España impulsa el Wifi mientras otros países lo obvian

Inglés *English version

Mientras que en los países de nuestro entorno distintos gobiernos e instituciones están prescindiendo de la tecnología Wifi, en nuestro país las administraciones lo impulsan frente al sistema de cable. Los últimos estudios científicos publicados sobre la contaminación electromagnética que despiden estos servicios han alertado a los primeros mientras que los segundos parecen ignorarlos.

 

 

¿Qué tienen en común la Comunidad de Navarra, el barrio madrileño de Chueca o la biblioteca municipal de Collado Villalba (Sierra de Guadarrama (Madrid))? Los tres son ejemplos de “Zona Wifi (wireles fidelity-conexión inalámbrica)”. ¿Y la Universidad Lakehead (Canadá), la Biblioteca Nacional de Francia en París, el territorio sueco o el Ministerio de Salud de Alemania? Que son zonas enemigas de la tecnología Wifi: han decidido no instalarla o la han retirado. 

Pero ¿cuál es el motivo para que instituciones tan notables no quieran adaptarse a la “modernidad” y prefieran por apostar por “un pasado movido por cables”? El último motivo es que la prestigiosa Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) ha alertado sobre los graves riesgos para la salud que implican las ondas electromagnéticas de los teléfonos móviles, de las redes de comunicación informática sin hilos como WiFi [pda’s, bluetooth, también], de las antenas para móviles y de los radares policiales. En experimentos con ratas a las que se aplicaron ondas electromagnéticas de móviles el grupo que las recibió duplicó su tasa de mortalidad con respecto a las que no. El tiempo al que las ratas fueron sometidas a radiación y presentaron esos resultados en su salud equivaldría a un uso diario de dos horas del móvil durante 60 años en personas. Hoy muchos niños con una edad en la que todavía se está terminando de formar su cerebro ya lo utilizan.

 

 

No es el único trabajo científico, ni mucho menos, que obtiene este tipo de resultados. Hace unos meses se conoció un nuevo estudio científico de gran envergadura que llamó la atención sobre la necesidad de disponer de estándares más estrictos de seguridad de la telefonía móvil, las líneas eléctricas y otras fuentes de exposición electromagnética en la vida diaria como el Wifi. El informe se conoce como “Bioiniciativa (BioInitiativ Report): Un fundamento sobre los estándares de exposición pública a los campos electromagnéticos basándose en la biología”. Lo ha realizado un grupo de trabajo, Bioiniciativa, que reúne a científicos, investigadores y profesionales de las políticas de salud pública internacionales. En total, 14 expertos más otros doce críticos externos al trabajo. La Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA) ha aportado a este informe un capítulo basado en un estudio de la propia institución. 

Pero ¿a qué conclusiones llega este trabajo que ha analizado otros 200 análisis ya publicados? Y ¿de qué enfermedades que pueden provocar estas tecnologías nos hablan los científicos de este grupo de trabajo? El informe argumenta que hay pocas dudas sobre que la exposición a los campos electromagnéticos causa leucemia infantil. “Existen evidencias de que otros tipos de cánceres infantiles pueden estar causados por los campos electromagnéticos”, explica este estudio. La población que ha utilizado un teléfono móvil durante diez años o más tiene altas posibilidades de desarrollar un tumor cerebral maligno. Además, estudios realizados sobre mujeres en su puesto de trabajo “sugieren de una manera bastante contundente” la evidencia de que los campos electromagnéticos son un factor de riesgo para el cáncer de mama.

 

 

Esta es la denominada “hipótesis de la melatonina”, en la que ha trabajado José Luis Bardasano, doctor de la Fundación Europea de Bioelectromagnetismo y Ciencias de la Salud. “Esta dice que los campos electromagnéticos inhiben la posibilidad de que la glándula pineal actúe y no haya melatonina y si no hay melatonina, puede haber cáncer y entre ellos el de mama”, explica el científico. El estudio financiado por la Unión Europea (proyecto Reflex 2005) demostró, en más de diez laboratorios diferentes, que la radiación electromagnética de la telefonía móvil es capaz de romper el ADN, nuestra información genética. 

Pese a ello, en España las administraciones continúan impulsando tecnologías como el Wifi que siembra de pequeñas antenas los edificios donde se instala. El principio de precaución dice que cuando no se conocen los efectos en la salud de una tecnología lo razonable es no instalarla o al menos tomar todas las medidas posibles de precaución. Así lo están haciendo los países de nuestro entorno.

