Medios de Comunicación. Entre ciencia y marketing

El próximo viernes día13 de mayo estaré en Murcia participando con una ponencia en el Congreso Nacional de Enfermería organizado por la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP). Mi intervención se titula Medios de Comunicación. Entre ciencia y marketing. Durante los últimos lustros los medios de comunicación de masas están prestando especial atención a los temas relacionados con la salud. Pero cabe preguntarse ¿tienen la sana intención de informar a la población o son un instrumento de marketing de las grandes empresas del sector?

La prohibición por ley de que los laboratorios farmacéuticos hagan publicidad de sus medicamentos de receta les lleva a convertir la información de salud que dan los medios en promoción de enfermedades y tratamientos. En la promoción de la salud durante los últimos años una idea ha primado y prima sobre las demás y es que debemos llevar estilos de vida sanos para tener salud, que más vale prevenir que curar. Sin embargo, en ocasiones los medios de comunicación contribuyen a difundir miedo en la población ante situaciones sospechosas, como ocurrió con la gripe A, como se ha documentado con posterioridad.

Hoy en los medios de masas lo que no interesa a los distintos poderes no aparece. Ejemplos de noticias que no salen en los medios:

-Especialmente cuando se trata de daños provocados por medicamentos.

-Los conflictos de interés.

-Las enormes ganancias de algunos; hay medicamentos que generan un 37.500% de rentabilidad y se censura a quien lo difunde.

Los medios de comunicación de masas necesitan un ejercicio de filtro por parte de los profesionales de enfermería si estos quieren utilizarlos para promocionar la salud. Hay que buscar la calidad, el rigor y la independencia.

Más info: En los libros, Traficantes de salud, La salud que viene y Laboratorio de médicos.

12 Comentarios a “Medios de Comunicación. Entre ciencia y marketing”
  1. Dr. Javier Herraez

    Estimado Alredol. Sabía que te encontrarías en un post con un tema tan importante como el de este.
    Una pregunta. ¿A que corporaciones profesionales te refieres?
    Suerte.

  2. Emilia Salmerón

    ¡Hola Miguel!

    Doy fe de que Miguel nos habló de los conflictos de intereses de los profesionales de la salud, de las empresas farmacéuticas y también de los periodistas. Yo estuve en el Congreso de Enfermería de Familia y Comunitaria organizado por FAECAP y SEAPREMUR y tras la charla de Miguel tuvo lugar un interesante debate. Le preguntamos por qué a las enfermeras nos costaba aparecer en las noticias de todos los medios de comunicación en general, qué hacer para vencer esa invisibilidad, porque hagamos lo que hagamos, los que aparecen son “los otros”. Él nos aconsejó que nos hiciéramos con un gabinete de prensa, pero esa idea ya se les había ocurrido a algunas de las enfermeras presentes y tampoco había funcionado. Llegamos a la conclusión que podría ser porque las enfermera somos, en su mayoría, mujeres y los medios no están exentos del sesgo de género.
    No obstante, seguiremos trabajando con excelencia y buena práctica hasta que consigamos que la sociedad, la población a la que atendemos con calidad y humanidad, exija a los medios que sean veraces en sus informaciones, que les den protagonismo a quienes realmente lo tienen y entonces terminará nuestra “invisibilidad“.

    Un abrazo Miguel, gracias por estar con nosotras en Murcia y esperamos que este sea el inicio de una gran amistad.

    • Miguel Jara

      Seguro que será así Emilia, estuve muy a gusto estos días en Murcia, el trato fue excelente y aprendí mucho. Contad comigo para lo que necesitéis. Estoy a la espera de que me escriban contándome cosas sobre esa invisibilidad de la enfermería y en cuanto me enviéis fotos de estos días publicaré en el blog.

      Salud para todas.

      Miguel.

  3. Enrique Gavilán

    La semana que viene espero poder ir a Madrid a una reunión de trabajo de No Gracias, y si puedo me paso por alguna librería a comprarlo. Leí el capítulo de muestra, buena analogía del personaje de la Nikita de la peli y la que ronda por la blogosfera al acecho de comentarios sobre la visita médica.
    ¿Aún te acuerdas de dicha conversación? Ya tengo ganas de que la ampliemos en otra ocasión, espero que pronto.
    Un abrazo.

  4. Txu

    Es vergonzoso el papel de algunos medios de información que se tienen por prestigiosos. Aún guardo en mi memoria, y no quiero que se me olvide, el lamentable artículo de El País “Desmontando a la monja-bulo” (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Desmontando/monja-bulo/elpepisoc/20091101elpepisoc_1/Tes) que pretendía desprestigiar a la Doctora Teresa Forcades cuando ésta explicó en un vídeo famoso el asunto tan traído de la gripe A y la vacuna. Más de un lector de ese periódico, entre los que entonces me incluía, sintió vergüenza ajena al leerlo. ¿Cómo es posible que el que se tiene por mejor periódico de España incluyera esa bazofia en sus páginas?. Reconozco que en mi caso eso marcó un antes y un después y que desde entonces no he vuelto a comprar El País. El Defensor del lector del periódico tuvo que contestar, con otro titular que se las traía “La monja y las teorías de la conspiración” (http://www.elpais.com/articulo/opinion/monja/teorias/conspiracion/elpepiopi/20091108elpepiopi_5/Tes), al gran número de quejas recibidas, con razón, de los lectores.

