Nuevas restricciones a un fármaco para migrañas y epilepsia: Cuidado las embarazadas

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) publicó hace poco una carta de seguridad sobre nuevas restricciones para prevenir la exposición durante el embarazo al fármaco topiramato.

Los resultados de varios estudios recientes sugieren un posible mayor riesgo de trastornos del neurodesarrollo, incluidos trastornos del espectro autista, discapacidad intelectual y trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

Todo, después del uso de topiramato durante el embarazo, así como el ya conocido riesgo de malformaciones congénitas y restricción del crecimiento fetal.

Pero, ¿qué es el topiramato? El topiramato, cuyo nombre comercial más conocido es Topamax, se usa solo o con otros medicamentos para tratar ciertos tipos de convulsiones. También se usa para prevenir las migrañas, pero no para aliviar el dolor de las migrañas cuando se producen en adultos y niños mayores de 12 años.

El topiramato pertenece a una clase de medicamentos llamados anticonvulsivos. Su acción consiste en reducir la exaltación anormal en el cerebro.

En mujeres embarazadas se recomienda evitar el uso de topiramato para el tratamiento de la epilepsia. Dice la Aemps que «en mujeres con capacidad de gestación sólo podrá utilizarse para el tratamiento de la epilepsia si se emplean métodos anticonceptivos altamente eficaces». Pero es ganas de liarla.

Foto de Dominika Roseclay.

Este fármaco para la profilaxis de la migraña está contraindicado durante el embarazo y en mujeres con capacidad de gestación que no utilizan métodos anticonceptivos.

Hace unos años saltó una polémica relacionada con este medicamento. La publicamos bajo el título de Trastorno Límite de la Personalidad: polémico diagnóstico y peor receta. El trastorno límite de la personalidad (TLP) es una afección mental por la cual una persona tiene patrones prolongados de emociones turbulentas o inestables

Es una enfermedad polémica, y un problema extra es que la mayoría de personas con diagnóstico de TLP toman psicofármacos en algún momento de su vida, y a veces de manera crónica.

No hay medicamentos con la indicación específica de TLP pero se toman otros, sobre todo «estabilizadores anímicos», que se usan para tratar el trastorno bipolar y que se supone que mejoran el control emocional y la impulsividad de quienes los ingieren.

Se usa, por ejemplo…, sí el topiramato (Topamax), además de valproato (Depakote) y lamotrigina (Lamictal), que son antiepilépticos.

Así que las personas diagnosticadas de TLP que tomen el fármaco que comentamos han de considerar las nuevas restricciones también.

Si tiene o conoce a alguien que padece por esta causa consulte con nosotroscontacte con ADAF, la Asociación de Afectados por Fármacos.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.