Por fin podemos notificar sospechas de RAM (Reacciones Adversas a los Medicamentos)

Vale, es que antes no lo conseguíamos. Es una muy buena noticia. La farmacovigilancia se abre al ciudadano. Vamos a poder notificar una sospecha de reacciones adversas que nos provoque un medicamento (RAM).

Hasta hace bien poco, sólo el profesional sanitario y los laboratorios farmacéuticos tenía la capacidad legal de notificar sospechas de RAM. Fue un avance en su día. Ayudó al desarrollo de los sistemas de farmacovigilancia. El trabajo en red se iba desarrollando.

Pero, ni los laboratorios, ni los profesionales sanitarios, han sido capaces de avanzar más allá de los casos claros de notificación de sospechas de RAM. Es decir, ha habido una gran “INFRANOTIFICACIÓN“. Se estima que más de un 80% de las sospechas RAM no se notifican adecuadamente.

La infranotificación ha sido un problema para la persona que sufría una RAM grave. Por dos motivos, uno sanitario y otro de responsabilidad legal:

1. Sanitario: si se identifica el causante del daño será mejor el diagnóstico y la terapia a enfocar. Si se mira hacia otro lado, no se sospecha ni se notifica, será una pérdida de oportunidad médica (diagnóstica y terapéutica).

2. Responsabilidad legal: la mera sospecha no quiere decir que un medicamento haya sido el causante de un daño, pero sí introduce el medicamento en la rueda de la relación de causalidad.

En definitiva, el ciudadano tiene que saber que ante una sospecha de RAM ahora mismo ya puede notificarla por sí mismo a través del portal www.notificaram.es Un avance.

Video en Reino Unido para difundir la notificación por parte del ciudadano http://www.youtube.com/user/MHRAgovuk?feature=watch

12 Comentarios a “Por fin podemos notificar sospechas de RAM (Reacciones Adversas a los Medicamentos)”
  1. Paco Almodóvar

    Hola Carlos, en todo este tiempo que llevo analizando las RAM desde una perspectiva jurídica, sobre todo en relación a la información terapéutica (del medicamento) al ciudadano, estoy convencido que el ciudadano tiene que elevar la cultura del medicamento. Un medicamento puede matar. Un medicamento puede destrozar un órgano vital. Un medicamento te puede llevar a la hospitalización. No lo digo yo. Lo dicen las estadísticas. Lo dicen los jueces. Lo dice la propia industria. Y lo dice la Administración. Sospecha de RAM: claro, si tengo una sospecha: ¿por qué no lo voy a notificar? No te entiendo Carlos. El ciudadano tiene derecho a la información. Tiene derecho a que se investigue si un medicamento le ha podido ocasionar un daño. Según parece, y según tu respuesta, los medicamentos pueden o no hacer daño, y si hacen daño grave, bueno, es posible que ni siquiera sea el medicamento. No te quito la razón, pues es cierto que este asunto es complejo, pero sí digo que un medicamento sí puede ocasionar un daño grave. Repito, no lo digo yo.Ni tampoco me interesa. Simplemente llevo estudiando este asunto mucho tiempo. Tengo estadísticas. Datos. Lo que quieras. La intención supongo no es crear miedo en la población, simplemente, advertir que algunos medicamentos pueden ocasionar RAM graves, que requieren hospitalización o pueden causar la muerte. ¿Tampoco estás de acuerdo en que se haga un autopsia si un familiar sospecha de que un medicamento ha podido ser la causa de una muerte? No lo entiendo. La farmacovigilancia debe ir dirigida al ciudadano, éste tiene derecho a la información. No es crear miedo, es informar, simplemente.

  2. Txu

    No entiendo bien la línea de argumentación de Carlos. La notificación de una sospecha RAM no guarda relación directa con la reclamación al fabricante, al menos por parte del ciudadano.

    El poder notificar de forma “espontánea” supuestas reacciones adversas (sospechas de RAM), lo primero que hace es alimentar una base de datos de farmacovigilancia que viene bien a todos, tanto a la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS) si en verdad quiere hacer bien su trabajo, como a los pacientes ciudadanos. Estoy de acuerdo en que puede haber un amplio rango de reacciones adversas debido a la susceptibilidad individual, pero es innegable que el significado estadístico no es el mismo con una muestra escasa que con otra más amplia, ya que con mayor número de registros es más fácil observar tendencias y extraer conclusiones. No es esperable que porque a partir de ahora se pueda notificar de forma espontánea vaya a haber exceso de notificaciones. Es obvio que se notificarán más que antes, pero en general se sabe que el número siempre será bastante inferior a las RAM que realmente se producen. Hasta ahora lo que hay es infranotificación y eso no es bueno para los usuarios.