    Hoy sabemos no sólo que la Doctora Forcades tenía razón (no había epidemia por un virus peligroso ni necesidad de vacuna), sino también que los grandes medios de información nos mintieron. Me gustaría saber si El País ha publicado después alguna columna pidiendo disculpas a la Doctora, porque hoy por hoy descalificaciones personales muchas, pero nadie ha rebatido ni con datos ni con argumentos razonablemente científicos las declaraciones de T. Forcades sobre la gripe A o sobre la vacuna, y además desde varias instancias serias se ha denunciado que la pandemia de gripe A fue un fraude y un montaje para hacer negocio. A los grandes medios les va a ser difícil recuperarse de la crisis de confianza de los lectores, con este caso se les vió mucho el plumero.

  5. María

    Muchas gracias Miguel por sus artículos, los comparto y me agradan mucho.
    Considero que los medios de comunicación son siempre un foco infeccioso de enfermedades que predisponen el pensamiento a ellas e infunden el temor.

  6. Claudia

    Hola! Me parece muy interesante tu punto de vista y creo/temo que podría ser bastante acertado… Soy profesora de unos cursos de marketing y de un master mba y alguna vez en alguna clase ha salido este tema (o parecido) a debate. Creo que debería una mayor diferenciación entre marketing y periodismo, ya que si el marketing vende productos, el periodismo informa sobre lo que pasa, no sobre lo que le interesa… Suerte que aun quedan periodistas honestos. Y con Internet y la posibilidad que han aportado los blogs, cada vez podemos informarnos sin la necesidad de recurrir a los grandes medios “infectados” por el sistema actual.
    En fin, no me enrollo más 🙂 Saludos!

  7. Lucas

    Me parece muy bien Miguel, ya va siendo hora de que alguien le ponga el cascabel al gato, un tema muy importante del que se habla poco y que algún día deberá de terminar de exponerse públicamente, es el del papel de los divulgadores científicos en todo este drama sanitario, de como hablan frívolamente de todo aunque no sean expertos y en muchas ocasiones miran para otro lado o incluso se posicionan a favor de las grandes empresas frente a la ecología, la salud y la sociedad, el papel de los medios de comunicación de divulgación científica en España y el extranjero, como están tratando de colar como ciencia cosas que no lo son o son dudosas además de potencialmente perjudiciales, de la ideología e intereses que subyacen en todos estos grupos escépticos al dolor ajeno.

  8. Alredol

    Has dado otra vez en la diana Miguel. Pero a eso de: “…los medios de comunicación de masas están prestando especial atención a los temas relacionados con la salud.”, debería añadirse: “…y las corporaciones, (farmaceúticas, nutrición, profesionales, etc) están prestando especial atención a los medios de comunicación.”
    Suerte.

  9. Enrique Gavilán

    Miguel,
    Hay tres cuestiones clave, a mi modo de ver, en el tema de la comunicación profesional en salud: los conflictos de interés, la citación de fuentes y la lectura crítica de los acontecimientos noticiables. Habitualmente, los periodistas que se dedican a la comunicación en salud no suelen declarar sus conflictos de interés, y a veces los tienen y gordos. Ni suelen citar adecuadamente las fuentes (habitualmente un artículo científico, que tienes que hacer encaje de bolillos para encontrar en la red para corroborar la información). Y la mayoría de las veces una lectura crítica aún somera desvela que el periodista no ha sabido captar la esencia del descubrimiento científico en cuestión, ni ha sabido detectar los sesgos o ha hecho extrapolaciones cuando menos poco rigurosas, etc.
    No es una cuestión menor: el resultado del fallo en estos tres aspectos conlleva generalmente una información en salud muy parcial, interesada y habitualmente medicalizadora y reivindicadora del miedo y la fe ciega en la ciencia.
    Las asociaciones profesionales en comunicación en salud quizá deberían reflexionar seria y profundamente sobre estos temas, porque la credibilidad de los comunicadores profesionales está en juego…
    Saludos

    • Miguel Jara

      Enrique, tu aporte siempre es interesante. Me pillas repasando los comentarios antes de dar mi ponencia en este congreso. Precisamente voy a comentar que los conflictos de interés es uno de los aspectos que no se publican en prensa así que basado en lo que escribes haré una mención crítica y autocrítica sobre ello, gracias.

      Por cierto, me gustaría que leyeras mi último libro, Laboratorio de médicos, y me comentaras, lo digo por aquella “discusión” que tuvimos en Plasencia por los bolis y pichigüillis y demás…

  10. Elias

    Pues si Miguel como tú bien sabes las secciones de “salud” son pura y llanamente publicidad, no encubierta, no, descarada y en todo caso disimulada en aparentes “noticias” de “salud”. Dad un vistazo por la red, comprobadlo. Tambien funciona a la inversa, censuran lo que no les interesa a sus “amos” que se difunda, aunque clame al cielo, un ejemplo son las niñas (decenas en España, miles en el Mundo) afectadas gravemente por la vacuna del VPH, que “no existen” en los medios ¿de comunicación? de “masas”. En fin, para mi es tan obvio que no merece mucha consideración tratarlo, no les hago ni caso a esos “periódicos”, les doy un vistazo para ver por donde quieran llevar al rebaño humano y basta. Salud.

    Por cierto, ¡que desastre en Lorca!, mis oraciones y apoyo a esas personas que están sufriendo ahora mismo en sus calles.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.