Notificadas en Reino Unido 326 sospechas de muertes tras la vacunación de la Covid

El número de muertes notificadas como sospecha de efecto secundario de las vacunas Covid en el Reino Unido es de 173 de la vacuna de Pfizer y 150 de la de AstraZeneca. Hay otros tres decesos en los que no se ha advertido la marca de la vacuna. Son datos oficiales recogidos entre el 8 de diciembre de 2020 y el final del 7 de febrero de 2021.

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) del Reino Unido ha comenzado a publicar datos sobre la seguridad de las vacunas usadas para prevenir la Covid, como están haciendo otros servicios sanitarios y os comentamos en el post titulado Hay notificadas 653 muertes que pueden estar relacionadas con las vacunas para la Covid referido a Estados Unidos.

Ese informe recoge 173 notificaciones de fallecimiento tras recibir la vacuna de Pfizer y 150 de la de AstraZeneca, más las tres muertes en los que no se ha advertido a que vacuna podrían deberse. La agencia británica dice que se ha informado de otras reacciones adversas sospechosas de ser graves aunque no mortales.

Todos ellos permanecen bajo revisión continua«, aseguran.

La autoridad sanitaria del Reino Unido destaca algo que ya explicamos nosotros en el anterior post, es importante que las sospechas de efectos secundarios descritas en su informe no se interpreten como daños probados de las vacunas Covid.

Está claro, son sospechas que se entiende que van a investigar y suponemos que comunicar. Debemos de ser prudentes pero también exigir la verdad.

El número de personas que han recibido la primera dosis de una vacuna contra Covid en el Reino Unido en esos dos meses comprendidos entre el 8 de diciembre de 2020 y el 7 de febrero de 2021, supera los 13 millones y que ya lleven la segunda dosis, más de 500.000.

Cuentan los responsables de la Agencia británica que tras el uso generalizado de estas vacunas en el país anglosajón

la gran mayoría de los informes de sospechas de reacciones adversas hasta ahora confirman el perfil de seguridad observado en los ensayos clínicos«.

Claro, lo que no se ha publicado, que yo sepa, es el número de fallecimientos asociados a estas dos vacunas sucedidos durante las pruebas hechas por Pfizer y AstraZeneca. Ambas empresas han comunicado por diferentes canales que sus vacunas son muy seguras y que apenas suceden eventos adversos leves o moderados pero, insisto que yo sepa, no han hablado de muertes. Y puede haberlas como ahora corresponde a la Agencia británica dirimir.

Los acontecimientos fatales están ahí y alguien tiene que reparar el daño, recibido como es particular en lo referido a las vacunas, por personas sanas (uno se vacuna para prevenir una enfermedad, luego antes de vacunarte estás sano).

La autoridad sanitaria británica también destaca en su documento lo que hacen la Agencia Española de Medicamentos o el sistema de farmacovigilancia estadounidense, como podéis leer arriba en el enlace a ese otro post reciente, la anafilaxia (reacciones alérgicas graves) y ha recibido la notificación de 151 reacciones adversas asociadas con ello con la vacuna de Pfizer y 60 con la de AstraZeneca.

Insisten los responsables de la MHRA que quienes tengan un historial previo de reacciones alérgicas a los ingredientes de la vacuna no deben recibirla. El problema es que la mayor parte de la población ni conoce cuales son los ingredientes de estas vacunas (y eso que están publicados) ni pueden saber si tienen alguna alergia  a los mismos si no se hacen pruebas, como contamos en El polietilenglicol, la sustancia de las vacunas Covid que puede estar provocando los casos de alergias.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.