Hepatitis C, Sovaldi y porqué los fármacos son tan caros

El caso de los enfermos de hepatitis C sin tratamiento está poniendo en tela de juicio el precio de los medicamentos y cómo se marcan estos. Sovaldi, el fármaco que dicen que es efectivo para combatir la enfermedad tiene un coste en España de entre 25.000 y 60.000 euros. Esto pone en cuestión el modelo sanitario y farmacéutico actual.

Este mismo tratamiento en la India tiene un coste previsto de 300 dólares y en Egipto 900 euros. En España como escribo, el Gobierno dice que ha conseguido una rebaja. Las leyes aprobadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), el Acuerdo de Doha sobre temas de Salud Pública, permiten saltarse la patente de un fármaco si existe una circunstancia especial y esta lo es. Miles de personas en España padecen hepatitis C y desean ese tratamiento y se podría fabricar como genérico. Es cuestión de voluntad política el acceso al mismo.

Sovaldi gilead hepatitis precio¿Cómo se marcan los precios de los fármacos? pues en función de la oferta y la demanda y no de las necesidades humanas y este es un claro ejemplo. Los laboratorios se basan para pedir a la administración precios altos para sus medicamentos en que cuesta mucho tiempo y dinero desarrollarlos. En parte es cierto. Sólo en parte.

La mayoría de los medicamentos “nacen” en instituciones públicas. Cuando una molécula sobresale, son laboratorios privados los que compran los derechos sobre la misma y desarrollan el producto.

Luego será de nuevo con dinero público con el que se financiarán esos fármacos. Es decir, muchos medicamentos los pagamos dos veces pues con el dinero de todos se hace la investigación básica y con el mismo dinero los compra Sanidad.

De nuevo falta voluntad política para que los fármacos tengan precios ajustados a la realidad.

Lo que se cuestiona es el sistema de patentes. Éste, lejos de estimular la investigación, se ha mostrado eficaz para justo lo contrario; el 85% de los medicamentos que se han puesto en los últimos años en el mercado son los denominados “me too” (yo también), copias de fármacos ya existentes a los que se les ha hecho una modificación sin importancia terapéutica y se han vuelto a patentar como si fuesen nuevos. Esto es un fraude científico que también hay que tener en cuenta a la hora de fijar precios.

A la hora de fijar los precios de los medicamentos creo que las autoridades sanitarias deberían tener en cuenta también el historial de los laboratorios con los que negocian. Gilead, dueño de la patente de Sovaldi, impulsó un pelotazo económico con su Tamiflu durante las “epidemias” de gripe aviar y A. Este medicamento es poco efectivo y con más daños de los que se conocía hasta hace poco. Y no es el único ejemplo que podemos poner de la actitud mercantil de Gilead. Sobre esta compañía os aconsejo leer también Medicamento Truvada: el nuevo “condón” para prevenir el Sida entre personas sanas o Gilead, Truvada y SIDA. Inducir a error sin mentir.

Necesitamos medidas de transparencia a la hora de marcar los precios de los medicamentos. Y más investigación pública de los mismos. Lo deseable es que los países dispongan de centros de investigación y producción de fármacos para asumir la fabricación de al menos los esenciales, aquellos que necesita la población. Estos estarán siempre disponibles y a precios razonables. Los intereses de los mercados y de las personas divergen en esta materia tal y como está montada la cosa.

La industria se centra hoy en producir medicamentos que sean muy rentables. De hecho se han dejado de fabricar 170 fármacos por su bajo precio.

