Las redes que intentan manipular a médicos y pacientes I

Durante los últimos años se ha extendido por el ámbito sanitario un fenómeno preocupante como es el de la financiación por parte de los grandes laboratorios farmacéuticos de asociaciones de pacientes cuyo objetivo es promocionar de manera encubierta los medicamentos de los primeros. El último número de la revista Discovery DSalud publica un trabajo de investigación que demuestra la existencia de redes creadas al albur de los intereses corporativos con el objetivo descrito. En estas tramas -perfectamente legales, por otra parte, aunque de dudosa ética-, están implicados partidos políticos, fundaciones, universidades, laboratorios, centros de investigación, asociaciones de enfermos y otras instituciones cuyo objetivo básico es manipular a médicos y enfermos con el fin de “educarlos” sobre las “enfermedades” para que éstas se afronten desde una óptica puramente mercantilista.

educar-a-los-pacientes

La Comisión Europea discute durante los últimos meses una nueva directiva que podría permitir que la industria farmacéutica pueda hacer publicidad de sus medicamentos de receta, algo que podría poner en peligro la salud pública. Por ello, los laboratorios han movilizado a su favor al Foro Europeo de Pacientes, una coalición de asociaciones de pacientes de diversas enfermedades a la que pertenece el Foro Español de Pacientes (FEP) que dirige Albert Jovell, médico catalán que reconoce públicamente que parte de sus actividades las financian las farmacéuticas, y la Federación Internacional de la Diabetes. Uno de los proyectos más llamativos creados en los últimos años para “educar” -y cuando digo “educar” es porque eso es literalmente- es la llamada Universidad de los Pacientes. Se trata de una institución financiada por once farmacéuticas, además de por la Generalitat de Catalunya y la Universidad Autónoma de Barcelona, donde tiene su sede. ¿Quién es su principal impulsor? El médico antes citado: Albert Jovell. Hablamos de una singular “universidad” orientada no a futuros profesionales de la salud sino a pacientes, familiares, cuidadores, voluntarios y ciudadanos en general:

Atenderá -explicaron sus responsables durante su presentación- las necesidades de información, conocimiento sobre salud y manejo de la enfermedad de los enfermos y las personas que les rodean”.

La excusa que se da a este tipo de iniciativas suele ser que las personas enfermas tienen también el derecho de ser “informadas y formadas” por las compañías farmacéuticas con apoyo de las administraciones. Jovell lo justifica así:

Hoy existe un nuevo modelo de paciente con un mayor grado de implicación en las estrategias de responsabilidad y abordaje de la enfermedad que reclama este tipo de recursos”. 

¿Un nuevo “modelo de paciente”?  La realidad es que existen muchos modelos de pacientes: ¡uno por cada ciudadano! Estas “escuelas” son muy interesantes para los laboratorios pues permiten convertir a los enfermos en auténticos “pacientes”, es decir, en gente dispuesta a ser realmente paciente, sin ejercer su espíritu crítico. con sus médicos y sus tratamientos farmacológicos. ¿Los benefactores de esta idea?: Abbott, Almirall, Amgen, Fundación AstraZeneca, Esteve, Ferrer, Janssen-Cilag, Merck, Sharp and Dohme (MSD), Novartis, Pfizer, Roche y Sanofi Aventis además de la Fundación Salud, Innovación y Sociedad -patrocinada por Novartis- y Aproafa (Aula de Promoción de la Asistencia Farmacéutica).

La llamada Universidad de los Pacientes cuenta con numerosas aulas bautizadas de manera tan curiosa como las dedicadas a “Salud y mujer”, “Docencia médica”, “Derechos de los pacientes” o “Ética y política sanitarias”. Y no sólo eso: casi todas han sido bautizadas con nombres que incorporan los de las empresas patrocinadoras. La idea es “enseñar” en ellas lo que los pacientes “deben saber” sobre las enfermedades; bueno, al menos sobre las económicamente más interesantes para ellos. En pocas palabras, si usted acude allí se encontrará con el “Aula Novartis de Asma”, el “Aula Almirall de Enfermedades Respiratorias”, el “Aula Roche Farma de Cáncer”, el “Aula Almirall de Depresión”, el “Aula Jansse-Cilag de Salud Mental”, el “Aula Abbott de Dolor”, el “Aula Abbott de Ética”, el “Aula Jansse-Cilag de TDHA”, el “Aula MSD de Diabetes”, el “Aula Sanofi Aventis de Obesidad” o el “Aula Novartis de Salud Cardiovascular”.


Ante mi asombro pregunté al doctor Jovell si esto no suponía un obvio conflicto de intereses, que todas las aulas llevasen el nombre de un gran laboratorio. Me respondió:

No hay conflicto de intereses porque la Universidad de los Pacientes recibe financiación de múltiples fuentes dentro del ámbito de la responsabilidad corporativa social e institucional. Ninguno de nuestros proyectos implican la promoción de ningún producto ni éstos se anuncian en los sitios webs”.

