenza A (H1N1), May 2009. An Internet based cross sectional survey. Eurosurvillance 2009;29:1-4.
14.Bonneux L, Damme WV. An iatrogenic pandemic of panic. BMJ. 2006;332:786-8.
15.Arias P. La ética durante las crisis sanitarias. A propósito de la pandemia por el virus H1N1. Rev Esp Salud Pública. 2009;83:448-91.
16.Moreno DM, Taubenberger JK. Understanding influenza backward. JAMA. 2009;302:679-80.

A buen seguro que va a levantar polvareda el último escrito de Juan Gérvas, médico general, Equipo CESCA. En él explica las razones para pedir el procesamiento político y penal de la Ministra y de los Consejeros de Sanidad de España por la gestión de la crisis de la gripe A. Reproduzco íntegramente, con un ligero “toque” de edición el texto según me lo ha enviado:

Los hechos

La pandemia de gripe A (al principio “gripe porcina”) se inició en la primavera de 2009 en Méjico y a finales de abril dio comienzo una fase de alarma con intentos varios de contención de su difusión. Sin éxito, pues en mayo ya había enfermos en el mundo entero, desde el hemisferio norte (EEUU, Canadá, España y demás) al hemisferio sur (Australia, Nueva Zelanda, Argentina y demás). En junio ya se pudo determinar la levedad de la pandemia de gripe A en los países desarrollados como Australia, Canadá y Nueva Zelanda tanto respecto a mortalidad como a morbilidad (1,2). A primeros de julio se publicó una primera proyección de la mortalidad por gripe A en Eurosurvillance (revista científica del oficial European Centre for Disease Prevention and Control) por científicos de Nueva Zelanda en que se concluía que la mortalidad era menor por la pandemia que por la gripe estacional (2).

Ministra1

A finales de julio y primeros de agosto, en pleno invierno austral,  todos los países del hemisferio sur coincidían en datos de morbilidad y mortalidad de la pandemia de gripe A muy por debajo de la gripe estacional de todos los años. Por ello el firmante pudo publicar y difundir un texto el 10 de agosto, con datos y con el pronóstico de baja mortalidad y morbilidad, pidiendo serenidad y tranquilidad. Este texto se publicó en diario El País el día 14 de agosto. Tuvo eco mundial de manera que se tradujo al francés, inglés, italiano, portugués y ruso y se publicó como tal conjunto a finales de septiembre por Healthy Skepticism. La versión última en castellano puede consultarse en la página de CESCA, donde también se encuentra abundante información sobre la vacuna antigripal.

El 28 de agosto elaboré y difundí un texto en forma de carta abierta a la Ministra y los Consejeros de Sanidad, para advertirles públicamente de los errores que estaban cometiendo. Al cabo de un mes dio acuse de recibo la Ministra. El texto tuvo eco en toda España. A la actitud de tranquilidad y calma se sumó la Organización Médica Colegial desde mediados de agosto. Y a primeros de septiembre un grupo que llegó a ser de 200 blogs y bitácoras del movimiento. A la llamada a la calma se unió también la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria y posteriormente la Asociación Española de Pediatría y la Sociedad Española de Medicina de Familia.

Las diferencias entre los pronósticos y la realidad fueron abismales en mortalidad; por ejemplo, en Nueva Zelanda de 18.000 muertos previstos contra 17 fallecimientos en la realidad (3). En España, los meses de mayo a agosto fueron de alarma increíble, con gran eco en los medios de comunicación y una política de “transparencia” que en la práctica suponía el análisis y difusión de datos de vida y muerte de cada caso por gripe A. Las diferencias también fueron abismales en morbilidad. Por ejemplo, se calcularon entre 400 y 40.000 ingresos de UCI en Australia y Nueva Zelanda, con entre 106 y 28.000 pacientes que precisarían respiración mecánica, lo cual sobrepasaría las posibilidades del sistema sanitario (4). En la realidad fueron respectivamente 722 y 456, fácilmente manejables por el sistema sanitario (5). De nuevo en España también se llevó a cabo una política de “transparencia” con análisis caso a caso de los pacientes ingresados en las UCI, con enorme alarma sobre una “nueva” neumonía.

