Una niña está en coma tras recibir la vacuna del papiloma. Que alguien pare esta locura

Andrea es asmática pero nunca había tenido crisis tan serias como las ocurridas tras vacunarse con la vacuna del Virus del Papiloma Humano (VPH). Seis días después de recibir la primera dosis, presentó unos síntomas similares a los que habían padecido otras jóvenes al ser vacunadas: dolores de cabeza intensos e incapacitantes, molestias gástricas, incapacidad para ponerse en pie, etc. Todo ello, acompañado de una crisis aguda de asma, por lo que tuvo que acudir al servicio de urgencias de Gijón donde lograron estabilizarla. Los padres de la joven comunicaron en el hospital que le habían puesto la vacuna del papiloma hacía unos días.

A pesar de todo ello, Andrea recibió la segunda dosis el 23 de agosto por la mañana y esa misma tarde presentó los mismos síntomas que tras la primera dosis aunque en esta ocasión con un agravamiento de la dificultad respiratoria. Ante esta situación, los padres solicitaron ayuda médica urgente. A pesar de su insistencia, la ambulancia nunca llegó, tan sólo un coche de policía que trasladó a la joven al hospital.

Cuando Andrea ingresó estaba en parada cardio-respiratoria y aunque intentaron reanimarla no lo lograron por lo que le indujeron un coma. El 31 de agosto, al quitarle el tubo del respirador, los médicos constataron que la niña no podía respirar espontáneamente.  Ahora sus padres, ante esta gravísima situación se ven obligados a tener que decidir entre mantener a su hija conectada a una máquina o dejar que la naturaleza siga su curso.

Desgraciadamente, el caso de Andrea no es único en el mundo. Los informes del Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS), la autoridad pública en farmacovigilancia de vacunas de Estados Unidos ya tienen notificadas 119 muertes y 26.564 casos de reacciones adversas de personas que recibieron la vacuna del papiloma. Desde la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP) se preguntan

“cuántas víctimas son necesarias para que las instituciones sanitarias reconsideren el balance riesgo/beneficio de la vacuna, máxime considerando que se administra a niñas y jóvenes sanas, que la vacuna no es imprescindible porque se dispone de otras medidas preventivas que no pueden abandonarse en la población vacunada y que la verdadera eficacia ni seguridad de la vacuna no ha sido todavía demostrada en poblaciones reales. Por desgracia, la lamentable situación por la que Andrea y su familia están atravesando podría haberse evitado si los responsables políticos y sanitarios hubieran actuado con la debida diligencia y cautela. Avisos no han faltado“.

Desde estas páginas damos ánimos a los progenitores pues conocemos casos de afectadas que, aunque lentamente, han conseguido mejorar.

Comentar también que esas autoridades políticas y sanitarias están cometiendo dejadez de sus funciones que han de encaminarse a velar por la salud pública y más pronto que tarde deberán asumir sus responsabilidades.

No quiero terminar este post sin expresar mi preocupación por la actitud de la “clase periodística” con este asunto. La anterior noticia escandalosa sobre esta vacuna data de hace tres días, cuando publiqué que se ha descubierto ADN del VPH en una joven que murió tras la vacunación con este producto, que en el mundo fabrican dos compañías, GlaxoSmithKline y Merck & Co. Pero casi ningún periodista se hace eco de este tipo de noticias, aunque abundan aquellas que son mera promoción de la vacuna. Tan es así que cuando Alicia, la coordinadora de la AAVP, me contó este caso hace dos días y me pidió cautela hasta obtener el consentimiento de los padres de la chica para publicarlo no me molesté, como hago en otras ocasiones, en pedirle ser el primero en poder dar la noticia. No es necesario, pese a que envían a multitud de periodistas sus comunicados estos no suelen ser recogidos por la “gran prensa” y menos por la especializada.

71 Comentarios a “Una niña está en coma tras recibir la vacuna del papiloma. Que alguien pare esta locura”
  1. Marcos Pin Medina

    MI HIJO DE UN ANO, DESPUES DE VACUNARLO CONTRA EL MENINGOCOCO CAYO A LOS
    LOS 7 DIAS EN COMA y AUNQUE SOBREVIVIO DESPUES DE ESTAR CUATRO MESES EN EL HOSPITAL, QUEDÖ CON DANOS NEUROLOGICOS.

  2. Juan

    No sabia lo que provocaba esta vacuna estaba pensando en usarla para alguien pero debo investigar mas del asunto gracias.

  3. Josefina

    Después de una semana de ponerle la vacuna del papilloma a mi hija de 11 anos le dio un derrame cerebral los medico no encontraron la razón lógica de dicho caso, yo le dije que lo único Nuevo era la vacuna que le había puesto una semana antes, yo creo que fue la vacuna. Tengan mucho cuidado con esta vacuna, mi hija estuvo en intensivos durante tres día interna, todavía no me repongo del susto, solo le he puesto la primera y no pienso ponerle mas. Eso paso 10-13-13

  4. Moni Cheyne

    Oh por dios! que terrible, que bueno que mis 2 sobrinas no les habian puesto la vacuna, mandamos nuestro sentido pesame a la familia de Andrea, que le den mucha fortaleza para salir adelante, ahora ella esta en el cielo, esto se tiene que difundir para evitar mas muertes

  5. Consuelo Sanchez

    NO ENTIENDO POR QUE ESTA NOTICIA NO SALIO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACION. ESTO LO DEBEN DE PARAR PRONTO Y NO ESPERAR A QUE MUERAN MUCHAS NIÑAS MAS.OJALA ALGUIEN HAGA ALGO Y PRONTO.GRACIAS

  6. Myrna

    En cd juarez chihuahua nos mandaron un papel que lo firmaramos para vacunar a las niñas, auxilio manden ayuda para que no pongan esa vacuna.

