Entre todos la vacunaron contra el papiloma y ella sola se murió

Qué diferencia entre notas de prensa (bueno, en el primer párrafo porque lo demás…). La de la Asociación Española de Pediatría (AEP), defendiendo el negocio de los fabricantes de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y la de la Consejería de Sanidad del Gobierno del Principado de Asturias donde falleció Andrea tras recibir la susodicha vacuna. La segunda comienza como debió y nunca quiso la primera, con las condolencias a la familia. Humano demasiado humano para que la AEP baje al reino de los seres vivientes. Esta organización, supuestamente científica, tiene en su Consejo Asesor de Vacunas a un bastión de la industria pues ha sido financiada (y a saber si lo sigue siendo ya que no quieren informar sobre ello) por uno de los laboratorios fabricantes de la vacuna que ahora está en el punto de mira.

En concreto, nos referimos al laboratorio GlaxoSmithKline (GSK) que produce la marca de la vacuna VPH promocionada como Cervarix (no es la que se sospecha que mató a Andrea, a la que le pusieron dos dosis de Gardasil, la otra marca fabricada por la entente de multinacionales farmacéuticas Sanofi Pasteur Merck, Sharp and Dohme (MSD).

Estamos más “tranquilos” si nos cuentan que las circunstancias del fallecimiento de la chica están documentadas. Demos una oportunidad a la credibilidad del Ministerio de Sanidad dirigido por una ministra obligada a echarle garra al asunto, que para eso lo lleva en el apellido y así averiguamos quién la idem ya que ahora las pruebas las guardan los chicos y chicas de Mato.

Puntos tres y cuatro, no me dicen nada, bla bla bla, que si la vacuna cuenta con el respaldo de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que si la edad a la que le pusieron a la chica la vacuna es la correcta, bla bla bla. Más sobre el asma y que no había peligro por ello… mentira. Ficha técnica; efectos adversos detectados en los ensayos clínicos: Broncoespasmo. Nada “útil” para una persona que sufra asma.

El punto quinto es para sospechar, idéntico a la línea editorial de la AEP.

Me quedo con las declaraciones de Carlos Ponte, que preside en Asturias la plataforma ‘No Gracias’, un colectivo crítico con la relaciones existentes entre la Administración, los médicos y las farmacéuticas. Según este facultativo, jefe de la UVI del Hospital General de Asturias:

“La Agencia Española del Medicamento tiene secuestrados los datos sobre los efectos adversos de la vacuna del papiloma cuando es una información a la que tienen derecho a acceder tanto la población como los profesionales”. Para Ponte, “existe una clara asociación entre la aplicación de la vacuna y el fallecimiento de la niña gijonesa”.

Pues eso, que no vale sólo con echarle la culpa a quienes son responsables del “acto sanitario” de ponerle la vacuna a la chica. Hay que pedir explicaciones al Gobiero asturiano y central por administrarla, a las agencias española y europea por consentirla, al laboratorio por…

Seguiremos informando.

29 Comentarios a “Entre todos la vacunaron contra el papiloma y ella sola se murió”
  1. Pilar Remiro

    Antonio Fernández, le respondo con cierto cansancio de tanto escuchar justificaciones para la dejadez o la flojera, dice “Las vacunas no son obligatorias y la gente es muy libre de ponérselas o no.” Es cierto a medias, la presión y la mala información junto con el desconocimiento previo (no tienen porque saber de medicina los padres) y el miedo hace que los padres las pongan a sus hijas/os, el que no las pone suele tener algún problema luego a la hora de que su criatura pueda ir de colonias u otras actividades porque lo ponen como requisito en la mayor parte de lugares, esa obligatoriedad encubierta también es muchas veces la que decanta a ponerlas o no.
    Mire las consecuencias de los excipientes en las vacunas ¿luego dirá que no pasa nada? No lo creo, si es sensato no, y no me pongo más porque ya ha habido quien se lo ha sabido decir, Txu.

    El miedo a veces se disfraza de fanatismo… Antonio no se puede culpar al mensajero, no es sano, Miguel Jara ha hecho un buen trabajo.

    Tampoco relativice la realidad de lo que paso por “suerte” (aunque no sirvió para salvarla) en este caso se pudo ir viendo lo sucedía casi paralelamente.
    Los avances tienen que ser para el bien de las personas no para los intereses de unos cuantos, hasta que eso no lo defendamos con los hechos estaremos siempre en el mismo punto.

  2. Txu

    Antonio Fernandez, no me parece admisible considerar que la vacuna es un factor igual de desencadenante que los otros que mencionas y de los que sí estamos rodeados (alimentos, ácaros, polvo ambiental). Lo mismo te ha delatado tu subconsciente y eres tú quien está rodeado de esas vacunas y por eso lo ves normal. La niña de Gijón no debería de haber muerto por la vacuna -según tú, factor desencadenante- porque no debería de haberla recibido repetida. ¿De donde sacas el dato de una muerte entre 65 millones de dosis puestas? En España serían muchísimas menos dosis y aún mucho menor el número de niñas vacunadas puesto que se reciben tres dosis por pauta completa. Así es que ya que haces una estimación del riesgo, al menos calcúlalo bien, sin trampas.