La afectación de más jóvenes y más embarazadas sólo es cierta en lo proporcional, pues con la gripe A los ancianos tienen menos morbilidad y mortalidad, por las defensas que conservan frente a este virus, que circuló hasta 1957. Pero en cifras absolutas la mortalidad ha sido menor que nunca. La vacuna contra la gripe estacional fue inútil en los países del hemisferio sur (el nuevo virus A desplazó casi por completo a todos los demás) y no existía vacuna contra la gripe A, pero tampoco fue necesaria. Los países del hemisferio sur tuvieron baja morbilidad y mortalidad por la pandemia sin vacunar a su población contra la gripe A. Sabíamos que la vacuna contra la gripe estacional tiene baja efectividad, que sólo es útil en un tercio de los pacientes y que es por completo inútil en los niños menores de dos años (6,7).

Ministra2

También sabemos que nunca se han hecho estudios a fondo sobre la duración de las defensas que generan las vacunas contra la gripe, ni sobre las ventajas e inconvenientes a largo plazo. Además, sabemos que el virus de la gripe A puede provocar por sí mismo respuestas inmunitarias que duran más de 50 años (8). Por todo ello parecía razonable no vacunar contra la gripe A (8,9). Sabíamos que los antivirales tenían escasa o nula eficacia en la prevención y el tratamiento de la gripe estacional y que tienen efectos adversos graves (10-13). La Organización Mundial de la Salud (OMS) persistió en su mensaje de alarma, incluso hasta final del año 2009. Pero su crédito era nulo, después del gravísimo error respecto a la gripe aviar, en el año 2005, donde llegó a pronosticar hasta 150 millones de muertos, contra un total de 262 personas fallecidas en todo el mundo (14).

Esta alarma conllevó la preparación de planes de respuesta (“contingencia”) extraordinariamente agresivos y dejó a todos los países con la sensación de que llegaría tarde o temprano la pandemia de gripe como una peste (15). La pandemia llegó, pero de una levedad mayúscula, y se le respondió con los planes de 2005, actualizados con números igualmente increíbles. Sin embargo la población europea (y española) entendió perfectamente la situación y rechazó la vacunación y el comportamiento sugerido de alta alarma. Pese a la baja tasa de vacunación contra la gripe A, la morbilidad y mortalidad ha sido menor que en una epidemia de gripe estacional.

No conocemos las condiciones del contrato con las industrias para la vacuna contra la gripe A, pero deben ser tan extrañas que la Ministra de Sanidad de Polonia se negó a su firma y a su compra por consejo de sus asesores legales. En el último trimestre de 2009 y en el comienzo de 2010 ha empezado a difundirse información sobre la corrupción en torno a la respuesta de la OMS a la pandemia de gripe A en revistas científicas (Science, British Medical Journal), la prensa general e incluso el Consejo de EuropaSe acusa a la OMS y a sus asesores de colusión de intereses con las industrias.

La reacción de la Ministra y los Consejeros de Sanidad de España

Los hechos comentados anteriormente no modificaron los planes de contingencia adoptados en España a comienzos de la pandemia, en mayo de 2009 y hasta el final:

•se realizaron campañas de sensibilización a la población, •se hicieron obras en hospitales y centros de salud para cambiar urgencias y UCI, •se modificaron formas de trabajo y organización de la atención en el sistema sanitario, •se adquirieron millones de dosis de antivirales (y se promovió su uso), •se compraron millones de dosis de vacuna contra la gripe A (y se promovió su administración), •se administraron millones de dosis de vacuna contra la gripe estacional (cuyos virus estaban desapareciendo), •se compraron respiradores, •se adquirieron mascarillas, trajes desechables y otro material (que se distribuyó y cuyo uso se promovió), •se dieron normas a las empresas de acuerdo con los planes tipo gripe aviar •se promovió la baja laboral de embarazadas sanas en escuelas y otros lugares •etc.

Todo ello ha redundado en un gasto de cientos de millones de euros, en una situación social de crisis económica, de paro del 20% de la población y con un sistema sanitario que ni siquiera cubre la salud dental. Peor, estos responsables políticos mantienen que volverían a hacer lo que han hecho. Por todo ello creo necesario y promuevo a título personal el procesamiento político y legal de la Ministra y de los Consejeros de Sanidad de España por sus probables responsabilidades en salud pública y en el mal uso de caudales públicos. Ni siquiera la mutación del virus de la gripe A o la presentación de sucesivas oleadas más agresivas de la misma (improbables vista la historia de las pandemias de gripe desde la Edad Media) (16) justificarían los planes y las acciones emprendidas pues todo ello obligaría al establecimiento de otros planes.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009) explica cómo se desarrollan las campañas de marketing del miedo como la de la gripe A.

