VPH: La soledad de los progenitores

Juan Domínguez es el padre de una de las niñas valencianas  que sufrieron graves efectos adversos tras vacunarse contra el virus del papiloma humano (VPH). Maestro de secundaria en Valencia, explica sus vivencias en una conferencia en Barcelona, en la feria BioCultura, acudiendo como representante de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma.

Algunos datos de interés son:

-La confianza en la sanidad pública, que incluye en su calendario vacunal esta controvertida vacuna, le llevó a dejar que se la aplicaran a su hija.

-Al producirse los efectos adversos nadie quiso reconocer que la vacuna había afectado a su hija.

-Las amenazas, insultos y humillaciones por parte de autoridades sanitarias y representantes de la empresa fabricante del producto.

-Los intereses económicos que se encuentran tras esta campaña de lobby y marketing del miedo para impulsar esta vacuna.

-La negativa del Ministerio de Sanidad a admitir que la vacuna ha sido la causante del perjuicio a la niña.

-La durísima experiencia vivida por estos (y por otros) padres y madres de niñas vacunadas con este preparado que han sufrido graves daños en su salud.

-Han tenido que recurrir a la sanidad privada para que les pudieran atender.

-Datos de niñas afectadas en EE.UU.: 61 niñas muertas, 17.000 efectos adversos [en el próximo número, el de junio, de la revista Discovery DSalud, publico un extenso reportaje con las novedades del caso que incluyen estos datos actualizados].

-Qué contiene la vacuna. ¿Qué dice la ficha técnica? ¿Por qué en EE.UU. la ficha sí informaba de efectos adversos que aquí en España no se contemplaban?

La grabación es obra del equipo Mizar de reporteros ciudadanos y el acto fue organizado por la Liga para la Libertad de Vacunación.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009) contiene un capítulo entero sobre el caso de la campaña de promoción de esta vacuna.


¿Cuánto crees que vale este post?

15 Comentarios a “VPH: La soledad de los progenitores”
  1. Azucena Blanco

    No deberia nadie ser conejillo de indias de ningun laboratorio. Hasta a los animalitos se les defiende contra experimentos inhumanos, como es posible que todo mundo guarde silencio ante esto? Estos laboratorios deberian primero ponerle la vacuna a toda su familia.

  2. Que no nos tomen el pelo

    Los padres de hijas candidatas a recibir la vacuna deben de ser plenamente conscientes de que independientemente del potencial científico y sanitario supuestamente beneficioso de la vacuna en cuestión, ésta no deja de ser una vacuna experimental, actualmente en pruebas, y que las niñas que la reciben son en realidad conejillos de indias. Sin lugar a dudas, la relación beneficio/riesgo es favorable para: las compañías farmaceuticas que la fabrican, la OMS, las autoridades sanitarias, unas cuantas asociaciones médicas (SEGO), médicos que la recomiendan para lucrarse …. La Big Pharma paga y paga bien. Qué bien, así se va estudiando y perfeccionando la vacuna y al mismo tiempo algunos ganándose ya su dinerillo. ¿Y aquí quien pierde mientras tanto? ¿Cuánto de favorable es la relación beneficio/riesgo para las niñas vacunadas? No hay que dejarse engañar por la publicidad disfrazada de ciencia.

