Recigarum, el peligroso fármaco para dejar de fumar que venden como remedio milagroso

Hace unas semanas se ha aprobado Recigarum (citisiniclina), el segundo fármaco para dejar de fumar que financia la sanidad pública en España.

Dicen algunos médicos que

es un tratamiento eficaz que puede duplicar o triplicar las probabilidades de que un paciente pueda dejar de fumar y que puede lograr que el proceso de dejar de fumar sea mucho más fácil y llevadero que si se realizara sin tratamiento».

Miguel Ángel Hernández Mezquita, especialista en Neumología.

Se trata de un medicamento para la deshabituación tabáquica en pacientes con alta dependencia nicotínica, ya que puede reducir los síntomas del síndrome de abstinencia que se produce al dejar de fumar.

La citisiniclina es un alcaloide vegetal que actúa sobre los receptores nicotínicos cerebrales y que tiene propiedades agonistas y antagonistas sobre dichos receptores. La acción agonista simula el efecto de la nicotina para que el paciente no note su falta y la acción antagonista hace que si el paciente fumara no percibiera los efectos placenteros de fumar que percibía antes de tomar el medicamento.

Otro apunte milagroso sobre este producto: solo hay que tomarlo durante 25 días, se supone que luego uno está «curado» de fumar.

Foto de Aphiwat Chuangchoem.

A mí cuando me «venden» un tratamiento milagroso, con tantas ventajas, lo que me preocupa es el otro precio a pagar, los efectos secundarios, vaya.

El citado médico dice que es un fármaco muy seguro y con muy pocas interacciones. Y explica que los efectos secundarios más frecuentes son molestias digestivas, pero suelen ser leves y pasajeros y casi nunca es necesario retirar la medicación.

Las contraindicaciones solo son la insuficiencia renal grave y en la cardiopatía isquémica reciente. Eso sí, ha de usarse con precaución por encima de los 65 años.

Pero la cosa no es tan sencilla como la explica este hombre, Hay más, solo hay que acudir a la ficha técnica del fármaco (el documento oficial sobre el mismo):

No use Recigarum

  • si es alérgico a la citisiniclina o a alguno de los demás componentes de este medicamento [cosa que nadie sabe a priori, salvo que se haga una prueba de alergia]
  • si padece angina inestable,
  • si tiene antecedentes de infarto de miocardio reciente,
  • si sufre de arritmias cardíacas con relevancia clínica,
  • si ha tenido recientemente un derrame cerebral,
  • si está embarazada o en período de lactancia.

También puede leerse que debe utilizarse con precaución en caso de cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, hipertensión, tumor de la glándula suprarrenal, ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias) y otras enfermedades vasculares periféricas, úlcera gástrica y duodenal, enfermedad por reflujo gastroesofágico, hipertiroidismo (tiroides hiperactiva), diabetes, esquizofrenia, insuficiencia renal y hepática.

Son muchas cosas, ¿no? Y NO es verdad que los mayores de 65 años deban tener precaución, no. La ficha técnica pone que «no está recomendado su uso en pacientes mayores de 65 años».

Y cuidado con las personas con problemas de salud mental.

En algunas personas dejar de fumar, con o sin tratamiento, se ha relacionado con un mayor riesgo de experimentar cambios en el pensamiento o comportamiento, con sentimientos de depresión y ansiedad (incluyendo raramente ideación suicida e intento de suicidio) y puede estar relacionado con el empeoramiento del trastorno psiquiátrico».

Ficha técnica del medicamento.
Foto de Petar Starčević.

Tampoco es verdad que tenga pocos efectos adversos, leeros el documento oficial porque la lista es muuuy larga.

Por último, Recigarum contiene aspartamo y este lleva una fuente de fenilalanina que puede ser perjudicial en caso de padecer fenilcetonuria (FCN), una enfermedad genética rara en la que la fenilalanina se acumula debido a que el organismo no es capaz de eliminarla correctamente.

El aspartamo os sonará de que el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC) lo tiene clasificado como posiblemente carcinógeno para los seres humanos. Vaya un fármaco completito…

Si usted o algún familiar o conocido sufre daños contacte con nosotros para analizar su caso.

3 Comentarios a “Recigarum, el peligroso fármaco para dejar de fumar que venden como remedio milagroso”
  1. Juan esteban

    Con ese título pensé que me informarias de algo que no sepamos ya, todo lo que mencionas en el post es lo mismo que advierten las autoridades sanitarias y se puede leer en cualquier pagina web simplemente buscando recigarum en google, como ya an mencionado mas arriba solamente estas dramatizando lo que an dicho las autoridades ._. además si pensamos en todos los medicamentos y efectos adversos que hay nadie pisaria nunca una consulta medica. Ah y una pregunta despues de fumar 15 aNos te preocupa un poco de diarrea? O mearte el pantalón? Sigue fumando pues y a ver que tal estas en 15 mas … Catalogo este post como clickbate ya que intenta incitar a leer con un titulo melodramático, pero no aporta nada, simplemente clickbate.

  2. Kira

    Este artículo básicamente hace un resumen del prospecto con un sesgo dramático. Cualquiera que se haya detenido alguna vez a leer el prospecto de cualquier medicamento (incluso el dalsy para niños) podrá apreciar efectos secundarios y contraindicaciones mucho más graves que las que tiene este Recigarum.

    No entro a juzgar su efectividad puesto que aun me encuentro a medio del tratamiento, pero hasta ahora no he tenido ningún problema. Es mucho más grave fumar que tomar este medicamento.

    • David

      Toda la razón, solo hace que dramatizar sobre el prospecto. Yo lo estoy tomando, estoy en mi día 22, y he podido dejar de fumar, sin este medicamento no lo hubiera conseguido, no es milagroso, tienes que querer dejar de fumar, ayuda bastante, después de 30 años por fin he dejado de fumar.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.