Ministra3

Referencias 1.Nelly HA. A pandemic response to a disease of predomintly seasonal intensity. MJA. 2010;192:81-3. 2.Wilson N, Baker MG. The emerging influenza pandemic: estimating the case fatality rate. Eurosurvillance. 2009;14(26):pff=19255 3.Assessment of the 2009 influenza A (H1N1) pandemic on selected countries in the Southern hemisphere. Argentina, Australia, Chile, New Zealand, Uruguay. Department of Health and US Department White House National Security Service. August 26, 2009. 4.Anderson TA, Hart GK, Kainer MA; ANZICS Database Management Committee. Pandemic influenza-implications for critical care resources in Australia and New Zealand. J Crit Care 2003;18: 173-180. 5.The ANZIC Influenza Investigators. Critical care services and 2009 H1N1 influenza in Autralia and New Zealand. N Engl J Med. 2009;361:1925-34. 6.Simonsen L, Taylor RJ, Vibourd C et al. Mortality benefits of influenza vaccine in elderly people: an ongoing controversy. Lancet Infect Dis. 2007;7:658-66. 7.Smith S, Demicheli V, Di Pietrantonj C, Harden AR et al. Vaccines for preventing influenza in healthy children. Cochrane Database Syst Rev. 2008;(2):CD004879. 8.Gérvas J, Wright J. Future of flu vaccines: Please, may we have a RTC now? BMJ;2009;339:b4651. 9.Collignon PJ. Mass vaccination against swine flu: could it cause more harm than good? http://www.bmj.com/cgi/eletters/339/sep03_2/b3471#219801 10.Antivíricos en la gripe: entre la incertidumbre y la urgencia de la pandemia por el nuevo virus A/H1N1. Bulletí GROC. 2009;22(2). 11.Burch J, Corbett M, Stock C et al. Prescription of anti-influenza drugs for healthy adults: a systematic review and meta-analysis. Lancet Infec Dis. 2009;doi:10.1016/S1473-3099(09)70199-9. 12.Shun-Shin M, Thompson M, Heneghan C et al. Neuraminidase inhibitors for treatment and prophylasis of influenza in children: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. BMJ. 2009;339;b3172. 13.Kitching A, Roche A, Balasegaran S et al. Oseltamivir adherence and side effects among children in three London schools affected by influenza A (H1N1), May 2009. An Internet based cross sectional survey. Eurosurvillance 2009;29:1-4. 14.Bonneux L, Damme WV. An iatrogenic pandemic of panic. BMJ. 2006;332:786-8. 15.Arias P. La ética durante las crisis sanitarias. A propósito de la pandemia por el virus H1N1. Rev Esp Salud Pública. 2009;83:448-91. 16.Moreno DM, Taubenberger JK. Understanding influenza backward. JAMA. 2009;302:679-80.

32 Comentarios a “Dr. Gérvas: Posibles responsabilidades penales de las autoridades sanitarias en el escándalo de la gripe A”
  1. Luis Piña Cuadrado

    Me parece muy bien que se le pidan responsabilidades penales a la ministra de Sanidad por el asunto de la gripe A, aunque no va a servir para mucho, pero por lo menos que no le salga totalmente gratis, pues estamos hablando de la salud de los ciudadanos y con eso no deberia jugarse como tienden a hacer por costumbre.

  2. Con

    Creo que el asunto de la salud es demasiado delicado como para “jugar” con el no pillarse los dedos políticamente hablando. Si el gobierno Español, y la ministra en representación nuestra y del gobierno propiamente dicho, no tenían ABSOLUTAMENTE CLARO que la pandemia existía, que era grave y que era mejor correr el riesgo de vacunarse que el peligro de enfermar, no debieron hacerse eco de las noticias alarmistas, ni debieron comprar las vacunas, ni mucho menos ponérselas a la población.
    No me sirve de nada el pretexto de la ministra y de algún simpatizante de “qué hubiera pasado si no se hubiera comprado la vacuna y el riesgo hubiera sido real…”
    Su trabajo es precisamente saber analizar las situaciones de riesgo actuando con libertad y rigor. Si la ministra acepta lo que otros dicen sin contrastarlo, comete un error y juega con la integridad física de los españoles, por tanto yo si creo que hay que actuar contra ella. Para mi ha caído en una trampa (económica, para mas inri) y los españoles hemos corrido un riesgo innecesario del que la mayoría nos hemos librado por decisión propia, mientras las autoridades sanitarias nos recomendaban correr ese riesgo.

