Farmacríticxs: estudiantes por la ética

Cuando en marzo de 2008 nacía la Plataforma No Gracias de profesionales sanitarios por la ética surgía un espacio de crítica a la presión que ejerce la industria farmacéutica sobre los médicos y en general sobre todos los actores de los sistemas sanitarios. Era una gran noticia que no se ha quedado en sólo eso, una noticia, sino que ha calado entre estudiantes de Medicina y Farmacia hasta el punto de haberse creado el Proyecto Farmacríticxs.

eticaEsta iniciativa parte de la Federación de Asociaciones de Estudiantes de Medicina para la Cooperación Internacional (IFMSA-SPAIN) que forma parte de la Plataforma No Gracias. El proyecto ha nacido con fuerza y prueba de ello es que están desarrollando multitud de jornadas de reflexión crítica. Ya se han realizado estos eventos durante el mes de marzo en la Universidad Autónoma de Madrid y en la Universidad de Zaragoza. El fin de semana pasado la Universidad del País Vasco acogió otras y durante los días 19, 20 y 21 de abril están desarrollándose otras en la Universidad de Castilla y la Mancha.

Aprovecho para contarles que yo daré una conferencia el miércoles 21 de abril a las 19:00 horas en el Instituto Bachiller Sabuco de Albacete. El título es Enfermedades Inventadas y Salud como bien de Consumo. Tienen estos eventos invitados de mucho nivel, blogueros médicos, médicos no blogueros, farmacéuticos, representantes de asociones profesionales, científicas o cívicas o algún portavoz de la patronal Farmaindustria. Les dejo el cartel de estas jornadas aquí.

Como me explican estos estudiantes:

“Entendemos necesario analizar la relación de los profesionales sanitarios con los laboratorios farmacéuticos en términos críticos desde el ámbito sanitario, bioético y económico, buscando converger en el desarrollo de unas exigencias de responsabilidad médica y farmacéutica y un compromiso de las autoridades públicas competentes en la relación con la industria farmacéutica y el Sistema Nacional de Salud. Queremos crear un marco común de reflexión para todos los colectivos que directa o indirectamente se ven influidos por esta industria”.

El 16 de abril pasado se realizaron en Bilbao las primeras Jornadas Farmacríticas en colaboración con la Asociación por el derecho a la Salud (OSALDE). A partir de estas Jornadas se intenta promover un grupo de médicos, farmacéuticos y estudiantes para presionar a distintos ámbitos y equilibrar esta relación asimétrica. En este evento se ha ofrecido una visión global y resumida de la relación que existe entre Industria Farmacéutica, Sistema Sanitario y Salud Pública. Una relación que se desarrolla tanto en las consultas como en las aulas de enseñanza en profesiones sanitarias y laboratorios de investigación.

Creo que la creación de la Plataforma No Gracias y del Proyecto Farmacríticxs va a aportar mucho en los próximos años a la crítica de tantas irregularidades como están produciéndose en el ámbito de la salud y la enfermedad. Era necesario que profesionales sanitarios y futuros profesionales alzaran su voz contra dichas relaciones asimétricas pues la medicina está enfermando por los enormes interesas privados que la acosan y los primeros que deben trabajar por recuperar la ética y salvar así la buena medicina son quienes la ejercen igual que para recuperar el periodismo, como les contaba en el anterior post, ha de ser tarea de los periodistas, sobre todo. En el fondo estamos tratando de lo mismo, de la anteposición de los intereses privados en todos los ámbitos de nuestra existencia a los intereses ciudadanos o al interés público.

Más info: El libro La salud que viene. Nuevas enfermedades y el marketing del miedo (Península, 2009) está dedicado a las enfermedades emergentes y cómo se fabrican campañas de marketing del miedo y de invención de enfermedades.


¿Cuánto crees que vale este post?

15 Comentarios a “Farmacríticxs: estudiantes por la ética”
  1. Jonathan

    Allí están siempre los viajantes de laboratorios farmacéuticos con sus carteras, haciendo cola con los enfermos, a la espera de que el médico o la médica les llame. ¿Y qué podrán contarles respecto a un nuevo medicamento? NO me gusta nada este sistema de dar a conocer las bondades de los medicamentos entre viajantes de comercio y médicos. El asunto es demasiado serio. Bueno, admitamos que estamos en un sistema de economía de mercado.

    No me diga usted que se inventan enfermedades. Lo que nos faltaba. Si ya hay demasiadas. Con conocer bien un tercio sería suficiente. No, hay que intentar conocerlas todas. Y organizarlas con mejor criterio porque ya está bien dar palos de ciego.

    El cáncer, el cáncer y el cáncer. Y los tristes trastornos mentales. Y el hígado. Y el páncreas. Y los pulmones. Y los corazones desangelados. (Péguym, Charles: Et nos amis absents et nos cœurs dépeuplés.) El sufrimiento humano.

  2. Don

    Es esperanzador que la nueva generación de facultativos de España, sea mas transparente que la actual, Miguel, te propongo que un día hables sobre los enormes beneficios (que la farmaindustria intenta ocultar) de ciertas plantas como la Stevia o Cannabis Sativa.

    Gracias por informar.

    Un saludo.

  3. Joseph

    Y TODOS LOS GOBIERNOS “LIBRES DE LA INDUSTRIAS FARMACEUTICAS”.

