Suspendida en España la vacunación con la vacuna de AstraZeneca

El Gobierno español ha decidido suspender temporalmente la vacunación con dosis de AstraZeneca después de que en los últimos días se hayan notificado al menos once casos de trombosis de senos venosos cerebrales (TSVC), en personas que habían recibido esta vacuna en diferentes países de Europa. Uno de los casos se ha producido en nuestro país.

La TSVC es un tipo de evento trombótico muy poco frecuente, pero que se hay producdio en varios países es preocupante y por ello, aunque tarde, la medida tomada, a la que se han unido también Alemania y Francia, es correcta. Prudencia ante todo. En España se han administrado 939.534 dosis de Astrazeneca. Sanidad había decidido la semana pasada no parar la inmunización con la vacuna de Astrazeneca pese a sus graves daños notificados.

Los eventos trombóticos se producen como consecuencia de alteraciones de la coagulación e incluyen diferentes entidades de mayor o menor gravedad cuyo nexo común es la formación de coágulos en sangre.

Como explican desde la Agencia Española de Medicamentos (Aemps),

el hecho de que los casos notificados no estuvieran relacionados con un único lote, apuntaba también a que no existía un defecto de calidad relacionado con un lote específico».

Los casos aparecidos de trombosis venosa cerebral tienen la particularidad de ir asociados a una disminución del número de plaquetas en sangre, lo que sugeriría una activación anormal del sistema de la coagulación que daría como resultado esa obstrucción de las venas cerebrales.

Mientras se investiga si estos acontecimientos de los que la Aemps y el resto de agencias europeas han tenido noticia, están relacionados o no con la vacuna, el Ministerio de Sanidad considera prudente suspender a partir de hoy martes y durante las dos próximas semanas la vacunación con la vacuna frente a la Covid-19 de AstraZeneca.

El consejo para las personas que se hayan puesto la vacuna de AZ es tener en cuenta que la cefalea o dolor de cabeza es un síntoma frecuente después de la vacunación frente a la Covid. Sin embargo, si alguien que haya recibido la vacuna en los últimos 14 días padece dolor de cabeza intenso y persistente, que cambia significativamente al tumbarse o se asociaa  alteraciones visuales u otros síntomas neurológicos persistentes, se recomienda consultar con el médico.

Como hemos contado, los trombos que ahora se notifican no fueron detectados en los ensayos clínicos llevados a cabo por el laboratorio. Y es que hay precedentes de daños en las vacunas de AZ.

A finales de septiembre, AstraZeneca volvía a informar, era la segunda vez que lo hacía en poco tiempo, sobre nuevos efectos secundarios en las pruebas de su vacuna para la Covid-19.

Un segundo voluntario sufrió «síntomas neurológicos sin explicación» en los estudios que estaban haciéndose. Esa persona padeció durante las pruebas mielitis transversa, un trastorno poco común del sistema nervioso. Unos días antes de ese suceso habían tenido que suspender el ensayo clínico de su vacuna por los graves efectos secundarios sufridos por una de las personas que también sufrió mielitis.

Vaya que AstraZeneca está cubriéndose de gloria con su vacuna. A principios de septiembre publicamos un post en el que explicábamos porqué pensábamos que se produciría un fracaso de la vacuna para la Covid-19 de AstraZeneca y Oxford.

No es que tengamos dotes adivinatorias o una bola de cristal mediante la que conocer el futuro, no. Es que en el Bufete Almodóvar & Jara llevamos un caso de una muerte que se produjo durante un ensayo clínico de esta empresa en el hospital de Mérida, la de Juan Santos.

Conocemos muy bien el funcionamiento interno de AZ cuando intenta «hacer ciencia». Astrazeneca es la misma empresa que no quiere indemnizar cuando se producen muertes durante sus ensayos (esperemos que esto no ocurra en el caso de su vacuna Covid).

Oculta información a un juzgado civil y hace que la familia del fallecido tenga que litigar durante años por sus derechos en relación a una indemnización por parte del seguro del ensayo clínico, tal y como marca la ley, aparte de otras lindezas que podéis leer en ese post.

Esperemos que todo quede en un susto pero apenas llevamos un mes de vacunación con el producto de AZ y la reputación de la compañía ya está marcada.

2 Comentarios a “Suspendida en España la vacunación con la vacuna de AstraZeneca”
  1. Marino

    Los argumentos y reflexiones que nos pueden ayudar en la decisión individual respecto a si aceptamos o no recibir una vacuna, casi cualquier vacuna, no han cambiado mucho en los últimos, pongamos, 20 años.
    Son igualmente aplicables a la vacuna corona de esta empresa, a la de las otras empresas o a la de cualquier empresa, con un par de matices:
    – las menores pruebas de seguridad y efectividad antes de su aplicación en, probablemente, toda la historia de las vacunaciones, y
    – la mayor opacidad respecto a información necesaria que deberían tener las personas antes, no después, para poder tomar decisiones informadas y libres.
    En ausencia de suficientes pruebas en un contexto de opacidad institucionalizada, es difícil no considerar lo que está pasando como una confiada experimentación biológica masiva con productos en lo fundamental (en su efecto real sobre la salud) desconocido. Prudente y acertado no hacerlo obligatorio, el experimento.
    Respecto a argumentos y reflexiones que fomenten el debate crítico y responsable, la decisión individual informada y libre, quizás pueda resultar de interés a lectores de este blog la recopilación de comunicaciones en el enlace adjunto.
    Gracias
    https://www.medicosnaturistas.es/vacunar-o-no-es-esa-la-cuestion/

  2. Marcela

    ¿Que responsabilidad tendria la universidad de Oxford?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.