Entrevista en La 2

El lunes estuve en Barcelona para participar en una entrevista del programa Para todos La 2 de esta televisión pública. El resultado pueden verlo a continuación. Creo que en apenas ocho minutos se explica bien de qué va el libro Laboratorio de médicos y algunas de las circunstancias que rodean a la medicina y la industria farmacéutica:


¿Cuánto crees que vale este post?

15 Comentarios a “Entrevista en La 2”
  1. David

    Perfecto Miguel, verdades como puños….ya va siendo hora del fin del letargo…ni un paso atrás…

  2. Cachilo

    Personas que padezcan SPI, hagan la prueba y porque no, la sana costumbre de descartar de la alimentación TODO colorante, vamos, TODA comida manipulada por la industria, aun y sobretodo las golosinas, helados bebidas sobretodo las bitter que llevan azorubina y el tan usado dañino e inadvertido “salsafran” o condimento amarillo (cambiarlo por curcuma y/o curry) también es bueno el suplemento de 5 mg de melatonina todas las noches a la hora de ir a dormir, (hay unas gotas con melatonina y extracto de pasiflora y otras plantas muy buenas)tampoco estaría de mas hacerse adicto a un par infusiones diarias de salvia (hoja) endulzada con stevia (hoja) de por vida, saquen de vuestras casas y sitios de estancia TODO insecticida (homicida) sobretodo los aerosoles, con una mezcla de harina, cebolla rallada y una pizca de ácido bórico, pasta inocua que se pone en tapas de lata/plastico bajas, debajo de los muebles, se mata a las kukis sin que creen resistencia, estas precauciones alejan al matasanos (y al medico si lo hubiere) y sobretodo nos ahorra dinero y malos tragos.
    Ojo con los colorantes de los ¿medicamentos? muchos (nolotil/metamizol etc) llevan colorantes sospechosos es sus capsulas/recubrimiento, evitar.

    Prueben la receta y si les va bien la pasan al vecino, no tiene copyrigt ni patente.
    .

  3. Feliciano Santos

    Muy buena entrevista Miguel, me la llevo a mi Facebook. Saludos

  4. Dr. Silvano Baztán

    ¡Hola, Miguel! Estás que no paras… Te felicito, como siempre, por tu labor, difundiendo lo que, en realidad, ocurre en el tema “salud-enfermedad”.

    En la etapa en la que trabajé en un servicio público de Urgencias, no fui consciente de que hubiera una gran presión por parte de los Visitadores Médicos. Yo, como apenas recetaba, pues intentaba ayudar con otros medios (algún ajuste quiropráctico, alguna aguja de acupuntura, con un poco de tranquilidad…), no me veía condicionado por los “spech” de estos trabajadores de la Industria Farmacéutica (en general, gente amable, rocera, de trato agradable), aunque de vez en cuando caía algún boli o libreta para colocarnos en el bolsillo de la bata de trabajo…

    Tienes toda la razón cuando expones que alguien se encarga de “inventar” enfermedades (el ejemplo del Síndrome de las Piernas Inquietas es evidente), bajar los niveles normales de valores como el colesterol o la tensión arterial (para medicar a muchas más personas), como cuando, en otro tipo de circunstancias diferentes, no interesa subir sino hacer descender el número de casos diagnosticados de algo, no dudan en cambiar las premisas a la hora de diagnosticar un cuadro (pasó con la polio tras las vacunaciones masivas en EE.UU.).

    Respondiendo a Teresa, en mi manera de ver qué ocurre en las personas cuando enferman, sigo observando la función de los Elementos de la Naturaleza: Aire, Fuego, Agua y Tierra. No hay duda de la existencia de un desbordamiento de la energía Fuego en las personas con este cuadro.

    ¿Cómo se soluciona esto? El Fuego nos muestra cómo afrontamos la vida, cómo vamos hacia la vida, en la dirección que elegimos vivir. No hay varitas mágicas ni recetas comunes a todas las personas, aunque hay personas más predispuestas que otras, y también influencias familiares (sin olvidar que un marcador genético, una predisposición, sólo es eso: una predisposición; luego, para activar los procesos, la persona tiene que activarlos, no se activan solos…).

    El primer paso sería aliviar esa excitación nerviosa (Fuego desbocado) que, seguramente, vendrá acompañada de problemas digestivos, alteración del sueño, labilidad emocional, excesivo movimiento de pensamientos…

    El siguiente paso (sin esperar a que el primero se consiga completamente) es darse cuenta de cómo está gestionando su vida, con qué herramientas lo hace…, y buscar dentro de sí misma su manual de instrucciones, ése que tod@s traemos pero que poca gente llega a leer y a saber utilizar…

    Si no se encauzan los temas por ahí, escuchando a los síntomas y respondiendo a la vida como corresponda, las enfermedades se cronifican (y más intensamente cuando se les intenta aplacar mediante fármacos sintomáticos, bálsamos momentáneos, con fecha de caducidad).

    Salud para ti y los tuyos.