  3. Pilar Jimenez

    Los Ministerios de Sanidad de Suiza y Francia están siendo investigados. Algún otro puede estar en marcha en otros paises. Si no son culpables, son ciertamente responsables de un grave error, aunque que el gobierno exima a las farmaceúticas en sus contratos de responsabilidades por los efectos de las vacunas no parece tan inocente.

  4. Heraldo sanitario de Oregón

    TIMOFLÚ: El timo de la Gripe A.

    Curiosamente no han engañado ni a los médicos, ni a otros profesionales sanitarios ni a los ciudadanos. Solo han timado a los políticos pero pagaremos entre todos las vacunas.

    http://heraldodeoregon.wordpress.com/2010/01/24/timoflu-el-timo-de-la-gripe-a/

  5. Raúl

    Estoy buscando confirmación de que 2 parlamentarios españoles, uno del Psoe y otro del PP, integrantes de la comisión europea en salud, han retirado su firma de apoyo a la propuesta del presidente de la comisión europea de salud de investigar a la OMS. No se si será cierto, pero hechos así me parecen previsibles. Creo que habrá que hacerse a la idea y estar prevenidos de que esto va a ser muy largo y puede tomar derroteros “extraños”.

  6. Álvaro

    Estuve viendo el programa 59 segundos con la entrevista a la ministra que dice Miguel y, efectivamente, la chica no se moja en denunciar la mayor estafa que han cometido las farmaceuticas en su historia a múltiples gobiernos del mundo.

    En todo caso, es llamativa la reducción que se hizo en el último momento en la compra de vacunas. Me gustaría saber exactamente cuantas han comprado ciertos paises, creo recordar que algunos llegaron a comprar una proporción de una por habitante.

    El caso que se menciona por ahí arriba de Polonia, que no compró, me ha llamado mucho la atención. El gobierno polaco no pasa por ser precisamente un gobierno crítico alternativo, más bien al contrario. ¿Podeis confirmar esta información?

    Otra duda que tengo: Cuando la estafa mediatica de la gripe aviar de hace algunos años, ¿se llegaron a comprar también vacunas de forma masiva?

  7. F. Wilmersen

    Este blog es buenisimo!!!
    Ojala lo lea mientras mas gente mejor! Yo por mi parte lo estoy enviando a mis amigos y familia.
    Gracias a todos los que escribis e informais.
    Gracias por arrojar luz sobre la terrible desinformacion y abuso en que vivimos inmersos.
    Saludos!
    Frank

  8. Capi_Sevilla

    A todas las personas que no crean en la mala intencionalidad de los cargos públicos, tendrían que investigar y analizar de dónde proceden los cargos públicos de alta responsabilidad (ministros, consejeros autonómicos, etc.) y también dónde terminan trabajando. Si se analiza, se ve que han estado o están relacionados con los grandes lobbys.

    Hago extensible esta conclusión a todos los sectores: agricultura; economía-finanzas; industria.

    Puestos a pensar, puede parecer radical y nos lleva a la idea de que todos están corrompido y manipulado, pero…es que acaso no es así??
    Saludos

  9. Álvaro Brun

    No tiene ningún sentido científico vacunar contra cualquier tipo de virus de gripe tenga el nombre que tenga. La características biológicas de estos patógenos los hacen imposibles de rastrear a fin de definirles una carga antigénica específica. Ni siquiera se conoce bien el mecanismo de acción y replicación de tales virus. Por un principio epidemiológico elemental determinada cantidad de gente morirá de gripe cada año debido a un colapso pulmonar. Pero ahí donde entrá la política están conectados los intereses comerciales de los salvadores del género humano, y bueno, la ley es dinero y el ego profesional una reputación a ganar.

