Prácticas de lobby vejan los derechos fundamentales de las personas “electrosensibles”

Los derechos de las personas enfermas de Hipersensibilidad a los Campos Electromagnéticos (EHS) o electrosensibles, se han visto cercenados por un episodio de conflictos de interés en el seno del Comité Económico y Social Europeo (CESE). La historia es la siguiente. La Sección de Transportes, Energía, Infraestructuras y Sociedad de la Información (TEN), perteneciente al CESE, había elaborado un dictamen que recomendaba a los gobiernos europeos paliar la grave situación de marginación y precariedad en la que viven las personas afectadas por la contaminación electromagnética.

Foto: Stefan Krause

Foto: Stefan Krause

Una comisión de estudio sobre la electrohipersensibilidad (EHS) contrastó todas las pruebas científicas y reconoció entre ellas las que muestran efectos de los campos electromagnéticos en las personas electrohipersensibles. Un proceso que ha durado meses.

El trabajo original ayudaba a difundir la situación de los afectados de exclusión y la vulneración de sus derechos humanos fundamentales, con pérdidas invalidantes de su salud y el abandono de las autoridades sanitarias (desconocedoras de sus efectos y de cómo actuar).

El informe reconocía el incremento de la prevalencia de la EHS, así como los problemas que acarrea, en todos los órdenes -laboral, social y familiar- a quienes padecen el síndrome, la discapacidad funcional que padecen y enmarca la enfermedad como síndrome ambiental ligado a la exposición a los campos electromagnéticos.

Me cuenta Minerva Palomar, que junto a Ángel y otras personas afectadas o con familiares afectados han creado la asociación Electrosensibles por el Derecho a la Salud:

El equipo solicitaba medidas concretas para recuperar los derechos perdidos, ayudando y protegiendo a los afectados, eliminando o disminuyendo su exposición a campos electromagnéticos e incluso planteaba la creación de las llamadas zonas blancas.

También contemplaba medidas tendentes a proteger a la población general y en especial a niños y jóvenes, aconsejando por ejemplo Internet por cable en los colegios en vez de WiFi)”.

Pero alguien debió de ponerse nervioso; cuando los derechos en salud de la población avanzan ciertos negocios retroceden. Y en eso que apareció un contradictamen. Lo presenta un miembro del CESE con numerosos conflictos de interesés, Richard Adams, a menos de 24 horas de la aprobación y sin ningún proceso de estudio previo.

El texto de Adams niega la relación de los problemas de salud mencionados con la exposición a la contaminación electromagnética, obviando la cantidad de pruebas científicas sobre sus efectos biológicos y manifestada por médicos, científicos y asociaciones profesionales de la salud de todo el mundo.

Esta persona usa los argumentos negacionistas por lo general esgrimidos por la industria interesada en que no se reconozcan los posibles efectos negativos de las tecnologías inalámbricas. La historia se repite ya que son muchas las sustancias nocivas para la salud, cuyos efectos negativos se camuflaron durante mucho tiempo por presión de las distintas industrias implicadas (tabaco, amianto, gasolina con plomo, entre otras muchas).

Al final la votación ha sido negativa para el proyecto inicial gracias a “la estrategia Adams” y el contradictamen del fontanero de las operadoras de telefonía fue aprobado. Ese trabajo niega la existencia de este síndrome y se apoya para ello en comités científicos muy cuestionados por su conflicto de intereses, como el SCENHIR (Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks).

No propone ninguna medida ni en la atención ni en la protección de las personas afectadas. Pospone la toma de medidas con el viejo argumento conocido, habitualmente usado por industrias implicadas en problemas medioambientales y de salud, de “no hay suficiente evidencia científica aún” e ignorando la evidencia que no les interesa.

Deja a las personas afectadas en su situación de desprotección y exclusión. Pero ¿quién es esta persona con tanto poder de convicción? Un miembro del consejo de administración de Sustainability First, organización benéfica británica, que promueve los smart meters o contadores digitales o inteligentes que están poniendo ahora las compañías de electricidad o agua y que utilizan radiofrecuencias para transmitir datos).

Contadores telegestión iberdrola endesa unión fenosa electricidad

Esta organización benéfica está patrocinado por BEAMA, que representa a 300 empresas de electrotecnología y asegura tener una influencia significativa en el Reino Unido y en la política internacional.

