Estado de alarma y pérdida de salud

Por

15 de diciembre de 2010Sin categoría6 Comentarios

Juan Gérvas, médico general y fundador del Equipo CESCA me envía un nuevo artículo en el que reflexiona sobre la pérdida de salud en los estados de alarma (curiosa paradoja que el presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero, prolongue el estado de alarma para mantener el Estado del bienestar) como por lo visto es el nuestro:

La salud depende mucho de las circunstancias, de manera que se puede decir bien que “la geografía es el destino”. Por ejemplo, si uno nace en el Sahel la probabilidad de morir de hambre es mucho mayor que si uno nace en la Península Ibérica. También es cierto que “el momento es el destino”, y si uno nace hoy en España su perspectiva de vida estará disminuida por la crisis y las medidas adoptadas frente a la misma.

Llamamos “determinantes de salud” a todas esas circunstancias (educación, suministro de agua, vivienda digna, trabajo honrado, paz social, justa redistribución de la riqueza, crisis económica, sistema sanitario y demás) que son clave para la salud de poblaciones e individuos. Todo el que nace muere (Ley de Hierro de la Epidemiología). Pero el que nace siendo pobre muere antes de enfermedades evitables. Por ejemplo, en España, las personas de clase social baja mueren el triple que las de clase alta por enfermedades infecciosas, como tuberculosis. También en España, los suicidios son casi cuatro veces más frecuentes en la clase baja que en la clase alta.

La mala salud y la mayor mortalidad precoz de la clase baja es consecuencia de los determinantes de salud, de su menor grado educativo, de sus peores trabajos, de las malas condiciones de las viviendas, de su menor expectativa vital y laboral, de la falta de control de su propia vida, del mayor consumo de tabaco y de los menores servicios médicos recibidos. Por ejemplo, en España podrían morir todos los años 35.000 personas menos si todas las Comunidades Autónomas (CCAA) tuvieran el nivel de riqueza que las CCAA más ricas.

Está demostrado siempre y en todo lugar que “los cuidados médicos recibidos son inversamente proporcionales a los cuidados médicos necesitados” (Ley de Cuidados Inversos). Es decir, dicho al revés, recibe más cuidados médicos quien menos los necesita. Por ejemplo, la viuda pobre que vive sola recluida en su domicilio, con artrosis de cadera invalidante e insuficiencia cardíaca, recibe proporcionalmente muchos menos cuidados médicos que la mujer joven y sana con sus revisiones en el trabajo, sus visitas ginecológicas y sus consultas al médico ante males menores (todo ello innecesario). La Ley de Cuidados Inversos se cumple más intensamente donde el sistema sanitario se orienta más al mercado privado.

La crisis económica es una calamidad mundial provocada por la falta de control de la codicia de los especuladores y de los banqueros. Los políticos hicieron dejación de sus responsabilidades y dejaron “al mercado” cuestiones esenciales. Por ejemplo, en España la ministra de Vivienda (ahora del Ejército) negó la existencia de una “burbuja inmobiliaria” y el Presidente del Gobierno y el Ministro de Hacienda negaron “la crisis” hasta el final. Con ello agravaron las consecuencias de la misma.

Las medidas que toma contra la crisis económica el Gobierno de España y los gobiernos de las CCAA no van al control de los especuladores. Por ejemplo, no van a evitar o siquiera paliar la pérdida del hogar de 200.000 familias desahuciadas por impago de hipotecas; no van a paliar el hambre de los parados (y familiares) de larga duración, sino que se les quita el último subsidio que les quedaba. Por ello no es raro que Cáritas denuncie el aumento de la pobreza en España. Como está demostrado, la pobreza conlleva peor salud.

Exige reposo el tratamiento de muchas enfermedades, lesiones y procesos varios. Por ello el sistema sanitario tiene un complemento social que protege a quienes lo necesitan, y mediante la baja laboral se justifica la ausencia al trabajo y al tiempo se mantienen unos ingresos. La baja laboral es un derecho que sostenemos con las aportaciones de todos, un “hoy por ti, mañana por mí”. Este principio de solidaridad es básico en los sistemas sanitarios universales públicos (que tienen todos los países desarrollados del mundo, con la notable excepción de los EEUU).

En el Decreto-Ley del 3 de diciembre de 2010, se modifica radicalmente el concepto “baja laboral” (incapacidad laboral, en la jerga legal) para los controladores aéreos. Se hace constar que las horas perdidas por baja laboral no se computarán en el total de horas laborales anuales. Es decir, si usted ha tenido un hijo y ha faltado legalmente cuatro meses al trabajo, usted trabajará cuatro meses el doble de la jornada para “devolver” esas horas de la baja.