  10. Eulàlia Picornell

    Creo que se tendria que abrir una investigación más amplia, me explico y pregunto.
    Si no recuerdo mal algunos expertos entrevistados por alguna TV dijeron que la gripe A suplantaria la gripe estacional,entonces, ¿por qué este año se vacunó la gente de la gripe estacional? Es más según me conto una amiga que la vacunaron de gripe estacional tambien le pusieron otra vacuna, al mismo tiempo, que ni ella misma no sabe si era para la bronquitis o la neumonia, el mismo dia, tambien, vacunaron a su madre anciana de 80 y pico años, al dia siguiente, esta anciana, dejo de comer, le subió la fiebre y se fué marchitando hasta morir, no llegó a la campaña de vacunación de la gripe A, su hija pequeña (tambien amiga mia) me lo dijo muy claro “A mi madre la mato la vacuna”, claro está ni ella ni yo somos ni médicas, ni expertas, ni podemos aportar pruebas.
    Pero yo me pregunto: ¿cuantas muertes han habido en España por culpa de las vacunas gripales? Es una información que brilla por su ausencia, a cambio nos daban información diaria de cada muerte de gripe A o supuesta muerte por gripe A, pues a estas alturas ya no puedo creerme nada de lo que me digan.
    Por suerte para nosotros existe la red para informarnos y asesorarnos, como dice Miguel “solos no podemos pero EN RED somos mucho más fuertes”.
    Un abrazo, Miguel y gracias a Juan Gérvas y muchos otros por “No CALLAR”.
    Desde Ojos Negros.

    Lali.

  11. Joan Vergés

    1) ¿Por qué se publican y publicitan las bondades de las vacunas y se silencian los miles de personas afectadas por ellas? ¿Por qué no siendo obligatorio vacunar, casi todos los padres creen que sí lo es vacunar tanto y tan temprano a sus hijos?
    2) Estamos en la cultura de la PATOGÉNESIS y poco a poco hemos de entrar en la SALUTOGÉNESIS. No hemos de preguntarnos qué debo tomar cuando enfermo, sino cómo debo vivir para estar sano; reforzar mis sistemas (causa) versus atacar los efectos. Y este tema mejor lo dejamos aquí porque merecería capítulo aparte.
    3) En cuanto a responsabilidades, qué os parece si uno en su empresa tiene este tipo de resultados: Compras por millones de euros que no tienen salida. Por no hablar de tráfico de influencia, conflictos de intereses, etc.
    4) Estamos inmersos en la cultura del miedo. Por lo tanto, a nivel general hacemos lo que nos indican desde la autoridad oficial competente en cada campo (médicos, escuelas, iglesias, políticos, sociólogos, financieros, …).
    Esta situación sólo puede reconducirse a medida que cada individuo se haga responsable de sus actos, que tomemos conciencia de lo que ocurre y porqué ocurre, de cargar con la propia responsabilidad y no delegarla en los “profesionales competentes”.
    Ahora bien, eso cuesta; no es fácil, ni cómodo, ni barato. Pero al final, todo depende de nosotros mismos (ciudadanos, consumidores, votantes, sociedad civil):
    “No olvidéis nunca que un pequeño grupo de ciudadanos atentos y concienciados puede cambiar el mundo. De hecho, es lo único que ha conseguido cambiarlo”. Margaret Mead

  12. L.

    Me ha emocionado enormemente ver un comentario tuyo en mi blog, ya que me voy pasando por este sitio desde hace tiempo y tengo una gran admiración por ti, también por Eva Caballé y su marido, puesto que después de todo lo mal que lo está pasando, han conseguido que su enfermedad se conozca públicamente, quieran o no quieran algunos y aunque esté costando bastante.

    Al dinero se le ha llegado a dar tal importancia en esta sociedad, que hasta se juega con la salud y el miedo de las personas. Impacta ver el efecto del poder sobre la masa, aunque, claro está, en el caso de la Gripe A, no les ha salido tal y como esperaban y gracias a que periodistas (y profesionales de otros sectores) como tú publiquen datos tan esclarecedores, mucha gente está abriendo los ojos haciendo que ‘los peces gordos’ tengan que comerse las palabras.

    Escuché la entrevista en “Carne Cruda” al secretario general de la ministra de sanidad, y aún queriendo escabullirse e irse por las ramas, conseguísteis dejarlo bastante mal. Tu genial comentario sobre los laboratorios Bayer, fue un buen golpe y una gran verdad que, realmente, asusta.

    Muchísimas gracias por comentar en mi blog, puedes dar por hecho que yo seguiré leyendo estos artículos y verdades que nos afectan a todos seriamente.

    Mucha suerte.
    Un abrazo,

    Lorena.