    En cuanto a la comparación con la defensa de que desaparecieran los coches, etc, de momento no me ha dado por defender absurdos ni tampoco decirlos a cuento cuando no viene al caso. Que se os ve el plumero cuando os salís por peteneras.

  3. Txu

    Antonio Fernandez ¿quien va a demostrar la asociación de los casos de muerte con la administración de la vacuna? ¿las compañías farmaceuticas productoras y vendedoras de la misma? ¿las autoridades sanitarias que han autorizado su implantación en campañas masivas? ¿los expertos que han sugerido y promovido su implantación y que han firmado documentos de consenso en apoyo de su administración? ¿las agencias de medicamentos que tienen entre sus asesores personal con relaciones y conflictos de intereses con las propias compañías farmaceuticas? ¿Tú, que defiendes la necesidad, eficacia y seguridad de esta vacuna porque es una vacuna como todas las demás? Hombre, por favor, que ya hace tiempo que caímos del guindo.

  4. Txu

    Antonio Fernandez, ya estás hablando de miedo, como se os nota por donde vais. El miedo no es tan libre, ya que es inculcado por los interesados en que otros lo sientan. Pero por mi parte puedes estar tranquilo porque el miedo al que te refieres no suelo padecerlo. Por supuesto que “las vacunas no son obligatorias”, pero una gran mayoría de personas cree que es obligatorio recibirlas porque esa es la consigna desde arriba. Que “la gente es muy libre de ponérselas o no”, hombre, libre, libre, no tanto, ya que depende mucho de la información recibida, que es escasa y muy interesadamente sesgada. Insisto en que asumir la bondad de la nueva vacuna del papiloma por el hecho de que otras vacunas hayan servido para la prevención de enfermedades respectivas, es tendencioso y un brindis al sol.

    Si la opinión y los datos que se vierten en este blog u otros similares hacen daño a las coberturas vacunales no hay porqué achacarlo como dices a estos foros, sino a la irresponsabilidad y a la falta de prudencia de los expertos y de las autoridades sanitarias que promueven la implantación de vacunas innecesarias, no demostradamente efectivas y para más, faltas de seguridad.

    Por alguno de mis comentarios puedes comprobar que no comparto totalmente lo de exigir responsabilidades penales a los pediatras y enfermeros de primaria por recomendar la vacuna, puesto que el sistema sanitario así se lo indica.

    Tu comentario de “por las mismas razones, también nos podrían denunciar las mujeres que desarrollen un cancer de cuello de útero por no habérselas recomendado”, hombre ¿no te parece demencial decir eso? … vaya derrape y también por tu parte haciendo un poco de marketing del miedo (que hay que vender vacuna).

  5. ANTONIO FERNANDEZ

    El miedo es libre TXU, y todas las vacunas, todos los medicamentos y todos los alimentos, antes de salir a la aplicación masiva, solo han podido ser probados en pequeñas muestras. Para eso existen las estadísticas, que, naturalmente, pueden equivocarse, pero el margen de error que dejan las autoridades sanitarias mundiales a un medicamento, es pequeñísimo. Las vacunas no son obligatorias y la gente es muy libre de ponérselas o no.

    La comparaba a las demás vacunas porque con los datos que hay al salir al mercado, prácticamente todas estaban en la misma situación que está, no es lo mismo administrársela a unos miles de personas que a unos millones y siempre pueden aparecer algunos efecto imprevistos. Ya se que me dirás que las multinacionales lo tapan, pero los datos reales de esta vacuna con mas de 65 millones de dosis administradas son parecidos a los que ocurrirían si le damos a una población de 65 millones de personas 3 vasos de leche, los alérgicos a la leche se pondrán muy malo y, alguno moriría y al resto de la población le sentaría de maravilla, salvo alguna molestia de estómago… etc.

    A mi no me cabe ninguna duda de que las vacunas son el mayor logro médico que ha dado la humanidad en toda su historia y que foros como este, añadidos a la desidia de las autoridades a la hora de dar datos están haciendo mucho daño a las coberturas vacunales y están haciendo que enfermedades que deberían estar erradicadas ya como polio y sarampión aún sigan causando muertes en el mundo.

    Lo de criticar y exigir responsabilidades penales a los pediatras de y enfermeros de primaria por recomendar la vacuna (que he leido mas arriba en esta línea de debate) me parece ya demencial, por las mismas razones, también nos podrían denunciar las mujeres que desarrollen un cancer de cuello de útero por no habérselas recomendado.