Quienes defienden este cambio radical con impacto futuro tremendo en la salud de los controladores aéreos, y por extensión en la salud de todos los trabajadores españoles (pues el precedente se empleará consecuentemente) demonizan a los controladores aéreos como “privilegiados” y demás. Pareciera que los controladores aéreos tuvieran un convenio ilegal y que los sucesivos Ministros de Fomento, Gobiernos y gestores de AENA fueran inocentes en la conservación de las condiciones del contrato y en la no formación de más controladores.

Los controladores aéreos no fueron luditas pues no hicieron sabotaje, ni rompieron los instrumentos de su trabajo ni crearon problemas de seguridad. Los controladores aéreos tuvieron un gesto de “desobediencia civil”, de quiebra consciente de la legalidad, de insumisión, de rechazo público, pacífico y notorio contra un Decreto-Ley que no puede obligar, por su ilegalidad. El Gobierno de España respondió resolviendo con las armas lo que no supo resolver con las palabras. Declaró el “Estado de Alarma” que restringe gravemente las libertades de todos los españoles. No deberían haber obedecido los militares ante semejante desafuero, pues no les cabrá el refugio en la franquista “obediencia debida” (cuando el caso se dirima en los tribunales españoles e internacionales).

El “Estado de Alarma” es un nuevo asalto de los mercados, una nueva vuelta de tuerca en la reforma laboral, un desprecio a las consecuencias que la crisis tiene para la salud de los españoles y un despropósito a la protección que ofrece la baja laboral. Ante un Gobierno controlado por los especuladores, capaz de responder con armas a las discrepancias con trabajadores desarmados, cabe la desobediencia civil de quienes promovemos una sociedad solidaria contra las leyes y normas que combaten la crisis empobreciendo a la población (y disminuyendo su salud).

6 Comentarios a “Estado de alarma y pérdida de salud”
  1. Artesano

    Nuevamente vuelve a ser extraordinariamente lúcido el análisis de Juan Gérvas sobre el conflicto de los Controladores.
    Efectivamente se ha tratado de un pulso al Poder mediante la máxima arma de un colectivo la Desobediencia Civil dejando de respetar algunas leyes. ¿Una huelga con servicios minimos maximizados qué eficacia tendría?
    Nos hemos vuelto tan insolidarios que pisoteamos el derecho de huelga si se interpone en nuestras vacaciones. La huelgas, como la contaminación, sí pero lejos.
    Somos corresponsables del deterioro de muchos derechos y cuando nos afecte personalmente. ¿A quién echaremos la culpa? pues la culpa siempre es de los otros (casi siempre del Gobierno, menos en este caso que ha sido de los controladores por unanimidad del Jurado popular).

  2. Dr. Javier Herraez

    Si Dr. Gervas. Tiene Ud. razón. Pero no olvidemos que la opinión pública es muy fácil de dirigir con los medios, porque saben muy bien tocarnos el ego, cosa que la mayoría aun no sabe ni siquiera qué es. Así nos ponen en contra del chivo expiatorio de turno muy facilmente y lo hacen tocando temas tan burdos como el diero y la envidia. Ello es entre muchas razones también porque la medicina convencional lleva siglos negando el alma, menospreciando la psicología y separándola de la fisiología. El pueblo no sabe, por tanto, casi nada de crecimiento personal, del poder de la mente, de responsabilidad, etc. Gracias también a sus médicos que se han limitado a tratarles el dolor de alma con AINE y Psicotropos, porque era lo científico. El pueblo pide la “pastilla que le cure” y cuando se la dan, aunque sea por la tele, lo agradece. La salud no es sólo proteccionismo y servicios, depende también de otras cosas como la educación y la “información” veraz. Le aseguro que hay pobres muy sanos, y ricos muy enfermos. Pero el que estos estén más sanos no depende del nivel económico sino de que se informan bien, no sólo por la “tele”.
    Vamos, eso creo yo.
    Un saludo.

  3. Juan

    Miguel acepto tu “pero”, además de agradecer que publiques mi comentario aunque no sea de tu misma opinión.
    Aunque yo creo que las fundaciones millonarias que controlan banca-petróleo-farmacéuticas-biotecnología se concentran en pocas manos, y lo de evitar el crecimiento demográfico en diferente países lo han intentado por varias vías, estrangulación económica con deudas externas, manipulación de enfermedades y tratamientos etc. Creo que esta gente tiene una mentalidad de control como bien has dicho hasta el punto de que saben que se ha llegado al pico del petróleo, están en conflictos en las zonas que más petroleo tienen, y saben que los recursos del planeta son limitados bajo esta forma de actuar. Por esa razón es entendible que la crisis económica ha sido organizada una década atrás y el recorte de libertades siguiente y de los logros del “estado del bienestar” no es en ningún caso casualidad. Por eso dos premios nobeles de economía piden prisión para los banqueros. Pongo enlace.
    http://extremaduraprogresista.com/index.php?option=com_content&view=article&id=8792:-publicidad-qo-la-economia-no-se-recuperaraq-dos-premios-nobel-de-economia-piden-que-se-meta-en-la-carcel-a-los-banqueros&catid=42:la-vara-de-medir&Itemid=61

    Ellos en planificación van mucho más adelantados de lo que la gran mayoría es consciente, otra cosa es que todo el mundo de esa pirámide de poder sea totalmente consciente de los verdaderos objetivos que mantienen desde arriba. Aunque muchos si.

