El futuro que necesitamos si queremos tener futuro

Desde ayer jueves y hasta el próximo domingo se celebra en el recinto ferial de Madrid la feria BioCultura que cumple 37 años. Yo estuve ayer y se habló de cosas importantes: crisis climática; cambios en el modelo de producción y consumo para que sea más ecológico y sano; darle el sentido y aprecio al mundo rural que ha de tener; incluso de «rebelión científica».

BioCultura, para quien aún no lo sepa, es la feria más importante en España sobre ecología, en el más amplio sentido del término. Allí se habla, tanto de cara al público y por parte de organización e instituciones, como en petit comité, de la necesidad de apoyar al sector ecológico porque «es el futuro que necesitamos si queremos tener futuro».

La directora de BioCultura, Ángeles Parra. A su lado, entre otros, el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

La directora de la feria, Ángeles Parra, dijo delante del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que se necesitan más políticas que permitan un cambio de tendencia, que cambien las cosas, porque «ya nadie puede mirar hacia otro lado«.

BioCultura es un «lugar de protesta», pero, sobre todo, propone y muestra alternativas, que no son teoría, que son reales y muchas de ellas desde hace años.

Garzón, insistió en que el consenso y los informes científicos ponen en evidencia la necesidad de cambiar nuestro modelo de consumo.

Y dijo que desde el Ministerio

vamos a seguir promoviendo dietas y un consumo más saludable que permitan proteger nuestra salud individual y la del planeta».

También explicó algo interesante: Es importante tener presente las características sociales que tienen estos modelos, porque afectan a la dimensión ecológica, a la salud individual y también a la social.

Y cuando las personas deciden un acto de consumo,

cualquiera de estas tres dimensiones tiene un impacto directo sobre las otras dos», indicó.

Otra cosa que me pareció interesante la apuntó Mariano González Sáez, viceconsejero de Medio Ambiente y Agricultura de la Comunidad de Madrid:

Afortunadamente, este sector no ha sufrido tanto como otros, en parte por la propia fidelidad del consumidor hacia los productos ecológicos».

Y es cierto. Se mostró esperanzado de que el sector ecológico repunte a corto y medio plazo.

Los resultados que vemos aquí demuestran que estamos en una fase de mejora contínua. En la Comunidad de Madrid por ejemplo hemos superado las 12.000 hectáreas dedicadas a agricultura ecológica, llevamos contabilizadas más de 500 empresas vinculadas a este mercado», concluyó.

Parra citó lo de las protestas y por allí están los jóvenes de un nuevo movimiento comprometido con buscar soluciones a la crisis climática global. Se llaman Rebelión Científica.

Imagen de previsualización de YouTube

El pasado 6 de abril tiñieron de rojo el Congreso de los Diputados para mandar un mensaje claro a la población:

la inacción de los gobiernos frente al cambio climático es un crimen contra la humanidad. El caos climático ya está llegando y no podemos quedarnos de brazos cruzados», dicen.

Uno de estos jóvenes científicos se acercó a hacer una pregunta al ministro de Consumo. Desde el equipo de Prensa del Ministerio (amplio como el juego de guardaespaldas que llevaba Garzón), le dijeron amabalmente que era una rueda de prensa «sólo para periodistas».

Estuve lento porque yo le hubiera cedido con gusto mi turno para que pudiera preguntar al alto responsable político o le hubiera hecho yo la pregunta en su nombre.

Luego, eso sí, el secretario del ministro (no sé muy bien el puesto pues no entiendo de estas cosas de los cargos políticos) estuvo un buen rato departiendo con él y parecían en buena sintonía.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.