Asociación Española de Pediatría, ¿apéndice comercial de los fabricantes de vacunas?

Lejos de estar preocupada por el brote de paperas provocado por la ineficacia de la vacuna contra las paperas, la Asociación Española de Pediatría (AEP) parece que sigue siendo fiel a sus patrocinadores, la industria farmacéutica. La AEP vuelve a la carga y ahora presiona para que la vacuna triple vírica -contra el sarampión, parotiditis (paperas) y rubéola- se adelante a los doce meses del nacimiento en vez de a los 15. Cuanto antes mejor, vaya.

También han tenido la ocurrencia acientífica de pasar de que la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) sea la que más reacciones adversas graves causa de todas las vacunas y enfatizan “la importancia de vacunar de manera activa frente al VPH” a las niñas de 11 a 14 años.

Sugieren además, adelantar la vacunación lo antes posible, a los 11 años, con el fin de que aumente la cobertura, puesto que más de la mitad de las regiones registran aún una escasa tasa de vacunaciónLa codicia no merma un ápice con la crisis.

Las noticias se contradicen. La ciudadanía tiene que estar volviéndose loca. Estos representantes profesionales de muchos pediatras (representantes comerciales también de los laboratorios que venden vacunas que les financian) recomiendan vacunar del papiloma con 11 años y en el mismo periódico y el mismo día los médicos críticos y honestos Juan Gérvas y Mercedes Pérez advierten que los resultados de vacunar contra le papiloma pueden ser “desastrosos”.

Que se lo pegunten si no a los padres y madres que acuden a nuestro Bufete Almodovar & Jara para que llevemos el caso de sus hijas gravemente dañadas por esta (y otras) vacuna.

¿A quién creéis a los médicos financiados por la industria o a los que no lo están?

20 Comentarios a “Asociación Española de Pediatría, ¿apéndice comercial de los fabricantes de vacunas?”
  1. José Manuel

    Garbiñe, yo te puedo decir que la mejor vacuna para nuestros hijos es una buena alimentación (a poder ser ecológica) y una vida emocional sana, sin lugar a dudas.

  2. Garbiñe

    Buenos dias, tengo un bebe de 15 meses, le he puesto las vacunas de Prevenar, por panico a la meningitis, y luego me entero que para la meningitis mala, no hay vacuna, se paso con fiebre muy alta tres dias, a los pocos dias, en urgencias me dijeron que era gripe, no le bajaba la fiebre de 39 ni con apieretal, el lunes la tengo que llevar a vacunar, tres pinchazos me dijeron, me da panico, la enfermera y pediatra, me dicen que los demas niños no se contagian, por que la mayoria estan vacunados, y no “entra” la enfermedad, si dejo de vacunarla, por completo, pasa algo?? mi matrona se “vacuna” con homeopatia, ¿sirve de algo?, a mi hija mayor, la llevamos a un homeopata, y funciona genial la dieron por asmatica, 2 inhaladores,antiestaminicos….y con el homeopata, todo fuera, nada de asmatica, era otra cosa, y ahora igual, le dieron antibiotico, parecia infeccion de orina, aunque la analitica dio negativo, le recetaron, el homeopata se “enfado”por mandarle antibiotico sin ser infeccion, el estomago fastidiado.Se puede evitar la vacunacion, con homeopatia? Por favor, necesito respuestas, tengo hora el lunes con la pediatra para vacunar.

    Mil gracias, un saludo.

  3. Elias

    De acuerdo por completo con Lua. En mi caso, yo mismo, no tengo “cartilla” de vacunación de mis hijos (ni de nadie en mi familia), no la he entregado en ningún sitio jamás (lógicamente). Nadie me la ha exigido. Es cierto que venia entre la “documentación” que piden para los niños en la escuela, pero con no entregar lo que no es obligatorio dar, pues listo. Puedo justificar perfectamente desde todos los puntos de vista mi decisión ante quien sea y lo hubiese hecho. No fue necesario.

    Condicionar a través del miedo y la mentira es tan viejo como la Humanidad, cada vez les sirve menos pero aun es un instrumento válido para la “élite”. Es aberrante, pero entra dentro de “su” lógica psicótica pretender vacunar de anthrax (o de lo que se les ocurra) a todo el que se deje. Ya lo he dicho muchas veces: el amo del rebaño no piensa como el pastor, el pastor no piensa como sus perros… Y las ovejas, en su inmensa mayoría, son sumisas, cobardes y viven completamente ajenas a su destino prefijado, ¿sabeis cual es?. Salud.