    Hasta ahora no hay ni un solo caso de muerte asociados a la administración de esta vacuna demostrado en todo el mundo. La niña de Gijón tenía una enfermedad que podía producir la muerte asociada a algún factor desencadenante de los que estamos continuamente rodeados (alimentos, polen, ácaros, polvo ambiental…y también vacunas). Si defendemos que no se administren vacunas porque hay un riesgo de muerte de uno entre 65.000.000 dosis puestas, defendamos que se quiten de la circulación todos los coches, todas las empresas contaminantes… etc, etc,.

    Es muy facil criticar el progreso, sea del tipo que sea, pero por favor, salgamos de las cavernas, o por lo menos no hagamos para volver a ellas. Esta vacuna (estoy seguro de ello), salvará miles de vidas por cada vida que cueste (si es que la cuesta).
    Gracias y perdonad por la extensión del texto.
    Antonio.

    • Miguel Jara

      Antonio, en este foro lo que hacemos es informar y en muchas ocasiones con fuentes oficiales. Otra cosa es que la realidad actual no favorezca la extensión de los programas de vacunaciones masivas y realizadas por sistema, que es lo que se critica, pero no es responsabilidad nuestra. Por favor, no mates al mensajero.

  6. Txu

    Antonio Fernández, creo que justificar la administración masiva de la vacuna del papiloma poniendo de pantalla a las demás vacunas como la de la polio, etc, es hacer un flaco favor a estas vacunas. No entiendo qué problemas teneis algunos para no ser críticos con una vacuna experimental como la del papiloma. A mí también me parece terrible y de una gran ligereza que se opine que la vacuna del papiloma va a ser buena para la prevención porque todas las demás vacunas lo son. Y digo opinión porque nadie ha demostrado todavía que la vacuna sea efectiva para la prevención de la enfermedad que promete. Tampoco estoy de acuerdo en que todo este montón de opiniones que se vierten sobre esta vacuna las más de las veces sea sin conocimiento ninguno. Nada más lejos. Sinceramente, creo que la mayoría de los que aquí opinamos estamos relativamente bien informados, y por eso no desconocemos que antes de ocurrir esta desgracia –esperable, pero que hubiera sido evitable de haber actuado con prudencia y cautela- ya habían ocurrido otros casos muy graves en España y otros con ese mismo fatal desenlace fuera de España. Esta vacuna la han recibido muchas niñas en todo el mundo y también muchas niñas en todo el mundo, demasiadas para lo esperable en una vacuna, han sido víctimas de sus efectos. Afirmar que no ha ocurrido nada reseñable que se pueda imputar directamente a la vacuna, es un brindis al sol y también una falta de atención y de respeto a las numerosas víctimas de la misma.

  7. ANTONIO FERNANDEZ

    Me parece terrible y de una gran ligereza todo este montón de opiniones que se vierten sobre la vacuna del Papiloma las mas de las veces, sin conocimiento alguno.
    Esta vacuna, antes de que ocurriera esta terrible desgracia, ha sido administrada a muchos millones de niñas en todo el mundo muchas de las cuales eran también asmáticas sin que ocurriera nada reseñable que se pueda imputar directamente a la vacuna, de hecho incluso en este caso, todavía existen muchas dudas de la relación causa/efecto con la vacuna.
    Si no fuera por las vacunas aún hoy habría en españa Polio, sarampión y no habrían disminuido tanto la incidencia de enfermedades como tosferina, Tétanos, Difteria …
    Hoy en día en Asturias mueren decenas de mujeres todos los años de cancer de cuello de útero, gracias a esta vacuna es muy probable que esas cifras disminuyan en mas de un 90%.
    Con opiniones como estas se produjeron rebrotes de enfermedades controladas por las vacunas en otros países debido a que la gente dejaba de vacunar a sus hijos.
    En Japón cuando se dejó de vacunar por culpa de los efectos secundarios que producía la antigua vacuna de la tosferina, se produjeron centenares de muertes y miles de casos de tosferina.
    El periodismo comprometido, creo yo, es comprometerse a informar bien, teniendo en cuenta todos los datos, lo demás sería un libelo.
    Gracias por publicarlo (si es que lo publicais) y no demoniceis a las farmaceuticas por el solo hecho de fabricar las vacunas sino por las barbaridades que hagan y hayan hecho en el pasado y en el futuro.
    Firmado: Antonio

  8. José Manuel

    Como pudimos ver ayer en el telediario, nos instan a vacunarnos contra la gripe como todos los años. ¿como se puede aguantar que todos los españoles paguemos publicidad de una vacuna inútil según muchos médicos, entre ellos Juan Gérvas?. Además, a pesar de la vacuna, se mueren de esta enfermedad en España entre 3.000 y 4.000 personas.

