El «Caso Janssen» supone un nuevo mazazo para las vacunaciones Covid

Martes y 13, se veía que la vacuna de Janssen también empezaría mal y así se confirmó ayer. Era el día que llegaba a España una importante remesa de la misma y cuando el envío estaba listo, la Agencia de medicamentos de Estados Unidos (EE.UU.), la FDA, pidió que parase la vacunación por fallos en la coagulación de la sangre. ¿Un nuevo caso AstraZeneca (AZ)? ¿Hay algún problema específico con estas vacunas?

Todo comenzó cuando el diario The New York Times informó de que seis personas que habían sido vacunadas con viales de Janssen (empresa de Johnson & Johnson) sufrieron una serie de trombos en las dos semanas posteriores a la vacunación, de las cuales una de ellas falleció.

Ayer, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) recomendaron suspender la administración de la vacuna de Janssen.

La recomendación del regulador norteamericano se produce el día en que llegaban las primeras dosis de esta vacuna a España.

Se prevé que estos viales sirvan para inmunizar al grupo de edad de entre 70 y 79 años pero la FDA no va a dar permiso de nuevo para su aplicación hasta que no concluya la investigación que ahora realiza para saber porqué esta vacuna (también la de AstraZeneca) está causando problemas en la circulación sanguínea.

Janssen ha comunicado que retrasa el envío de vacunas a Europa por lo que no han llegado las 300.000 dosis de su tratamiento que España esperaba. Según el diario italiano La Stampa la Unión Europea no renovará contratos con AstraZeneca ni Janssen.

Las cuatro vacunas autorizadas en la UE están siendo investigadas por los diferentes problemas de coagulación de la sangre que están notificándose. Parece que las que más los provocan son las de Astrazeneca y Janssen. Este estudio del Instituto de Salud Pública de Noruega añade una nueva luz, al estudiar todos los tipos de hemorragias relacionados con estas inmunizaciones.

No sólo las gravísimas que han provocado la alarma, sino hemorragias en general, y como se ve, es asunto que afecta más a las mujeres. Las vacunas Covid-19 tipo AZ y Janssen están asociadas a hemorragias de piel, nariz, encías más que las tipo Pfizer o Moderna (2,8 versus 0,1%). La probabilidad pues de sufrir episodios hemorrágicos fue 20 veces mayor en las personas vacunadas con las vacunas de las dos primeras citadas en comparación con las de las dos últimas de ARN mensajero.

Las cifras pueden significar que las vacunas AZ y Janssen vector no sólo dan lugar a casos graves de coágulos sanguíneos y recuentos bajos de plaquetas como hemos visto, sino que también pueden provocar episodios hemorrágicos menores en una mayor proporción de los vacunados.

Cada vez más evidencias apuntan a un rarísimo síndrome autoinmune que las vacunas contra el covid-19 basadas en adenovirus estimularían en mujeres menores de 50 años.

La explicación que conecta los trombos de AstraZeneca y Janssen tiene nombre: VIPIT (en inglés abreviado) o «Síndrome de Trombocitopenia Protrombótica Inmune Inducida por la Vacuna» y es muy grave pues tiene una letalidad del 40%.

Es decir, se producen pocos casos de daños pero cuando ocurren pueden causar la muerte en un porcentaje alto de personas afectadas.

El «Caso Janssen» supone un nuevo mazazo para las vacunaciones Covid pues se esperaba que, como sólo hace falta una dosis de esa vacuna, el proceso de inmunización se acelerase en Europa. Ahora se ralentizará por un tiempo indefinido y de nuevo, como explicábamos ayer en el post La desconfianza generada por el caso de la vacuna de AstraZeneca, se emborronará la buena imagen que las vacunas tienen.

Un Comentario a “El «Caso Janssen» supone un nuevo mazazo para las vacunaciones Covid”
  1. Jose Antonio Ferrer

    Buenas
    Agradecería información sobre carvativir y otros antivirales

    Muchas gracias

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.