El cementerio nuclear y el consenso atómico

Por

26 de enero de 2010Salud ambiental9 Comentarios

He visto hoy en uno de los telediarios al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda (PSOE), decir que no quiere en ésta comunidad el cementerio nuclear que aúne los residuos de los nueve reactores atómicos que hay en España. Pide consenso pues el Ayuntamiento de Yebra (Guadalajara) quiere el contaminante contrato. Ha llamado la atención sin decirlo claramente sobre que el alcalde de este pueblo, Juan Pedro Sánchez (PP), trabaja para la empresa del cementerio nuclear. Es un conflicto de intereses clarísimo. En el mismo telediario ha aparecido Zapatero llamando también a buscar una solución de consenso.

Nuclear1

Y digo yo que si es por consenso en realidad ya lo tienen. Lo que ocurre en el Consistorio de Yebra -que al menos uno de sus máximos responsables trabaja para la industria nuclear al tiempo que, supuestamente, lo hace para sus vecinos-, ocurre prácticamente en todas las comarcas atómicas de nuestro país, estén los ayuntamientos de los municipios que acogen central nuclear gobernados por el PP, por el PSOE o por CiU. Es escandaloso pero es parte de lo que ambos grupos políticos han demostrado que entienden por consenso.

Ocurre en Almaraz (Cáceres), donde es increíble el número de alcaldes, ex alcaldes, concejales, ex concejales, tanto de PSOE como de PP que han trabajado o trabajan de manera directa o indirecta para el sector atómico mientras desempeñan o han desempeñado un cargo público. Un informe de Ecologistas en Acción detalló las personas que, tras su dedicación a un cargo público, han trabajado en la central de Almaraz o al revés. Los hay incluso que combinan ambas ocupaciones. La lista, cuando escribí el libro Conspiraciones tóxicas (en el que profundicé en este asunto) era de al menos 42 personas, de todos los pueblos de la zona y por supuesto del Ayuntamiento de Almaraz y de la población más grande de la comarca, Navalmoral de la Mata.

Así me lo explicaría el alcalde de Saucedilla (Cáceres), uno de lo pueblos cercanos a Almaraz:

“Esto es muy normal en el entorno de Almaraz y me consta que ocurre en otras comarcas en las que existen centrales nucleares. Es un claro acto de lobby de las propietarias porque lo hacen de manera sistemática, como parte de su política de relaciones públicas o de buena vecindad. A mí me lo explicó claramente uno de los directores de la central de Almaraz hace ya unos cuantos años. Me dijo que un puesto de trabajo en esta infraestructura o en una empresa relacionada con la misma es una de las mejores inversiones que como empresa pueden hacer en la comarca“.

Pasa igual en Zorita donde al menos hasta el día de su cierre el alcalde (PP) trabajó en la planta atómica y fue director del Grupo Europeo de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (GMF). En Trillo, en el año 1996, una moción de censura que contó con un tránsfuga del PP provocó que el primer edil de este mismo partido y trabajador de la central dejara la gestión del Consistorio en favor de José Luis García Sancho, del PSOE y empleado de la planta por entonces. El primero se oponía al Almacén Temporal Individual (ATI) de residuos radiactivos para la central alcarreña. García Sancho, en cambio, parecía favorable, no sólo al ATI, sino al más impopular aún Almacén Temporal Centralizado (ATC) para los desechos de alta radiactividad de todas las centrales españolas. Tan claro tenía que quería el ATC, que se puso en contacto con Antonio Colino, gerente de Enresa, para ofrecerle el municipio de Trillo como emplazamiento a cambio de 8.000 millones de pesetas de la época.

Nuclear3

Las relaciones de Josep Castellnou, el alcalde de Vandellòs (Tarragona), con los propietarios de la central ubicada en dicho municipio son muy fluidas gracias a que este técnico químico fue empleado de Vandellòs I cuando la planta estaba explotada por la compañía Hifrensa. Castellnou controla bien el arte de las relaciones sociales, como demuestra el hecho de que haya ejercido como relaciones públicas de Enresa con posterioridad a su trabajo en la central. El número dos del consistorio, el teniente de alcalde Remigio Margalef (CiU) trabaja en Vandellòs II. De hecho, más de la mitad de los concejales de CiU están o han estado empleados en la atómica en el gobierno municipal.

Nuclear2

Idéntica práctica se produce en Garoña (Burgos) donde hay trabajadores de la central nuclear que poseen cargos importantes en sus municipios, tanto del PP como del PSOE, insisto. Puro consenso.