  9. Nicolas Haydn

    Hola Eva, desgraciadamente no se ha convenido socialmente nada. Toda cuestión importante ha sido y es impuesta por los poderes estatales. Es el estado el que ha puesto ha unos señores como encargados de la salud de sus “súbditos” y el que valida una medicina concreta. Aqui no hay ningún contrato social, o si lo hay es entre los poderes políticos y económicos. Los demás tenemos que apechugar con la que nos han preparado. Tienes razón, es un tema de confianza; el poder depende en parte de la confianza de sus súbditos, vease a Nicolas Maquiavelo en El Príncipe y sus recomendaciones para un buen gobierno. En cualquier caso hay personas que más o menos comprenden su realidad social y hay otras (muchas más) que le hacen el trenecito a la autoridad de turno. Los que más sufren son los niños, que son los que más sometidos están, en primer lugar a la autoridad de sus padres, que son los responsables de su cuidado y subiendo en los escalones de la jerarquía se llega hasta la “máxima autoridad responsable”. Aunque se entenderá que esta última, al ser la máxima autoridad jamás es responsable de nada. Así que dadas las ciscustancias todos somos culpables o inocentes excepto la “máxima autoridad responsable”.

  10. José Manuel

    Eva y demás comentaristas, por vuestros comentarios creo que todos estamos de acuerdo que en ese entramado de engaños el que más responsabilidades tiene es el pediatra. Las farmacéuticas en un caso de demanda pueden decir, yo farmacéutica, pongo la vacuna en el mercado porque “me la aprueban” los organismos públicos, luego el pediatra aprueba o no aprueba su aplicación en cada caso. EL PEDIATRA ES EL RESPONSABLE ULTIMO, y a la vez es el más débil para atacar el problema de ilegalidad manifiesta por no informar adecuadamente y, en este caso por aplicación de la segunda dosis habiendo daños adversos severos en la primera aplicación. ¿Alguien tiene alguna duda?

  11. Eva (Nux)

    Haydn, estoy básicamente de acuerdo con tu planteamiento de repartir las responsabilidades y de incluir a los padres en temas que afecten a la salud de los hijos. El problema que veo es que eso es muy difícil y un tanto injusto en una sociedad como la actual, que está basada en la especialización y en la mútua confianza entre especialistas. Desde esta óptica, la función del pediatra es la de velar por la salud de los niños, así se autodefinen, así se ha convenido socialmente, y por ello los ciudadanos literalmente “les pagan”. Luego, si no es así que se avise a los usuarios, y como mínimo se les informe de las diferentes opciones a seguir en cada caso en particular.

    He hablado este tema de la vacuna del papiloma con algunos familiares que tienen hijas en edad de vacunarse, y ante mis advertencias se ofenden y responden que ellos “harán caso de su pediatra”… Porque la otra opción seria hacerme caso a mi, y evidentemente lo tienen claro. Los entiendo.

    Por otra parte, no todo el mundo tiene la capacidad ni el tiempo suficiente para investigar por su cuenta. Eso, creo, hoy por hoy, es pedir demasiado. Quizá con el tiempo y con mucha información y pedagogía

  12. Nicolas Haydn

    Si Txu, el tinglado de las vacunas es así. Yo voy más allá y digo que no sólo la vacuna del papiloma es inútil y peligrosa sino TODAS las vacunas. Ahora bien, si se demuestra negligencia en un caso de muerte, si se asocia la muerte a la vacuna y además se demuestra que había claros indicios como para suspender la segunda vacunación ya hay sentencia por medio y puede que entonces la política de esta vacuna cambie, puede que vayan “con más cuidado” y se corten un pelín. Aunque ya sabemos que como va la justicia es una forma de defensa de las familias.

    En mi anterior comentario decía que aquí todos están implicados, todos son culpables y a la vez inocentes, incluidos los padres y siento tener que decirlo en estas circustancias. Uno de los problemas es la tremenda violación de conciencia a la que someten a la mayoría de la gente, que cree sinceramente que las vacunas son buenas y necesarias para la salud de sus hijos. Y lo creen no porque lo hayan investigado (obviamente), sino porque les lavan el cerebro y confían en el criterio del médico, poniendo su salud y la de sus hijos en sus manos. ¿Son entonces culpables si algo sale mal?

    Hay que tener encuenta que muchísima gente va a ciegas por la vida en temas de salud, nutrición y en general en el conocimiento de temas importantes y diversos. Prefieren pasar el tiempo delante de la TV lobotomizándose. Es así de crudo. La cuestión es entonces más complicada de lo que a primera vista parece, ya no se trata sólo de una cuestión médica. ¿Alguien en su sano jucio cree que el moderno régimen de poder político y económico se puede mantener sin controlar la ciencia básica y aplicada?

  13. José Manuel

    Txu, entiendo que lo que quieres decir es que las consejerías tambien son responsables muy importantes por su actuación, claro que si, pero aunque le ganes una demanda a la consejería ¿quien paga?: TU Y YO, es decir, todos los ciudadanos. O sea, nosotros pagamos la vacuna y nosotros pagamos las consecuencias de sus efectos adversos y los que se lucran del negocio siguen tan anchos.