  13. Juan Carlos

    Para Álvaro

    Yo creo que no se ha pasado para nada, evidentemente no podemos demostrarlo pero lo más probable es que hayan “untado” a unos cuantos ya que ésta alarma ha generado para las farmacéuticas miles de millones…, por cierto en Polonia no se han gastado un duro porque tenían información y actuaron en consecuencia.

    Es bueno que nuestros responsables políticos paguen sus culpas, sean del partido que sean, así serán más responsables y honrados en el futuro.

    Saludos

  14. Juan Gérvas

    -Lo que me ha llevado a escribir el texto en que pido responsabilidades políticas y penales fue justo la entrevista a la Ministra en que textualmente afirmó que haría lo mismo; lo recuerda El País en http://www.elpais.com/buscar/gripe-ministra-sanidad-entrevista#
    -Por supuesto, son “probables” los daños en salud pública y en el mal uso de caudales, y para formalizar la denuncia penal hay que aportar datos e informes concretos, pero eso no es difícil.
    -El juicio político se debería iniciar ya, pues no sirve de excusa lo de “me lo dijo la OMS”; el peso de la púrpura tiene sus ventajas y sus inconvenientes; los políticos son responsables por ellos mismos de sus errores, ¡faltaría más!
    -En otros países como Francia y el Reino Unido se pide lo mismo.
    -Es hora de no callar.
    -un saludo
    -juan gérvas

  15. Silvano Baztán

    ¡Hola! Comparto la perspectiva de la realidad dibujada por Juan Gérvas. Desde mi blog, en varias entradas he animado a mis lectores a vivir serenamente el clima de psicosis fomentado por las autoridades sanitarias mundiales y nacionales (junto a la labor “modélica” de los medios de comunicación).

    Quizá el procesar a los cargos políticos no sea la mejor vía para que aprendan la lección y no se dejen gobernar por los maléficos hilos transparentes de intereses ocultos (¿ocultos?). Pero es que no dan muestra de rectificación, como bien apunta la entrada mostrando las declaraciones de la Ministra del ramo.

    La primera consecuencia de todo esto es que, para mí y otra mucha gente, el sistema ha perdido credibilidad. No me creo nada de nada que no sintonice con mi sentido común, cada vez más selectivo en la “lectura” de las noticias que nos regalan los medios de comunicación (¿quiénes son sus propietarios y a quiénes sirven?) y las autoridades sanitarias en su conjunto.

    Está visto y comprobado que el sistema sanitario no funciona para sanar a las personas, sirve (eso sí) para llenar y colmar cada nuevo centro que se abre o aparato diagnóstico que se pone en funcionamiento… ¿A dónde nos lleva el gasto desmedido en Farmacología, que no atiende a situaciones de crisis sino que, año tras año, va en aumento constante?

    En la práctica, y ahí mis compañeros (los “galenos”) tienen una gran responsabilidad (que en la mayor parte no asumen de manera consciente), se está educando a la población a escudriñarse con temor ante cualquier asomo de disfunción, y a exigir una tabla de procedimientos diagnósticos (que habría que ver si nos lo podemos permitir), sin colocar la atención en la primera gran fase del acto médico: la prevención real.

    Y prevención no es inocularme algo o ir más frecuentemente al médico para que él vea si estoy bien (si estoy dentro de los desvíos estándar que la Estadística dice que es normal). Estamos cayendo en una Medicina defensiva, basada en el miedo.

    Prevención, para mí, es educar a las personas en llevar una vida sana: alimentos naturales (de estación y cercanos geográficamente, no transgénicos, no comida basura, no aditivos químicos), buenas relaciones interpersonales, realizar una actividad (laboral o de otra índole) en que me sienta bien…

    Bueno, sería un sinfín describir en este espacio todo lo que nuestras autoridades sanitarias y políticas deberían fomentar en la población, en lugar de crear climas competitivos, estimular el consumo desmedido y la productividad del sistema (una cosa no se entiende sin la otra).

    Y si los que detentan la responsabilidad político-social de todo esto siguen, erre que erre, en su línea, habrá que discurrir de qué manera debemos salir al paso de semejantes tropelías… (Hasta, a lo mejor, tengamos que pedir auxilio a los tribunales de Justicia…).

    Salud para ti y los tuyos.