  4. Dra.Lua Català

    Yo tambien pienso que no hay “vacunas impescindibles” todas son prescindibles, pero esta es una de las preguntas frecuentes de los padres: ¿hay alguna vacuna que nos recomiendes poner? No, y no. Todas, toditas ellas son tóxicas e inútiles, historicamente demostrado.
    Y con nuevos brotes de enfermedades vacunables en niños vacunados, la lógica nos dice que las vacunas no benefician y sí dañan.
    Pero es tan “bueno” el màrketing que se ha hecho siempre, que sigue en la mente de las personas, incluso en la de aquellos que tiene claro que no quieren vacunas, la idea de que alguna vacuna habrá que sea necesaria o bien que si no le ponemos vacunas, entonces qué? Como protejo a mi hijo? Señores y señoras, un niño en buenas condiciones de crianza no necesita ninguna protección, su bienestar y felicidad son su mejor protección.

    Y por cierto, las medidas de presión que se ejercen a través de escuelas y guarderías sólo son esto, medidas de presión, podeis probar no entregar ningún carnet de vacunas y ver que pasa.
    Por último, hoy he leido una noticia referente a vacunas, parece que quieren inplementar la vacunación contra el Antrax pero como saben que no va a ser fácil han introducido el tema de la guerra bacteriológica en potencia para condicionar a través del miedo. Vive tranquilo protegiendo a tu hijo de un probable ataque terrorista con Antrax. Ma parece todo tan surrealista!

  5. Elias

    La proliferación de normas y leyes ininteligibles, absurdas, tan numerosas y retorcidas que sea imposible conocerlas y/o cumplirlas o denunciarlas, es una de las características de las sociedades totalitarias más facilmente reconocibles. Un solo ejemplo: creo que en el año 44 o 45 en la Alemania nazi se dictaron normas que perseguían duramente a quien osara fumar en un autobús en una Alemania devastada por los bombardeos aliados. Eso en el mismo pais que dictó leyes como la de “la pureza de raza” o las eugenésicas tan criminales como entusiáticamente aplicadas por jueces, abogados, médicos y demás fauna.

    ¿A qué viene esto?, pues leyendo el comentario de Paco Almodóvar y sus supuestos lo he asociado. Como es el subconsciente. No es, por supuesto una crítica, bien al contrario aprecio el trabajo de gente como él y Miguel, como creo que he dejado claro muchas veces. Para mi, hacer sencillo lo complicado es signo de sabiduría, al contrario de estupidez. Nos ahogan con supuestos, normas, leyes, crisis prefabricadas, publicidad constante de “pandemias”, “terrorismo”, mentiras y más mentiras. Solo pretenden infundir miedo. Controlar el rebaño, que esté amedrentado, sumiso y presto al sacrificio por “los valores” absurdos de las élites que lo pastorean.

    Ya está bien. Ya no les vale con muchos de nosotros. Siendo libre, realmente libre, el primer paso, el más importante, está dado… No hay miedo, se caen todos los “considerandos” y empiezan los actos coherentes y la lucha pacífica por la dignidad personal y, por tanto, por la de todos. Perdón por el “discurso” y salud.

  6. Francisco Guzman

    Gracias PutinReloaded y Paco Almodóvar de momento mi hija solo tiene 6 meses y por supuesto ninguna vacuna, aun no pienso meterla en la guarderia ya que mi trabajo es en casa y tambien tengo a mi mujer aqui conmigo, pero lo planteaba pensando en el futuro ya que aqui en Huelva siempre he oido que te piden el calendario de vacunaciones y hay incluso centros que se niegan a aceptar a los niños sin vacunar.
    De todas formas Paco tomo nota de tus palabras y si algun dia tengo problemas recurriré a tu bufete http://www.migueljara.com/abogados-especializados/ por si me puedes echar una mano en algo de eso.

    Un saludo y buen trabajo el que haceis.

  7. Paco Almodóvar

    Francisco, mi opinión sobre el asunto que planteas “de ponerte pegas” en el colegio o guardería (Centros Educativos) por no vacunar a tu hija.

    Cada situación se afronta de una manera diferente. Ejemplos:

    ¿Qué hacer en los casos de….:

    – El Colegio está en Alerta de Salud Pública porque hay riesgo de contagio: Aquí hay que determinar ¿qué es una alerta en salud pública? ¿cómo se dicta esta alerta? ¿Es real esta alerta? ¿riesgo del menor no vacunado a contagiarse? ¿Riesgo de los vacunados a contagiarse por tu hijo?, etc.

    – No hay alerta sanitaria de riesgo para la salud pública: ¿Cómo te ponen estas pegas? ¿Qué te dicen y cómo te lo comunican? ¿Quién te lo comunica? ¿Qué argumentos expone?

    Hay muchas preguntas para cada caso concreto. En términos generales, el protocolo de actuación debería contener el poder prestar un buen consentimiento informado cuando hablamos de vacunas y entornos públicos tipo centros educativos. Es un tema en pañales donde debemos exigir el derecho a la información en salud (clínica, terapéutica, predictiva y preventiva).

