El laboratorio AbbVie intenta ocultar los daños de su medicamento Humira

Pretenden bloquear la iniciativa europea por la transparencia de los ensayos clínicos e impedir el acceso a los datos de dos ensayos concretos.

La compañía farmacéutica AbbVie, una escisión de Abbott, solicitó el bloqueo del acceso a dos informes sobre estudios clínicos cuyo enfoque era la seguridad y eficacia de su medicamento Humira, al que se le atribuye el 70 % de los beneficios del laboratorio.

Los informes están relacionados con el uso del fármaco para el tratamiento de la enfermedad de Crohn. En otro informe sobre un estudio clínico se analizaba los riesgos de seguridad vinculados a combinaciones del fármaco Humira y corticosteroides.

Así lo advierte en su web el psiquiatra y escritor de temas sanitarios David Healy, autor del libro Pharmagedon.

Healy cuenta el largo proceso judicial que se ha desencadenado para que el laboratorio ofrezca los datos sobre seguridad y eficacia de este medicamento para la artritis, entre otras indicaciones. La ficha técnica del fármaco reconoce que se han notificado reacciones adversas graves con Humira. Me pregunto:

¿Cuántas, en qué espacio de tiempo, en qué pacientes, con qué resultado?

Como escribe el psiquiatra, cada uno es libre de elegir asumir los riesgos que entraña tomar un medicamento pero para ello es necesario antes conocer su verdadera eficacia y seguridad.

En el Bufete Almodóvar & Jara-Bufete RAM estamos encontrando problemas para acceder a los datos clínicos de una persona fallecida en un ensayo clínico. La compañía farmacéutica se niega a darnos los datos personales (e información terapéutica relacionada con estos datos personales) del paciente que participaba en el estudio. Nosotros no queremos acceder a información “comercial” o “confidencial”. Tan sólo queremos investigar las causas de la muerte.

Hasta este punto niegan los laboratorios el acceso a la información. Esos datos, cuando se refieren a las reacciones adversas graves en un ensayo clínico, deberían ser de fácil acceso y las autoridades sanitarias deben obligar a los promotores de ensayos clínicos a que ofrezcan esta información sin dificultad.

Lo contrario es ir a ciegas, jugar a la ruleta rusa con productos peligrosos. En el mismo paquete que a Humira el autor coloca a fármacos como Depakote (otro medicamento de AbbVie por cuyo marketing fue multada la farmacéutica y que puede incrementar el riesgo de autismo); Kaletra (para el SIDA); Androgel elaborado a base de testosterona; Lupron, que se usa para el cáncer de próstata, cáncer de mama y endometriosis; o Esbriet.

Tenemos derecho a conocer todas las reacciones adversas de los medicamentos. Las compañías no pueden seguir escudándose en la confidencialidad de los datos, en el “secreto comercial” pues está en juego la vida de las personas. Con esto no se puede traficar (en el fondo la cuestión está en que Humira está desplazando en el ranking de ventas al medicamento Lipitor, el anticolesterol del laboratorio Pfizer).

Healy mantiene una iniciativa muy bonita por la que ofrece la posibilidad desde su web de comunicar daños provocados por medicamentos a través del proyecto Risk.

9 Comentarios a “El laboratorio AbbVie intenta ocultar los daños de su medicamento Humira”
  1. Pilar Baselga

    Me llama la atención que nadie hable de la responsabilidad de los visitadores médicos y de los propios médicos que recetan dichos fármacos!!! Los médicos son en mi opinión tan responsables como los laboratorios, ellos tienen la obligación moral de investigar las sustancias que recetan, y no pueden limitarse a hacer caso al vendedor o al marketing del fabricante que le invita a un Congreso en Tailandia… Y pueden investigar de igual manera que lo haces tú, Miguel, o cualquiera de nosotros.