 

 

El presidente de la Agencia de Protección Sanitaria de Gran Bretaña dice que no se conoce lo suficiente sobre los posibles efectos en la salud de la tecnología WiFi a largo plazo. Una investigación del programa de la BBC “Panorama” encontró que los niveles de radiación en un salón de clases de una escuela en Inglaterra eran tres veces más altos que los niveles de radiación emitidos por una torre de telefonía celular. 

Suecia fue el primer país en reconocer los daños en la salud humana que puede provocar la contaminación electromagnética incluso como condición médica válida por la incapacidad que provoca. Este país incluso ha creado una instituciónpública (www.feb.se) que ayuda a las personas que enferman por esta causa; las personas electrosensibles (aquellas que ya manifiestan los síntomas y padecimientos del Síndrome de las microondas. Más info en el capítulo 1. Adictos a la cobertura). Organizaciones sociales han pedido al Gobierno sueco que cierre la red estatal de Wimax hasta que se realicen estudios concluyentes de los casos de contaminación electromagnética detectados en el país nórdico, y en ello está la Administración central.

 

 

Todo comenzó en el municipio sueco de Göten, cuando entró en funcionamiento la tecnología inalámbrica a través de una nueva estación base de Wimax. Según la Agencia STV, a las pocas horas, en los servicios de emergencia del hospital local, hubo una serie de quejas de los residentes que vivían cerca de la estación base. Estas quejas iban desde dolores de cabeza fuerte, dificultad para respirar, visión borrosa, e incluso dos casos de arritmia del corazón. Todos los síntomas diminuían una vez que el paciente era trasladado fuera de las cercanías de la estación Wimax. 

De manera paradójica, el Gobierno Foral de Navarra ha manifestado públicamente su intención extender el Wifi a toda la población y existen barrios enteros como el de Chueca, en Madrid, que presumen de tener cubierto con esta tecnología de Internet inalámbrico el 90% de su superficie. La expansión por instituciones públicas y las universidades ha comenzado pero en contrapartida, por ejemplo, los estudiantes de la Universidad Lakehead, en Ontario, Canadá, tienen prohibido conectarse a internet en varias zonas del campus universitario donde se ha eliminado el uso de tecnología Wifi.

 

 

Como comentábamos al principio, también se ha producido la retirada Wifi de la Biblioteca Nacional de Francia en París -la más grande del país vecino- por los problemas de salud que desarrollaron sus empleados. Y ha sido retirado en otras bibliotecas de Canadá y Suiza y en los ministerios de Salud de Alemania y Francia. Carmelo Santolaya, portavoz del Colectivo de Afectados por la Telefonía Móvil de Navarra, lleva años denunciando el impacto de las microondas en la salud humana y el medioambiente. Él no duda en afirmar, citando a científicos especialistas en bioelectromagnetismo como Robert Becker, que “estamos ante el mayor problema sanitario y medioambiental del mundo muy por encima del provocado por el aumento de emisiones de CO2 y del cambio climático”. 

Para Santolaya, el Wifi es el último peligro electromagnético: “El Gobierno alemán lo ha desaconsejado a sus ciudadanos, como ocurre en Suiza y en Canadá. En París lo están retirando de las bibliotecas. En Navarra, entre otros muchos lugares, se ha instalado en el propio Hospital de Navarra, así como en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), en colegios, jardines públicos o bibliotecas”.

 

 

Nuestro país en este campo se muestra de nuevo paradójico. En España los grandes medios de comunicación prácticamente no se han ocupado de la contaminación electromagnética. Al principio de la década de 2000, casos como el de los colegios García Quintana y Federico García Lorca de Valladolid, donde se detectó un número inusual de cánceres infantiles, dispararon todas las alarmas en la población. Pero pasó el tiempo (era ministra de Ciencia y Tecnología Anna María Birulés, que había trabajado en Retevisión, Amena o Eresmas) y casi no se ha vuelto a tratar el tema a gran escala.

Todo lo contrario ocurre en Francia, donde, como informa la organización Next-Up -que posee en Internet un portal de los más completos en información sobre contaminación electromagnética, www.next-up.org-, el caso de los empleados de la Biblioteca Nacional de Francia afectados en su salud, se cree que por las ondas electromagnéticas del Wifi allí instalado, ha ocupado reportajes de varias de las televisiones más importantes del país galo. Por el mismo motivo que en la Nacional, el Comité de Higiene y Seguridad de Asuntos Culturales de la Ciudad de París ha desactivado el Wifi de otras seis bibliotecas públicas de París debido a que el Sindicato de Funcionarios Públicos se quejaba de problemas de salud e invocando el Principio de precaución. 