  3. Madre de Zuriñe (afectada)

    La Conselleria de Sanidad reconoce, por primera vez, en las cartas que ha remitido este curso a los padres de las adolescentes que se tienen que medicar contra el virus del papiloma que las «vacunas como cualquier otro medicamento pueden en algunos casos presentar reacciones locales leves como dolor en el punto de inyección o desmayo (en ocasiones acompañados de movimientos tónico-clónicos que pueden aparentar convulsiones)».
    Es la primera vez que el departamento autonómico hace referencia a esta circunstancia. La carta que remitió a las familias de las niñas que se vacunaron en la primera campaña, la correspondiente al curso 2008-2009, no mencionaba este extremo. En aquel escrito Sanidad señalaba que en algunos casos «se pueden observar reacciones locales leves como dolor en el punto de inyección». En los dos casos se afirma que se trata de una vacuna «preventiva y segura».
    Las razones de la modificación en el texto del escrito remitido a las familias, se encuentran, según la Conselleria de Sanidad en el cambio de lugar donde se administra el fármaco a las adolescentes. Así, desde el departamento autonómico apuntan que en la campaña 2008-2009 el medicamento se administraba en los colegios y con anterioridad «personal sanitario se desplazaba al centro y daba una charla informativa».
    Sin embargo, las autoridades sanitarias «después del ingreso de las dos niñas» decidieron que la vacunación se realizara en los centros de salud «porque daba más seguridad a las familias, ya que allí hay personal sanitario». De esta manera, según la misma fuente, Sanidad dejó de ofrecer las charlas orientativas en colegios y la información se incluye en la carta. Además, «las familias reciben el escrito para la firma de la autorización», puntualizaron.
    Junto a esta explicación, Sanidad recuerda que la situación que vivieron las dos niñas ingresadas el año pasado en el Hospital Clínico de Valencia, «nunca ha sido catalogado como una reacción a la vacuna». Sin embargo, las posibles «reacciones locales» que introduce la segunda carta coinciden con los problemas de convulsiones que el año pasado sufrieron las dos niñas que ingresaron en el Clínico.
    También en la carta remitida esta temporada -segunda campaña de vacunación- se hace referencia a los ingresos: «A pesar de los recientes acontecimientos relacionados con esta vacuna, tras un análisis exhaustivo de toda la información relacionada con estos casos, tanto la AFMPS, como la EMEA han concluido que la relación beneficio riesgo de las vacunas frente al VPH no ha sufrido variación y sigue siendo favorable».
    El ingreso de dos adolescentes en el Hospital Clínico de Valencia por posibles efectos adversos a la vacuna se produjo en febrero de 2009, cuando la primera campaña de vacunación contra el papiloma se encontraba en la fase de administración de la segunda dosis.
    Perplejidad
    Alicia Capilla, la madre de una de las niñas y vicepresidenta de la Asociación de Afectados por la Vacuna del Papiloma (AAVP), ante la modificación observada en la carta de Sanidad recuerda que cuando lo leyó se quedó «perpleja. Por una parte no quieren reconocerlo y, por otra, lo están reconociendo».
    A ello añade que desde «el primer momento hemos dicho que no se nos había informado de que podía haber efectos adversos». La vicepresidenta de la AAVP recuerda que la carta que recibieron las familias de las adolescentes de la primera campaña «decía que la vacuna era preventiva y segura. En la autorización ponía lo mismo».
    El segundo escrito, remitido a los domicilios de las adolescentes que se tenían que vacunar este año, también a despertado algunas reacciones. Alicia Capilla asegura que a muchas familias «las ha impresionado». Sin embargo, constata que ello les ha comportado «la ventaja de estar informados. Nuestra situación fue distinta».
    En estos momentos, la campaña de vacunación contra el virus del papiloma para prevenir el cáncer de útero no está cumpliendo las expectativas. En España se calcula que el índice de vacunación ha descendido un 40%. El doctor Luis Chiva, jefe del Departamento de Oncología Quirúrgica y de servicio de Ginecología Oncológica del MD Anderson Internacional España, achacó la caída de vacunaciones al caso de las dos menores que ingresaron en febrero del pasado año en el Hospital Clínico de Valencia.
    El especialista realizó estas declaraciones en la primera jornada del Congreso Internacional sobre Cáncer Ginecológico celebrado esta semana en Madrid. En ese contexto consideró «un drama» la situación. Además, arropado por varios expertos, el doctor Chiva insistió en que con el antiviral se puede «acabar» con la patología y en que hay 40 millones de mujeres que ya han sido inmunizadas «sin incidencias». Hizo hincapié en «luchar por incrementar la vacunación y nosotros somos los responsables de decir que podemos acabar con esta enfermedad si vacunamos a nuestras pacientes».