    Sin embargo, la demanda al pediatra como facultativo es otra historia, el pediatra tiene una responsabilidad personal e intransferible producto precisamente de ser un facultativo. Y por mucho que la consejería mande venir a las niñas a vacunarse aunque tuviesen daños importantes en la primera dosis, el pediatra es el que tiene la facultad, la obligación y la responsabilidad última de autorizar esa segunda dosis. Nadie le puede obligar al pediatra a autorizar esa segunda dosis cuando la primera tuvo daños adversos importantes. Cuando todos los pediatras sepan que pueden ser demandados por sus negligencias profesionales, haber cual es el guapo que se atreve a seguir actuando de ese modo (sin informar adecuadamente y sin el cosentimiento de los padres), poniendo en peligro la salud y la vida de esas pobres niñas.

  14. Txu

    Aunque esté de acuerdo en que los pediatras deben ser responsables de sus actos médicos, insisto en que con esta vacuna no existe protocolo médico alguno, solo consignas de carácter general dictadas desde la autoridad sanitaria: las niñas deben recibir la vacuna -tres dosis-, esta es eficaz y segura y no existen efectos adversos de consideración. Por lo tanto, si alquien que recibe la vacuna sufre ua reacción adversa, el médico considerará que es debido a otros motivos y no a la vacuna. Recuerdo, para quien no le haya quedado suficientemente claro, que las Consejerías de Sanidad envían cartas a los padres de niñas que han sufrido reacciones adversas a la vacuna instando a que reciban la(s) dosis que faltan (con el nombre y apellido de la niña).

  15. Nicolas Haydn

    De acuerdo con José Manuel. A pesar de que todo esto es ya una locura, evidentemente en este caso concreto de aviso de reacción adversa a la vacuna con la primera dosis. Creo que es una negligencia clarísima el dar la segunda dosis de vacuna siendo responsable el/la pediatra.

    Las vacunas en general son un timo, pero en casos concretos de posible negligencia como parece ser este queda claro quien debe responder ante la muerte de la niña.

  16. José Manuel

    STEVE McGARRET, cuando en el protocolo de vacunación con cualquier vacuna, figura que si después de la primera dosis se producen daños adversos importantes, ya no se puede poner la segunda dosis, y si el pediatra autoriza o permite que se le ponga, eso ya no es un error, eso es, entre otras cosas, NEGLIGENCIA EN GRADO MÁXIMO, porque esto no es nuevo, te recuerdo que en EEUU ya se murieron según el VAERS más de 100 niñas después de ser vacunadas con VPH, por tanto, esta no es una sorpresa, ya no es algo fortuito.

    En cuanto a lo que digan las “autoridades sanitarias”, sociedades médicas (pediatras que siempre han dicho que la vacuna es segura) … ya lo sabemos (ojalá me equivoque): “no se ha podido demostrar la relación vacuna-muerte”, pero es que Steve, lo que tienen que demostrar es que la vacuna no intervino en la muerte de la niña, y eso en ningún caso similar lo hicieron porque la evidencia es la contraria.

    En cuanto a lo de “ejecutar sentencia”, ya te has adelantado pues yo solo he manifestado mi opinión fundada (léete detenidadmente mis comentarios), luego que el pediatra se defienda ante su señoría como pueda. Si estoy equivocado rectifícame de forma fundada. Lo que está claro es que alguien tiene que ser responsable de la muerte de la niña.

  17. Nicolas Haydn

    En mi opinión, el problema no sólo se debe a los intereses de la farmaindustria: El paternalismo del médico hacia el paciente, el autoritarismo que muestran cuando no se hace lo que dice y los diversos paradigmas sobre los que se asienta la medicina, por poner algunos ejemplos, tienen más que ver con aspectos sociales que influyen al igual que en cualquier otra actividad humana. Sería absurdo echarle la culpa de todo a la farmaindustria, pues esta cumple con el papel que se le da, perfectamente acomodada en su lugar y cumpliendo con el papel asignado dentro de las actuales reglas del juego. Porque las reglas del juego son ganar dinero, obtener mayores cuotas de mercado, superar a la competencia para quedarse con todo el pastel. No son las de sanar a sus clientes. Pensar que el Estado debe defendernos de las ansias de lucro de esta industria es por tanto absurdo en el sentido de que jamás resolverá la situación.

    Porque vamos a ver, vivimos en un mundo donde el máximo organismo internacional encargado de velar por la paz mundial, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, está en manos de los cinco estados que más explotan el negocio de la guerra. Si uno mira a su alrededor, se va ha encontrar com más contradicciónes de este tipo, una locura vaya. Dada las circustancias no parece razonable esperar que el Estado nos vaya a sacar definitivamente del atolladero en el que nos encontramos. Y no esperen nada del “progreso en el conocimiento científico”, esto es como una noria que gira y gira sin parar: ayer el DDT hoy el Glifosato, antes la lobotomía ahora la terapia electroconvulsiva, y sigue por los siglos de los siglos entre prohibiciones y nuevos productos que siempre prometen el paraíso terrenal.