    Es codicia, y más cosas.

  4. Juan

    Buenas Miguel he leído hoy en un blog francés “infogm”, un artículo del 13 de diciembre en el que dice que la EFSA planea para 2011 intentar instalar el principio de equivalencia sustancial para los alimentos transgénicos!!

    http://www.infogm.org/spip.php?article4646

    Se puede traducir en línea.
    Es decir, para aquellos que no sepan lo que significa esto: que van a intentar que no haga falta etiquetar si contienen transgénicos. Que van a intentar decir que un alimento transgénico es sustancialmente equivalente a uno natural, como en Estados Unidos que tienen con la FDA a todo Monsanto dentro, y está prohibido etiquetar si contienen transgénicos, (lo de Estados Unidos es una dictadura tanto dentro, con exceso de entretenimiento, como fuera)
    Aquí en Europa afortunadamente estamos en mejores condiciones, aunque podríamos estar mejor, los alimentos destinados a humanos que contengan más del 0,9% de contenido transgénico deben ir etiquetados, pero los buitres de los cereales que son los mismos que los que controlan toda la política exterior de Estados Unidos, tienen lobbies con gente en la EFSA, como era el caso de la jefa de la junta directiva de la que ya hablamos aquí…
    Bueno el caso es que, como decirlo, pretenden engañar a todo el mundo con sus alimentos transgénicos con fines de reducción de la población global… por la vía económica y por la vía de que los transgénicos están asociados a problemas de infertilidad en muchos estudios. Pero no os preocupéis que con la información moviéndose y concienciando podremos evitar daños mayores.
    Semillas agroecológicas.

    • Miguel Jara

      Juan gracias por estar tan atento a las informaciones sobre transgéncos y alimentación natural-biológica-ecológica.

      Un pero y es que yo no veo por ningún lado lo de la eugenesia. Creo que se trata de simple codicia, de acumulación por la acumulación, y quizá de control social a través del control de la alimentación, eso sí lo encuentro factible.

  5. Alvaro Herrera Brun

    El ministro de Fomento José Blanco debe explicar su relación con el Grupo San José, una de la tres constructoras que se llevan la mayoría de contratos públicos en infraestructuras del gobierno Zapatero. El meollo de la cuestión es privatizar los aeropuertos españoles, ya que obvio, España es un gran mercado turístico, y existen importantes intereses anglo estadounidenses tras tan suculento negocio.

    No haría una afirmación de semejante calibre sin antes haberme documentado. La acusación de José Teófilo Guerrero Pozo de la USCA (Unión Sindical de Controladores Aéreos), Delegación Torre de Control Palma de Mallorca.

    Además debo añadir lo afirmado textualmente por el ingeniero aeronáutico Manuel Martínez Llaneza: “¿Qué ha cambiado en estos últimos años para que se decida afrontar las pérdidas de un puente de la Constitución? Simplemente que el negocio ya está maduro para que las constructoras hayan decidido quedárselo.
    Desde hace años se sigue un plan destinado a separar Navegación Aérea y Aeropuertos con el objetivo de privatizar estos últimos. Se han optimizado, se han mejorado las infraestructuras, notablemente con los planes Barajas, Barcelona y Málaga, que han convertido a estos aeropuertos en referencias mundiales de calidad y capacidad. Ahora, una vez el estado ha creado y puesto a punto el sistema y éste funciona, ha llegado el momento de entregarlo a precio de saldo a las constructoras para que recojan los frutos.
    Este plan no es nuevo, ni depende del gobierno de turno. De hecho, ya en 1998, EUROCONTROL (Organización Europea para la Seguridad Aérea) publicó una nota de prensa por indicación de Aena en la que se informaba de la separación de los aeropuertos y la navegación. Se revirtió el proceso a última hora y la nota queda como testigo de cómo estos planes se fraguan y manejan en las cloacas de la economía y las relaciones a alto nivel. Todos estos años, la separación y privatización de los aeropuertos ha sido frenada fundamentalmente por la necesidad de encontrar un modelo que libere de la carga económica de control a las constructoras, para que éstas puedan llevarse tranquilamente los beneficios sin preocuparse de nada, y por la resistencia de los controladores, que han defendido el modelo público y unido de Aena.
    Se discutía si se privatizaban los aeropuertos y permanecía pública la navegación aérea. Ahora ya se puede decir que los aeropuertos (los rentables, claro) se privatizarán con torre de control incluida.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.