Víctimas de las vacunas del papiloma: Las notificaciones de muertes pueden ser muchas más de las «oficiales»

Hace unos días pudimos leer en la web Maldita Ciencia, que desentraña supuestos bulos con un periodismo de datos en ocasiones brillante, la publicación La vacuna del VPH y sus supuestas 352 víctimas mortales en Europa. El post parece una réplica a uno mío, de los más leídos y difundidos de mi blog titulado 352 muertes por la vacuna del papiloma notificadas ante la Agencia Europea de Medicamentos.

Me puse en contacto con Alicia Capilla, presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP) que anonadada me indicó que pese a que la citan en el escrito ¡no se han puesto con contacto con ella!

Ya que mencionan mi nombre sin haber contactado conmigo antes, me siento en la obligación de aclarar algunas cuestiones de total relevancia para preservar la salud de las mujeres de nuestro país», me dijo.

Alicia Capilla atendiendo a los medios de comunicación.

Así que lo que sigue es la contestación de la portavoz de las víctimas de esa inmunización, no sin antes precisar que no argumentamos que existan 352 chicas muertas sino que la menos son esas las notificaciones de posibles decesos recibidas por el organismo oficial encargado de la farmacovigilancia en Europa, que NO HA INVESTIGADO nunca el asunto por lo que son eso NOTIFICACIONES (de momento), no fallecimientos.

Argumenta Capilla en esta misma línea:

En primer lugar, me gustaría aclarar que nunca he afirmado que esta vacuna haya matado a 352 niñas, sino que hay registradas 352 notificaciones de reacciones adversas con desenlace mortal, conforme a la documentación aportada por la propia Agencia Europea del Medicamento (EMA) a la AAVP.

Lo que sí que hemos denunciado es el elevado número de estas notificaciones de muertes y por ello hemos solicitado al Ministerio de Sanidad de nuestro país y a la propia EMA que dichas notificaciones se estudien con el rigor que requieren. Creemos que la labor que se está realizando desde las Agencias Reguladoras y desde Farmacovigilancia en relación a las vacunas del VPH deja mucho que desear, ya que por el momento existen claros conflictos de intereses por parte de los técnicos evaluadores, lo cual plantea al menos dudas razonables al ciudadano.

Todo ello hace que en la práctica la evaluación de dichas vacunas esté siendo realizada únicamente por las propias compañías farmacéuticas. Por otra parte, es muy importante considerar que la mayoría de las notificaciones fueron realizadas por profesionales sanitarios y que incluso la propia EMA reconoce que existe infranotificación, por lo que las cifras podrían ser incluso más altas de las mencionadas.

Indican que la cifra que la EMA facilita a maldita.es son 334 casos. ¿No creen ustedes que esa cifra es lo suficientemente elevada para actuar con cautela y diligencia, aunque no todos fuesen finalmente por la vacuna? ¿Por qué no se estudian esos casos con absoluto rigor?

Como colectivo de afectadas nos preocupa, y así lo hemos trasladado a los organismos competentes, que no se esté informando correctamente a los ciudadanos y que no se quieran reconocer los daños causados.

En febrero de 2009, dada la gravedad de los efectos secundarios que la vacuna provoca en dos niñas valencianas, los medios de comunicación se hacen eco de la noticia y se cuestiona la seguridad de esta vacuna. También entonces se cuestiona su inclusión un tanto en el calendario vacunal.

La presión ejercida por los medios y la incapacidad para asumir responsabilidades ante la opinión pública explica no solo que se abandonara a las víctimas a su suerte, sino que se las estigmatizara arguyendo que la causa no era la vacuna sino la “psicogenia masiva”, término inventado por un empleado a sueldo de la farmacéutica implicada para evitar hacer frente a futuras demandas, explicación con la que de paso los políticos implicados se exoneraban de asumir la más mínima responsabilidad.

Ya han pasado diez años y todavía hay quien sostiene que esta vacuna no tiene efectos adversos, como si hubiera algún medicamento que no los tuviera. El problema es que en el caso de esta vacuna en algunas ocasiones son de extrema gravedad, tal y como se advierte en la propia ficha técnica de Estados Unidos, que no en la europea.

El problema que tenemos las víctimas afectadas es que no quieren reconocer los efectos adversos, aunque estén incluidos en la ficha técnica, base de datos o literatura científica. Todo ello para echar balones fuera y no asumir ningún tipo de responsabilidad. Es mucho más fácil desacreditar, denigrar a las víctimas que atenderlas.