    Espero haberte ayudado algo.

  8. PutinReloaded

    Francisco, tienes la respuesta a tus preguntas aquí: http://www.vacunacionlibre.org/nova/informacion/area-legal/en-la-escuela/

  9. Francisco Guzman

    Excelente aportación, gracias Miguel cada día te superas.
    Me gustaría hacer una pregunta os comento, he tenido una hija hace seis meses y decidí desde el primer momento no vacunarla y parece que acerté de momento aun no he visitado al pediatra para nada mi pregunta es cual es el procedimiento que tengo que hacer para que no me pongan pega en el colegio o guardería cuando decida escolarizarla, yo se que las vacunas son recomendadas y no obligatorias pero los centros o no lo saben o hacen caso omiso y me preocupa eso.

    Agradezco vuestra ayuda.

  10. José Manuel

    Juan Gérvas dice:
    Las vacunas se convierten así en productos peligrosos cuando no dejan de ser “medicamentos biológicos”, con todos sus inconvenientes y algunas ventajas.
    Estimado Juan, permíteme que haga una observación que me parece importante: las vacunas no son medicamentos biológicos, son medicamentos alopáticos que se generan modificando en laboratorio productos (naturales o no) e incluso, como en el caso de las vacunas, cultivando cosas dando como resultado un producto artificial y por tanto, incompleto al que incluso le añadimos cosas que son auténticos venenos para nuestro organismo y que son los que generan muchas reacciones adversas importantes.
    Dices que generan inconvenientes y algunas ventajas. Bien, que yo sepa, solo tienen una ventaja, la producción de anticuerpos y que esto está demostrado hasta la saciedad que no es característica suficiente para inmunizar.
    Abundando más en el tema, te diré que un medicamento biológico es el que se extrae de la propia naturaleza sin modificar sus principios activos naturales.
    No obstante, entiendo tu postura, para un médico alopático la única medicina que existe es la alopática, posiblemente por deformación profesional lógica. Lo que sucede es que es un pecado mortal ignorar otras medicinas incluso milenarias que siempre han funcionado. Otra cosa es que en un momento determinado tengamos que utilizar un antibiótico porque la situación lo requiere y ya no hay otra alternativa inócua.
    De cualquier modo, te reitero que estoy de acuerdo contigo en casi todo menos en lo de algunas vacunas imprescindibles. Además, es inaudito que después de 200 años de experiencia, esas vacunas imprescindibles que tu dices son capaces de crear serios problemas adversos y no garantizan inmunidad, por favor no me vengas con lo de los estudios de riesgo-beneficio porque entre otras cosas los riesgos no somos capaces de valorarlos porque nuestra ignorancia científica no nos lo permite y sin embargo no nos preocupamos de valorar los beneficios de nuestro sistema inmunológico para repeler todas las adversidades.

    Para finalizar te diré que, de los países desarrollados, el más vacunado del mundo (EEUU) la tasa de mortalidad infantil es de más del doble que en los que menos vacunan (Suecia y Japón) ¿como se puede interpretar esto?
    Es cierto que todo esto es muy complejo, pero medicarte por si acaso me parece una temeridad en vacunas, sobretodo teniendo en cuenta que las previsiones de la ciencia médica en vacunas no valen para nada, perdón, miento, valen para llenar los bolsillos de algunos.
    Un abrazo Juan.

  11. Nicolas Haydn

    Yo aún sigo esperando que alguien demuestre que hay vacunas que previenen las enfermedades. Y a los médicos les aconsejo que revisen tanto la historia como la documentación científica al respecto; y que se dejen de repetir las mismas cantinelas como si fueran loros.

    salud

  12. Txu

    Miguel, comparto lo que dice Elias. La AEP ha demostrado en no pocas ocasiones que se comporta como un apéndice comercial de las compañías que fabrican vacunas. Las consignas que manejan estos tipos son vacunas para todos y de todo lo que haya vacunable y eso no va a haber cuerpo que lo resista. Lo más grave de la causa que apadrinan es que les impide ver más allá de sus narices, lo cual tiene consecuencias muy negativas para los que reciben vacunas, porque nunca reconocen que puede causarse daño con ellas. Esto es muy grave, triste y escandaloso y en relación con esto baste recordar que la causa principal por la que murió Andrea, la niña asturiana que recibió una 2ª dosis de vacuna del papiloma, fue que nadie reconoció que ya había enfermado gravemente al recibir la primera dosis de la misma. Si alguien lo hubiera reconocido esa niña nunca habría recibido la 2ª dosis y por tanto no habría muerto a causa de la misma y tampoco la estarían llorando sus padres ni el resto de su familia. Esto no es ningún invento de la conspiración antivacunal, sino la triste y cruda realidad de lo que ocurre cuando importa más el mercadeo que la salud de las personas.

