Los datos oficiales confirman que NO hay “epidemia” de gripe

Las decisiones de salud pública se supone que se toman en función de datos científicos de calidad y de manera abierta y transparente. Pero con la gripe todas estas reglas saltan por los aires. Se vende la “epidemia” para luego vender los tratamientos. Estos días es noticia algo que no es noticia. NO existe epidemia de gripe. Pero sí hay ingentes cantidades de vacunas y medicamentos antivirales que colocar en el mercado por el solo hecho de que ya se han comprado.

En 1990 el Gobierno de Estados Unidos compraba 32 millones de dosis de vacunas contra la gripe o influenza. Hoy la cifra anual es de alrededor de 135 millones de dosis de vacuna contra la gripe. Los medios están justificando el fin ¿no es evidente?

Pero es que además NO existe una demanda popular ni sanitaria que justifique la compra de ingentes cantidades de vacunas y antivirales. Precisamente porque la presunta pandemia de gripe A de 2009-10 resultó ser eso, presunta (o mejor escrito, falsa) y uno de los pelotazos más sonados de la industria farmacéutica, el consumo de la vacuna de la gripe ha bajado desde entonces.

Virus gripe A vacunas antivirales Tamiflu Roche pandemia epidemiaEs decir, aquí lo que hay es especulación y corrupción. El mantra que repiten los diferentes organismos sanitarios y administraciones públicas sobre la gripe es FALSO. Este sería:

La gripe es una enfermedad grave. Todos estamos en riesgo de complicaciones de la gripe. La vacuna contra la gripe está prácticamente libre de riesgo. La vacunación salva vidas“.

Ni es grave. Ni todos estamos en riesgo (sí hay algunos grupos de riesgo). La vacuna entraña riesgos (algunos novedosos como narcolepsia en niños). La vacuna tiene una eficacia muy baja, nula en determinados grupos de población.

Eso por no meternos con el famoso fármaco antiviral protagonista de las dos última falsas pandemias (la de 2005 de gripe aviar y la de 2009 citada), Tamiflu. Este medicamento, como indican algunos médicos, causa más daños que beneficios.

¿Es el Tamiflú usado como ansiolítico por los Gobiernos? ¿Está la industria farmacéutica detrás de la propaganda alarmista de las epidemias de la gripe? ¿Son suficientes los datos epidemiológicos y sus repercusiones para que cese  el circo mediático y el gran gasto económico que lleva asociado? 

Entretanto hace bien el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, en llamar a la calma:

lo único de particular que tiene la situación de la gripe en España este año ‘es que se está contando‘”.

Los datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España de los primeros días de 2014 nos muestran un aumento de casos de gripe propio de la temporada en la que estamos, invierno. En siete días han fallecido por la gripe siete personas (en un contexto de más de 8.000 fallecimientos si sumamos todas las causas de muerte en nuestro país).

El 90% de ellas no murieron por la gripe en sí sino por las complicaciones provocadas por la misma en alguna de las cronificadas enfermedades que padecían. Por cierto, la mayor parte de ellos ¡tenían puesta la vacuna de la gripe de esta temporada!

Otro informe sobre la gravedad de la epidemia de gripe de la temporada 2013-14. De otra fuente oficial, el Instituto de Salud Carlos III:

Las características fundamentales de los CGHCG (casos graves hospitalizados confirmados de gripe) en la temporada 2013-14 hasta la semana 02/2014 se presentan en la Tabla 1, comparándolas con lo observado en las tres temporadas precedentes completas. En la temporada 2013-14, el 77% (157/205) de los pacientes presentaban factores de riesgo de complicaciones de gripe, siendo los más prevalentes la enfermedad pulmonar crónica y cardiovascular (21%) seguida de diabetes (20%) e inmunodeficiencia (18%). El 69% de los pacientes desarrolló neumonía. Todas estas características se sitúan en el rango de lo observado en temporadas previas.

Sin embargo se observa un discreto incremento en el porcentaje de síndrome de distrés respiratorio agudo (35% frente a 21%-33%) y en el de CGHCG que ingresaron en UCI (46% frente a 37%-44%), aunque sólo en semanas posteriores se podrá confirmar si este incremento es
estadísticamente significativo”.

¿Es más grave la gripe en España este año? No. ¿Merece pues que se hable tanto en los medios del asunto? No.

2 Comentarios a “Los datos oficiales confirman que NO hay “epidemia” de gripe”
  1. Javier Herraez

    ¿Podríamos acusar a las noticias surgidas estos días en tantos medios como de “alarma social”?

  2. José Andrés

    Hace tiempo que se viene denunciando que los llamados “casos confirmados de gripe” (de todas las clases, índoles, razas, sexos y credos de virus), tanto aquí como en Estados Unidos no son más que declaraciones de terceros (los médicos que tratan a los pacientes) basándose en inferencias sobre la sintomatología. Dado que hasta el momento, que yo sepa, los médicos no tienen rayos x, la única manera de confirmar una infección con un virus, es realizando un análisis (que cuesta dinero). El resto son inferencias. Además, la sintomatología puede variar entre individuos y estados inmunológicos, y los virus que producen los síntomas no son unívocos, de modo que una ingente cantidad de virus que nos rodean constantemente y que nada tienen que ver con “HXNY”, pueden causar EXACTAMENTE la misma sintomatología. Lo que varía, a ver si nos enteramos, no es la cantidad de “agentes patógenos” que hay a nuestro alrededor. Lo que varía, es el propio estado inmunológico. Partiendo de esa base, no hay que tener miedo. Sólo hay que cuidarse.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.