En España, el informe de la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) del primer semestre de 2018 tiene registrados 1.283 casos (3.832 notificaciones de sospechas de reacciones adversas, ya que un caso suele presentar más de un efecto adverso). Además, el 43% de las notificaciones fueron graves y las enfermedades más notificadas son las que están relacionadas con trastornos del sistema nervioso (1.331 notificaciones).

Desde que se inició la vacunación en España hay registradas siete notificaciones con desenlace mortal pero a pesar del gran porcentaje de reacciones adversas graves notificadas aún no se ha hecho ningún estudio epidemiológico en nuestro país que evalúe dicha causalidad.

Según el estudio Notificación de reacciones adversas a la vacuna frente al virus del papiloma humano en la Comunidad Valenciana (2007-2011), de Rodríguez-Galán y col., publicado en 2014, las reacciones adversas parecen ser más frecuentes en el caso de las vacunas del VPH que con otras inmunizaciones.

Dicho estudio demostró que los efectos secundarios de las vacunas del VPH notificados por profesional sanitario (médicos y enfermeras) a las Autoridades Sanitarias tenían una incidencia aproximada de 1 por 1.000 inoculaciones.

Esta incidencia fue diez veces mayor que la descrita con otros tipos de vacunas administradas a jóvenes de la misma edad. El 32% de las reacciones adversas se clasificaron como graves.

Es cierto y nunca hemos dicho otra cosa que Japón dejó de recomendar -y no prohibir- la vacunación en 2013, tras comprobar que las reacciones adversas eran entre 1,7 y 3,6 veces mayores que con otras dos vacunas que se inoculaban a las jóvenes. Se analizaron 2.000 casos y se encontraron 357 notificaciones graves (17,85%), de ahí la decisión de suspender la vacunación del papiloma.

Hemos pedido al Ministerio de Sanidad que haga lo mismo pues aquí el porcentaje de notificaciones graves (43%) es mayor incluso que en Japón.

No podemos olvidar que estas vacunas se aplican a jóvenes que gozan de salud, que existen métodos de detección del cáncer de cérvix, que los programas de cribado realizados de manera sistemática han disminuido la incidencia y la mortalidad del cáncer de cuello de útero en un 70% en todos aquellos países que los han aplicado y que además la incidencia de esta afección en España no es un problema de Salud Pública.

Por este motivo, antes de que se incluyera esta vacuna en el calendario vacunal de nuestro país, muchos profesionales de la salud decidieron expresar su oposición a través de un documento que pedía una moratoria. Afirmar que esta vacuna evita el cáncer de cérvix es una falacia, ya que aún no se ha podido demostrar por la propia historia de la enfermedad. Se necesitan más de 20 años para demostrarlo.

Creemos que es una temeridad que “expertos” de sociedades científicas de nuestro país declaren que estas vacunas no tienen efectos adversos. Dicha afirmación no solo no es cierta, sino que pone en peligro su credibilidad y además puede afectar a la credibilidad y confianza en otras vacunas.

Si Maldita ciencia es un proyecto periodístico independiente que, como apuntan en su página web, pretende dotar a los ciudadanos de “herramientas para que no te la cuelen”, si la credibilidad es su mayor valor y siguen una política de neutralidad, deberían al menos haber contactado con nuestra asociación para conocer las dos caras de la moneda.

En nuestra asociación no dudamos de que las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad. Sin embargo, eso no justifica que por ello no podamos exigir que las Autoridades Sanitarias de nuestro país actúen con la debida diligencia apoyando a las víctimas, realizando una labor de farmocovigilancia efectiva e independiente e informando a los ciudadanos de los posibles riesgos que una práctica médica puede acarrear en personas sanas.

5 Comentarios a “Víctimas de las vacunas del papiloma: Las notificaciones de muertes pueden ser muchas más de las «oficiales»”
  1. Alejandro Melo

    Comparto esta información compilada con el tiempo, puede ser de interés.

  2. Rafael Domínguez Losada

    Recordando mi comentario anterior a este trabajo, les aporto la parte más sustancial de la información de que había hecho mención, por lo que tiene de sumo interés. Es el video «Vacunación, La Verdad Oculta» subtitulado: https://www.youtube.com/watch?v=dGPYp0rsLNU
    Soy consciente del miedo que hay a manifestarse en este sentido. Pero el miedo es mal consejero e impide liberarse de tanta ocultación, información sesgada o mentira descarada con que se nos somete a intereses espurios; a intereses que no son los propios y, en consecuencia, los intereses de nuestra descendencia. El miedo es nuestro peor enemigo y acaba por volvernos falsos incluso para con nosotros mismos. Así que, Miguel, te agradecería que no omitas el publicar mis comentarios. Y si no lo hicieras así, haz el favor y quita esta opción a fin de no hacernos perder el tiempo a usuarios que como yo tratamos de hacer aportes de interés (de sumo interés para casos como éste).

