Retiran lotes de un medicamento esencial para alérgicos

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha detectado problemas con el autoinyector de epinefrina en dos lotes del medicamento Altellus, indicado para el tratamiento de emergencia de las reacciones alérgicas graves.

La probabilidad de presentarse el defecto a la hora de usar el producto es considerada “extremadamente baja” pero claro, las consecuencias de no administrar la dosis necesaria del medicamento pueden ser nefastas. Por eso, quienes tengan unidades de los lotes afectados han de acudir a una oficina de farmacia para su sustitución (no han de tirarse a la basura sino sustituirse en la farmacia).Altellus

El producto lo fabrica Meda y la Aemps ha retirado dos lotes del fármaco debido a la posibilidad de que la pluma precargada tenga un componente defectuoso, lo que podría ocasionar un fallo para activar el autoinyector o requerir un incremento de la fuerza necesaria para activarlo.

Esta medida se lleva a cabo tras la recepción, en un lote de medicamento no distribuido en España, de dos comunicaciones de problemas para activar el dispositivo de administración. Como medida de precaución se considera que es precisa la retirada de dos lotes distribuidos en España:

ALTELLUS 150 MICROGRAMOS NIÑOS, SOLUCIÓN INYECTABLE EN PLUMA PRECARGADA, 1 pluma precargada de 2 ml (NR: 67263, CN: 656715)

Lote: 5ED824AN, fecha de caducidad: abril 2017

ALTELLUS 300 MICROGRAMOS ADULTOS, SOLUCIÓN INYECTABLE EN PLUMA PRECARGADA, 1 pluma precargada de 2 ml (NR: 67264, CN: 656714)

Lote: 6FA293R, fecha de caducidad: septiembre 2017.

Se da la circunstancia de que el principio activo epinefrina ha protagonizado no hace mucho un escándalo en Estados Unidos por el aumento injustificado de su precio siendo un fármaco necesario. En esta ocasión se trató de la marca EpiPen, otra inyección para afectados por una reacción alérgica severa. El precio se disparó de unos 100 dólares que costaba en 2009 a los más de 600.

Epipen

EpiPen son dos inyecciones de epinefrina o adrenalina que se usa en personas con reacciones asmáticas o alérgicas graves que según los médicos especialistas “pueden llegar a provocar la muerte”.

A las personas con factores de riesgo para estas reacciones se les recomienda que lo lleven siempre consigo, por lo que con buen criterio la Aemps ha decidido la comentada retirada de la marca Altellus.

Con respecto al EpiPen, no hay razones comprensibles para su asombroso aumento de precio. El EpiPen no es un descubrimiento reciente. Se vende desde 1977. Fabricarlo no es muy costoso: el medicamento cuesta menos de dos dólares y los inyectores son dispositivos que cuestan menos de 50.

Hace nueve años la compañía farmacéutica Mylan compró el producto, que es exclusivo. Entonces se vendía a 60 dólares. En España se venden dos productos similares con las marcas Altellus, el de los lotes que se han retirado y Jext. Su precio es de unos 50 euros.

Es importante como indica al final de su nota la Agencia notificar todas las sospechas de reacciones adversas al Centro Autonómico de Farmacovigilancia correspondiente, pudiéndose realizar a través de la web.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.