    • Miguel Jara

      Creo los comentarios que argumentan sobre las responsabilidades de la ministra y su gabinete en el manejo de esta u otra manera de la “crisis” de la gripe A dejan patente su actuar cuando menos “despistado”, algo que no debe esperarse de una autoridad sanitaria, como ella misma repetía anoche en el programa 59 segundos de Televisión Española. Ella sigue justificando a la OMS y su gestión basándose en que si no hubieran adquirido las vacunas y antivirales y seguidos las pautas de la OMS hubieran sido “irresponsables”. En dicho programa la ministra Trinidad Jiménez aludió a que estas medidas son “preventivas” y ese es uno de los problemas de fondo que se vende como prevención lo que es en gran parte negocio. Me parece muy interesante el comentario de Silvano Baztán que explica bien claro qué es una correcta y ética prevención:

      “Y prevención no es inocularme algo o ir más frecuentemente al médico para que él vea si estoy bien (si estoy dentro de los desvíos estándar que la Estadística dice que es normal). Estamos cayendo en una Medicina defensiva, basada en el miedo. Prevención, para mí, es educar a las personas en llevar una vida sana: alimentos naturales (de estación y cercanos geográficamente, no transgénicos, no comida basura, no aditivos químicos), buenas relaciones interpersonales, realizar una actividad (laboral o de otra índole) en que me sienta bien…

      Va en la línea de lo que dice Joan Vergés: “2) Estamos en la cultura de la PATOGÉNESIS y poco a poco hemos de entrar en la SALUTOGÉNESIS. No hemos de preguntarnos qué debo tomar cuando enfermo, sino cómo debo vivir para estar sano; reforzar mis sistemas (causa) versus atacar los efectos“.

  16. Francisco Almodóvar

    Muy interesante. La responsabilidad penal es algo muy serio y habría que probar muy bien la intencionalidad, el dolo o la absoluta imprudencia/negligencia de la ministra y sus técnicos.

    Ellos se ampararán en que se fiaban de las consignas de las autoridades supranacionales tipo OMS.

    Saludos

  17. María

    Creo que no exagera en absoluto este artículo. De hecho, se queda corto pues a mí me diagnosticaron Gripe A sin tener fiebre, sin hacerme ninguna prueba y con los síntomas clásicos de una gripe normal. Conozco a más personas que les ha ocurrido lo mismo. Soy consciente de que se han engordado las cifras de casos de Gripe A para, al menos, tener la excusa de que la tasa de prevalencia de este tipo de Gripe era mayor que la real. Como siempre, don dinero es lo primero. Saludos.

  18. Isa

    Opino que los medios tienen mucha responsabilidad con todo lo que ha ocurrido. Primero se han aprovechado metiendo miedo y ahora sacan tajada del “escándalo”. Adjunto una noticia al hilo:
    Saludos,

    http://www.eldiariomontanes.es/20100119/sociedad/destacados/crecen-acusaciones-posible-connivencia-20100119.html

  19. Álvaro

    Si es verdad que la ministra dijo “que volvería a hacer lo mismo”, entonces sí me parece mal.

  20. Natrummur

    Me alegro de que alguien por fin empieze a denunciar estas acciones sanitarias por parte de los políticos de los gobiernos y de la OMS. La pena es que no van a ganar ni por asomo, seguro que ya se asesoraron antes de que en caso de que no saliera bien y se les viera el plumero si podía ser que perdieran algun caso. Seguro que con la cartera que tienen detrás las farmacéuticas van a pagar a golpe de talonario a jueces y a lo que haga falta, y si no, los van a desacreditar utilizando los medios de comunicación.
    Lo tenemos crudo para luchar contra Goliat, es muy fuerte…

  21. Iván MG

    Lo malo es que no ocurrirá nada y que las farmacéuticas ya tienen el dinero en la saca hagamos lo que hagamos…

  22. Jose Maria

    La Ministra Trinidad Jimenez,los Consejeros de Sanidad de las Comunidades Autonomas,y los cargos publicos y privados clave,deben de ser procesados de forma inmediata,via penal y con exigencias de responsabilidad maxima.

    La impunidad,es el acicate del mal,e incita a su reincidencia.