    Todos los análisis que parten de una realidad social fragmentada e inconexa fracasan,nunca resuelven nada y no paran de “marear la perdiz”. La realidad demostrada de los hechos más cotidianos a los más trascendentales dibuja un panorama de actividades humanas (ciencia, economía, política, etc…) hiperrelacionadas, que exige una mirada holística de la situación.

    Como dice el artículo, hay muchos culpables. En algunos casos y para la galería, se termina culpando de todo al pharmakos de turno, a veces un “mindundi” en la cadena de mando, otras es el laboratorio farmacéutico que paga una multa que recupera en unos meses; y a seguir con el pan nuestro de cada día, que nos lo intentarán dar hoy y mañana también.

    Y sino fijáos lo sucedido aquí con el síndrome tóxico.
    salud

  18. STEVE McGARRET

    Estimados Contertulios:

    Mi vision sobre este incidente , que ha terminado de la peor forma posible , es un error humano en la que se ha utilizado una vacuna en cuya ficha tecnica viene reflejado unos efectos secundarios y unas contraindicaciones , la enfermera y pediatra que siendo conocedores o no de que con la primera dosis se produjo una determinado reaccion alergica se administro una segunda dosis.

    En este caso somos victimas de la ira por una desgracia que es perder una vida humana e intentamos de forma poco o nada coherente de cargar tintas con la farmaceutica fabricante de dicha vacuna o la enfermera y pediatra que administraron dicho medicamento , desgraciadamente es un acumulo de circunstacias pero debemos esperar que las autoridades sanitarias , sociedas medicas y otros organismos de su version de los hechos antes de ejecutar sentencia que es lo que ultimamente se ha tratado de hacer.

  19. Dr. Silvano Baztán

    ¡Hola, José Manuel! Te entiendo perfectamente y no te quepa duda de que sintonizo con tus planteamientos, pero me entristece que tenga que ser así, ¿qué quieres que le haga?…

    A lo que voy es a que la actitud humana, a mi parecer, más adecuada sería la de defender a ultranza la propia responsabilidad de nuestros actos (incluso llegando a la desobediencia civil), no dejándonos avasallar frente a tamañas e injustas manipulaciones como las que se dan en este tema.

    ¿Cómo favorecer la aparición de los escrúpulos y de la conciencia que, acertadamente, apuntas como inexistentes en nuestra sociedad? Mi convicción es que la única forma de conseguirlo es que las personas con esas cualidades las puedan mostrar públicamente.

    Como ves, tampoco soy partidario de que me sacudan la otra mejilla tan fácilmente…

    Salud para ti y los tuyos.

  20. Jose Manuel

    Silvano, tienes toda la razón, pero en este tema esa actitud de poner la otra mejilla no vale porque te dan. No existen escrúpulos, no existe conciendia, no existe un “pudiera ser de la vacuna” y sino fíjate en el link que nos manda Txu de El Mundo http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/09/14/mujer/1347653971.html

    Cualquiera que no esté enterado de lo que pasa con esta vacuna razona del siguente modo: !que familia, que no controla bien el asma de su hija! Es decir, echando siempre balones fuera como si de un simple partido de furbol se tratara.
    Luego dicen: “no ha habido ningún caso de relación de la vacuna con el asma” cuando deberían decir: “las reacciones adversas en la primera inyección son suficientes para no realizar la segunda” y “la coincidencia de las dos inyecciones con reacciones adversas importantes son una evidencia de la relación vacuna-muerte” ¿o no? Silvano. Acuérdate, de la investigación será más de lo mismo desgraciadamente, por eso es imprescindible, entre otras cosas, que el pediatra que ordenó o permitió la segunda dosis comparezca ante un juez como imputado en este caso de NEGLIGENCIA GRAVISIMA CON CONSECUENCIA DE MUERTE DE UNA ADOLESCENTE.

    A los padres, hoy más que nunca, antes de poner una vacuna de este tipo, informaros de médicos que realmente han investigado las vacunas como Juan Gérvas, Xabier Uriarte, Santos Martín, … un sinfín de médicos que no tienen conflicto de intereses con las farmacéuticas.

  21. Dr. Silvano Baztán

    ¡Hola, Anonymous! Pues no, no me gusta, porque me muestra con claridad que todavía somos (como seres humanos) incapaces de recorrer la vida a través de la propia responsabilidad de nuestros actos.

    Desde luego, puede parecer que peco de ingenuidad, pero me gustaría funcionar, y en esas formas intento moverme, en una vida de respeto frente al que tengo enfrente.

    Eso no quita para mostrar claramente los desafueros que se comenten en la actualidad en aras de la Ciencia o de la conveniencia política de cualquier tipo…

    Salud para ti y los tuyos.

