El «complot» de la autoridad sanitaria de USA contra el fármaco ivermectina (para la Covid)

Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos, la conocida por sus siglas en inglés como FDA, reconoce ahora que violó su autoridad como institución de salud al decirle a la ciudadanía que dejara de tomar ivermectina, medicamento estudiado para la prevención y tratamiento de la Covid.

La ivermectina, un principio activo con mucha literatura científica detrás y que todo apunta a que podría ser un buen medicamento para tratar infecciones como las del coronavirus, pero que parece que no interesa. 

Un estudio realizado en la Clínica Universidad de Navarra ha encontrado que un la ivermectina tiene la capacidad de disminuir la carga viral y la duración de los síntomas en pacientes Covid-19. Ayuda a reducir la transmisión del virus. Pero ¿por qué está pasando desapercibido para la población?

La profesora y licenciada en Ciencias Físicas, Marga Mediavilla, me llamó la atención sobre el tema. Ella lo ha trabajado. Los resultados de este estudio que cito coinciden con 30 similares realizados en varios países y todos ellos encuentran que la ivermectina es eficaz, tanto para la prevención de la Covid-19 como para el tratamiento temprano y hospitalario, con mejoras en varios indicadores del orden del 75% o mayores en el caso del tratamiento temprano.

La ivermectina tiene el «defecto» de ser extraordinariamente barata, de no estar sometida al pago de patente y de poder fabricarse en muchos países del mundo, ya que es utilizada frecuentemente para el ganado. ¿Quizá por ello no fue la «solución» a la pandemia de Covid?

Ahora vemos lo que pasó con las mascarillas, la tremenda especulación y corrupción que rodearon sus compras. Y también hemos visto lo de las vacunas Covid, con su baja eficacia y los récords de notificaciones de muertes y graves daños que han provocado.

Foto: Cottonbro studio.

Quizá por ahí vayan los tiros, no era interesante para dar un pelotazo económico en plena pandemia. Y la FDA jugó sucio. Como cuenta la noticia de La Razón:

La FDA accedió a eliminar publicaciones de sitios web tras haber llegado a tuitear que el medicamento era para caballos y que la gente debía suspenderlo. El post más famoso, decía: «Tú no eres un caballo, no eres una vaca, habla en serio».

Durante la pandemia se especuló mucho con qué fármacos y tratamientos podrían ser buenos para la Covid. Existe un informe que ha publicado la FLCCC, organización creada en enero de 2020 por el Dr. Paul E. Marik, profesor de medicina y jefe del Departamento de Neumología en la Eastern Virginia Medical School, que reúne a un grupo de prestigiosos médicos e investigadores norteamericanos que han desarrollado algunos de los protocolos de tratamiento de la Covid‐19 más utilizados.

Dicho trabajo hace una revisión de los principales medicamentos utilizados contra la enfermedad, ahora que los estudios clínicos empiezan a mostrar claramente sus resultados. Concluye que tratamientos como la hidroxicloroquina, el remdesivir, el interferon y el suero de convalecientes, que en su día despertaron grandes esperanzas, han mostrado tener poca o ninguna eficacia.

En junio de 2021 comenzó a venderse la ivermectina en España. Fue incluido en el catálogo de prestaciones farmacéuticas.

El producto se vende en las farmacias con el nombre de Ivergalen 3 mg comprimidos EFG. La caja contiene cuatro pastillas y sus indicaciones de prospecto son para el tratamiento del Estrongiloidiasis digestiva, la filariasis y la sarna, entre otros (se trata de un potente antiparasitario). Ya no está en el catálogo de medicamentos extranjeros.

Algo se movía en el Ministerio de Sanidad, aunque todavía no estaba aprobado su uso para la Covid. Y la FDA no ha autorizado ni aprobado el uso de ivermectina para prevenir o tratar la enfermedad.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.