    • Maite Garcia Esandi

      Hola mi pregunta es muy directa. En Octubre me puse la vacuna de la gripe cómo hago todos los años.
      A los tres días de ponerme la vacuna note que no oía nada del oído derecho con lo cual acudi a mi médico al que le hice saber que yo pensaba que podía ser una reacción de la vacuna y me contesto que no tenia nada que ver etc, etc.
      El día 22 de Diciembre casi tres meses despues y con tratamiento de cortisona entre otras cosas, voy de viaje con el inserso a Torremoninos y al aterrizar el avión ✈ compruebo que no oigo nada ni oido derecho ni izquierdo. Pero es que tampoco oía mi propia voz… SILENCIO TOTAL.
      Esto fue en Diciembre, estamos a Febrero ( dos meses despues del aterrizaje y cuatro meses desde que perdi la audición del oído derecho. Hasta el día de hoy ni médicos, ni especialistas, ni hospitales donde me hicieron un estudio completo me saben dar una respuesta a mi sordera y en todos estos meses no hay quien me quite de la cabeza que fue mucha casualidad poner la vacuna y a los tres días empezase con la sordera del oído derecho.
      Mi pregunta es….
      Cree usted que estoy en el pensamiento correcto y q todo viene derivado de la vacuna?
      Gracias
      Un saludo
      Maite Garcia,

  3. Rafael Domínguez Losada

    Con respecto a esta afirmación: «En nuestra asociación no dudamos de que las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad», disiento: He leído y visto infinidad de documentos y documentales que apuntan a lo que se afirma en estas web:
    https://detenganlavacuna.wordpress.com/2011/03/02/dra-humphries/
    https://wp.me/p6xiIj-fVu
    Son el mismo trabajo en ambas. Los más interesante, que no traigo aquí ahora por falta de tiempo, con gráficos de cómo en la medida en que se aumentaba el saneamiento en general (retirada de los entornos residenciales de los basureros, estercoleros, animales para el consumo domestico, arroyos infectos y se construían domicilios con agua potable y sanitarios), la tasa de infecciones caía paulatinamente hasta su punto más bajo (fue a mediados del siglo pasado. Y no siguió descendiendo con las vacunaciones a partir de entonces, sino que, por el contrario, aumentó en alguna medida la tasa de infecciones, con el inri añadido de los efectos secundarios y reacciones adversas muertes incluidas. Busquen por la Internet y no repitan axiomas o dogmas cual papagayos o loros adiestrados (que sí que lo fueron en pro de los ingentes intereses de las industrias farmacéuticas y su entorno que recibe parte de esas ganancias).
    Espero que con lo dicho no consideren ustedes que le estoy faltando al respeto a nadie, sino que, por el contrario y desde mi cruda subjetividad, lo que hago o trato de hacer es ser sumamente objetivo.

  4. Raquel Blanco.

    𝐍𝐮𝐞𝐯𝐨 é𝐱𝐢𝐭𝐨 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐌𝐞𝐝𝐢𝐜𝐢𝐧𝐚 𝐂𝐨𝐦𝐩𝐥𝐞𝐦𝐞𝐧𝐭𝐚𝐫𝐢𝐚.

    El Instituto Politécnico Nacional (IPN) comprobó la eliminación del 100% del 𝐕𝐢𝐫𝐮𝐬 𝐝𝐞𝐥 𝐏𝐚𝐩𝐢𝐥𝐨𝐦𝐚 𝐇𝐮𝐦𝐚𝐧𝐨 (𝐕𝐏𝐇), focalizado en el cérvix uterino de 29 mujeres de la Ciudad de México, tratadas con 𝐭𝐞𝐫𝐚𝐩𝐢𝐚 𝐟𝐨𝐭𝐨𝐝𝐢𝐧á𝐦𝐢𝐜𝐚.

    https://www.antena3.com/noticias/salud/cientifica-consiguen-eliminar-virus-papiloma-humano-100_201902055c5a0bf50cf2cfda54be37a5.html?fbclid=IwAR34u9BlGr8KNYkbXFBnZwR6Hbver2hwBKP0mFzsvl0-BGJD-_GXlZHnBlQ

    * Reporte: Eliminación del 100 por ciento del Virus del Papiloma
    Humano (VPH)

    https://www.ipn.mx/CCS/comunicados/ver-comunicado.html?y=2019&n=31

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.