  22. Txu

    El Mundo echa un capote a la vacuna. Reúne a los expertos vividores que están tras el negocio que hace aguas y a alguna invitada que gusta del famoseo.
    http://www.elmundo.es/yodona/estaticas/especiales/2012/09/jornadas_vph/

    Los expertos hablarán sobre el virus VPH y lo malo malísimo que es (y de cómo prevenirlo con la buenísima supervacuna).

    No podía esperarse nada menos y nada menos rápido por parte del periódico de desinformación después de lo que ya había publicado sobre la muerte de Andrea. La Big Pharma siempre paga muy bien.
    http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/09/14/mujer/1347653971.html

  23. José Manuel

    Silvano, o me he expresado mal, o me has entendido mal y cualquiera de estas dos cosas es discutible. No obstante quiero aprovechar para aclarar mi comentario anterior:

    1. Los que tenemos alguna información realista sobre lo que sucede con las vacunas sabemos que la actuación, tanto de las administraciónes públicas como del facultativo responsable en cada caso, ES ILEGAL.
    2. Es ovbio que ir directamente contra las farmacéuticas (con un poder mundial casi ilimitado), los medios de comunicación que las apoyan (el 99,99%) por intereses económicos y las asociaciones de pediatras (posiblemente financiadas por las farmacéuticas) es practicamente perder el tiempo. Fíjate en EEUU y el Reino Unido (donde pagan una pasta gansa), les es más interesante pagar las indemnizaciones que quitar la vacuna que produce los daños.
    3. ¿Cual es la pieza mas débil de este entramado ilegal? El último eslabón de la cadena, el más importante, el que recibe a los padres, el que tiene en su mano de informar objetivamente sobre las vacunas a los padres para que estos tomen la decisión que crean conveniente. ¿que hacen estos pediatras? sencillamente no informan, se limitan, en la mayoría de los casos, a cumplir con la misión de vacunar a diestro y siniestro a todo niño sin tener en cuenta sus circunstancias personales como le es obligado por la “lex artis ad hoc”. Y triste de ti que se entere de que no lo tienes vacunado, porque entonces, te llevarás la mayor bronca del mundo y los calificativos más suaves que te cuelga son: mala madre (normalmente son las madres las que se encargan de esas cosas), egoista, ignorante, … hasta el punto de que te hacen parecer casi un asesino, cuando en la realidad el no vacunar es un derecho en la inmensa mayoría de los paises desarrollados, incluido España.
    4. El pediatra, como facultativo, no puede ser un mero transmisor de órdenes superiores en la aplicación de un fármaco como las vacunas, él tiene la obligación de informar de forma fehaciente: a) el vacunar es un derecho, no una obligación; b) de los presumibles beneficos (por cierto, nunca demostrados) y de los presumibles daños que puede ocasionsar al niño a vacunar y, por supuesto, exijir el consentimiento de los padres para ello, si así lo deciden.
    5. Si el pediatra sigue ese protocolo en tiempo y forma, su responsbilidad sería muy discutible. En cso contrario, entiendo que si se produce un daño adverso posterior, ES EL MÁXIMO CULPABLE y hay que llevarlo ante un juez por desidia, dejadez de sus funciones y negligencia con riesgos para la salud del niño/a vacunado irregularmente.
    6. Silvano, a eso es a lo que me referia, en mi comentario anterior, y si en cada caso de daño adverso grave (o muerte como la de Andrea) se llevase al Pediatra correspondiente ante un juez ¿como crees que actuarian sus compañeros del mismo u otros hospitales o centros de salud? Te lo digo: no se cogerían los dedos. De ese modo, los padres realmente podrían decidir libremente. En la situación actual, no. Y en el cso de Andrea, ya ves, en la primera inyección daños adversos importantes, ¿porque autoriza el pediatra la segunda? NEGLIGENCIA EN GRADO MÁXIMO CON CONSECUENCIA DE MUERTE DE UNA NIÑA DE 13 AÑOS.
    7. A todos los lectores quiero decirles que no soy antivacunas. Yo no he vacunado a mis hijos (y me fué de película) pero para bien o para mal fué mi decisión, no la del pediatra.
    8. Una vez que esto se normalice como Dios manda ¿que más da que las farmacéuticas ganen más o menos dinero? Sería el mal menor.
    9. Silvano, efectivamente por la vida no se puede ir con amenazas, pero con contundencia en las cosas importantes, SI.
    Un abrazo.

  24. Anonymous

    Que no te gusta la vía coercitiva?

  25. Dr. Silvano Baztán

    ¡Hola, Miguel y resto de lectores! No, no estás equivocado, José Manuel; o, al menos, eso es lo que me parece.

