Estivill en el patio trasero

Por

23 de julio de 2010Sin categoría14 Comentarios

Quería compartir esto con todos ustedes, lo escribe una amiga. Creo que da para unas cuantas reflexiones:

Pues sí, ayer que me las prometía yo muy felices para dormir algo más (mi hija decidió que no quería dormir siesta y se durmió muy pronto por la noche), después de una tarde de cerrar maletas y mil cosas más para irnos hoy para el norte una semana, me disponía a acostarme a eso de las 22:30-23:00 cuando oigo unos llantos desesperados de un niño de uno 2-5 años por la ventana que da al patio de manzana y a la calle contigua de mi casa.

ninos-llorando1

El caso es que anteayer, una vecina me comentó por la tarde que ella los había oído ese mismo día por la mañana junto con unos golpes terribles en una ventana. Pues eso mismo fue lo que yo oí, me sobrecogió de tal manera, eran gritos y llantos de desesperación total y viniendo de un niño pues no me pude contener y lancé unos gritos de por favor atiendan a ese niño. Como no se callaba ni corta ni perezosa llamé a la policía, no es que el “cuerpo” me sulivelle mucho, pero es lo que hay. Así que muy amablemente llegaron a casa, les expliqué lo acontecido, que ya había llamado a un compañero para decirle que el crío ya se había callado, en fin ellos siguieron interesados en el tema ya que conseguí trasmitirles que los llantos no eran llantos de capricho, caída, berrinche acompañado sino que tenían toda la pinta de que al crío lo encerraban o algo así, (¡el método Estivill a los bestia que ya es decir vaya!) horrible.

Entonces comenzaron a llamar a los interfonos de los edificios contiguos porque esta vecina sospechaba que era en otro que está pegado a la urbanización. Pues allá que se fueron y yo viéndolo todo por el balcón, nada, allí nadie había oído nada ¿?… entonces llamaron al 21 de mi urba y por el balcón empezaron a salir vecinos (tres) que Oh! sorpresa, ellos también lo habían oído varias veces. Una vecina decía que un día se tiró una hora y que la mujer se tuvo que cambiar de habitación porque no lo soportaba, es que había que oirlo, a mi me descompuso total y absolutamente.

Y yo me preguntaba ¿es que nadie puede hacer algo cuando lo oye? ¿Pero es que la gente no tiene sensibilidad? (ya no hablamos de los padres, cuidadores o lo que sea por llamarlos de alguna manera) ¿Tiene que venir la policía para que reaccionen? ¿Están anestesiados? ¿Es que un niño por ser niño no sufre, ni siente, ni padece? Ellos lo hace más que nadie puesto que no disponen de recursos. En fin.

No hubo éxito, una pena, aunque nos pidieron que por favor les llamásemos de nuevo si oíamos algo. Así que en ello estamos, para tal fin he confeccionado un cartelito que os paso:

AVISO

HACE UN TIEMPO, ALGUNOS VECINOS DE FEDERICO CARLOS SÁINZ DE ROBLES 19, 21, 23 y 25, OÍMOS A DIFERENTES HORAS DE LA NOCHE Y LA MADRUGADA LOS GRITOS Y LLANTOS DESESPERADOS DE UN NIÑO DE UNOS 2-4 AÑOS LLAMANDO A SU PADRE Y A SU MADRE.

AYER 23 DE JULIO SE HA DADO PARTE A LA POLICÍA PARA ACLARAR LO SUCEDIDO SIENDO IMPOSIBLE LOCALIZARLO.

SE RUEGA POR FAVOR A LOS VECINOS QUE COLABOREN YA QUE SUS LLANTOS LLENOS DE RABIA, FRUSTRACIÓN SOLEDAD Y PENA (NO SON LLANTOS POR UN CAPRICHO, LOS QUE SOMOS PADRES LO RECONOCEMOS), SON SOBRE TODO EN NIÑOS, CONSTITUTIVOS DE MALTRATO PSICOLÓGICO: EL DESAMPARO INFANTIL CON FINES DE “ADIESTRAMIENTO” Y EL ABANDONO GRATUITO, MÁS AÚN VINIENDO DE SUS PROGENITORES,  ES UNA HERENCIA TERRIBLE E INMORAL QUE NO NOS HACE MEJORES PERSONAS, AL CONTRARIO.