También por Cable & Wireless, Consumer Futuros, British Gas, EDF Energy, Elexon E-Meter (Siemens), EON Reino Unido, National Grid, Northern Powergrid, Ofgem (el regulador del sector eléctrico británico), Scottish Power Energy Networks y UK Power Networks (redes eléctricas británicas).

Adams aparece también como miembro del Consejo de Partes Interesadas que asesora al Consejo Ejecutivo de RWE AG. Ésta es una de las cinco compañías de electricidad y gas más importantes de Europa, la cual también está promoviendo los contadores digitales.

Para ampliar la información podéis leer el informe completo sobre estos hechos realizado por los grupos europeos de afectados EHS y que trabajan contra la contaminación electromagnética.

Estas personas, además de haber perdido la salud y sufrir constantemente dolorosos y severos síntomas, han perdido sus trabajos, su vida social e, incluso, muchos de ellos su dignidad, al tener que vivir en situaciones paupérrimas que ningún ser humano debería soporta.

Va a haber que ampliar las duras acusaciones del ingeniero de telecomunicaciones y especialista en este ámbito, Pedro Costa, cuando habla de “gobiernos lacayos del sector de las operadoras de telefonía”.

10 Comentarios a “Prácticas de lobby vejan los derechos fundamentales de las personas “electrosensibles””
  1. Cary Lowel

    LOS ESCÉPTICOS VERDADEROS O ESCÉPTICOS DE MENTE ABIERTA

    Preguntan sobre todo y desechan la fe, incluso la de queridas instituciones establecidas.

    Hacen preguntas para tratar de entender las cosas nuevas y están dispuestos a aprender acerca de ellas.

    Se aplican un examen crítico e investigan todas las partes, incluida la propia.

    Retienen el juicio y no saltan hacia conclusiones precipitadas.

    Buscan la verdad y consideran que es el objetivo más alto.

    Piensa en términos de posibilidades y no en la preservación de vistas fijas.

    De manera justa y objetiva sopesan la evidencia en todos los lados.

    Reconocen pruebas válidas convincentes en vez de ignorarlas o negarlas.

    Poseen un sólido y agudo sentido común y de razón.

    Son capaces de adaptar sus paradigmas a las nuevas pruebas y actualizar sus hipótesis para ajustarlas a los datos.

    Cuando todas las explicaciones convencionales de un fenómeno se hayan descartado, son capaces de aceptar las paranormales.

    Aceptan que hay misterios y se deleitan en tratar de entenderlos.

    Ven a la ciencia como una herramienta y una metodología, no como una religión o una autoridad a ser obedecida.

    Entienden la diferencia entre el proceso científico y la comunidad científica.

    Reconocen que la comunidad científica está sujeta a la política, la corrupción, el control, la censura y la represión, como todas las instituciones humanas – y por lo tanto debe ser examinada críticamente y analizada, en lugar de tomarla a modo de fe, especialmente a la luz de evidencia contraria a sus pretensiones.
    Admitirán que están equivocados cuando la evidencia lo requiera.

    PSEUDOESCÉPTICOS O ESCÉPTICOS DE MENTE CERRADA
    No cuestionan nada de lo establecido por las instituciones no religiosas, pero tiene todo lo que define a la fe y exigen que los demás hagan lo mismo.

    No hacen preguntas para tratar de entender las cosas nuevas, pero las juzgan por si se ajustan a la ortodoxia.

    Se aplican el “pensamiento crítico”, sólo para lo que se opone a la ortodoxia o al materialismo, pero nunca al status quo en sí.

    Sentencian rápidamente algo como falso y echan por tierra lo que contradice su paradigma.

    No están interesados en la verdad, las pruebas o los hechos, sólo en la defensa de sus puntos de vista.

    No pueden pensar en términos de posibilidades, pero ven sus paradigmas como algo fijo y constante.

    Están dispuestos a mentir y a engañar para desacreditar a sus oponentes.

    Rechazan y niegan automáticamente todos los datos que contradicen al materialismo y a la ortodoxia.

    Critican velozmente para sacar conclusiones sobre lo que saben poco o nada.

    Se burlan y ridiculizan lo que se opone en lugar de utilizar un análisis objetivo y el examen.