  3. Carlos

    Para redondear la idea, cuándo se produce una verdadera RAM, es el resultado de la interacción del medicamento con ese paciente, con su ENERGÍA VITAL, es decir , son dos términos. Tú presentas las RAM como si dependieran EXCLUSIVAMENTE del medicamento, y en ese caso sí puedes tener “sospechas de RAM”, como si dijeras, “sospecha de envenenamiento”.Vas a tener muchas consultas, pero vas a generar psicosis y paranoia en el público. Los laboratorios van a seguir experimentando con cobayos y transladando sus resultados a seres humanos y a nadie se le ocurre pensar que eso es un despropósito absoluto, pero es así. Será que cada vez nos parecemos más a ratones?
    Saludos.

  4. Carlos

    Exacto Miguel, es lo que quiero destacar, con el criterio de “sospecha de RAM”, toda reacción “no prevista” de un medicamento-tantas reacciones como suceptibilidades individuales existan-puede ser “denunciada”, con lo cuál perderíamos la perspectiva de lo verdaderamente importante. Las clásicas aplasias medulares que produce el cloramfenicol-descriptas desde siempre-y que por cierto no han sido motivo para sacar de la venta el producto. Si se trata de generar inquietud y miedo, dejemos a la Fharmafia, que para eso son unos campeones!
    Saludos.

  5. Carlos

    Para ilustrar un poco mejor lo que quiero decir. Sabemos de la existencia de Sensibilidad Química Múltiple (SQM), sintomatología relacionada con elementos presentes en el medio externo que desencadenan reacciones en algunos individuos-los sensibles o susceptibles. Entre los que reaccionan exageradamente y los que no reaccionan, existe una amplísima gama de posibles reacciones. Imagínate lo mismo en relación a medicamentos, eso es lo que ocurre, las variaciones en la suceptibilidad son infinitas, con lo cuál el rango de reacciones también lo es. Dónde pones el límite, desde dónde es RAM, a partir de dónde puedo hacer un reclamos al fabricante? Es un terreno muy resbaladizo Miguel, salvo para las “aves negras”, pero para eso debe haber legislación firme. Lo demás es humo.
    Saludos.

  6. Carlos

    Es audaz de tu parte mencionar “sospechas de RAM”. Normalmente el laboratorio informa de las reacciones adversas más frecuentes, conocidas y de gravedad diversa. Se entiende que puede haber otras -desconocidas u omitidas- pero suponer que frente a la aparición de una sintomatología dada-posterior a la toma de un medicamento-pueda considerarse una “sospecha” de RAM es demasiado Miguel. Entiendo que para el bufete se trata de publicitar las nuevas vetas que ustedes explotan, peeero, para mí-con 35 años de profesión médica-20 años como homeópata unicista-me parece too much. Que sigan los éxitos.
    Saludos.

    • Miguel Jara

      Carlos, no logro entender qué es lo que te parece “demasiado”. Para ti entonces ¿no hay “sospechas” de RAM sino RAM a secas?

      • Miguel Jara

        Por cierto, el post es información pura y dura, otra cosa es que sí, va en la línea de lo que hacemos en el área de Reacciones Adversas a los Medicamentos del Bufete Almodóvar & Jara que tiene marca propia, Bufete RAM.

  7. Txu

    Gracias Miguel por informar sobre esto. Para que luego digan los incrédulos que nada se puede hacer para cambiar el estado de las cosas. ¿Como creen que ha ocurrido esto ahora, sino por la presión de muchos de los que hemos estado ahí reclamando y exigiendo que se hiciera lo que no estaba hecho y ahora se ha conseguido?

    Así, reclamando, exigiendo e insistiendo, hay que continuar con cada cosa que creamos que es de derecho y no se esté cumpliendo. Erre que erre hasta conseguirlo.

  8. George Gurdjieff

    El Sr. Gervás en la Vanguardia.

    http://www.lavanguardia.com/lacontra/20130207/54365145790/la-contra-juan-gervas.html

  9. Isabel

    Un pasito más.

  10. Sandra Ted

    La farmaindustria que se valla entera a robar a los ladrones, por 4 que componen y 50 que dejan farmaco-dependientes, matan a 100, luego maquillan las estadísticas cambien baremos, mienten con palabras cambiadas y terminan siendo unos genios diciendo, que es por ellos la mayor expectativa de vida que en realidad fue mejorada con el agua limpia y el jabón, bazofia humana, ladrones mentirosos, delincuentes con títulos universitarios y permisos comprados, discutir sobre “la parte mala” es dar validez a un sistema de clientes cautivos que no esta basado en la salud sino que son acuerdos sucios politico-quimicos y que esta totalmente podrido y lo mejor que se puede hacer es ignorarlos y empezar denuevo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.