ESPERAMOS NOS AYUDEN A EVITAR ESTE SUFRIMIENTO Y LLAMEN DE NUEVO A LA POLICÍA.

GRACIAS POR SU COLABORACIÓN

14 Comentarios a “Estivill en el patio trasero”
  1. Eduardo Cabrera

    Patricia, no te has leído (ni por supuesto aplicado) el método de Estivill. Ni por el forro. Si bien es verdad que matizas con lo de “en versión chunga” luego en este comentario anterior al mío acabas manifestando tu desacuerdo por el mismo. Eso es lícito, pero a la vez, siendo evidente que no lo conoces en profundidad (y profundidad tiene poca), es una muestra de ignorancia. Si así opinas sin conocer, la opinión sobre el llanto de ese niño que ha ocasionado una catarata de compasión podría también ser errada.

    Por cierto, Miguel, enhorabuena por tu blog. Te sigo desde hace un año y tu trabajo me parece no sólo muy interesante, sino muy muy necesario. Un cordial saludo.

  2. Patricia

    Si bueno, ya pone que como el Estivill pero en su versión chunga, a ver… al niño había que oirlo (yo soy la que lo sufrió) imposible dar con la casa, ni la policía lo consiguió (ya se había callado) y yo con un bebé en la mía durmiendo, sola con ella, lo tenía algo dificil. No podía quedarme de brazos cruzados. Estaba a punto de meterme en la cama y al día siguiente madrugar para trabajar y para hacer un viaje de 6 horas con los míos.

    Por cierto, a Triskell le digo que el “método” dice que ni nanas ni tocarlos ni nada de nada, si a alguien le sale hacer eso que luego no venga pidiendo empatía ni comprensión en la vida, que sea coherente con su dureza de corazón. Como bien dices es sentido común y de razón (aunque el tema de razonar aquí está un poco obsoleta porque no es el cerebro racional quien se encarga de estas cosas) tocar y cantar a un bebé, las veces que haga falta, pues eso, qué se compren unas ratas!

  3. Ariadna

    No voy a opinar sobre el método Estivill, que tiene defensores y detractores, y que seguramente también tiene “seguidores” que lo aplican muy mal. Lo que me parece de juzgado de guardia es que se pueda estar escuchando llorar a un niño durante horas y día tras día y no hacer nada. Esta es nuestra sociedad. Todo el mundo es capaz de criticar, pero muy pocos son capaces de hacer algo.

  4. Inma

    Uff, ¡me lo leí!. Por ser tú ehhhhhhhhh. No me hables, no me hables que éste tema me sulivella un puñao. Y ya sabes quienes vamos a ser sus siguientes víctimas (con niños incluídos).
    La gente no se da cuenta. Claro ¡como son niños! (si lo hicieran a unos ancianitos había la de Dios es Cristo, ¡seguro! Bueno “casi” segura). Podría enrollarme con eso de que no es suyo el “método” si no tuneao, que ni él mismo lo cumple con sus hijos o nietos, que tiene otro pa “enseñar” a comer pero que él se hizo una reducción de estómago, que… ¿tiene título o al final no?, pero la verdad, no tengo cuerpo pa ello.
    ¡Me gusta el cartel! (algo bueno tenía que tener la noticia).

    Un abrazo Miguel y REFELICIDADES por tu trabajo.

  5. AdriányAlba

    Ojalá lo lean, les cale hondo, les ayude a reflexionar. Ojalá todos seamos capaces de denunciar este tipo de cosas

  6. Carmen

    A pesar de que aparentemente estamos viviendo en “la sociedad del bienestar”, la realidad es que hemos evolucionado poco como personas, estas situaciones se han dado siempre y siempre se ha mantenido la penosa historia de “no hay que meterse en lo que pasa en casa ajena” hace poco una persona me explicaba los abusos que había sufrido en su casa, nadie de la familia, ni la escuela, echaron una mano, es más aún hoy, la culpabiliza la familia a ella de los destrozos que le han ocasionado ellos. El respeto por el ser humano, es a día de hoy, un trabajo por hacer.

