La epidemia de autismo infantil

Por

25 de mayo de 2012Vacunas10 Comentarios

Un psiquiatra amigo y colaborador del blog me cuenta que el aumento espectacular de la incidencia del autismo, sobre todo en niños, no se puede explicar simplemente por una mejoría en el diagnóstico. En efecto, esto justificaría aumentos del 4 por 10.000 al 1 por 1.000 por la llamada “substitución diagnóstica”, es decir, casos que hace 30 años se juzgaban como “retraso mental” se re-diagnosticarían a fines de siglo pasado como autismo y esto estaba clínicamente justificado. Pero la epidemia actual, hasta 1 por 100, ocurre de la mano de la exclusión de esos casos, particularmente si tienen causas conocidas (casos sindrómicos y estigmáticos de Gillbert), fuera del espectro autista, (el Trastorno del Espectro Autista -TEA- y sus dogmas) y con la creciente neureleptización e institucionalización de personas con autismo clásico.

Es decir NO es debida a una mejoría del diagnóstico y menos ligada a una mejoría generalizada de su abordaje. Hay por lo tanto que sospechar que el “aumento” del autismo, que los grandes del establishment siguen viendo mayormente como una entidad cuya unidad está en causas genéticas y caminos psico-patológicos, en lugar de ver su unidad en la clínica rigurosa, tiene otras causas que las genéticas. El aumento enorme de la incidencia del autismo, visto como discapacidad que afecta al desarrollo, es inexplicable en términos de biología evolutiva, por los genes y sólo se puede explicar por la mezcla de otras dos razones:

1. El empuje expansionista de los criterios diagnósticos a beneficio del corporatismo profesional, Big Pharma (los grandes laboratorios farmacéuticos) y fabricantes de instrumentos y pruebas diagnósticas. Es posible que Newton, Einstein y Yehudi Menuhim, así como numerosos ingenieros-inventores, caracteres quizá al límite del Asperger -modo leve del autismo- hubieran sido neuroleptizados con este criterio. Con este “fenotipo ampliado” se está tratando a niños que se hubieran “curado” solos y personas normales aunque con alguna rareza y se olvida uno del autismo clásico que vuelve a las instituciones.

2. Causas que tiene poco o nada que ver con los genes y que actuarían en los meses finales del parto y periodo perinatal, así el aumento enorme de partos artificiales, partos prematuros y sus tratamientos e infecciones perinatales; y en los autismos “regresivos” las vacunas.

Enlace recomendado Bufete Almodóvar & Jara

10 Comentarios a “La epidemia de autismo infantil”
  1. Inés

    Pregunto desde la más absoluta ignorancia sobre el tema, ¿se ha hecho algún estudio que relacione edad paterna/materna y autismo?
    Porque otra cosa no sé, pero la edad a la que se tienen hijos ha aumentado en una generación muchísimo.

  2. Javier Martinez

    Exactamente autismo es uno de los efectos detectados a consecuencia de las campañas de vacunacion contra el virus H1N1.

    http://birdflu666.wordpress.com/2011/04/29/cdc-vaccine-scientist-who-downplayed-links-to-autism-indicted-by-doj-in-alleged-fraud-scheme/

    La mujer que lleva este blog al que apunto, Jane Burguermeister, fue periodista científica, como tu, del British Medical Journal, hasta que hace unos años, (2008) descubrió, precisamente por su experiencia científica, la realidad de que la ‘aparicion casual’ de decenas de kilos de vacunas, contaminadas con virus activo (Mas de 70, en Austria).

    No podía ser un accidente.

    Creo que sería bueno que charlaras con ella, ha sido colega profesional tuya.

    Saludos.

    (Y gracias por tu trabajo).

    • Miguel Jara

      Javier, estoy en contacto con Jane pues nos conocimos en Sevilla hace un año y medio en un evento y nos alojamos en el mismo hotel. Todavía recuerdo la vuelta en el taxi con su bello rostro blanco enrojecido por la luz de los semáforos. Charlamos durante horas.

  3. Acercando Ojodoro

    Yo me reitero y afirmo que todas estas epidemias (autismo, asma) tienen más que ver con la psicología, con la crisis de esta sociedad, que con nada más. Claro que el amor no da dinero. Vean, sino la contra de hoy de la vanguardia.

    http://www.youtube.com/watch?v=Sm8xAlFF18c (6:30 en adelante).

    Saludos afectuoso a tutti quanti.

  4. Ana

    Hola:
    He entendido de tu escrito que actualmente creen que hasta el 1% de los niños son autistas¿?. Yo miro a mi alrededor y desde luego ni el 1%, ni el 1 por mil me parece que tenga problemas evidentes graves de comportamiento… Los habrá con mayores o menores problemas de relación, ligado todo ello en muchas ocasiones al entorno y educación, pero autistas!!!!!!

  5. Julián

    Véanse también las estadísticas publicadas por el CDC sobre la evolución del autismo en los Estados Unidos. Le dejan a uno helado:

    http://www.cdc.gov/ncbddd/autism/data.html

  6. Anonymous

    Creo que en esos dos puntos no se mencionan los cientos de sustancias químicas de los que se “alimenta” el niño en la placenta… sustancias que en algunos casos pueden alterar gravemente el funcionamiento del cerebro y de otros órganos. Hoy en día todo el mundo está expuesto a pesticidas y otras sustancias que la industria nos proporciona en la “comida”.

    Realmente es de locos que hayamos llegado al punto que para no comer basura llena de tóxicos tengamos que pagar 3 o 4 veces para comprar ecológico, cuando es de cajón que la comida no debería llevar tóxicos. Es que nos hemos vuelto idiotas o qué pasa? El simple hecho de la existencia de productos ecológicos implica que los productos “no ecológicos” están llenos de veneno que nos irá matando poco a poco. Aunque pensándolo bien, eso es algo que a la élite le viene muy pero que muy bien…

  7. Txu

    Hay que desmontar rápido la cantinela de las causas genéticas para todo. Eso no se sostiene, en una generación no cambian tanto los genes. Vamos, que la epidemia de obesidad actual también es por los genes ¡no te digo!

  8. Ana

    No estaría de más que dijeses el nombre y apellidos del profesional a fin de conocer su cualificación para emitir semejante mensaje. Y agradecería de dónde sale ese dato de que el autismo afecta a 1 por 100 … me parece cifra desmesurada y no real. retiraría por supuesto mis palabras a la luz de la evidencia que por ahora no consta. La estrategia del “me han dicho que” no me parece seria ni sensata.

  9. Carolina

    Felicidades! Todo lo que dices es muy cierto, trabajo en este campo. Hay tantas formas de trabajar con eston niños si tener que etiquetarlos y limitarlos de por vida….Pero parece que no interesa….Es interesante tambien el tema de neuronas en espejo y psicomotricidad con este tipo de niños que ha aparecido en estos tiempos. Pero no se hace mucho caso pues no es algo que se pueda embotellar y vender a grandes masas… Una lástima.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.