Desde el Colectivo de Afectados por la Telefonía Móvil de Navarra califican de asombroso “que los propios fabricantes de móviles advierten de los riesgos sanitarios mientras nuestras autoridades sanitarias callan. La ministra francesa de Sanidad y el Gobierno alemán advierten de los riesgos de esta tecnología móvil y desaconsejan el Wifi, que debe ser sustituido de inmediato por sistemas de cable”.

 

 

La no aplicación del principio de precaución puede tener consecuencias legales. Así lo entiende Carlos Sosa, un médico colombiano que acusa a Michael Repacholi, máximo responsable medioambiental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de crimen contra la Humanidad, nada menos. Este doctor participa además en una campaña para someter a Repacholi a la justicia internacional acusado de los citados cargos. Repacholi ha sido durante muchos años director del ICNIRP (International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection, Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante), dependiente de la OMS.

23 Comentarios a “España impulsa el Wifi mientras otros países lo obvian”
  1. Silvia

    José Luis Bardasano o Daría Acuña Castroviejo, dos insignes catedráticos de Alcalá de Henares y Granada respectivamente con una larga trayectoria en la investigación de los efectos de la contaminación electromagnética en la alteración de la melatonina y los ritmos circadianos. No se les oye…mejor dicho… no se les escucha… , eso si parece que la Administración se aplica la máxima de “que investiguen con dinero público, ya veremos si aplicamos lo que pagamos…”. Y no se trata de demonizar, sino de poner las cosas en su sitio.
    Hacer ciudades WIFI parece muy moderno, da mucha imagen….las consecuencias poco importan…

  2. Ariadna

    Hola, Ander. Yo también voy a decir algo: nadie está obligado a tener un microondas en casa ni a utilizarlo si no quiere. Por supuesto, tampoco beberá Coca-cola nadie que piense que la Coca-cola es mala. El WiFi, mejor o peor, tiene alternativas para los que piensen que representa un riesgo tenerlo en casa: los cables de toda la vida. ¿Pero qué me dices de las antenas para sostener en activo todo el invento? ¿Del tráfico de microondas entre aparatos sin hilos y entre antenas y aparatos? ¿Quién me ha pedido a mi permiso para meterme todos eso en mi casa y en mi organismo?

  3. Ander

    Hola, sin entrar a defender una u otra postura, un apunte:
    Un horno microondas tiene perdidas 10 veces mayores al máximo nivel de emisión permitido de un dispositivo wifi convencional. Y la coca-cola tiene un ph cercano a 2…

  4. Miguel Jara

    Silvia, de eso precisamente va el último post de este blog, gracias.

  5. niunames

    El Gobierno subvencionará a los ayuntamientos que pongan más antenas de móvil

    Una vez más, el poder político al servicio del poder económico y empresarial. Una nefasta noticia para todos los ciudadanos y ciudadanas.

    Un saludo Miguel.

    Silvia
    Col·lectiu Antena NO Paiporta

  6. Miguel Jara

    Alex, thank you very much. Cheers.

    Ariadna, sensata como siempre. Lo primordial es el principio de precaución. Yo tampoco entiendo porqué en general se tiene más miedo a “perder cobertura” que a la posibilidad de perder la salud.

    Juan, te pido lo mismo que Ariadna: envíanos los estudios INDEPENDIENTES y serán publicados inmediatamente en este blog. Supongo que, como sabrás, la absoluta mayoría de los trabajos “científicos” publicados al respecto están financiados por las compañías o sus lobbies. Sus conclusiones suelen coincidir con tu parecer, por cierto.

    Jagzam, en efecto, ese video está en este blog: Posiblemente la causa por la que fue censurado por TVE el documental “Contracorriente”, como cuento en el libro Conspiraciones tóxicas.

    Akira, gracias por el piropo. Tenemos mucha fuerza en nuestras decisiones de consumo desde el punto de vista individual, y colectivo, claro (aunque no somos sólo consumidores, sobre todo somos ciudadanos, conscientes y poderosos si estamos organizados). Podemos mucho más de lo que creemos y si conseguimos organizarnos y organizar a los demás no hará falta tanto como creemos para que las cosas cambien, al tiempo.

  7. Ariadna

    Juan Crespo:

    Todo el mundo tiene su propio concepto de las cosas, y si tu concepto de respeto a las opiniones de los demás es este, y esta tu forma de demostrarlo, qué le vamos a hacer.