  7. Triskell

    A ver seamos un poco razonables, y porque no nos guste un método no lo echemos por tierra diciendo que gente que no sabe criar a sus hijos lo han utilizado.

    Si os habeis leido a Estivill, esto no tiene nada que ver con lo que él dice.

    Estos padres son unos irresponsables que simple y llanamente le viene grande ser eso padres, no es ni por un metodo ni otro, así que seamos un poco racionales.

    Es como decir, que el metodo del Dr. Gonzalez es el culpable de que los niños sean autenticos tiranos porque hacen lo que les da la gana, ya que si quieren brazos hay que darles brazos y todas esas cosas.

    No culpemos de las barbaridades que hace la gente, a gente con conocimientos que solo intentan facilitarnos la vida a los padres. Creo que todos somos mayores como para decidir que hacer con nuestros hijos y no somos peores ni mejores por hacer una cosa u otra.

    El dejar a un niño llorar horas (no he leido en ningun sitio del metodo Estivill que haya que hacerlo) no es cuestión de aplicar un metodo conductista o un metodo natural, es cuestión de no tener dos dedos de frente y ser un ser salvaje e insensible que no se merece el ser padre, ni siquiera el ser persona.

  8. Mikolynn

    Si quieren criar ratas, ¡que se compren una jaula y no que tengan hijos!
    Ayer mismo escuche a dos chavales con pintas de estudiantes de la uni (¿de sociología?) ¡alabando a B.F. Skinner y su WaldenII!

  9. Filo

    Muy duro el relato. Es verdad que se pueden hacer varias reflexiones, mi experiencia me lleva mas a preguntarme como poder intervenir en estas situaciones sin llamar a la policia que en muchos casos significa añadir sufrimiento y violencia a situaciones ya de por si dificiles.

  10. Otra madre

    Se me ponen los pelos de punta de pensar que a ese niño no le atiende nadie. Si evitamos la “RABIA, FRUSTRACIÓN, SOLEDAD Y PENA” evitaremos adultos terribles. Ya vemos los resultados de adultos que fueron niños maltratados o faltos de cariño. Por una sociedad futura mejor evitemos cosas como esta. En nuestras manos está también. Felicidades a esta madre por ser tan consciente. Queramos a los niños que son un regalo.

  11. Laura

    A mí me pasó exactamente lo mismo pero con una vecina que ya me había prevenido de que “disculpase las molestias de la noche” puesto que su hija está “muy rebelde y no sabe qué hacer con ella”. Los gritos (y golpes) eran para acojonarse incluso siendo un adulto, pero yo llamé a la policía una noche a las 2:00 de la mañana aclarando que debían ir a ver lo que pasaba pero que no me implicasen pues era mi vecina de arriba y temía las probables represalias. La actuación policial fue tan chusca, soez y estúpida (llamaron a mi puerta después de subir y me estuvieron haciendo preguntas en el descansillo de la escalera, garantía de una relación vecinal horrible) y además no fueron capaces de averiguar si se pegaba a la niña (ni entraron en la casa). Su actuación se limitó a hacer salir a la niña y preguntarle si estaba discutiendo con mamá, a lo que la niña respondió “a veces”. En fin, que no me arrepiento de haberlo hecho, pero la próxima vez me lo pensaré dos veces.

  12. Mamareciente

    Me parece muy bien la iniciativa de estos vecinos, no quedándose de brazos cruzados. No sabemos lo que pasará en esa casa, pero los niños están indefensos, asi que más vale “pasarse” de prevenidos.

  13. Patricia

    Qué paja? Qué ojo? Qué viga?

    Las fotos son una pasada de duras…

  14. Gosen

    Pues si hay gente que no es sensible al dolor o maltrato de un niño y algunos lo ven y lo denuncian que ya esta bien, ¿pero como es que estos que ven y denuncian tambien son insensibles a otras formas del dolor humano? ven la paja en el onjo ajeno y no ven una viga en su ojo?

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.