  7. Txu

    Dr. Gervás, no creo que se atrevan -aunque cara dura no les falta- a echar la culpa a la enfermera. Hay pruebas de que las autoridades sanitarias envían cartas a las niñas afectadas para que se revacunen porque según su listado no han recibido todas las dosis. En esas cartas instan a los padres a llevar a revacunar a su hija, con nombre y apellido, a la que enfermó por la vacuna y continua enferma por ello. Si esto no es un diparate mayúsculo y una imprudencia total que venga alguien a explicarlo porque las mentes comunes no lo entendemos.

  8. Txu

    Dr. Gervas, es incomprensible para usted, para mí y para muchos de nosotros, con los valores que tenemos, con los que nos movemos en nuestra vida. Pero si repara en los que tienen otros, seguro que lo comprende. Usted y yo hablamos de salud, pero ellos de mercado.

    Usted que conoce bien el ambiente político-sanitario, no me ha contestado cual es el problema que tienen estos mendrugos para no atender sanitariamente a las niñas afectadas. Por lo mismo, aunque nos parezca incomprensible, ellos sus razones tienen, pero esas nuestro cerebro –y nuestro corazón- no las entienden.

  9. Pilar Remiro

    Dr. Juan Gérvas, espero que no se queden solo en enfermería las responsabilidades, esto tiene más trascendencia como ha sabido señalar usted.
    Si hicieron el esfuerzo de que se retirara la vacuna siendo médicos ¿qué se puede hacer para su retirada? ¿o hay que contemplar esta sinrazón y conformarse? Se lo pregunto sabiendo que usted no se resigna, para saber cuál es el camino.

  10. Juan Gérvas

    Es incomprensible, incomprensible porque contra esta vacuna nos opusimos por escrito 8.000 profesionales sanitarios, incluyendo catedráticos de salud pública (que fueron los que iniciaron el movimiento por la “moratoria”).
    El sistema de compensación de daños no evita los daños; evita que, como sucede en España, se tenga que iniciar una batalla judicial que lleva veinte (20) años para lograr reconocimiento y compensación por una encefalitis por vacuna contra el sarampión.
    En fin.
    En el caso de esta chiquilla muerta, de Andrea, me temo que las culpas van a ir a la enfermera, sin más
    http://www.elcomercio.es/v/20120915/asturias/sanidad-investiga-muerte-nina-20120915.html
    Conviene que las enfermeras lo sepan.
    Juan Gérvas

  11. Miguel Jara

    Un grupo de familiares y amigos de Andrea, piden ayuda económica pues los padres, en paro, no tiene casi ni para pagar su incineración:

    Andrea, de 13 años de edad y vecina de Xixón, murió el pasado sábado en el Hospital de Uviéu a consecuencia, muy probablemente, de los graves efectos secundarios provocados por dos dosis de la vacuna del VPH, una medicina, por decirlo de alguna manera suave, “controvertida” en muchísimos casos, y que lleva provocadas 119 muertes y 26.564 casos de reacciones adversas en Estados Unidos y que está prohibida en varios países de Europa. Por si fuese poco el dolor de perder a una hija de esta manera tan injusta, Inés y Francisco Javier, los padres de Andrea, llevan en paro unos meses y disponen de pocos recursos económicos, por lo que tuvieron que prescindir del seguro. Como es lógico, jamás imaginaron que iba a pasarles algo como lo que les pasó con su hija pequeña. Tuvieron que velar a Andrea en una pequeña sala del Tanatorio de Uviéu, e incinerarla allí porque no disponían de los recursos suficientes para hacer el traslado al Tanatorio de Xixón. Además, van a tener que pagar 2.200 euros por el velatorio e incineración de la niña. Tienen una cuenta abierta en la Caja Laboral y piden ayuda y solidaridad económica para poder sufragar este gasto en este momento personal tan difícil, que se ve agravado con una situación económica límite. Así que os pido que colaboréis con lo que buenamente podáis, cada aportación es importantísima. El número de cuenta de Caja Laboral es 3035 0366 26 3661013347, y los titulares son Inés Blanco Lafuente y Francisco Javier Icolbaceta Castellanos.

    Un grupín de personas, aparte de la ayuda y el acompañamientu económico y personal, vamos a acompañar y a ayudar a esta familia para que se sepa la verdad, incluso judicialmente si es necesario. Además, estamos recogiendo información sobre la vacuna del VPH para hacer difusión y denuncia en Centros de Salud, Colegios, Institutos… sobre los peligros de esta vacuna y sobre los oscuros intereses de la industria farmacéutica en general. Estad atentos y atentas porque en breve nos pondremos manos a la obra.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.