El fármaco más caro del mundo para combatir la Escherichia coli hallada en los pepinos

Sigue despertándome desconfianza el asunto de los pepinos contaminados con la bacteria Escherichia coli tal como nos los cuentan. Dicen que a río revuelto ganancia de pescadores y algo de ello tiene esta historia. El origen del brote masivo de bacterias de E. coli hasta ahora desconocidas y que va tomando cuerpo de epidemia sigue siendo un enigma. El pepino español ya es inocente y ahora un medicamento comienza a atraer las miradas de la comunidad científica: Soliris, cuyo principio activo es eculizumab y que tiene una curiosa característica, el año pasado fue el fármaco más caro del mundo, según la revista Forbes.

Nature publica que médicos del norte de Alemania, lugar en que se ha centrado el foco de infección, han puesto en marcha un “ensayo clínico espontáneo” para probar este fármaco en afectados por la nueva cepa de la E. coli. La infección por la bacteria Escherichia coli enterohemorrágica (cepas virulentas que producen toxinas Shiga) va acompañada de una diarrea hemorrágica, dolor abdominal y a veces vómitos que en una semana pueden convertirse en un Síndrome Hemolítico Urémico (SHU), que buena parte de los pacientes sufre ahora.

Soliris era hasta ahora un medicamento “huérfano” para tratar una enfermedad rara como la Hemoglobinuria Paroxística Nocturna (HPN), una anemia minoritaria que afecta a alrededor de 8.000 americanos al año. Su fabricante es Alexion Pharmaceuticals que ha visto dispararse sus ganancias en el último año.

En cuanto a la relación coste-efectividad, según un estudio profundo realizado por personas alguna de las cuales conozco y me parecen de total confianza (aparte de no tener conflictos de intereses), es clara:

• Estamos ante un medicamento capaz de disminuir la morbilidad y mejorar la calidad de vida de las personas que sufren Hemoglobina Paroxística Nocturna pero con un coste desorbitado que hace que la relación coste/beneficio sea altamente desfavorable: en torno a los 600.000 € para conseguir que un paciente se vea libre de transfusiones en un año.

• Los estándares internacionales para la toma de decisiones sobre la financiación o no de medicamentos en base a su relación coste-efectividad establecen un dintel de entre 30.000 y 60.000 € por año de vida ajustado en calidad, por encima del cual el medicamento tendría una financiación discutible. En este caso no se trata de años de vida (ni ajustados ni no ajustados por calidad) sino de evitación de transfusiones y a un coste 10 veces mayor.

Hay que saber además que Soliris aumenta el riesgo de tener infecciones meningocócicas. La infección meningocócica puede ser rápidamente mortal si no se reconoce y trata a tiempo. Por ello, es necesario vacunar a los pacientes con una vacuna meningocócica al menos dos semanas antes de recibir la primera dosis de Soliris y revacunar tras recibir el fármaco.

Más info

31 Comentarios a “El fármaco más caro del mundo para combatir la Escherichia coli hallada en los pepinos”
  1. Montse

    Dinero, dinero, dinero…. a mi como vulgarmente se dice “los dedos se me hacen huéspedes”… y sigo preguntándome, si además de muchísimo dinero, tras todo no hay algo más.

  2. Dr. Rafael A. Lavín

    Cuando, en la vida social (polìtica, salud pública, etc.etc.) no está algo claro, está confuso un asunto. Lo más aconsejable es buscarle por las causas económicas. Ahí vamos a encontrar el hilo y móvil de muchas situaciones.

    Saludos desde el país de las Escherichias y las Gram negativas…y la corrupción política: México.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.