Esta “universidad” es una iniciativa de la que el Partido Socialista de Cataluña (PSC-PSOE) dice esperar más fruto aún que el obtenido de los foros español y catalán de pacientes. Claro que según explicó una profesional sanitaria que trabajó casi una década para la Generalitat

“una de las principales actividades de esta ‘universidad’ es organizar presentaciones de la Consejera de Sanidad, Marina Geli”.

Jovell, máximo responsable del Foro Español de Pacientes, está secundado por la vicepresidenta de la misma entidad, María Dolors Navarro Rubio… su mujer. Quise conocer por qué apoya la polémica directiva europea que permitiría a los laboratorios farmacéuticos hacer publicidad de sus fármacos dirigiéndose directamente a los enfermos. El doctor me contestó:

El foro defiende que todos los agentes de salud, incluyendo la industria, puedan informar a los pacientes. Tal y como se propuso en la Declaración de Barcelona. Obviamente esa información ha de ser veraz y contrastable. En todo caso el foro no apoya la publicidad directa al consumidor por lo que se tendrá que determinar la diferencia entre información y publicidad”.

La citada Declaración se publicó hace unos años con motivo de una reunión de asociaciones de pacientes organizada por la Fundació Biblioteca Josep Laporte… que también la dirige él y está patrocinada por la multinacional Merck. El Foro Español de Pacientes representa a 609 organizaciones de enfermos y voluntarios que sumarían unos 290.000 miembros. Entre ellas, la Asociación Española Contra el Cáncer, la Federación de Diabéticos Españoles, la Federación Española de Enfermedades Raras, la Fundación Española del Corazón, la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar y la Liga Reumatológica Española. De hecho esas seis son las que integran el capítulo de miembros fundadores pero hay otras organizaciones destacadas más en ella: la Asociación Española de Afectados por Linfomas, la Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex, la Asociación Española de Trasplantados, la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y la Federación Española de Hemofilia.


Este Foro se ha convertido en la voz “oficial” de los pacientes en España. Y está apoyado abiertamente por el Partido Socialista de Cataluña (PSC), acusado por ello de consentir que las numerosas organizaciones que no controla la industria farmacéutica se hayan quedado sin voz. Jovell -miembro de la Real Academia de Medicina de Cataluña- mantiene estrechas relaciones con las grandes multinacionales farmacéuticas. Eso tiene premio. En concreto el de la Fundación Farmaindustria –el lobby de la patronal española de farmacéucas-, que se lo otorgó por su labor al frente del Foro. Premio corporativo al menos doble: también ha recibido el galardón Reflexiones a la opinión sanitaria que concede la compañía AstraZeneca, la del Caso Nobel, ¿recuerdan?


Más info: en la publicación Discovery DSalud, disponible en todos los kioskos.

En Traficantes de salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad

En unos días ofreceré un segundo adelanto de este extenso reportaje.

13 Comentarios a “Las redes que intentan manipular a médicos y pacientes I”
  1. Xeplion32

    Tras una crisis de ansiedad en el hospital decidieron ingresarme unos días en la unidad psiquiátrica. La psiquiatra me obligó a inyectarme Xeplion 150mg antipsicótico. Después de tres inycciones me vi obligado a a abandonar aquel tratamiento. Xepión destrozó mi vida por completo, mi cabeza, mi autoestima. Desde entonces han pasado seis meses y no consigo recuperarme de los horribles efectos secundarios de esta droga. Sigo ausente, apático, sin ganas de nada, muy cansado, tengo insomnio y parezco una máquina más que un ser humano. Cuidado con los psiquiatras y con las medicinas que emplean para tratar a pacientes a los que etiquetan en ocasiones por comportamientos puntuales que cualquier persona podría tener en un momento de estres en su vida. te etiquetan de por vida y te hace ver que eres un enfermo que necesitara medicación de por vida. Te convierten en un muerto viviente sin sentimientos. Estos antipsicóticos son peligrosos para la salud y de verdad pueden llegar a convertir tu vida en una auténtica pesadilla diaria. Te anulan y te destrozan tu vida y tu mente…

  2. Nikita

    Blanco o negro.

    La radicalidad no nos deja ver posibles soluciones equilibrada.
    Evoluciónemos, el arco iris existe…

  3. Luis

    Pues nada, cerramos los malvados laboratorios farmaceuticos, y que investigue, desarrolle, produzca y distribuya el gobierno o el Ministerio de Sanidad, o las 17 consejerias de sanidad. Somos todos fenomenales. Ahhhhhh y todos los empleados de las farmacéuticas a la cola del INEM
    Cuanta saña leo por aquí!