  5. Teresa

    Sr. Jara, tiene usted razón, todos hemos oído el rumor general sobre las atenciones de los laboratorios para con los médicos. Otra cosa es negar que exista una enfermedad, se llame como se llame, con sus afirmaciones llama ingenuos o tontos a un montón de personas y entidades. Si realmente no existe el SPI, como enfermedad, mi pregunta es: ¿Me puede explicar por qué el Ministerio de Trabajo, está aceptando bajas e incapacidades, donde figura claramente que el motivo que lo origina es el SPI? Yo no entiendo de medicina, solo padezco la enfermedad, esa que no existe, pero cuando me ataca como esta noche y el único remedio es estar levantada, me es indiferente el nombre que le demos, solo conozco los síntomas que en algunos casos son incontrolables, tanto que me impiden un descanso reparador y efectivo.
    Si alguien sabe cómo se llaman estos síntomas: sensaciones quemantes, como si algo se les jalara o se les deslizara, o como si insectos treparan por el interior de sus piernas, a menudo llamadas parestesias o disestesias, varían en gravedad de desagradables a irritantes, a dolorosas, tanto en piernas como en brazos, acompañadas en algunos casos por unos dolorosos calambres, que te impiden descansar, especialmente de noche.
    Insisto, me es indiferente el nombre que se dé a esos síntomas, que en algunos casos resultan desesperantes, somos personas que padecemos y sufrimos unos síntomas, que para aliviarnos necesitamos tomar una medicación, que me gustaría que fuese más efectiva, pero mejor algo que nada.

    • Miguel Jara

      Teresa, creo que lo expliqué, no niego unos problemas nerviosos que ustedes padecen, y que en mi familia conocemos bien, lo que digo es que hay laboratorios que aprovechan esas cricunstancias para ponerles un nombre, expandirlo en la sociedad, “informar” a muchos médicos de que existe la “enfermedad” y el medicamento para tratarla, claro, y que hacen negocio a costa de nuestra salud. Entiendo perfectamente lo que comenta y sé a qué se refiere con lo que usted padece pero lo honesto es investigarlo para entender sus causas e intentar atajarlas y lo que promueven los laboratorios interesados en este Síndrome es catalogarlo para medicarles de por vida.

      Y no es mejor medicarse que nada, puede ser contraproducente. En mi libro La salud que viene dediqué varias páginas a esta enfermedad y cómo cierta asociación de pacientes de la misma trabajó en connivencia con los laboratorios interesados en abrir este mercado, me gustaría que lo leyera y lo comentáramos. No se dejen utilizar, organícense y luchen porque se investiguen sus padecimientos.

      Y, por favor, en ningún momento se me ha pasado por la cabeza pensar que ustedes son lo que insinúa que yo pienso más bien es que vivimos en un mundo lleno de listillos que intentan dejarnos por tontos a todos los demás.

  6. Espía

    Miguel que daño personal va a hacer a un médico que está llevando a cabo prácticas delictivas?? quizá decir estos nombres haría que la cosa cambiase, porque sin médicos, pocos ensayos hay.

    Alex ¿por qué va a tener miedo Miguel, de decir lo que ocurre verdaderamente? Después de su impactante mensaje, me asalta una pregunta ¿por qué quiere usted que Miguel tenga miedo? y no me diga que no quiere, porque esa pregunta es para promover el miedo, sino simplemente diría “valoro su valentía” en positivo sabe?? Va a ser verdad que Alex es un espía, y si no lo es simplemente tiene mala idea.

    Muchas gracias

    • Miguel Jara

      Espía, decidí no publicar los nombres de los médicos que han podido participar en la corrupción que describo en el libro Laboratorio de médicos porque habría que investigar uno por uno para saber si merece aparecer con nombre y apellidos. ¿Hasta qué punto podemos citar a una persona que ha cometido una irregularidad si no ha sido condenado por ella o si esa irregularidad es de tan poca importancia que alguno de nosotros también pudiéramos en algun momento cometerla? En todo hay grados y si das el nombre de un médico acusándole, aún con pruebas, de algo puedes arruinarle la carrera. No es lo mismo pertenecer a una red mafiosa que aceptar un regalo o una invitación una vez.

  7. Rsocial3

    Hola Miguel.
    Te he dedicado una modesta entrada en mi modesto site y, te estoy lanzando a Twitter. Enhorabuena y mucho ánimo.
    Un saludo.

  8. Granadaempresarial

    Hola Miguel.
    Enhorabuena por la labor y la valentía. Te apoyaremos desde nuestra web.
    Saludos cordiales.

  9. Alex

    Miguel despues de ver la impactante entrevista de La 2 me asaltan dos preguntas.
    De que material esta hecho usted?
    La otra es ¿como es que no tiene miedo?

  10. Granadaempresarial

    Hola Miguel.
    Enhorabuena por el trabajo de investigación y, por la valentía. Te hemos conocido esta mañana a través de la radio. Alguno de nosotros, hemos trabajado en la industria farmacéutica. ¡Cuanta razón tienes! Te vamos a apoyar desde nuestra web, linkeándote y dedicándote algunas entradas. También lo haremos desde nuestros sites particulares. Te seguimos la pista de ahora en adelante
    ¡¡¡Ánimo con tu tarea!!!
    Un saludo cordial.

    • Miguel Jara

      Muchas gracias por vuestro apoyo, anima a seguir adelante y ya me contáis detalles.

  11. Elias

    Me ha gustado la entrevista, ese es el camino para ir despertando a la gente, enhorabuena. Salud.

  12. Alredol

    Muy bien Miguel.
    ¿Neurolépticos para el Síndrome de las Piernas Inquietas? Si no las tenían ahora muchos las tendrán, se llama akatisia.

    Richard J. Roberts premio nobel de medicina: “El objetivo de la industria farmaceutica NO es curar sino cronificar y así serializar la producción y venta, ampliar mercados y maximizar beneficios”.

    O algo así.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.