  4. Madre de Gloria Vega

    Muy buenas soy la madre de Gloria. Mi hija lleva 21 meses tambien enferma por culpa de la vacuna del papiloma humano, todos los medicos me dicen que es a raiz no a consecuencia ninguno me quiere poner por escrito que si es de ella, bien sea por miedo a que les echen o por el gran poder que tiene el laboratorio y el Estado. A mi hija le han dado 4 dianosticos diferentes y ninguno a sido a ciencia cierta, a mi hija tambien la quieren llevar al psiquiatra para ver si es psicologico, e incluso a mi para poder llevar la enfermedad de mi hija.
    Yo fuy a hablar con el director del Clinico y me dijo con estas palabras:
    “que si me habian puesto una pistola en el pecho para ponerle a mi hija la vacuna”.
    Mi hija esta en mi casa casi no quiere salir y todo esto es a causa de que lleva tanto tiempo mala, no la curan y esta de un bajon impresionante. Por eso os digo desde aqui que no estais solo vosotros sino que hay gente como mi hija que todavia no han salido a la luz.

  5. Maica

    Ánimo a todas las niñas afectadas y a sus familias. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar. La lástima, como decía hace pocos días Cristina Almeida en la prensa, es que la injusticia en este país es muy rápida pero la justicia muy lenta. Esperemos que en vuestro caso no se haga mucho de esperar.

  6. Steve

    Es realmente conmovedor escuchar las palabras de este padre de familia. Es muestra de una gran entereza personal poder guardar la serenidad, como lo hace este padre, cuando la negligencia y la usura Pública y Privada nos arrebata la salud o la de nuestros seres queridos. Desde aquí todo mi apoyo, respeto y agradecimiento a padres y madres que, como Juan Domínguez, no solo cuidan de la salud de sus hijas cuando ésta ha sido maltrecha por la codicia sino que además tengan la fuerza y la valentía de denunciarlo públicamente para que otros puedan estar a salvo. Este padre me ha conectado con el hecho de que los intereses económicos pasan en demasiados casos por encima de la salud de nuestros hijos e hijas. Como en el caso, ya denunciado reiteradamente en este blog, de que en nuestros colegios e institutos miles de niños y niñas están cada dia irradiados irresponsablemente por contaminación electromagnética proviniente del hoy en dia tan de moda Wifi o Wimax,cuando hay cientos de estudios y artículos prestigiosos que advierten de sus efectos nocivos para la salud.

    Saludos.

  7. Otra madre de afectada

    En contestación a Marcos: Creo que Usted sólo ve, o quiere ver, lo que les interesa mostrar a algunos. Recuerde que al principio se dijo -no era cierto- que los 2 casos de Valencia eran los únicos del mundo. Infórmese mejor y descubrirá que en Valencia no hay sólo 2 casos, ya que en la Asociación AAVP hay 5 casos de esa Comunidad y son de graves afectadas. Luego, el supuesto porcentaje (tasa) ya es como mínimo cercano al triple del que Vd. indica. Casi todo en esta vida es muy relativo, y quizá el grado de peligrosidad de una vacuna también. Por ello, voy a exponer una serie de consideraciones -no son opiniones- para que después Vd. mismo las contraste y saque sus propias conclusiones:

    1. Es una vacuna, se administra por tanto a personas sanas. No debería de compararse su grado de peligrosidad respecto al de los medicamentos convencionales ya que estos se administran a personas que los necesitan por estar enfermas.
    2. La eficacia verdadera de la vacuna para la prevención del tumor de cérvix aún no se conoce, sólo se extrapola en base a datos preliminares obtenidos en ensayos clínicos y estos realizados en personas de edad superior a la de quienes están siendo ahora vacunadas (11-14 años) en las campañas públicas.
    3. El riesgo de contraer la enfermedad que supuestamente -se presupone, no se ha demostrado- va a prevenir, en España es muy bajo. Además, existe prueba de diagnóstico preventivo -citología-que sigue siendo necesario realizar pese a la administracion de la vacuna, ya que ésta sólo enfrenta 2 tipos de virus del papiloma de los al menos 15 tipos que podrían inducir el tumor, y tampoco puede dejar de realizarse mientras no se haya comprobado que la vacuna evita realmente los casos de enfermedad que se han estimado.
    4. No se conoce la duración de la eficacia, medida como permanencia de anticuerpos correspondientes en sangre. Con una de las vacunas, a los 5 años el título de anticuerpos sólo permanece para uno de los 4 tipos virales frente a los que se dirigía, desapareciendo para los 3 restantes. Esto significa que para mantener la supuesta protección habrá que seguir revacunando, y a su vez, no se sabe cuantas veces.
    5. En la actualidad no se conoce el alcance real y total de efectos adversos o secundarios a la administración de la vacuna. Se van constatando los de corto y de relativo medio plazo, pero no aún los de a largo plazo. Por el momento se han reportado efectos muy graves (parálisis, convulsiones, neuromielitis óptica, pérdida de audición, enfermedad de neurona motora, autoinmunidad ….), con serio compromiso de la vida de las afectadas, y también muertes. Tampoco se sabe como va a afectar en un futuro al desarrollo y a la salud de todas y cada una de las personas ya vacunadas.
    6. La vacuna se administra en 3 dosis, y las tres son necesarias. El precio total es de unos 400 EU. Aunque obviamente esto no sería lo más importante.
    7. Para una vacuna sólo se justifica bien su administración a la población sana cuando hay certeza -no dudas- de que cumple tres condiciones, a la vez: es segura, es eficaz, es necesaria.

