Los medicamentos son la tercera causa de muerte

¿La seguridad de los medicamentos está suficientemente probada para cuando llegan al mercado? Es la pregunta que le hace la periodista a Joan-Ramon Laporte, Catedrático de farmacología en esta entrevista titulada Laporte: “Hay estudios que señalan que los fármacos son ya la tercera causa de muerte en países industrializados”.

La respuesta:

– Un estudio reciente señala que a los cinco años de su comercialización, un 25% han sido objeto de revisión de su ficha técnica. Y cerca del 8% son retirados por sus efectos adversos, porque han sido estudiados en un número pequeño de pacientes y en condiciones muy rigurosas de control que se parecen muy poco a la clínica habitual. Y luego vienen las sorpresas, pero también el fraude y la mentira.

– ¿Cómo cuál?Omeprazol

– En 2004 Vioxx, de Merck, que se vendía como un antiinflamatorio con una seguridad gastrointestinal a prueba de bombas.

En las investigaciones judiciales se supo que, antes de comercializarlo, el laboratorio ya sabía que elevaba el riesgo de infarto de miocardio.

En 2001, en nuestro boletín del Institut Català de Farmacología publicamos que producía infarto de miocardio y que el laboratorio lo estaba escondiendo por dinero: su precio era 20 veces más caro que los demás antiinflamatorios.

Merck, que nos llevó a juicio y ganamos, lo retiró. Más tarde se vio que también mataba de arritmias, de insuficiencia cardiaca y accidente vascular-cerebral. Calculo que en todo el mundo podrían haberse registrado unas 350.000 muertes atribuibles a este fármaco, más que por el tsunami. Para que nos hagamos idea del impacto que tienen en la salud los efectos indeseados.

– ¿Así que los medicamentos matan?

– Hasta el año pasado se decía que en los países industrializados los medicamentos eran la cuarta causa de muerte tras los infartos, el cáncer y el accidente cerebrovascular. Ahora ya hay estudios que señalan que es la tercera causa de muerte.

– ¿No reparamos en los efectos secundarios?

– El omeprazol descalcifica los huesos y si una persona mayor se cae se le rompen con facilidad. En Cataluña tenemos al año 5.100 casos de fractura de fémur y calculamos que 1.100 son atribuibles al omeprazol. Otros 745 casos de fractura de fémur son atribuibles a medicamentos para dormir, hipnóticos, sedantes o ansiolíticos y unos 220 casos adicionales a antidepresivos, que te quitan reflejos, provocan debilidad…

Un nuevo estudio eleva esa cifra de 220 a 440. España es el primer consumidor mundial de medicamentos hipnóticos, sedantes y antidepresivos, vamos empatados con EE.UU. El peaje que pagamos de patología producida por estos medicamentos es enorme, de miles de muertos al año. Es como el tratamiento hormonal sustitutivo, que se puso de moda en 1995: se calcula que en EE.UU. hubo 225.000 casos de cáncer de mama atribuibles a estos fármacos. En España estimamos que fueron entre 17 y 18.000.

Sólo agregar que en 2007 publiqué mi primer libro, Traficantes de salud. Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad, cuya primera parte titulé Medicamentos que matan. Este año de 2014 ha visto la luz el libro del médico danés Peter Götzsche titulado Medicamentos que matan  y crimen organizado. Cómo las grandes farmacéuticas han corrompido el sistema de salud. Lo que parecía un tema tabú, que los fármacos pueden causar muertes y graves daños, hoy ya no lo es tanto.

7 Comentarios a “Los medicamentos son la tercera causa de muerte”
  1. Patrick

    Me podrias informar sobre el uso de antinflamatorio, mi esposo se los toma como caramelos, ya que sufre de dolor de espalda de 2 a 3 diarios. Además toma medicación para la hipertensión. Gracias

  2. Marcos

    Esta afirmación seguramente sea cierta, pero totalmente estéril si no se considera los que morirían en caso de no medicarse.

    Mi padre se mantuvo como un roble hasta que murió a los 89 años por una insuficiencia respiratoria, probablemente causada por un medicamento para el corazón que tomaba desde que le pusieron un marcapasos, 15 años antes, pero ¿habría vivido tanto de no ser por ese medicamento? Yo, sinceramente creo que no.

    Hacer una afirmación como ésta es como decir que el 100% de las personas se mueren porque tienen vida.

    • Miguel Jara

      Marcos, hay un error en tu planteamiento y es considerar que tenemos TODA la información sobre seguridad de los medicamentos. Si esto fuera así entendería esa y otras elecciones pero el problema es que nos ocultan información clave para poder decidir y por eso decidimos mal y está ocurriendo la epidemia de iatrogenia. Gracias por comentar.

  3. Nils Bergman

    Creo que JAMA ya dio estos datos (tercera causa de muerte) en el año 2000, para EEUU.

    JAMA 2000: 284:483-485

  4. Alredol

    Cuantas más enfermedades se originan de las relaciones político-civilizadoras, es más de la misma medicina, tanto más cae la praxis médica de nuestra sociedad en las complicaciones de un cinismo superior, que sabe que el mismo favorece con la mano derecha el mal para cuyo tratamiento cobra con la mano izquierda.

    Peter Sloterdijk, Crítica de la Razón Cínica.

  5. Elias

    Si cáncer e infartos son las dos primeras causas de muerte y los medicamentos, per se, la tercera y, si como dice el artículo, hay fármacos que provocan, como efectos indeseables, precisamente: cáncer e infartos (junto con accidentes y, por desgracia, mil cosas más). Tal vez las cuentas sean otras: peores aún…

    • Nux

      Estoy con Elías… la verdad pinta más grave de lo que se reconoce … sentido común, puro y simple.

      Saludos!

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.