Más info: El libro Conspiraciones tóxicas. Cómo atentan contra nuestra alud y medio ambiente los grupos empresariales (Martínez Roca, 2007) cuenta con dos capítulos dedicados al lobby pro nuclear. En Ley de silencio cuento con todos los datos, nombres y apellidos, cómo consigue la industria nuclear acallar las críticas en las comarcas donde se sitúan las plantas atómicas al ofrecer trabajo a los cargos públicos. En Consejo de Inseguridad Nuclear narro cómo el Consejo de Seguridad Nuclear, la mayor institución pública española en el control de la radiactividad, ha estado controlado y está influido por el lobby atómico.

9 Comentarios a “El cementerio nuclear y el consenso atómico”
  1. Jose

    Gracias por el articulo y a todos en general por los comentarios. Mi padre trabajó en la creación de las centrales nucleares de Valdellós y alguna otra y estaba totalmente convencido de su utilidad, yo considero que tenía razón cuando el lo pensaba (murió en 1986) porque teníamos muy poca idea a nivel de calle de que significaba este tipo de energía. Yo desde que puedo opinar estoy totalmente en contra de este tipo de energía y como anoche hablabamos sobre esto, primero que hagan algo sobre las tropecientasmil toneladas de residuos atomicos enterrados a 3000 mts en el mar a no tantos kilometros de A Coruña y que luego vengan a vendernos milongas de energía barata y demás milongas a ver que opinamos: a todos los que toman decisiones: si esto es la unica solución sean honestos y expliquen las cosas a ver quien les vota!!
    Como dije, gracias a todos por vuestra opinión y un gran saludo.

  2. Ariadna

    Hace 40 años, se construyeron las nucleares en Ascó tras engañar a los vecinos diciéndoles que se iba a construir una fábrica de chocolate y ante la oposición absoluta del primer alcalde democrático, cargando el combustible de escondidas, por carreteras secundarias y sin autorización municipal. El uranio lo llevaron de noche, igualmente por carreteras secundarias y aprovechando que era la fiesta local. Todo muy democrático. Claro, la democracia todavía era un bebé y muchos no se la tomaban en serio. Nada que ver con lo que está pasando ahora… ¿verdad? Claro que una dictadura es peor, pero usar la democracia con fines especulativos, lucrativos y para dar una mano de barniz a los intereses de los de siempre, es muy perverso. Mientras tanto, se sigue sin aprovechar las ventajas de vivir en un país con sol, con mar, con viento, con excusas del tipo que los molinos son antiestéticos y que hay que proteger el paisaje. En fin.

  3. Pilar

    “Se Busca” más periodistas como Vd.

    Las noticias en los telediarios: (muchos sucesos y futbol) quien quiera informarse de verdad que acuda a los blogs serios.

    Felicidades.

  4. Ariadna

    Es importante que todos recordemos que la clase política es experta en revolver aguas, esas aguas revueltas en las que resulta mucho más fácil pescar y por eso interesa que estén revueltas. Es muy perverso lo que está ocurriendo en Ascó, y me imagino que en otros lugares similares en la geografía española, desde hace mucho tiempo. Que conviertan tu pueblo agricultor en una zona contaminada y quieran hacerlo pasar por progreso con la sencilla y tramposa ecuación dinero=prosperidad es escandaloso. Que, encima, cuando hay que “librarse” de los residuos contaminados de tanto “progreso”, quieran convertirlo en el cubo de la basura de las zonas más altamente consumidoras con la excusa de que ellos ya “viven” de eso… bueno, sin palabras. Y que un Ayuntamiento cualquiera, dos o tres señores de hecho, puedan hacer su voluntad sin escuchar a todo un pueblo, a toda una comarca y a todo un país que se opone, eso se merece un substantivo nuevo, porque es la perversión de la democracia. No se les vota para que hagan lo que quieran o lo que les convenga, a ellos o a quien sea: están ahí representando a ese pueblo que protesta y clama NO… para nada. Tu di lo que quieras (que para eso somos demócratas, faltaría más), que yo haré lo que me de la gana.

  5. Luis Piña Cuadrado

    Es lamentable la hipocresia de la clase politica, los mismos que desde los gobiernos autonomicos se oponen desde los ayuntamientos
    lo promueven, y desde el gobierno central dicen que debe ser por
    consenso democratico,la democracia de ellos,provocando de forma
    muy encubierta el enfrentamiento de los ciudadanos,mientras que
    los politicos seran quienes recojan los beneficios de estas medidas tan poco beneficiosas para ninguna poblacion,pero si muy
    perjudiciales para todos.
    Alguno de estos alcaldes argumenta oportunidad,pero no queda
    nada claro si para el por la nomina o para el pueblo.

  6. Kaf

    Miguel, aporto un granito de arena en este tema, en concreto sobre Ascó.