  23. Joel

    No haré mención sobre el fantástico artículo, que nos relata la verdadera historia de la gripe A y que cada día que pasa vamos teniendo mas información de este “gran fraude”.
    Pero sí lo haré sobre el comentario de Alvaro, me parece muy fuerte que alguién acepte que un Ministro (en este caso Ministra) sea víctima de una situación como esta, te recuerdo que tienen recursos, información y asesores (cosa que no tenemos los ciudadanos) para tomar las mejores decisiones, que se pueden equivocar, por supuesto, son humanos como los demas.
    Sobre tus preguntas, seré breve, si no se hubieran comprado las vacunas no habría pasado nada (se van a tener que tirar a la basura millones de dosis). Por una muerte mas de gripe A se habría creado la perrera medíatica…. fue la propia Ministra a la que interesaba en ese momento que nos informaran diariamente de cada muerte (cuando por otras enfermedades, incluida la gripe estacional, provocan muchísimas más).
    La tercera pregunta es casi, si me lo permites, humorística o no resides en España o no lo entiendo. Diariamente vemos como se “malgasta” dinero público por doquier, pero ¿te extraña que les preocupe en gastarselo en vacunas?
    La cuarta, en fin, replantéatela tú mismo, muy mal vamos si das por hecho y aceptas que esto fuera así.
    Y la última, si mañana la OMS dice que la semana que viene llegará la pandemia definitiva que acabará con todos nosotros y solo nos queda cortarnos las venas, pués ala, a cortarse las venas, sobretodo cuando está en el punto de mira de muchísimas asociaciones y organizaciones bajo sospecha de estar a favor de la Industria antes que de nuestra Salud.

    Piensalo, ¿quien se ha pasado más de la “raya”?

  24. Anibal

    Coincido con el Dr. Gervás en sus apreciaciones sobre el riesgo real de la “gripe A”, es bajo. En Argentina nos la apechugamos sin vacunas y aún así muy baja mortalidad, menor que la gripe estacional en efecto.

    Pero, y creo haber comentado esto en notas anteriores del tema en el blog, coincido con Álvaro en la lectura política del problema.

    Dada una enfermedad, la opinión pública (representada y también generada por los medios de comunicación) espera vacunas, remedios y/o medicamentos, pero nunca que se les diga “aguanten que no es tan grave”. Aunque eso sea real, el costo político de hacerlo es increíblemente alto, basta una muerte (y pese a que el virus no es muy terrible, una muerte genera seguro en poco tiempo) para que el ministro deba renunciar ante la presión pública y seguramente sea demandado por los afectados. Junto con él asesores y otros funcionarios.

    Aún cuando la utilidad de la vacunas o el tamiflú sea mínima, las autoridades pueden esgrimir que realizaron todo lo técnicamente posible para aliviar la situación, y no son demandables por ningún afectado (excepto que las vacunas tengan efectos secundarios, etc., pero eso es otra historia).

    Comprendo y coincido con las graves implicaciones del camino elegido, pero no veo forma de actuar diferente y evitar pagar un costo político imposible de aguantar para nadie.

    Creo que la batalla no es contra el ministro, sino contra la desinformación, el miedo y un reclamo social que va a ser construido desde fuera.

    Saludos, Anibal

  25. Madridsur

    No creo que se esté exagerando en absoluto. Se describe exactamente lo que ha sucedido y se alerta sobre los motivos poco confesables que parecen estar detrás.
    Los ministro/as de Sanidad son los responsables de la política que se realice ante una situación así. No significa que sean “culpables”, pero sí que son los encargados de responder ante los ciudadanos.
    Pero lo que me parece más importante es exigir garantías de que no se repetirán los hechos, y la Ministra de Sanidad aseguró que “volverían a hacer lo mismo”, lo cual resulta una respuesta totalmente irresponsable sabiendo lo que a estas alturas sabe.
    Un saludo.

  26. Álvaro

    Esta vez os habeis pasado de la raya. Yo creo que más bien la ministra y todos los ministros y ministras de sanidad son victimas como el resto de ciudadanos de esta situación.

    ¿Que hubiera pasado si no se hubieran comprado las vacunas?

    ¿Acaso no hubiera bastado una muerte más por gripe A para que toda la perrera mediatica (y posiblemente las farmaceuticas) hubieran acusado a la ministra de gravisimas negligencias, a lo mejor alguien hubiera pedido tambien lo mismo: el procesamiento de la ministra, pero por lo contrario…

    ¿En serio puede alguien pensar que a cualquier ministro de sanidad le resulta divertido gastarse esa pasta en vacunas?

    ¿No será más cabal pensar en un chantaje de facto de las farmaceuticas a los políticos?

    ¿Como un gobierno va a ir contra las recomendaciones de la OMS y otros organismos de la UE en un tema tan espinoso como el de las vacunas? Nadie con una responsabilidad ministerial tendría el valor de hacer algo así.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.