    ¡¡BRAVO FUTUROS MÉDICOS!!

  4. Christopher

    Es una muy buena noticia. Ojalá persistan y la experiencia no les “cure” jamás de la crítica, del idealismo ni de las ganas de hacer las cosas bien y con justicia, a pesar de que resulta mucho más cómodo callarse. Ojalá no se callen.

  5. Kelly

    Allí están siempre los viajantes de laboratorios farmacéuticos con sus carteras, haciendo cola con los enfermos, a la espera de que el médico o la médica les llame. ¿Y qué podrán contarles respecto a un nuevo medicamento? NO me gusta nada este sistema de dar a conocer las bondades de los medicamentos entre viajantes de comercio y médicos. El asunto es demasiado serio. Bueno, admitamos que estamos en un sistema de economía de mercado.

    No me diga usted que se inventan enfermedades. Lo que nos faltaba. Si ya hay demasiadas. Con conocer bien un tercio sería suficiente. No, hay que intentar conocerlas todas. Y organizarlas con mejor criterio porque ya está bien dar palos de ciego.

    El cáncer, el cáncer y el cáncer. Y los tristes trastornos mentales. Y el hígado. Y el páncreas. Y los pulmones. Y los corazones desangelados. (Péguym, Charles: Et nos amis absents et nos cœurs dépeuplés.) El sufrimiento humano.

  6. Robin

    Mi apoyo más sincero y sostenido a estos jóvenes, futuros médicos, por su gran visión crítica y de futuro. Tuve la gran suerte de asistir a su congreso del año pasado y comprobar “in situ” su alto nivel de compromiso. Lamento que no exista una “sucursal” en mi ciudad. Espero una nueva generación de médicos más “transparente” que la nuestra. Contais con todo mi apoyo. ¡Adelante!

  7. Patrick

    Es una muy buena noticia. Ojalá persistan y la experiencia no les “cure” jamás de la crítica, del idealismo ni de las ganas de hacer las cosas bien y con justicia, a pesar de que resulta mucho más cómodo callarse. Ojalá no se callen.

  8. Ariadna

    Es una muy buena noticia. Ojalá persistan y la experiencia no les “cure” jamás de la crítica, del idealismo ni de las ganas de hacer las cosas bien y con justicia, a pesar de que resulta mucho más cómodo callarse. Ojalá no se callen.

  9. Troglobioman

    Es esperanzador ver que cuando parecía estar el sistema sanitario corrompido por el ánimo de lucro. Pensando que ya no existía más vocación de los nuevos estudiantes de Medicina que la rentabilidad económica, surge esta iniciativa.

    Mis mejores deseos para todos ellos, ojala despierten muchas conciencias y nuevas vocaciones; y ya de paso limpien las del resto.

    Un saludo.

  10. Anselmo

    Allí están siempre los viajantes de laboratorios farmacéuticos con sus carteras, haciendo cola con los enfermos, a la espera de que el médico o la médica les llame. ¿Y qué podrán contarles respecto a un nuevo medicamento? NO me gusta nada este sistema de dar a conocer las bondades de los medicamentos entre viajantes de comercio y médicos. El asunto es demasiado serio. Bueno, admitamos que estamos en un sistema de economía de mercado.

    No me diga usted que se inventan enfermedades. Lo que nos faltaba. Si ya hay demasiadas. Con conocer bien un tercio sería suficiente. No, hay que intentar conocerlas todas. Y organizarlas con mejor criterio porque ya está bien dar palos de ciego.

    El cáncer, el cáncer y el cáncer. Y los tristes trastornos mentales. Y el hígado. Y el páncreas. Y los pulmones. Y los corazones desangelados. (Péguym, Charles: Et nos amis absents et nos cœurs dépeuplés.) El sufrimiento humano.

  11. Bronkos

    Muchas gracias Miguel.

    Toda ayuda es bienvenida, porque hay mucha gente intentando invisibilizar este tipo de actividades.

    Por un sano escepticismo.

  12. Mahesh

    ¡Enhorabuena!

    Desde mi posición como docente en créditos de salud, haré también todo lo que esté en mis manos para educar a mis alumnos/as de forma crítica. Ya es hora de que la sociedad reaccione ante tantos abonimables abusos de la industria farmacéutica y de los políticos que le hacen el sucio juego.

    Gracias por informar Miguel.

    Un saludo.

  13. PAQUI

    Y TODOS LOS GOBIERNOS “LIBRES DE LA INDUSTRIAS FARMACEUTICAS”.

    ¡¡BRAVO FUTUROS MÉDICOS!!

  14. Marcus

    Es esperanzador que la nueva generación de facultativos de España, sea mas transparente que la actual, Miguel, te propongo que un día hables sobre los enormes beneficios (que la farmaindustria intenta ocultar) de ciertas plantas como la Stevia o Cannabis Sativa.

    Gracias por informar.

    Un saludo.

  15. Dr. Josep M (Barcelona)

    Mi apoyo más sincero y sostenido a estos jóvenes, futuros médicos, por su gran visión crítica y de futuro. Tuve la gran suerte de asistir a su congreso del año pasado y comprobar “in situ” su alto nivel de compromiso. Lamento que no exista una “sucursal” en mi ciudad. Espero una nueva generación de médicos más “transparente” que la nuestra. Contais con todo mi apoyo. ¡Adelante!

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.