Bayer destinará 1.800 millones de dólares a 8.900 mujeres dañadas por sus anticonceptivos

La compañía farmacéutica Bayer publica, en la newsletter que destina a sus accionistas, que va a negociar con las familias que le han puesto nada menos que 8.900 demandas por los daños que causan sus anticonceptivos con drospirenona. Las ofrecerá casi 2.000 millones y esa no es la cifra total pues hay varios miles de demandantes más. Las marcas de los polémicos medicamentos son Yaz, Yasmin, Ocella y Gianvi.

Yas, Yazmin, Ocella,Lo que dice en concreto la multinacional alemana es:

Settlements with about 8,900 claimants for total of $1.8 billion”.

Es decir, van a negociar por valor de 1,8 millones de dólares con 8.900 personas que reclaman por las graves reacciones adversas que han sufrido o sufren.

The number of pending claims with deep vein thrombosis (DVT) and/or pulmonary embolism (PE) -the “venous clot injuries”- is approximately 2400″.

Todavía quedarían otras 2.400 reclamaciones pendientes por daños conocidos como trombos en las venas y embolia pulmonar. Todo esto provocados por las pastillas anticonceptivas Yaz, Yasmin, Ocella y Gianvi. En total pues, serán 11.300 las personas con las que negociará la empresa de la cruz verde.

Pero eso no es todo. Existen otras 2.600 demandas judiciales por las secuelas causadas por otros medicamentos que incorporan la drospirenona entre sus componentes:

There are an estimated 2,600 claims with other alleged drospirenone (DRSP) related injuries, such as arterial clots”.

Es tremendo y en España ¡no hay ninguna demanda! En este blog llevamos años advirtiendo sobre la peligrosidad de los anticonceptivos orales fabricados con hormonas. Lo último que publicamos fue Medicamentos anticonceptivos: El sexo está poniéndose nocivo.

El tromboembolismo venoso consiste en la formación de coágulos de sangre en el interior de las venas, la mayoría de las veces en las piernas (trombos). Estos coágulos pueden quedarse en el lugar en el que se producen generando un cuadro de trombosis venosa en una zona localizada, pero en determinadas ocasiones pueden llegar a desplazarse hacia los pulmones produciendo lo que se conoce como embolia pulmonar.

Existe preocupación en todo el mundo por el número escandaloso de muertes relacionadas con esta familia de fármacos y hay fabricantes de los mismos en apuros en los tribunales. Las conclusiones de las agencias reguladoras de fármacos intentan proteger los intereses de los laboratorios pues hay un mercado gigantesco en juego.

Hay que conocer todos estos datos para elegir bien el método anticonceptivo que se desea. Resulta inaceptable que mujeres jóvenes y sanas pierdan la vida o vean mermadas sus facultades en su lógica búsqueda de regular sus embarazos.

Un Comentario a “Bayer destinará 1.800 millones de dólares a 8.900 mujeres dañadas por sus anticonceptivos”
  1. Dra Elena Andrade

    Hola quiero dejar mi comentario siempre los medicos y especilamente los especilista le indicamos a las paciente los efectos secundario y le realizamos un serie de examenes para recomendacion del anticonceptivo y recomendaciones como deben de comer y realizar ejercicios fisicos para mejor la circulacion es importante que cualquier manifestacion de alteracion de la circulacion le indiquena su,medicos el problema es la libre venta de los anticonceptivo que la venden hasta en los supermercados en Ecuador mi pais si recomendamos una consulta de planificacion antes de comprar un anticonceptivo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.