10 Comentarios a “Hepatitis C, Sovaldi y porqué los fármacos son tan caros”
  1. Greco Romano

    Porque nos fijamos en que si un medicamento es caro o barato en vez de fijarnos si en realidad es un medicamento y si en realidad la enfermedad para la cual lo recetan/demandan es real??? EpaTIMOtitis C, Sovaldi y porque queremos que nos abaraten un toxico que hacen pasar por medicamento para una enfermedad inventada ???? la industria “farmaceutica” (cartel de chatarra quimica) no solo fabrica millonarios, lo peor es que para lo anterior, fabrica enfermos http://plural-21.org/…/domingo-21-de-agosto-curso…

  2. Monstaurumgay

    Primicia y preludio de lo que vamos a sufrir. Ha aparecido un medicamento para el linfoma…su precio es prohibitivo. Si tienes un hijo con linfoma no se lo van a suministrar…así sucesivamente.
    Que la triple moral de Montoro sostenga con argumentos “ad personam” y falacias que el déficit se debe a estos enfermos de VHC es clamoroso.
    La cifra de infectados de hepatitis (silente) asciende a 3 millones, pero no hacen cribados.
    NI PRINCIPIOS NI MORAL: DECÍA TARANCÓN QUE NO SOLO HAY QUE SER DIGNO DEL CARGO EL QUE LO OCUPA, Y HONRADO: SINO PARECERLO.
    EL PAPA DICE QUE LOS CORRUPTOS ESTÁN EXCOMULGADOS POR PECADO MORTAL.
    HAY CABALLEROS GAIS Y GAIS QUE SE PASAN POR CABALLEROS.

  3. Alejandro

    La Agencia Española del Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) nos informa de que se han notificado casos de bradicardia severa y bloqueo cardiaco con la administración de Harvoni® (sofosbuvir y ledipasvir), y la combinación de Sovaldi® (sofosbuvir) y Daklinza® (daclatasvir), en pacientes que se encuentren en tratamiento previo con amiodarona.

    En consecuencia, no se recomienda utilizar amiodarona junto con estas combinaciones frente a la hepatitis C, excepto si no es posible el uso de otras alternativas antiarrítmicas. En tal caso, se deberá vigilar estrechamente a los pacientes, especialmente durante las primeras semanas de tratamiento.

    En concreto y hasta abril de 2015, se han notificado un total de ocho casos de bradicardia severa o bloqueo cardiaco con la administración de Harvoni® (sofosbuvir y ledipasvir), y con la combinación de Sovaldi® (sofosbuvir) y Daklinza® (daclatasvir), en pacientes que se encontraban en tratamiento previo con el citado antiarrítmico. Uno de los ocho pacientes falleció a causa de una parada cardiaca y dos precisaron de la implantación de un marcapasos. En todos los casos, el inicio de la bradicardia tuvo lugar dentro de las primeras 24 horas después de instaurar el tratamiento frente a la hepatitis C.
    El mecanismo de acción subyacente no ha podido establecerse. Se están investigando casos adicionales que implican el uso combinado de sofosbuvir con diferentes antivirales de acción directa como aclastavir o ledipasvir, así como otros en los que los pacientes no se encontraban en tratamiento con amiodarona.

    En base a lo anteriormente expuesto, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) recomienda a los profesionales sanitarios lo siguiente:
    Realizar seguimiento de aquellos pacientes en tratamiento con amiodarona a los que se les instaure terapia concomitante con Harvoni® o con una combinación de Sovaldi® y Daklinza®. Asimismo y dada la prolongada vida media de este antiarrítmico, se deberá vigilar también a aquellos pacientes que inicien terapia con los citados antivirales y hayan suspendido amiodarona en los meses previos.
    En pacientes que se encuentren en tratamiento con Harvoni® o con una combinación de Sovaldi® y Daklinza®, administrar amiodarona, sólo si otros antiarrítmicos están contraindicados o no han sido tolerados por el paciente.
    Si su administración es inevitable, los pacientes deberán ser estrechamente monitorizados, especialmente durante la primera semana de tratamiento. A aquellos que presenten alto riesgo de desarrollar bradicardia se les realizará la monitorización en un entorno clínico apropiado, durante las 48 horas posteriores a la instauración concomitante de amiodarona.
    Informar a los pacientes que se encuentren en tratamiento con amiodarona y Harvoni® o con amiodarona más Sovaldi® y Daklinza® acerca del riesgo de bradicardia, y advertirles de que deben consultar con un médico, en caso de experimentar síntomas sugestivos.