    Dices: “Las radiaciones electromagnéticas existen desde la creación del universo, si alguna vez fue creado, y el hombre ha evolucionado y se ha adaptado a éstas, igual que a la presión atomosférica y a la gravedad.” A ver quién es el guapo que se adapta a las potentes radiaciones electromagnéticas creadas artificialmente y usadas con tal magnitud. No compares las radiaciones naturales con las tecnológicas, por favor, y no pretendas aplicar la teoría de la evolución y de adaptación de las especies a esto, porque no tenemos los montones de siglos necesarios para adaptarnos.

    “Hay gente que muere de cáncer de pulmón y no ha fumado nunca”. Claro: se llaman fumadores pasivos.

    Y ahora, por favor, ¿nos fundamentas tu con algún artículo escrito, un estudio elaborado o un seguimiento epidemiológico llevado a cabo por alguien independiente de cualquier vínculo con este negocio, a poder ser un científico cualificado, tu opinión de que los riesgos para la salud no existen?

  8. jagzam

    Como siempre la eterna dualidad y aplicable a todo. Dudo mucho de que este artículo sea alarmista. Lo si tengo claro es que si hay estudios que indican sus repercuciones negativas en la salud, y más claro aún que evidentemente no van a desmontar el chiringuito y el negocio que hay con esta tecnología.

    Aquí os dejo las palabras de uno que trabaja en una empresa que utiliza esta tecnología.

  9. juan crespo

    Artículo alarmista y mínimamente fundamentado, faltan los estudios que contradicen esta opinión que los superan en número y razones para decir justamente lo opuesto. Las radiaciones electromagnéticas existen desde la creación del universo, si alguna vez fue creado, y el hombre ha evolucionado y se ha adaptado a éstas, igual que a la presión atomosférica y a la gravedad. Hay gente que muere de cáncer de pulmón y no ha fumado nunca. En las universidades y sitios públicos lo prohiben por causas de seguridad. Lo de la Biblioteca de París, es debido a la enorme potencia de los sindicatos en Francia, no tiene fundamento. El que habla de los terminales inalámbricos de los carteros, he visto como funcionan, y el problema es la dificultad que tienen para su uso, pero el riesgo para su salud es para mear y no echar gota. Artículo alarmista, tendencioso al morbo, más propio de “aquí no hay tomate”, con todos mis respetos a cualquier opinión.

  10. Ariadna

    Akir@:
    Las operadoras no pagan nada a los afectados por las emisiones de sus antenas, pagan a los propietarios de las viviendas de los edificios donde las instalan. Los que viven allí de alquiler, o los que viven al lado, o delante, o tienen las ventanas directamente en el haz de las emisiones, sólo reciben contaminación y deterioro de su salud. Pones el dedo en la llaga, a mi entender, cuando hablas de la utilización del móvil. Ahí está la clave de todo, en los usuarios del móvil, grandes perjudicados también, lo sepan o no, lo crean o no. Si una gran mayoría exigiera la aplicación del principio de precaución y se negara a seguir consumiendo hasta que se respete este, si las operadoras se dieran cuenta en sus bolsillos (porque en otro ámbiro es inútil esperar nada de ellas) de que la gente no quiere arriesgar su salud por una simple y relativa comodidad a la hora de comunicarse, otro gallo nos cantara. Pero no tengo la menor esperanza en esto. La gente como colectivo es egoista y sin criterio, no quieren antenas en el tejado, pero no renuncian al móvil, y no quieren darse cuenta de su contradicción ni de que cada vez que utilizan el móvil están contribuyendo al malestar de las personas que se ven obligadas a vivir debajo o al lado de esas antenas que nadie quiere, pero que ahí están y ahí van a seguir. No conozco ni un solo fumador que haya dejado de fumar “sólo” por no perjudicar a los que tiene cerca, o sea que…

  11. Akir@

    Gracias Miguel, como siempre muy lúcido y brillante a mi entender.

    Sld!

  12. Akir@

    Cuando las operadoras de dicha tecnología, pagan a los afectados por las emisiones de las antenas o sencillamente dan la callada por respuesta a este tema y como no, obviamente obstaculizan cualquier tipo de investigación rigurosa al respecto, ¿que es lo que hacemos nosotros?..yo os lo diré, utilizar más el movil.

  13. AlexM

    Your blog is interesting!

    Keep up the good work!

  14. Alex

    I found your site on technorati and read a few of your other posts. Keep up the good work. I just added your RSS feed to my Google News Reader. Looking forward to reading more from you down the road!