  4. MªAntonia Pacheco

    Querida Mcarmen como profesional y como paciente esta que suscribe , te reocmiendo que leas el siguiente post.
    http://adaec.org/index.php/200901311745/Toda+la+Historia+de+Bayer.html

    Comprobaras por ti misma el poder de curar de los medicamentos, sobretodo cuando lo sacan al mercad engañando a los pacientes y amparados por nuestros politicos, que callan y otorgan.Carmen y deseo que no sea tu hija o tu hermana a la que se le cree falsas expectativas antes una enfermedad que destroza vidas.

  5. m. carme llauger i dalmau

    Me imagino la cantidad de TONTOS e IMBECILES que poblamos el planeta Tierra. Sobretodo la cantidad de personas que no gozan de una excelente salud y, gracias a medicamentos encuentran cierto alivio.
    Soy enfermera y también he vivido muy directamente el monopolio farmaceutico, tanto cuando he estado en consultas externas hospitalarias, ambulatorios o en hospitalización. También he puesto en una balanza los pros y los contras y siempre han ganado los pros.
    Hay más personas que se benefician de los medicamentos que personas que salen perjudicadas. Estoy hablando de los países occidentaes que llevamos siglos ingeriendo medicametos que salen de la industria farmaceutica.
    Todo lo que he leído, me ha dejado igual. Más bién pienso que hay personas que no utilizan su inteligencia para encontrar alternativas a todo lo que critican y que puede ser criticable. Lo que ya conocemos no nos enriquece a nadie. Son las alternativas y mejoras lo que hará que las personas podamos gozar de buena salud sin los laboratorios farmaceuticos. Me encantaria que encontrarais la solución y utilizarais foros más leídos y conocidos, prensa seria y que podais demostrar que las alternativas son realmente eficaces.
    El mundo entero os lo agradeceria.

  6. Luis-D

    La cuestión ya hace tiempo que se puso en marcha, en Madrid hace unos 5 años, un laboratorio farmacéutico financió una presentación de sus producto con cena incluida a diferentes asociaciones de pacientes en un Hotel de alto copete. Esta estrategia ya se puso en marcha hace casi una década en los EEUU, se trata de hacer que el usuario le diga al profesional que producto concreto quiere que le prescriba, en un caso concreto consiguieron que la “variante” más cara de la familia de productos derivados del omeprazol, y sin evidencia científica de mejora respecto a él, lo acabara desbancando como producto más vendido. También se ha intentado en Alemania.

  7. àngels

    Miguel: He copiado literalmente, sin paliativos, esta entrada en mi blog. Y he enlazado “Punts de Vista” con tu blog. Me gustaría que me dieras permiso para intercambiar informaciones y tu mail para mandarte un manifiesto que hemos hecho Dempeus per la salut pública. Un abrazo, ánimo y muchas gracias por tu buen y valiente trabajo.

    àngels

  8. Ariadna

    No me niego al cien por cien a creer que puedan existir políticos honestos, pero sí creo que los políticos honestos, si siguen siendo honestos, tarde o temprano dejan de ser políticos. Estuvo Suárez, que dimitió. Estuvo Gerardo Iglesias, que se volvió a la mina. Recientemente está el caso de Ferran Cordón, que renunció a un alto cargo en el Servei Català de la Salut para volver a su trabajo de médico de familia en en centro de atención primaria. En todas partes cuecen habas, para lo bueno y para lo malo, aunque de estos se habla poco… y muchas veces mal. En un país de pícaros muy pocos comprenden que alguien anteponga la honestidad a la riqueza. Y los políticos en general, sean del signo que sean, y al nivel que sea, desde luego que se pegan con locktite a sus sillas y se olvidan de quiénes son, o de quiénes eran, y desde allí arriba las cosas se ven de otra forma y las personas, desde tan lejos, dejan de ser personas. Y en una democracia somos nosotros quienes les ponemos allí.

  9. Ariadna

    En mi opinión, las siglas no tienen nada que ver. En política, a partir de un determinado punto en que se toca el poder, la corrupción, en un grado u otro, es generalizada y alcanza a cualquiera que se deje. Y claro, a esos niveles, quién tira la primera piedra sin miedo de que le salpique a él…? Esa es la representación que tenemos los ciudadanos. Como para irse fiando.

  10. jose luis

    Del Partido Socialista no me sorprende para nada,están cruzados por la corrupción

  11. Ariadna

    Pfizer, Sanofi Aventis, Novartis… Esos están hasta en la sopa, en todas partes, son por lo visto el nuevo dios!!!

    Marina Geli, a quién hasta admiraba cuando “sólo” era una buena médica y una militante de base, se me cayó por los suelos hace tiempo. Ahora, cuando pienso que ya no se me puede caer más abajo, consigue récords subterráneos cada poco.

    De verdad que el iceberg este es enorme, enorme…

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.