    Cuando se enfrentan a pruebas o hechos que no pueden refutar, utilizan la semántica, juegos de palabras y la negación para tratar de ocultar el problema.

    Son incapaces de adaptar sus paradigmas a las nuevas pruebas, y niegan los datos que no caben en ellos.

    Cuando todas las explicaciones convencionales de un fenómeno inexplicable se han descartado, todavía no son capaces de aceptar las paranormales.

    No les gusta el misterio y la incertidumbre, e insisten en que todos los fenómenos desconocidos deben tener una explicación mundana.

    Ven la comunidad científica como una autoridad religiosa que siguen con fe y nunca ponen en duda o es cuestionada. No entiende la diferencia entre el proceso científico / metodología y la institución del establishment científico.

    Suponen que la comunidad científica es objetiva e imparcial y libre de la política, la corrupción, el control, la censura y la represión por ninguna otra razón que la fe ciega en la autoridad.

    Nunca admiten lo que están mal, no importa lo que sea, a pesar de la evidencia.

  2. Jesús H

    Hola Miguel, muy interesante la noticia que nos traes, pues en ella aparecen los intereses bastardos que atentan contra la salud de las personas. Una muestra más de tales intereses, basados fundamentalente en la codicia humana.
    En el campo de la salud estamos siendo testigos de una nueva vuelta de tuerca, si no un cambio de paradigma, en la consideración de la salud, y por lo tanto la calidad y el tiempo de vida, es decir la VIDA, como un derecho humano básico.
    Me refiero a la campaña editorial lanzada por un diario médico que se distribuye gratuitamente en todos los centros de salud y consultorios públicos y en algunos privados, que llega a la absoluta mayoría de los profesionales médicos, financiado dicho medio por la industria farmacéutica, que propone en dicha campaña que la SALUD NO ES UN DERECHO HUMANO, sino sólo un derecho económico, que está sujeto a la disponibilidad económica de la circunstancia o situación.
    Supongo que esta campaña proviene de la defensa de la ambición codiciosa de las farmaceúticas en el caso del tratamiento de la Hepatitis C. Con esto derivan el debate a una cuestión de derechos económicos entre las personas de la población con los de la industria farmaceútica. DESHUMANIZAN LA SALUD, la convierten en un producto, en una cosa, en un servicio económico, no en una necesidad básica de toda persona y conjunto de ellas que es defendida hasta ahora como un derecho humano de todas las personas. Y así comprendido y conceptuado por la abrumante mayoría de los humanos.
    Considero que un medio con estos presupuestos editoriales tan nefastos para la salud, el bienestar, la dignidad de las persona y sus derechos, y la VIDA, debiera ser expulsado de los centros de salud de este país, pues el daño que está produciendo a la población es tremendo.
    Salud.

  3. Antenas Asesinas de Rota

    Sobre el estudio que ha dicho o comentado Mario Gil, mostrar mi total sorpresa, si realmente dice que has realizado un estudio, nada más claro que ver algo tan evidente, estamos conociendo casos en toda España y en este municipio que personas que vivían en puntos de radiación cercanas a las antenas y se han alejado de la fuerte de radiaciòn han bajado los marcadores tumorales, esto está ocurriendo en una investigación comparativa que se realiza en diferentes lugares de la provincia de Cádiz tomando como referencia la cercanía a las antenas, es sorprendente la bajada en marcadores y de nuevo cuando estas personas han vuelto la subida ha sido muy grande, por lo tanto hay cosas que la evidencia y la claridad lo deja más que claro. Habíamos creado una página para denunciar los casos de cáncer, pero el tema suena a genocidio, casos con bloques de viviendas con 18 personas, otros con 12 personas, ictus, fibromialgias en personas jóvenes, alzheimer en personas jóvenes algo más que evidencia el efecto de las radiaciones en la salud de tantos vecinos de Rota en la provincia de Cádiz que junto a la cercanía de la base americara con esos potentes rádares ha convertido a Rota en un municipio donde ya las personas hablan de pandemia de cáncer. Es curioso como a raíz de los numeroso casos que se había denunciado en este red soncial con la pagina Antenas Asesinas de Rota se ha visto un interés de científicos internacionales pidiendo información, lo que más ha llamado la atención es que científicos de israel se han interesado por el caso de Rota. Pero alguien hizo algo para que se bloqueara la página .Es mas que evidente que hay muchos intereses que están protegidos por los gobiernos donde aflora los casos de corrupción de intereses creados y por poner un ejemplo en España casi todos los cargos políticos y personas que han tenido o tienen responsabilidad en la materia y faciliar impllantación de sistemas sin antes hacer un estudio sobre los efectos de la salud, los podemos ver como consjeros o como asesores de estas grandes compañías por poner un ejemplo tanto de las compañias de telefonía como de las eléctricas entre otras.

