Campaña jurídica sobre los nuevos contadores de telegestión de electricidad

Durante los últimos meses, como periodista especializado en el tema de la contaminación electromagnética y como socio fundador del Bufete Almodóvar & Jara he recibido muchas consultas sobre la instalación por parte de las compañías eléctricas, de los nuevos contadores de telegestión.

Existen consideraciones ambientales y de salud que no están teniéndose en cuenta, como hemos explicado en varias ocasiones y podéis leer en este enlace. Fieles a nuestro espíritu, en el Bufete estamos estudiando el caso para conocer bien la tecnología empleada y sus posibles impactos en la salud y el medio; dirimir qué acciones jurídicas pueden emprenderse con el fin de proteger la salud de las personas y de hacer valer sus derechos; y desarrollar una campaña de Comunicación, Prensa y Relaciones Públicas que de a conocer todo ello.

Hasta ahora sólo hemos difundido la idea en las listas de personas interesadas por estos asuntos y ha despertado notable interés por lo que ya hay un numeroso grupo que tiene toda la información sobre la campaña.

Algunas ideas que se nos ocurren y que compartimos con vosotros son:

-Crear una Plataforma de Afectados por los Contadores de Telegestión (PACT).

-Solicitar los estudios de impacto en salud medioambiental y las especificaciones técnicas del sistema a las instituciones correspondientes.

-Una vez recibida o no contestación y recabada la información ver pasos a seguir. Analizar legalmente cómo puede negarse el cliente a tener esta tecnología en casa y en particular aquellos clientes que padecen enfermedades medioambientales como la denominada Hipersensibilidad a los Campos Electromagnéticos o “electrosensibilidad”. La sustitución de los contadores electromecánicos por contadores telegestionables es una orden del Gobierno pero buscamos alternativas.

-Estudiar jurídica y técnicamente si con esta tecnología está debidamente garantizada la protección de datos de los clientes de esas compañías.

Dado que entendemos que serán un número alto las personas y asociaciones que estarán dispuestas, hemos presupuestado esta acción con precios muy por debajo de mercado, asequibles para cualquier persona. La idea es que se consiga adelantar una cantidad de dinero para poder comenzar este proyecto. La finalidad que perseguimos es evitar perjuicios a la salud pública.

Como fecha límite de riguroso cumplimiento para realizar el pago y hacer la contabilidad y ver si hay lo necesario para comenzar el proyecto, nos hemos puesto el día lunes 4 de febrero.

El correo de contacto para matizar esta información y/o concretar la adhesión al proyecto es bufeteram@bufeteram.com y el teléfono (en horario de oficina) es 918515301 (asunto Contadores).

Seguro que podemos conseguir cosas positivas en este ámbito.


¿Cuánto crees que vale este post?

9 Comentarios a “Campaña jurídica sobre los nuevos contadores de telegestión de electricidad”
  1. ABAHÚ

    Son demasiadas las causas que originan la falta de salud en el planeta,aunque me alegra ver que aún quedan esperanzas de poder resolver las consecuencias de tecnologías mal dirigidas y creadas a conciencia, algo que no hemos podido divisar hasta que los resultados se nos han venido encima; por lo que si necesitas mi cooperación la tendrás sin duda.
    Estas y otras custiones realcionadas con la salud del planeta me importan demasiado y trato de estar en varios frentes a la vez.
    ¡¡Cuenta conmigo¡¡

  2. Rubio

    Hola Miguel,

    he intentado hacer un transferencia, tenéis un correo en bufeteram@bufeteram.com al respecto.

    Un saludo.

    • Miguel Jara

      Hay un hastag en Twitter que aglutina info sobre el tema, se llama #ContadoresTelegestión

  3. Jesús

    Los usuarios de los contadores de luz,como bien se sabe, está, en u n local cerrados con lave o los que están en chalest tienen una caja de plastico o PVC con unos tornillos precintados.
    ¿Como podemos nosotros los dueños de las viviendas ir al contador para mirar el consumo y si se adapta a las factura enviadas? (Gracias)

  4. Lucho Mg.

    ¿Alguien sabe si estos contadores se pueden manipular vía wifi? digo, porque a nosotros nos tienen bien controlados, pero a ellos ¿quien los controla? y es que recargar un solo KW por contador seria imperceptible al usuario pero una gran suma para la compañía… piensa mal y acertaras…

  5. ADN

    Pues a mi no me hace gracia esta noticia, puesto que yo sufro de hipersensibilidad a los campos magneticos, el wifi sin ir mas lejos, si me paso algo de tiempo expuesto a el me da cefaleas intensas, es mas en mi casa llegan por lo menos 8 señales.

    Si me ya me ponen el contador me voy a tener que ir, o eso o desarrollaran un “revolucionario” medicamento para evitar la electrosensibilidad, pero a saber ese “milagroso” medicamento que efectos secundarios tendra.

    P.D: Esperaros a los coches electricos y entonces ya veriesi como se multiplican los casos.

  6. Juan

    Es una iniciativa muy interesante. Comparto.

  7. Inhar

    Miguel mucho animo para este proyecto, este proyecto lo veo como algo grande, adelante, me gustaria aportar algo pero economicamente me es imposible.

    Acabo de leer en la caja de pandora sobre los nuevos contadores, si me entero que en mi portal quieran poner contadores nuevo avisare de que no lo pongan, porque es un peligro.

    • Miguel Jara

      Gracias Inhar. Te advierto que la cifra para comenzar con la base del proyecto es muy asequible: bufeteram@bufeteram.com

      Salud.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.