La Sanidad española financia un fármaco para el cáncer retirado en Estados Unidos

España acaba de incorporar a la sanidad pública un nuevo tratamiento contra el cáncer que Estados Unidos ha retirado del mercado. Se llama Blenrep, fue aprobado en 2020 por la vía acelerada y ofrece importantes efectos secundarios.

Este medicamento está sujeto a seguimiento adicional, es decir, que como es nuevo no se sabe qué daños puede provocar y hay que vigilarlo. Lleva pues el triángulo negro que lo señala como «en observación» ante la posibilidad de que, durante su uso, se detecte nueva información sobre su seguridad (o mejor dicho sobre la falta de la misma).

Blenrep es un anticuerpo conjugado. Quedáos con eso porque si añadimos el resto los profanos nos quedamos igual (contiene belantamab, un anticuerpo monoclonal humanizado afucosilado IgG1k específico para el antígeno de maduración de células B (BCMA) producido utilizando tecnología de recombinación genética en una línea celular de mamífero -ovario de hámster chino- conjugado con maleimidocaproil monometil auristatina F).

Dicho de un modo más sencillo, el principio activo del fármaco está conectado a una sustancia anticancerígena que puede matar las células del mieloma múltiple. El anticuerpo monoclonal es una proteína diseñada para encontrar las células del mieloma múltiple en su cuerpo y unirse a ellas.

Una vez unido a las células cancerosas, la sustancia anticancerígena es liberada y mata las células cancerosas. Blenrep se usa para tratar adultos que tienen cáncer de la médula ósea llamado mieloma múltiple.

Foto de Thirdman.

La seguridad de este medicamento fue evaluada en solo 95 enfermos y las reacciones adversas más frecuentes fueron queratopatía -cualquier enfermedad, alteración o anomalía que afecta a la córnea, que es la parte transparente y frontal del ojo- (71%) y trombocitopenia -una afección que aparece cuando el recuento de plaquetas de la sangre es demasiado bajo- (38%).

Las reacciones adversas graves notificadas con mayor frecuencia fueron neumonía (7%) y pirexia (7%). Un 9% de los pacientes que recibieron Blenrep suspendieron permanentemente el tratamiento debido a una reacción adversa, el 3% se relacionó con daños oculares (de hecho debe hacerse un examen de la vista por un oftalmólogo antes de comenzar el tratamiento).

Como ocurre con casi todos los fármacos, en su prospecto se advierte que no se use si se es alérgico a alguno de los componentes. Claro, el común de los mortales no sabe si es alérgico a sustancias de las que nunca ha oído hablar (ya es difícil saber si tienes sensibilidad a sustancias conocidas…).

Y los médicos tampoco lo saben, si no se hacen pruebas específicas, es imposible.

Pues, por ejemplo, un componente de este fármaco nuevo es el muy usado en botica Polisorbato 80. Este principio activo puede ser tóxico e incluso causar el fallecimiento de quien lo toma. Lo cuento y documento en este post:

Abrysvo, la vacuna para el Virus Sincitial Respiratorio que se promueve sin estar bien demostrada su eficacia y seguridad

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) decidirá a principios del próximo año, 2024, el futuro del fármaco Blenrep en Europa, pero lleva tiempo ya proponiendo la retirada de este producto de GlaxoSmithKline (GSK).

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.