    • Miguel Jara

      Txu, publico en mi facebook tu comentario que como siempre comparto.

  13. PutinReloaded

    Juan Gérvas dijo:

    A veces la irracionalidad de los “provacunas” es el mayor peligro para el uso prudente y la mejora de las vacunas

    Manipulación de estudios, conflictos endémicos de intereses, ingredientes impredecibles, tóxicos e inmunoactivos, ausencia de grupos de control, cambiazos en las definiciones de las enfermedades pre y post campaña vacunal, falta de datos para comparar riesgos, medidas indirectas de eficacia que no se corresponden a la realidad…

    En medio de este desolador panorama el uso más prudente de las vacunas es considerarlas pseudociencia y decir simplemente “a mi niño no”.

  14. Simplona

    Miguel, hoy estoy negativa. Lo siento.
    Hace ya algún tiempo que te sigo, no comentaba nada desde hace bastante,a pesar de que ha habido motivos para agradecerte o para indignarse. De todo hemos leído. Adelantar las fechas de esas vacunas…Lo que hoy me aflige después de la lectura del artículo es la sensación de haber avanzado tan poco.
    Gracias por estar ahí tan vigilante con la salud que nos toca.
    Un abrazo

  15. Juan Gérvas

    Excelente comentario, Miguel. Gracias por citarnos.
    A veces la irracionalidad de los “provacunas” es el mayor peligro para el uso prudente y la mejora de las vacunas. Las vacunas se convierten así en productos milagrosos cuando no dejan de ser “medicamentos biológicos”, con todos sus inconvenientes (y algunas ventajas).
    A no olvidar que la Asociación Española de Pediatría también “avala” a Puleva y sus productos “milagrosos”.
    http://www.actasanitaria.com/opinion/el-mirador/articulo-alimentos-funcionales-funque-pero-funcionan.html
    Es lástima que la Asociación Española de Pediatría no promueva algo tan simple como un Sistema de Compensación por Daños por Vacunas, como hacen desde Alemania a Nueva Zelanda, pasando por Suecia y Japón
    http://www.who.int/bulletin/volumes/89/5/10-081901/en/index.html
    Hay que señalar que la Asociación Española de Pediatría agrupa a excelentes compañeros, y que su actual Junta ha mejorado extraordinariamente con respecto a la anterior. Pero quedan resabios del pasado, compromisos excesivos e irracionalidad abundante.
    En fin.
    Un abrazo
    Juan Gérvas

    • Miguel Jara

      Gracias Juan, ahora iba a publicar lo de los efectos colaterales de la “pandemia” de gripe A.

      Tengo mis dudas sobre los sistemas de compensación, habría que estudiarlo a fondo. Puede convertirse en un lavado de cara para los fabricantes que podrían utilizarlo para justificarse.

  16. Elias

    Miguel respondiendo a la pregunta que encabeza tu artículo y en mi modesta opinión: SI. Es un apéndice infectado y de los que hay que extirpar con cirugía urgente. Pero, por suerte, esto lo ven cada día más personas -profesionales sanitarios o no- con lo que la credibilidad de esta gente tiene el valor que se merece.

    Salud.

  17. Carmen

    Pero que triste es el ser humano. Cuando hablo con la pediatra de mis hijos sobre la vacunación, pues siempre que voy a pedir el certificado médico para matricularles (tan solo voy para eso, ya que trato a mis hijos con medicina alternativa, que hoy por hoy me funciona perfectamente), veo como tiene toda la voluntad del mundo y ella misma se lo cree, que lo mejor es vacunar, aunque claro está, me confensó cuando empezamos a tener más amistad, que hay ciertas vacunas que ella no le ha puesto a sus dos hijas, como la Prevenar, vacuna que sí que me recomendó le pusiera a mi primer hijo.

    Cuando yo le recordé que lo hizo, me contestó que ella tenía la obligación de recomendarla, a lo que yo le respondí, que también tenía la obligación de informar sobre los efectos secundarios (algo habría visto ella, para no ponérsela a sus hijas). Considero que fuera de esto, es una gran profesional, que sabe escuchar y que está muy confundida gracias a los congresos, seminarios y demás eventos que las multinacionales farmacéuticas realizan.

    Pienso que deberían prohibirse este tipo de actividades, ya que contaminan a los profesionales de la salud, y hacen que teniendo muy buena voluntad, pueden acarrear problemas en sus pacientes. Os adjunto un artículo muy interesante: http://www.abchomeopatia.com/homeopatia-y-vacunaciones/

    • Miguel Jara

      ¿Obligatorio recomendarla?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.