    Y ahora, mi opinión. Suele justificarse la administración de esta vacuna asumiendo -más bien diríase, presuponiendo- que la “relación beneficio/riesgo de la misma sigue siendo favorable”. Pero en verdad, esa relación no se conoce. Y no se conoce porque el beneficio no se ha demostrado, sólo es potencial y extrapolado, mientras que el riesgo es real y ahora mismo ya puede ser cuantificado. ¿Quién como padre/madre queriendo lo mejor para su hija puede asumir ese riesgo para ella por pequeño que sea, cuando no se sabe si esa vacuna servirá o no realmente para prevenir lo que promete?. Hoy por hoy la vacuna es experimental y sólo una promesa, y como se comprenderá, la opinión de muchos, entre los que me incluyo, es que se está realizando un experimento de salud pública y las niñas vacunadas son conejillos de indias. También opino que resulta muy poco ético aceptar una vacuna que hoy por hoy no se conoce si va a ser útil, mientras está afectando gravemente a niñas sin saber bien el porqué y sin conocer como remediar con tratamientos adecuados los efectos adversos. Aun no queriendo referirme a la dejación irresponsable e indigna de las autoridades sanitarias, querría también recordar que una cosa es que la vacuna causase una baja tasa de casos adversos graves, y otra bien distinta es que esos casos se ignoren, tanto, que ni se atienda adecuadamente a las afectadas y no se les ayude a recuperar la salud.

    Todo es muy relativo, tan relativo que Vd -deduzco- no ha visto afectado a ningún familiar por esta vacuna mientras que yo sí. Sin pretender hacer demagogia, ¿podría imaginar, sólo por un instante, que entre las 43.742 vacunadas en Valencia, una de las 5 afectadas es su hija, o su hermana, o su nieta, o su sobrina?. Si Vd. estuviera en mi lugar y yo en el suyo, probablemente su opinión sobre el grado de peligrosidad de la vacuna sería la que yo tengo, y quizá mi opinión, la suya actual. Pero de cualquier manera, ambos, Vd. y yo. y creo que todos los ciudadanos, tenemos derecho a poder disponer de toda la información sobre esta vacuna, y en base a ello hacer un juicio más ajustado y después poder elegir libremente.

    Madre de afectada no valenciana.

  8. Ariadna

    Marcos, parece mentira. Seguro que no tienes hijos. Además, ese no es el debate, lee bien.

  9. Alicia

    Me gustaría contestar a Marcos que no son dos las niñas afectadas en la Comunidad Valenciana sino cinco -al menos- las que están en nuestra Asociación. En el resto de España ya hay asociadas casi una veintena de familias.

    Ya sean dos, cinco o las que sean son personas, son niñas y no son meros números ni estadísticas. Para nosotros los padres nuestras hijas son únicas e irreparables, como para el resto de padres. Lo que veo injusto es que no se haya tratado de ayudar a estas niñas, que no se haya investigado lo que les ha ocurrido, que no se les haya dado una atención sanitaria adecuada y lo más grave de todo que además de haber sido victimas de una vacuna que todavía no está suficientemente experimentada se les haga culpables de sus propias dolencias. Esto como padres no lo podemos ni lo vamos a admitir. Alguien tendrá que responsabilizarse de lo que les ha ocurrido a todas estas niñas ya sean dos, cinco o cinco mil, no me vale que digan que como son dos -que tampoco es cierto- esta vacuna es segura. Tengo conocimiento que a fecha 15 de septiembre de 2009 AEMPS tiene ya recogidas 508 sospechas de notificaciones de reacciones adversas. Por no hablar de los informes VAERS que tienen ya notificados 18.000 reacciones adversas y 71 muertes.