    Lo único que…, ir por la vía de la amenaza, me sigue generando una cierta tristeza… Quizá es que yo sea demasiado idealista

    No defiendo la indefensión de los perjudicados, por supuesto y creo que la prepotencia de una gran mayoría de profesionales merece un correctivo, pero la fórmula sigue sin gustarme

    ¿Quién no ha escuchado alguna vez o incluso utilizado como argumento en un diálogo de sobremesa o entre amigos, eso de que la única manera de conseguir algo frente a una sociedad o una administración con orejeras es cuando pasa algo grave…?

    Ahora está pasando algo muy grave, la muerte de seres inocentes, pero los defensores del sistema sanitaro actual se atrincheran sin piedad frente a la gente concienciada. ¿La solución pasa por arremeter contra los pediatras y sus jefes de servicio?

    Siento dar la impresión de nadar entre dos aguas pero la vía coercitiva sigue sin gustarme…, aunque la verdad es que no hay muchas alternativas.

    Salud para ti y los tuyos.

  26. José Manuel

    Txu, el tema es el siguiente, las compañías farmacéuticas fabrican una vacuna, la ponen en el mercado (me salto los pasos intermedios) y “trabajan” a los políticos, las asociaciones de pediatría y estos últimos con los visitadores médicos a los pediatras rasos. Bien, los políticos no tienen arreglo ni para esto ni para otras cosas, las asociaciones de pediatras están financiadas por las farmacéuticas y, entre otras cosas se apoyan en las autoridades sanitarias, es decir, los políticos, por lo tanto poco se puede hacer con ellos, pero los pediatras rasos, y si me apuras, sus jefes de departamento por eso de los protocolos, son en última instancia los que tienen que informar personalmente a los padres, y estos, dado que la información es totalmente sesgada están indefensos.

    Resumiendo, entiendo, que, independientemente de las grandes responsabilidades de las farmacéuticas y de los políticos, los pediatras rasos son facultativos, es decir, profesionales que tienen el deber y la obligación de conocer el medicamento que administran y participarle ese conocimiento a los padres de forma entendible y esto NO LO ESTAN HACIENDO a pesar de que en algunas vacunas como la del VPH SON DEL DOMINIO DE TODA LA COMUNIDAD MÉDICA.

    Por ponerlo mas clarito, no existe ningún pediatra que no esté enterado (por la vía que sea) de los grandes inconvenientes de esta vacuna, y sin embargo, en la mayoría de los casos le dicen a los padres que la vacuna es segura (y no entro en la eficacia que es otro mundo), insisto, esto es INTOLERABLE EN UN FACULTATIVO, porque es el que confian los padres. La responsabilidad es evidente si no tiene el consentimiento informado. Por último, los pediatras que no hacen bien este trabajo y se dan casos de daños adversos importantes en sus vacunados y las familias de las niñas dañadas los llevasen a los tribunales (independientemente de otras acciones necesarias) el mundo provacunalista acerrimo profarmacéuticas se vendría abajo de forma natural. Si estoy equivocado, que alguien me lo explique por favor.

  27. Txu

    No vale con echar la culpa a los que realizan el acto sanitario final, porque los verdaderos responsables están más arriba.

    La perversión reside en que administrar esta vacuna no existe ningún protocolo, sino una consigna: vacunar a todas las niñas de tal edad con tres dosis. No hay inconvenientes que se contemplen, para ellos no existen y si los hubiera no se tienen en cuenta. Esa es la consigna que se sigue y de ahí no se salen, cueste lo que cueste, y ya vemos como a más de una le está costando la salud y de momento, la vida a Andrea.

    La muerte de Andrea ha ocurrido por una manera perversa de entender las medidas preventivas en salud pública, medidas contra natura, ya que no tienen en cuenta al individuo ni tampoco lo de “primum non nocere”.

  28. josé manuel

    Miguel, tienes razón cuando dices:

    “Pues eso, que no vale sólo con echarle la culpa a quienes son responsables del “acto sanitario” de ponerle la vacuna a la chica. Hay que pedir explicaciones al Gobiero asturiano y central por administrarla, a las agencias española y europea por consentirla, al laboratorio por…”

    Pero yo te aseguro que si, aparte de eso, que es necesario, utilizas todo tu esfuerzo en presionar al Pediatra raso, el que da la orden de ejecutar el acto de vacunar, que sienta el miedo de actuar ilegalmente, sus compañeros empezarán a pensárselo de hacer las cosas a la ligera y es que además tienen el derecho de objeción de conciencia.

    Y por si fuera poco, en el caso de esta vacuna, ningún pediatra puede decir que no sabe de las críticas que 8.000 compañereos médicos han vertido sobre la misma por los daños adversos que está ocasionando, por tanto, TODOS LOS PEDIATRAS QUE ORDENAN LA PUESTA DE ESTA VACUNA SIN INFORMAR A LOS PADRES DE LOS DAÑOS QUE VIENEN SURGIENDO SON MERECEDORES DE ESTAR ANTE UN JUEZ. Con esto, el monstruo se va debilitando, porque se queda sin los soldados rasos obedientes.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.