    El otro día fui a comprar cloruro de magnesio y en la farmacia solo tenían el de Merck, con “sabor naranja”. En el folleto precisaban no administrar a menores… Miro la composición y resulta que el “sabor naranja” (completamente innecesario) es un colorante altamente cancerígeno según la oficialista Wikipedia…

    Por supuesto lo devolví y me compré el de Santiveri en un herbolario, sin colorantes ni saborizantes…

    Si yo puedo hacer eso, qué no podrían hacer los médicos que ratificaron el Juramento de Hipócrates! Para mí, es casi más grave la actitud irresponsable de los médicos que la de los laboratorios. Al fin y al cabo , un médico no vive de recetar medicinas sino de curar, de hacer bien su trabajo, no? …. o tal vez estoy soñando…

  2. Bërkmond

    Conocido como WNT16B, los científicos que realizaron la investigación dicen que esta proteína creada a partir de un tratamiento de quimioterapia aumenta la supervivencia de las células cancerosas y es la razón por la cual la quimioterapia en realidad acaba con las vidas más rápidamente. El Co-autor Peter Nelson, del Fred Hutchinson Cancer…

    Mientras tanto, en sustancias muy baratas como la cúrcuma y el jengibre se ha encontrado consistentemente que reducen eficazmente los tumores y combaten la propagación del cáncer. En una revisión de 11 estudios, se encontró que el uso de la cúrcuma reduce el tamaño del tumor cerebral en un sorprendente 81%. La investigación también ha demostrado que la cúrcuma es capaz de detener el crecimiento de las células cancerosas por completo. Una mujer recientemente llegó a los titulares mediante la revelación de su victoria contra el cáncer utilizando la cúrcuma como condimento principal.

    Eso explica el porque los Carrefour principalmente y después el resto de cadenas de piensos para humanos, retiraron totalmente la curcuma de la estantería, y la reemplazaron por colorante químico que es igual al toner para impresoras.

    • Miguel Jara

      Bërkmond, como otro lector apunta, no me gustan las teorías de la conspiración, lo escribo por lo de Carrefour, que como cualquier establecimiento que vende comida convencional guarrerías vende a mansalva pero de ahí a afirmar lo que afirmas…

  3. Alredol

    El problema no se resuelve con fichas técnicas. Lo que estamos experimentando es el mayor caso de marketing fraudulento de la historia y en lo que toca a discapacitados, ancianos, niños y menores en acogida, algunos dicen que un caso extensivo de crímenes contra la humanidad y con varios estamentos de la sociedad están directamente o indirectamente implicados. Pero solo para enfocar el asunto de los supuestos ensayos clínicos científicos aquí va una traducción de una revisión del libro de Healy:

    “….. Más del 90% por cien de los ensayos clínicos son hoy en día hechos por compañías privadas que organizan, las aceptaciones éticas a través de otras compañías privadas y externalizan los ensayos a partes del mundo donde la supervisión es mínima. Los resultados, algunas veces sobre pacientes que no existen, son retro-alimentados a la compañía matriz codificados de manera que hacen difícil identificar problemas existentes. Aquellos ensayos y los resultados que convienen a las agendas de marketing de las compañias son firmados por escritores fantasma y publicadas en revistas mayores- aunque los editores saben lo que está pasando y que publicando esos artículos están poniendo en riesgo vidas humanas….”

    Ver más en: http://davidhealy.org/books/pharmageddon-is-the-story-of-a-tragedy/#sthash.ztRdPVxs.dpufMás

  4. Bërkmond

    BAYER celebra su 150 aniversario… ¡¡¡de crimenes contra la humanidad!!!

    http://cazadebunkers.wordpress.com/2013/07/23/bayer-celebra-su-150-aniversario-de-crimenes-contra-la-humanidad/

  5. Txu

    Están de moda las iniciativas para la transparencia. Cuando llegue a concretarse la referida a los ensayos clínicos en la Unión Europea, si es que se consigue, será muy tarde. Ya hace años que tenía que haber estado en uso. De todos modos, esperemos que no se quede en papel mojado, o solo sobre el papel, y en verdad sirva para hacer peticiones y reclamaciones rápidas y que el participante esté más protegido. Con la intención no basta.

