Angelina Jolie y la mutilación del cuerpo como medida “preventiva”

Muchos han sido los comentarios y las interpretaciones de la operación de masectomía, extirpación de los senos, que se ha hecho la actriz Angelina Jolie. Ésta escribió una carta abierta en el New York Times donde cuenta que, dada su predisposición genética, decidió tomar medidas preventivas para reducir sus posibilidades de padecer cáncer de mama. En la misiva, la actriz contaba la historia de su madre quien perdió la batalla contra el cáncer a la edad de 56 años.

Jolie comienza de este modo a relatar que ella es una de las afectadas por una mutación en el gen BRCA1, el cuál ha demostrado estar ligado a la predisposición hereditaria del cáncer uterino y de mama. Jolie contó que sus médicos estimaron que a causa de sus genes tenía hasta 87% más probabilidades de contraer cáncer de mama y hasta 50% más de riesgo de contraer cáncer uterino (se ha publicado que también está pensando en operarse los ovarios). El promedio para quienes portan la mutación del gen BRCA1 es de 65%.

La empresa Myriad Genetics está tratando de patentar el descubrimiento de los genes BRCA1 y BRCA2, una estrategia legal que le daría el monopolio sobre la aplicación de esta vital prueba. Myriad ha patentado el descubrimiento, agenciándose 20 años de uso monopólico de tal gen para investigación, diagnóstico y tratamiento.

Esto puede sentar un precedente importante: ¿puede una compañía privada afirmar que legalmente posee la propiedad sobre un gen que está en el cuerpo de cada ser humano? ¿Hay mucha distancia de eso a tener que pagar por saber qué es lo que ocurre dentro de nuestros propios cuerpos?

Coincido con el médico Juan Gérvas que sobre lo de Angelina Jolie, nada que comentar en lo personal, el miedo es libre y cada un es dueño de su cuerpo. En lo social y en lo científico, es un horror; “se justifica la mutilación femenina por la nueva (y falsa) religión preventiva”, argumenta el galeno. Para él no hay fundamento científico en la propuesta de determinar los BRCA en la población en general, algo que puede considerar el “efecto Jolie”.

Estamos en la era de la genética, no cabe duda, ya han empezado los “nuevos factores de riesgo” que puede conducir a una nueva era de la medicalización, si cabe más sofisticada y basada en el marketing del miedo. Sin duda la mejor campaña de promoción de los test para detectar la mutación de los citados genes, que cuestan entre 3.000 y 4.000 dólares, es “el efecto Jolie”… y de las controvertidas mamografías y de las masectomías, etc.

30 Comentarios a “Angelina Jolie y la mutilación del cuerpo como medida “preventiva””

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.