    Parece ser que algunas personas olvidan fácilmente acontecimientos que en un pasado no muy lejano ocurrieron en sus propias tierras (casi siempre políticos y periodistas).

    La C.N. Ascó se “edifico” en unos terrenos que se compraron para una fabrica de chocolate, según se dijo al Consistorio de la época. Cuando finalmente se presento el proyecto el revuelo fue tremendo en toda la comarca y comarcas colindantes. Aparecieron los grises (antidisturbios de la época), hubo peleas, concentraciones y mucha indignación. El alcalde de Ascó, Carranza de apellido, se negó a dar el permiso de obra, (ignoro si lo tienen). Este hombre por convicción y honestidad, cuando empezó la construcción en contra de la voluntad del Ayuntamiento y de la mayoría de las gentes de la zona, cogió a su familia y se fue del pueblo.

    Los que nos quedamos en la zona, en su mayoría agricultores, vimos el desfase de salarios, obrero de la construcción 30 mil al mes, barrendero de la C.N. 90 mil al mes (pesetas de la época), el poder de don dinero se hizo patente. Podéis imaginaros el descalabro social, tanto en las empresas de la zona como en la agricultura. Con tal masa de dinero circulante aparecieron las drogas y muchas mujeres de vida alegre.

    En otro frente, recuerdo que la presión popular consiguió una o varias reuniones informativas por parte de la administración y técnicos nucleares, para tranquilizar a la población en contra… se nos dijo que era segura y que se haría un seguimiento, una vez en marcha, de canceres, leucemias, abortos, malformaciones, etc…. los planes de emergencia, detectores de radiación, infraestructuras y un sin fin de propuestas para ayuntamientos.

    Se termino la construcción, todos a casa, el que fue ahorrador se hizo una casa nueva, se compro tractor y aperos, arreglo fincas y la vida continuo, ¿igual? …. NO, las estadísticas lo demuestran, mas muertes por cáncer y leucemias, mas abortos y mas malformaciones… y por lo visto amnesia.

    Lo que mas me pone de mal humor e indignado, es que estos tertulianos de las televisiones y medios de comunicación, dan a entender que fuimos los lugareños los que pedimos que nos instalaran este mamotreto, y claro, ahora es lógico que nos instalen el cementerio y todo. Eso si, ahora con votación del Ayuntamiento, que casualmente parte del cual esta vinculado a la Nuclear. (Acuérdense que el alcalde del momento tuvo que irse, por estar en contra).
    Unas apreciaciones antes de terminar:
    Si tan seguras son las Nucleares ¿porque no las instalan donde se consume? (Madrid o Barcelona) imagínense el ahorro considerable en transporte de luz.
    ¿Como es posible que en el siglo XXI, estos politiquillos no estén dando murga para que se libere la energía libre? (que pregunta la mía).
    Tenemos un problema gordo en esta sociedad,… esta casta de políticos que anteponen el dinero frente a cualquier cosa, incluida su propia salud.

    Me dejo cosas.

    Cuidaros y suerte.

  7. Álvaro

    Me ha llegado esta noticia desde EeA Segovia:

    38 años de residuos al aire libre

    La polémica sobre el almacén nuclear tiene un punto artificial. En España, las nucleares guardan los residuos radiactivos en piscinas pero también hay dos almacenes en superficie. Uno está en la nuclear de Trillo (Guadalajara), cuya piscina se saturó. Se trata de un almacén cubierto con 12 contenedores de residuos radiactivos y tiene capacidad para 80. El segundo es mucho más primitivo y está junto a la nuclear de Zorita, a 12 kilómetros de Yebra. Al aire libre, sólo protegidos por un vallado exterior, están los contenedores con el combustible gastado que almacenó durante 38 años la nuclear, apagada en 2006. Si alguien intenta fotografiarlo desde el exterior, la Guardia Civil lo impedirá. El almacén que quiere construir Industria y que fue una petición del Congreso en 2004, es similar al holandés de Habog. Es un edificio naranja -no quieren ocultarlo- en medio de un polígono industrial en Borssele (22.000 habitantes). El Ayuntamiento no recibe compensación por él. “Pagamos un impuesto como cualquier industria, pero no una compensación nuclear como la de España. Si empiezas a pagar por esto acabas pagando por los aeropuertos, las carreteras…”, explicó a este diario (no sé qué diario es) el director del almacén, Hans Codee.

  8. Clara Valverde

    Es interesante saber que los alcaldes de Yerba y Ascó tienen amigos e intereses en las compañías que llevan el tema. El que se vote algo en un pleno del Ayuntamiento no es democrático. El voto sobre algo tan importante debe ser de toda la región. Todos los ciudadanos.
    Estos políticos no saben qué es la democracia.
    Nada nuevo.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.