    La misma Agencia Europea del Medicamento, la EMA (antes EMEA, creada en 1995) ha tenido prácticas corruptas. La nueva forma de trabajar debería incluir también iniciativas para facilitar la transparencia. Se trata de facilitar el conocimiento de los datos tanto positivos como negativos de los fármacos, pues ambos son de mucha importancia para la prescripción del médico a los pacientes. En relación con esto último hay que tener en cuenta que en las publicaciones “peer-review” solo suelen aparecer los resultados favorables al medicamento. Esto se denomina publicación selectiva. Pero la EMA dispone de todos los datos, o debería, desde el momento que la compañía farmacéutica solicita la autorización de comercialización. La EMA también debería facilitar el acceso a los datos.

    Un caso de estos en los que la EMA se negaba erre que erre a proporcionar los informes correspondientes, al final tuvo que entregarlos, pero después de varias reclamaciones de los médicos empeñados en ello. La reclamación tuvo que llegar al Defensor de la UE. Vamos que motu proprio de la EMA (¿agencia comercial o sanitaria?), como que no.

    Aquí el enlace a ese caso, publicado en British Medical Journal, en Mayo 2011.
    http://www.bmj.com/content/342/bmj.d2686.full.pdf

    • Miguel Jara

      Gracias Txu, siempre tan atenta.

  6. Txu

    Están de moda las iniciativas para la transparencia. Cuando llegue a concretarse la referida a los ensayos clínicos en la Unión Europea, si es que se consigue, será muy tarde. Ya hace años que tenía que haber estado en uso. De todos modos, esperemos que no se quede en papel mojado, o solo sobre el papel, y en verdad sirva para hacer peticiones y reclamaciones rápidas y que el participante esté más protegido.

    La misma Agencia Europea del Medicamento, la EMA (antes EMEA, creada en 1995) ha tenido prácticas corruptas. La nueva forma de trabajar debería incluir también iniciativas para facilitar la transparencia. Se trata de facilitar el conocimiento de los datos tanto positivos como negativos de los fármacos, pues ambos son de mucha importancia para la prescripción del médico a los pacientes. En relación con esto último hay que tener en cuenta que en las publicaciones “peer-review” solo suelen aparecer los resultados favorables al medicamento. Esto se denomina publicación selectiva. Pero la EMA dispone de todos los datos, o debería, desde el momento que la compañía farmacéutica solicita la autorización de comercialización. La EMA también debería facilitar el acceso a los datos.

    Un caso de estos en los que la EMA se negaba erre que erre a proporcionar los informes correspondientes, al final tuvo que entregarlos, pero después de varias reclamaciones de los médicos empeñados en ello. La reclamación tuvo que llegar al Defensor de la UE. Vamos que motu proprio de la EMA (¿agencia comercial o sanitaria?), como que no.

    Aquí el enlace a ese caso, publicado en British Medical Journal, en Mayo 2011.
    http://www.bmj.com/content/342/bmj.d2686.full.pdf

  7. Inhar Rayo De Luz

    No interesan que se divulgue la verdad, si te soy sincero, sé que no crees en la teoría de la conspiración, pero es real, todas las industrias o casi todas, pero si la mayoría trabajan para un mismo fin, despoblación mundial, quien fundo la OMS la fundación Rockefeller, no es que maten directamente pero si a largo plazo, ellos promueven la cultura de la enfermedad, controlan las farmaceuticas, las universidades para ser medico, entre otras cosas de la medicina.

    Juan Gervas me parece un hombre sensato que no se dejo manipular por esta elite, mi admiracion por el es muy grande, de hecho ya tengo su libro.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.