Lactancia materna, mejor que Beyfortus, para prevenir ir a Urgencias por el Virus sincitial respiratorio y la bronquiolitis

Cuenta el médico jubilado Juan Gérvas en el blog de otro médico, Rafael Bravo, sobre la no vacuna Beyfortus (nirsevimab).

Este fármaco es un anticuerpo monoclonal que se le da a recién nacidos y bebés para evitar ingresos en los hospitales por bronquiolitis (que se supone que causa ese virus).

Como estamos publicando se trata de un medicamento inyectable (por eso, y por hacer marketing, lo llaman «vacuna»), que está ofreciéndose para tratar el Virus sincitial respiratorio (VRS):

El nuevo tratamiento para la bronquiolitis infantil, Beyfortus: poco eficaz, caro y peligroso

Insiste Gérvas en dos ideas: Esos ingresos hospitalarios son pediatra-dependientes, es decir, no son de Urgencias sino porque el pediatra lo decide así, y

¡Beyfortus no compensa beneficios con daños!».

Juan Gérvas, médico exprofesor de Salud Pública.

Cuenta el galeno que si lleváis a vuestro hijo a Urgencias del hospital, para la bronquiolitis no hay tratamiento específico: no sirve adrenalina, ni antibióticos, ni corticoides, ni antitusivos, ni salbutamol, ni suelo salino hipertónico nebulizado, etc.

«Lamentablemente, si vais a Urgencias, el ingreso depende del pediatra que lo vea. Los hay que ponen la etiqueta a todos los niños para justificar su ingreso y los hay raros y sensatos que apenas ingresan con el diagnóstico de bronquiolitis”, argumenta.

Lo más importante, comenta Gérvas es seguir dando el pecho que eso sí que evita bronquiolitis, neumonías, otitis y los ingresos y la mortalidad.

Y es que el riesgo de hospitalización por infecciones de las vías respiratorias bajas como bronquiolitis, se reduce un 72% en el primer año si los lactantes son amamantados exclusivamente durante más de cuatro meses:

  • Los niños amamantados, en comparación con los bebés alimentados con fórmula, tuvieron una menor incidencia de enfermedades respiratorias durante las primeras 13 semanas de vida (25,6 frente a 37%).
  • La incidencia de sibilancias y la infección del tracto respiratorio inferior fue menor en los niños amamantados, en comparación con los bebés alimentados con fórmula, en los primeros 4-6 meses de vida.
  • Los bebés prematuros que recibieron leche materna tuvieron menos días de síntomas del tracto respiratorio superior, en comparación con aquellos que fueron alimentados con fórmula, durante los primeros siete meses de vida (17,6 frente a 38 días).
  • La tasa de hospitalización por enfermedades respiratorias bajas se redujo en los lactantes exclusivamente amamantados en comparación con aquellos que nunca recibieron LM. Hubo una tendencia a una reducción de la hospitalización en niños que fueron parcialmente alimentados con leche materna en comparación con aquellos que nunca recibieron LM.

Como siempre os digo, leeros ese informe entero basado en varias revisiones sistemáticas de la literatura científica, si os interesa. Y escribo esto porque sí, hay campaña de marketing anunciando que las hospitalizaciones de menores por bronquiolitis caen en varias comunidades autónomas y que es gracias a determinadas vacunas y tratamientos.

Un consejo: Dadle teta a discreción a vuestros bebés que es la mejor manera de prevenir estas enfermedades respiratorias.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.