  10. Marcos

    43.742 personas vacunadas en la Comunidad Valenciana hasta junio de 2009.

    Dos casos de reacción a la misma.

    Saquen los porcentajes y, en base a los mismos, consideren el grado de peligrosidad de la vacuna.

  11. M. José de Granada

    Para el doctor Josep de Barcelona.
    Me gustaria que me contestara a esta pregunta:
    ¿Que sentido tiene vacunar a una mujer embarazada del Tétano en prevención por un parto sangriento?
    A mi me la pusieron y se ha demostrado que contiene Timerosal (mercurio) un conservante para dicha vacuna y ciertamente se que la placenta solo filtra virus y bacterias, pero no está preparada para filtrar los metales pesados, sobre todo el mercurio. Con los últimos estudios que demuestran que el mercurio daña neurológicamente, si este se queda en la placenta, que sentido tiene no recetar a las mujeres embarazadas ningún tipo de medicamento, exceptuando el parecetamol y con mesura, porqué hacer que se vacunen todas las embarazadas si no tienen puesta la vacuna, sabiendo el daño que le puede producir al feto.

    Este es mi caso y mi hijo nació con el sistema digestivo inmaduro y el sistema inmunológico débil, después se le sumó las vacunas infantiles normales y con 22 meses su organismo ya no pudo más y desarrolló autismo, hoy confirmado en un documento de los laboratorios Sanofi, que la vacuna de Difteria, Tosferina y Tétano, puede desarrollar en niños como efecto secundario el autismo.

    Así que no defienda las vacunas sin investigar los conservantes que utilizan y los efectos secundarios que pueden producir en el organismo.

    Yo como madre afectada quiero tener toda la información sobre la mesa y decidir como madre de mi hijo si me arriesgo o no. Quienes son el Ministerio de Sanidad y las farmaceúticas para jugar con la salud de nuestros hijos.

    Espero que todos estos intereses por comercializar las vacunas, se sepa y se pueda evitar, que muchas familias tengan que pasar por un camino muy duro, intentando devolverle la salud a sus hijos por omisión de los posibles efectos secundarios.

    M. José

  12. Otra madre de afectada

    No estamos del todo solos. Para las autoridades sanitarias somos un estorbo, “una lacra”; pero se han equivocado, ellos lo saben y nosotros también. La gente ahora está con nosotros, y desconfía de ellos, tanto, que la vacunación, a pesar de la gran campaña mediática a favor, está cayendo en picado. Los padres no se fían ni de los expertos que recomiendan esta vacuna ni de las autoridades sanitarias que la promueven. Los que estamos bien documentados sobre el virus del papiloma, el cáncer de cérvix y sobre la nueva vacuna no damos crédito del sin número de desatinos que han permitido que esta vacuna esté ya aquí entre nosotros y en las campañas de vacunación pública. La vacuna actual, al menos de momento, obedece a fines lucrativos y no exclusivamente sanitarios como debería ser cuando es un medicamento nuevo que va destinado a personas sanas.

