Mueren 17 personas en Japón tras recibir inyecciones Xeplion para la esquizofrenia

La filial japonesa de la firma Janssen Pharmaceuticals, laboratorio farmacéutico del grupo Johnson & Johnson, ha reconocido que al menos 17 personas han muerto tras haber recibido una inyección de su medicamento Xeplion (paliperidona) contra la esquizofrenia.

XEPLION muerte esquizofrenia reacciones adversas efectos secundarios

El tratamiento se aplicó en al menos 10.700 personas. Las causas de los fallecimientos son infarto de miocardio, embolias pulmonares y ahogos tras vómitos. Las muertes se produjeron en torno a los 40 días tras el suministro del medicamento.

Las muertes reconocidas por la farmacéutica se han producido desde la introducción del fármaco en el mercado japonés el pasado mes de noviembre.

Xeplion está aprobado en al menos 78 países. Como indica El Periódico:

En cualquier caso, los efectos secundarios posibles del medicamento ya eran suficientemente importantes para desestimar su uso regular. Entre esos efectos figuran el insomnio, cefaleas, arritmias, agitación, somnolencia, nauseas, vértigo, temblores, vómitos, infección de vías aéreas superiores, diarrea y taquicardia«.

Según la ficha técnica del medicamento está indicado para el

tratamiento de mantenimiento de la esquizofrenia en pacientes adultos estabilizados con paliperidona o risperidona«.

Cuidado porque «no se ha establecido la eficacia y la seguridad en la población de edad avanzada, mayores de 65 años» y con seguridad hay personas mayores a quienes se lo recetan. También cuidado porque NO está recomendado en pacientes con insuficiencia renal moderada o grave y además «no se ha estudiado Xeplion sistemáticamente en los pacientes con insuficiencia renal».

Xeplion esquizofrenia daños muerte psiquiatra

Dado que el fármaco tampoco se ha estudiado en pacientes con insuficiencia hepática grave, se recomienda precaución en estos pacientes. Y NO se ha establecido la seguridad y la eficacia de Xeplion en niños, menores de 18 años de edad.

Mejor leer bien a ficha técnica pues como veis este medicamento ha sido aprobado con múltiples carencias.

Como recoge el apartado Advertencia y precauciones especiales de empleo este es un fármaco especialmente peligroso. Sus daños, no obstante son los típicos de los medicamentos antipsicóticos que vuelve a estar así en la picota. Lo último que hemos publicado es Hombres a los que les crecen los pechos (tetas) tras tomar el medicamento Risperdal.

Si vosotros o algún familiar está tomándolo o se lo han recetado leed bien la ficha del fármaco«.

 

Hay que añadir que se han extendido las indicaciones en ocasiones de manera ilegal. Por ejemplo, está contraindicado recetar medicamentos antipsicóticos a autistas, según una sentencia judicial conseguida por nuestro Bufete Almodóvar & Jara.

Xeplion es otro pelotazo medicamentoso introducido en el mercado de manera forzada con campaña de marketing y seducción de médicos ad hoc, como explican estos psiquiatras en su blog PostPsiquiatría.

La farmacéutica Johnson & Johnson (J&J) es reincidente. Accedió hace no mucho a pagar una multa de 2.200 millones de dólares para resolver alegatos civiles y criminales por haber promocionado tres medicamentos para usos distintos a los que fueron aprobados por la Agencia de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA). Uno de ellos era Risperdal (risperidona) que se usa junto a Xeplion.

ACTUALIZACIÓN:

El número de muertos asciende al menos a 21 según Japan Times en una fecha más reciente.

122 Comentarios a “Mueren 17 personas en Japón tras recibir inyecciones Xeplion para la esquizofrenia”
  1. David

    Ya llevo 6 años bloqueado de las emociones y este año cumplo 7 años desde el año 2017 sin emociones ni sueño, yo pasé por una irritabilidad por una discusión con una chica y al final mi familia ( que tenemos una relación bastante bastante tóxica) me ingresaron en una unidad de salud mental de España, sólo me aplicaron 25mg de palipelidona cuando después de justamente una semana cuando ya no sentía las emociones y después de un mal diagnóstico y 100 mg más que me dejé que me pusieran sin saber el mecanismo biotecnica que lleva ese inyección Estadounidense y sin saber que era exactamente eso me empezó el calvario de 1 año de dolor de cabeza y demás efectos llamados hoy efectos del Xeplión, quise autolesionarme todo el tiempo en ese año y no me he vuelto a sentir como antes,para decir la verdad,no parecen que pueda volver a sentir las emociones, tengo un libro escrito sin publicar en una editorial todavía y quiero que más personas como yo luchen contra la empresa Jassen cilag que aplica ese mecanismo y que por culpa de esta empresa todos sufrimos porque no es posible demandar a Jhonson & Jhonson.

    Según mis experiencias y lo que he visto en todos estos años,los médicos, hay pocos que te van a confiar y muchos en España al menos ,te ingresan aunque te está matando con el Xeplion que no es sólo un medicamento, los efectos del Xeplion ya no es sólo eso, el mecanismo que lleva adentro puede producir pesadillas en las personas y las personas no se quedan bien después de eso,porque el mecanismo produce excitación en los ganglios linfáticos y glinfáticos, que tiene que ver con el ejercicio y el sueño,básicamente soy un intelectual,pero yo también sin cuidado me metieron allí y descubrí todo esto.

    Que siga adelante quienes sufren por esto y no pidan la inyección Estadounidense, sino otra mejor.

    Muchas gracias por oírme,

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.