  4. Tasio

    Bueno…, pero esta historia que se repite ciclicamente (tabaco, amianto, talidomida, etc.) tiene fácil solución (que por otro lado es la única solución posible), en el momento en el que ya no haya controversia (aunque antes de este momento habría que aplicar el principio de precaución), hay que llevar a Richard Adams ante los tribunales, para ser juzgado civilmente (con todos sus bienes) por los daños causados y penalmente por los daños causados (y en caso de que muera sin juzgar a sus descendientes hay perseguirles civilmente en sus bienes heredados del señor Richard Adams), además hay que reprobar socialmente estos comportamientos y lo mismo que a Richard Adams a todos los pseudocientíficos que trabajan para operadoras, a los políticos que las propician, y a los directivos de las operadoras, a los que hay que aplicar siempre la misma “medicina” que a Richard Adams (por supuesto las compañías responderán economicamente con su patrimonio de todos los daños y serán denunciadas civilmente, si las personas físicas no han sido capaces de cubrir la deuda, que no podrán…), luego claro, si no pueden será responsable subsidiario el estado, pero siempre en último término (visto lo visto con los de la Talidomida…), también hay que denunciar penal y civilmente a los que se mofen de los enfermos, pretendidos divulgadores pseudoescépticos del tema, realmente negacionistas, con términos como “antiantenas” o “electrofóbicos”, además de otros calificativos como locos, reirse de ellos, insultarles, etc., además hay que reprobar socialmente estos comportamientos, si se hace esto, pronto se resolverán los problemas, si no se hace, entonces no, lo que es mas, volverán a surgir en el futuro nuevos problemas con nuevos temas, mas víctimas y mas “gentuza irresponsable ante la ley” (además de haberse “forrado” economicamente con el tema, si ganas dinero y te sabes impune ante la ley, siempre habrá gentuza que lo hará…), lo que hace falta son mas Nuremberg y reconocer que estos son crímenes contra la humanidad, que no prescriben y son perseguibles en todo el planeta.

  5. Mario Gil

    Hola: Permítame que le comente que, dentro de mi modestas investigaciones con analítica celular con microscopio de campo oscuro, y la aplicación de mi cabina desarrollada, se ha solucionado un caso que tengo documentado con grabación posterior a la remisión de esta patología de una señora que venía padeciendo de SQM y electrosensibilidad. Creo haber encontrado por qué algunas personas padecen estas patologías, y hasta puede ser que, no influyan tanto en los seres humanos los campos electromagnéticos. No es que no lo pedezcan pero, no influyen directamente en el cuerpo como tal. Si quieren que lo explique mejor, quedo a su disposición.
    Hay que seguir investigando, aunque de momento se escapa a lo que yo pueda realizar pero, estoy dispuesto a compartir mis trabajos de campo con personas que sepan más que yo. Le ruego vea en este enlace el vídeo con la llamada de socorro de esta persona.
    Enlace al video que salió en Antena 3 TV:
    Tanya en mi web: http://www.acupiramide.com/SQM.htm

    Enlace a video de investigación realizado por el Dr. Raymond Hílu:
    http://www.dailymotion.com/video/xvly5d_video-de-investigacion-en-la-salud_webcam?search_algo=2#.USzrHleAaqk

    Deseando haber contribuido a despertle la curiosidad. Me despido.
    Atentamente: Mario Gil

  6. Angel

    Lamentable espectáculo. Corrupción total. Aquí tenéis una entrevista al lobbysta que ha hecho un contrainforme… La entrevista es en inglés y no tiene desperdicio
    Gracias Miguel, eres el único en Toda ESPAÑA que se ha hecho ECO de esta noticia.
    http://www.andrewgeller.me/blog/2015/01/31/europe-backs-away-from-protecting-the-electrohypersensitive/

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.