¿Oculta la Organización Mundial de la Salud un material alternativo a las tóxicas amalgamas dentales de mercurio?

Si bien casi ningún material utilizado en odontología para prótesis o empastes dentales es 100% inocuo, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya en el año 1994, publicó, a bombo y platillo, en un comunicado de prensa, las bondades de un material alternativo a las tóxicas amalgamas dentales fabricadas con mercurio.

Se trata de un tipo de cemento de vidrio ionomérico como material de obturación, con y sin flúor, llamado A.R.T. –Atraumatic Restorative Treatment o P.R.A.T, Tratamiento Restaurativo Atraumático-).

La OMS lo bendice porque este material novedoso es más barato que las amalgamas dentales y tiene varias ventajas sobre las mismas:

no desperdicia parte sana del diente/muela a empastar -como sí se hace al obturar con amalgamas-; no precisa ni electricidad para ponerse, por lo que se pueden colocar este tipo de empastes hasta en aldeas remotas sin electricidad; y si son de calidad y están bien puestos pueden durar hasta 6,3 años más que las amalgamas.

Insistimos que además de tan interesantes características, dicho material no contiene el nocivo mercurio. Pues bien, imaginad qué ha sucedido… Pues que durante las negociaciones en Ginebra en enero de este año para llegar a firmar un Tratado Internacional sobre Mercurio, la OMS dijo ¡que NO HAY ALTERNATIVAS ADECUADAS A LAS AMALGAMAS DENTALES, especialmente para los países en vías de desarrollo!

Así lo escuchó en vivo y en directo Servando Pérez, coordinador de la organización Mercuriados, que estaba allí invitado para ofrecer la versión de los afectados por las amalgamas dentales de mercurio y otros usos de este material.

Más aún, ese comunicado de prensa que citamos arriba, mencionado por doquier en cientos de artículos científicos sobre A.R.T., “desapareció” de la web de la OMS (WHO/28, 7 April 1994). Pero Mercuriados guarda una copia de esa nota destinada a los medios de comunicación, por si los responsables de dicha organización quieren solventar lo que seguramente ha sido un “fallo técnico”.

No sé qué esconde o deja de esconder la OMS o a qué juega, pero es cierto que su web solo recoge las notas de prensa emitidas desde 2007. Por tanto, no es de extrañar que no encontremos una nota de prensa de 1994. Por otro lado, la OMS mandó esa nota de prensa por un texto publicado en la revista Public Health Reports.

10 Comentarios a “¿Oculta la Organización Mundial de la Salud un material alternativo a las tóxicas amalgamas dentales de mercurio?”
  1. Isabel

    Hola, he estado en una clínica de Odontología Biológica en Bilbao y sí existen alternativas a los metales, se usa circonio.
    Y por suerte sólo tengo un empaste de mercurio de los antiguos y procederé, junto con un tratamiento de detoxificación a quitármelo y sustituirlo por otro menos nocivo.

    Igual pueden ofreceros mas info en el siguiente enlace:

    http://www.clinicabiona.com/

  2. Millo

    La administración está en manos de ignorantes y corruptos, por lo tanto nos obligan a examinar sus recomendaciones e iniciativas con sumo cuidado y escepticismo.
    Desde luego, interés en nuestra salud y bienestar no demuestran, muy al contrario…A estas alturas todos conocemos ejemplos de sobra
    No seamos ingenuos..

  3. Sina

    Hola a tod@s.

    Ya que el tema va de dientes, ¿qué me podéis decir del flúor? Encuentro informaciones que afirman que es un tóxico y recomiendan no utilizar pasta de dientes fluorada ni beber agua a la que se lo hayan añadido.
    Por otra parte desde la administración se organizan campañas para suministrar flúor a los escolares de entre 6 y 12 años una vez por semana.

    Gracias

  4. Dr. Daniel De Feo

    Con respecto a los cementos de ionómeros vítreos, la resistencia mecánica es bastante limitada. Las virtudes de la amalgama son: la duración y el comportamiento mecánico a largo plazo, la sencillez de la técnica, el efecto antiséptico del mercurio, el bajo coste del material. Pero lo que invalida totalmente su utilización es que el mercurio es el elemento más tóxico que existe en la naturaleza después de los radioactivos. El mercurio es un veneno.

  5. Dr. Daniel de Feo

    Muchas gracias Miguel por difundir información tan importante y al infatigable Servando por su espíritu investigador y combativo.
    Quisiera aclarar que todos los empastes llamados “amalgamas” tienen mercurio, es decir, SON TÓXICOS Y ESTÁN TOTALMENTE DESACONSEJADOS.
    Con respecto a los empastes estéticos, la mayoría contienen Bisfenol A, es un tóxico de la familia de los disruptores endocrinos que es importante evitar. Preguntad a vuestros odontólogos si el material que os piensan instalar tiene este químico y exigid que utilicen materiales de obturación libres de este químico.
    Sabed que SI hay alternativas sanas a las amalgamas dentales de mercurio.

  6. Mirta

    ¿Alquien me puede decir si el cromo es toxico, pues me van a hacer una dentadura y el dentista me ha dicho que tiene base o algo asi de cromo? gracias. Soy de Argentina.

  7. Elias

    Muy acorde y coherente con la “política” de esa organización. Por tanto nada que me sorprenda, es solo un detallito más. Salud

  8. Isabel

    Entonces a mi el dentista me toma el pelo, porque cuando le digo que si el empaste lleva mercurio me dice que ya no se usa, que me coloca otro material cerámico. ¿Será verdad? en la proxima revisión os diré.

    • Miguel Jara

      Existen diversos materiales, también cerámicos, no obstante pídele que te especifique la composición exacta de lo que te vaya a poner.

  9. Anonymous

    Habría que hacer un seguimiento a los que votaron lo de que no hay alternativas al mercurio. Me refiero a ver qué tipo de empastes llevan ellos y su prole. Seguro que ninguno de los que lee este blog se llevaría una sorpresa.

    Miguel, sigues sin ver que hay una conspiración para diezmar la población ?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.