    Hay que recordar (¿o informar?) a los responsables que corresponda que:
    1. Esta vacuna es una innovación biotecnológica, cuya eficacia no se ha demostrado en poblaciones reales que están recibiendo actualmente la vacuna. Por tanto, es una vacuna experimental de facto.
    2. Fue autorizada y comercializada sin haberse presentado todos los estudios/ensayos clínicos necesarios para ello, algo que es requisito para todas las vacunas (más lo será para las nuevas que incorporen a su vez nuevas biotecnologías).
    3. Como todo medicamento, puede producir reacciones adversas, leves, graves o en su caso, muy graves.
    4. Como nuevo y reciente medicamento, podría causar -y de hecho ha causado- reacciones adversas inesperadas, no conocidas, y graves, y por tanto hay que extremar la alerta y vigilancia para conocer bien esas reacciones, y para estar preparado para contrarrestarlas o evitarlas en la medida de lo posible.
    5. No debería ser administrada a la vez que otras vacunas. Se han atrevido a realizar esto sin tener garantías ni de seguridad ni de eficacia, sometiendo a las niñas así vacunadas a riesgos extras. ¿Cómo saben que dos vacunas son seguras en administración simultánea o que funcionan conjuntamente en cuanto a eficacia, si no lo han comprobado antes?
    6. Hay que ser muy prudentes, sobre todo para evitar el riesgo de nuevas exposiciones a la vacuna en personas que ya estuvieran presentando efectos secundarios a la misma (bastaría con la simple sospecha, pues el riesgo es alto). No hacer esto -se niega la ocurrencia de esas reacciones adversas e incluso se aconseja el continuar con la vacunación- es de una imprudencia tal que raya en la temeridad.
    7. Están obligados a reconocer los efectos secundarios que se están produciendo con esta nueva vacuna. No les valen excusas, pues la información y la documentación es accesible y ellos están obligados a conocerla. Hay numerosos casos adversos repartidos por todos los países donde se está administrando, incluso muertes. En su caso podrían contactar con expertos que ya están documentando casos adversos, todos ellos con síntomas identicos a los presentados en las niñas afectadas españolas. Las autoridades saben, y nosotros también, que no son casualidades, pero lo ocultan.
    8. Están obligados a atender sanitariamente a las personas afectadas, facilitando lo antes posible la recuperación de su salud, la que tenían antes de recibir la vacuna, para poder llevar una vida normal, algo que desafortunadamente no les es posible desde que recibieron la innovadora vacuna por recomendación de nuestras autoridades sanitarias.

    El mirar para otro lado o el esconder la cabeza bajo el ala es inútil y es un camino a ninguna parte. Antes o después lamentarán las consecuencias de no haber sabido gestionar bien la campaña de vacunación, de no admitir la aparición de efectos secundarios graves, y mucho más aún de no atender dignamente a las afectadas. Con acciones como éstas lo único que están consiguiendo es que los ciudadanos -que no somos tontos- no confiemos en sus recomendaciones, y a este paso van a perder la ya por otra parte escasa credibilidad y confianza que les queda.

  13. Mahesh

    Es realmente conmovedor escuchar las palabras de este padre de familia. Es muestra de una gran entereza personal poder guardar la serenidad, como lo hace este padre, cuando la negligencia y la usura Pública y Privada nos arrebata la salud o la de nuestros seres queridos. Desde aquí todo mi apoyo, respeto y agradecimiento a padres y madres que, como Juan Domínguez, no solo cuidan de la salud de sus hijas cuando ésta ha sido maltrecha por la codicia sino que además tengan la fuerza y la valentía de denunciarlo públicamente para que otros puedan estar a salvo. Este padre me ha conectado con el hecho de que los intereses económicos pasan en demasiados casos por encima de la salud de nuestros hijos e hijas. Como en el caso, ya denunciado reiteradamente en este blog, de que en nuestros colegios e institutos miles de niños y niñas están cada dia irradiados irresponsablemente por contaminación electromagnética proviniente del hoy en dia tan de moda Wifi o Wimax,cuando hay cientos de estudios y artículos prestigiosos que advierten de sus efectos nocivos para la salud.

    Saludos.

  14. Dr. Josep M (Barcelona)

    Temo que los hechos que se denuncian sobre las vacunas de la gripe H1N1 y el virus del papiloma que, bajo mi punto de vista, son absolutamente ciertos y aún se quedan cortos, sean utilizados por algunos colectivos para atacar indiscriminadamente a todas las estrategias vacunales. Seria un error y un acto de egoísmo social.

  15. Marpa

    Os dejo este enlace que explica claramente el tema de porque cada pais pone los efectos adversos que le parece, en este caso es un tratamiento para la endometriosis (que se ha extendido a esta patologia, endometriosis, sin investigaciones en mujeres, porque salio al mercado para el cancer de prostata avanzado).

    Como veis muy fuerte todo, pero mientras nuestro gobierno no se posicione de parte de los pacientes y no de la industria, tendremos que seguir GRITANDOOOOOOOOOOO.

    http://blogs.lavozdigital.es/endometriosis/2007/3/21/la-ley-les-obliga-poner-toda-informacion-los

    Un saludo a todos.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.