  15. Miguel Jara

    Movidas, muchas gracias por tu relato de unos hechos que son así, como los cuentas. Es difícil hacer en estos momentos un discurso crítico sobre las nuevas tecnologías pero lo cierto es que la contaminación electromagnética a la que estamos sometidos cada vez es mayor y se produce las 24horas del día.
    Esto ya empieza a dar problemas a personas hipersensibles y en no mucho tiempo es muy probable que vaya extendiéndose el denominado Síndrome de las Microondas al resto de la población.

    Claro que puedes reporducir elartículo para eso está.

    Salud.

  16. elmovidas

    Un artículo que estaba esperando hace tiempo. Recuerdo al principio de usar internet, en dosmil, que había buenas páginas sobre el S.A.R., alertando sobre los niveles de los distintos modelos de teléfonos móviles. SUpongo que siguen, pero la poca salida a la opinión de la gente de todo esto, a pesar del continuo aviso que muchos propagamos, me desanima al respecto.

    Parece que es un mal menor, ante la ansiedad obligada de tener el modelo con un vídeo con más píxels, con lallegada del iphone donde lo tenemos todo, etc etc, el cuarto poder sigue existiendo pese a internet, o a costa de él, daos cuenta cómo en cualquier correo, salvo honrosas exepciones, te meten con flash propaganda en la vista general, por no hablar de cualquier página patrocinada

    Viene a cuento mi mensaje por la próxima incorporación de los pda a los puestos de trabajo operativos de reparto de Correos, al igual que ya hacían otras empresas de mensajería y transporte desde hace tiempo.
    Lo venden como lo último en material tecnológico para un trabajo tradicional, el de cartero,que cada vez más tiene menos sentido como tal, equiparándose a un mensajero o transportista o repartidor de propaganda más, sin desmerecer a estos profesionales, claro

    Te pido permiso para incluir tu artículo en el foro de buscaoposiciones.com de Correos y Telégrafos, dada la importancia del asunto y mis recelos más que fundados, primero de que vaya a facilitarnos la tarea, por ahora no equiparable a un transportista por los productos del Servicio Postal Universal, que tenemos encomendados, y segundo por el peligro que has apuntado, que en una empresa que se salta la prevención de riesgos a la torera de toda la vida y con la ley delante igualmente.

    Vivo en un sobreático, donde tengo un cruce de la red eléctrica a pocos metros, encima de la torreta del ascensor que tengo al lado mismo de mi casa, y encima justo de mi casa una parabólica, una antena comunitaria normal en la torreta y otra particular al lado.

    Siempre he fomentado a la gente las recomendaciones al respecto en el uso de los móviles, que pocos leen, al no darle la importancia que parece no existir, en un país donde impera lo que da pingües beneficios ahora y hasta a medio plazo

  17. Al

    Miguel te deje un email referente a un programa de radio.

    Un saludo.
    Al.

  18. Miguel Jara

    Seis metros puede parecer poco pero ten en cuenta que está todo el día en activo. Si es posible apágalo mientras no lo uses porque ten en cuenta que estás contaminando a quien vive a tu alrededor.
    En los próximos años veremos cómo va en aumento la potencia de emisión de estos cacharritos. Desde luego habiendo internet por cable ¿para qué complicarnos la vida?.

  19. David

    De todas maneras, tiene un alcance de 6 metros y no es casi nada comparado con una antena de telefonía.

  20. Ariadna

    Apágalo, David. Evita todo lo que puedas el uso de aparatos sin cable. Recuerda también que el teléfono con tecnología DECT (inalámbrico) es de lo peor, en este sentido, que se pueda tener en una casa, ya que su base está emitiendo señal constantemente, es como tener una antena de telefonía dentro de casa. Y los móviles están diseñados para buscar, cada poco rato, señal de cobertura, adaptando la potencia a cada circunstancia, mucha más en condiciones como interiores, ascensores, garajes subterráneos, coches, trenes, metros, etc. El único móvil seguro es el móvil desconectado; conéctalo y úsalo solo en caso de necesidad, y el mínimo tiempo imprescindible, y evita usarlo en circunstancias como las delejemplo, y en caso de escasa cobertura.

  21. David

    Pues yo tengo un aparato wifi usb en el ordenador para poder jugar a la consola por internet y me estoy acojonando.
    Lo apago cada vez que me acuerdo, pero es que casi siempre se me pasa y como se enciende solo..pues esta todo el dia emitiendo las ondas.
    No es muy potente, tiene 6 metros de alcance…asi que no se si sera muy negativo para mi salud.

  22. Miguel Jara

    Por mí estupendo, para eso están las informaciones: ¡que rule!

  23. niunames

    Es un artículo muy interesante, si no te importa, te cito y lo pegamos en nuestro blog.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.