  4. Ofidio

    No es lo mismo “curar” que “negativizar” a un PUFO-positivo, el que lea entienda… http://free-news.org/botina13.htm

  5. Tasio

    Tengo conocidos en México, como sabéis se ha celebrado recientemente en ese país, la “Cumbre de las Américas”, a la que ha acudido Rajoy, pues que sepáis que en México la idea que hay es de que en España se ha terminado la crisis…?¿, pues es lo que ha transmitido Rajoy…, eso es lo que tenemos….

  6. Dra Beatriz

    Respecto a la hepatitis C, por el costo de los medicamentos, que nada curan, nos persiguen a los médicos como yo, que tenemos soluciones para esta enfermedad y otras tantas como el cáncer. La influencia de la técnica del miedo, sigue funcionando. Mientras la gente no tome conciencia y se niegue por decisión propia, esto no va cambiar.
    Saludos.

  7. Javier Herráez

    Hola.
    Veo que dices “los enfermos sin tratamiento”, podrías explicarlo? ¿Afirmas que los pacientes que no ingieren este nuevo fármaco están “sin tratamiento”?.
    No tenía ni idea de este “producto” aunque llevo semanas oyendo su promoción en la tele (dicen que los pacientes que no pueden pagárselo no disponen de algo que cura la hepatitis C crónica , incluso creo que se han encerrado en un hospital). Así que me he puesto a leer algo para ver si veo un estudio que diga que cura la hepatitis C. Lo primero que me encuentro es que no sirve como tratamiento o no está validado si es sólo: hay que darlo al menos con otro químico ya usado en esta enfermedad. También me entero que los estudios no valoran la efectividad con criterios clínicos sino que valoran la utilidad de la “combinación de los químicos” (no de lo que llamas “el tratamiento”) con los resultados de un prueba (llamada COBAS TacMan HCV versión 2.0. ¿Conoces algún estudio con valoración clínica de los casos y seguimiento largo y demostración de que no hay recidiva “clínica”? Que yo sepa los estudios lo que demuestran es que “la combinación” negativiza dicha prueba , nada más. Habría falta investigar que estudios demuestran que tener la prueba negativa es sinónimo de curación. Supongo que dicha prueba tiene hecho el Gold Standard, me gustaría ver el estudio de ello también. Pero es todo tan arduo…
    Un saludo.

    • Miguel Jara

      Javier está bien el matiz que introduces pues es cierto que Sovaldi no es el único tratamiento. Gracias. Además, Sovaldi no es la panacea, como hemos publicado desde el principio http://www.migueljara.com/2014/07/07/sovaldi-el-farmaco-para-la-hepatitis-c-de-los-1-000-dolares-que-no-llega-a-los-enfermos/ Hay mucho de mitificar el fármaco para venderlo caro. De todos modos en este post me centro en el fracaso del sistema de patentes y en que este es un claro ejemplo.

    • Ester

      Sovaldi junto a Olysio o Daclatasvir… han CURADO a enfermos del Hepatitis C! Enfermos que la sanidad pública de Cataluña les ha ofrecido sin pagar ningun coste por el medicamento.

      • Greco Romano

        En principio no existe tal infeccion de hepatitis C ya que nunca se ha aislado tal virus, solo son gente diagnosticada mediante un sistema de creencias medicas o con un test cuyo fabricante dice que no sirve para determinar el virus. por otro lado frente al cancer siempre tendras remnedios mas efectivos en la alacena de tu casa pero principlamnete dejando los productos refinados y lacteos y principalmente el azucar… igual andreas Kalcker esta enseñando como poner a un animal de unos 80 kgs un tratamiento anticancer en base a CDS (dióxido de cloro disuelto) que pouedes probar en tus animales, que yo no dudaria en meterme ante tal eventualidad pero siempre teniendo en cuenta que el cancer es un síntoma de nuestra equivocada manera de vivir. prevenir mejor que curar bebe agua de mar aquamaris.org

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.