El polietilenglicol, la sustancia de las vacunas Covid que puede estar provocando los casos de alergias

Las vacunas de Pfizer y Moderna que están administrándose para la Covid contienen polietilenglicol (PEG), un compuesto usado para estabilizar determinados fármacos. Se trata de uno de los excipientes de esas vacunas aprobadas y es un alérgeno potencial conocido. ¿Tendrá esto que ver con los efectos secundarios que están produciéndose?

Si la persona que va a ser vacunada ha presentado alguna reacción previa con algún fármaco que contiene PEG, debe advertirlo antes de ser vacunado para que sea valorado por un especialista en alergias. El problema es como apuntaba en el post de ayer, Efectos secundarios vacunas Covid: Cuidado los alérgicos y las personas mayores frágiles, que la mayor parte de las personas no sabemos si somos o no alérgicos a esta u otras sustancias.

En concreto los excipientes y otros componentes de la vacuna Pfizer son:

Lípidos (componentes de la nanopartícula): ALC-0315 [(4-hydroxybutyl) azanediyl)bis (hexane-6,1-diyl)bis (2-hexyldecanoate)], ALC-0159 [2-[(polyethylene glycol)-2000]-N,N-ditetradecylacetamide], DPSC (1,2-Distearoyl-sn-glycero-3-phosphocholine) y colesterol.

El polietilenglicol forma parte del compuesto ALC-0159. Sales: cloruro potásico, fosfato potásico dihidrógeno, cloruro sódico y fosfato sódico dihidrato. Sacarosa y agua estéril para inyección.

Lo que nos interesa de esa sopa de letras ininteligible para profanos en química es que el polietilenglicol es un polímero hidrofílico (compuesto químico formado por cadena de moléculas y que se relaciona con facilidad con el agua). Forma parte de numerosos fármacos (laxantes, por ejemplo), productos cosméticos y alimentos.

Este producto se ha visto implicado en reacciones alérgicas serias con una frecuencia muy baja aunque CRECIENTE (J Allergy Clin Immunol Pract. 2020;S2213-2198(20)31007-2) y se ha descrito algún caso de reactividad cruzada con polisorbato 80 (fuente: SEAIC, 10/dic de 2020).

Tanto la sociedad española como la europea de Alergología (SEAIC y EAACI, respectivamente) reconocen que las vacunas contra el coronavirus están contraindicadas en personas con antecedentes de alergia a algunos de los componentes. En la misma línea se ha pronunciado el American College of Allergy, Asthma & Immunology (ACAAI), que también recomienda que las personas con antecedentes conocidos de reacciones alérgicas graves al PEG no reciban las vacunas para el SARS-CoV-2 que contiene dicho excipiente.

Insisto, es un problema que con seguridad haya muy pocas personas que sepan que son alérgicas a ese u otros componentes de los fármacos que comentamos. Habría que hacer pruebas específicas pero ¿a toda la población y de todos los posibles alérgenos?

Desde otros ámbitos y en concreto el Gobierno del Reino Unido, primer país que empezó a vacunar de la Covid-19 han extendido su recomendación de no vacunarse a todas las personas alérgicas (lo que representa casi un tercio de la población mundial, por cierto).

La información proporcionada por los revisores de la FDA estadounidense (la agencia de medicamentos del país) explica que tras la vacunación, al menos en los ensayos clínicos, no hubo ningún evento alérgico grave.

Los efectos secundarios graves no fatales ocurrieron en el 0,63 % de los vacunados y en el 0,51·% del grupo control, es decir más en el grupo de inmunizados. Entre los eventos numéricamente más frecuentes en el grupo de vacunados se encuentran episodios de apendicitis, infarto agudo de miocardio e ictus. Otra cosa a tener en cuenta.

Como reconocen desde la Asociación Española de Vacunología, nada sospechosa de ser «antivacunas» (más bien todo lo contrario, es uno de los principales lobbies de los fabricantes de vacunas):

La anafilaxia [reacción alérgica] es un fenómeno de frecuencia muy baja (variable según estudios, alrededor de un caso por millón de dosis vacunales), imprevisible, que puede ser grave y potencialmente fatal si no se trata adecuadamente, pudiendo ser desencadenado por cualquier componente de la vacuna (u otro fármaco) o de los dispositivos que la contienen o que se usan para inyectarla».

Cualquiera de sus componentes: el antígeno, las proteínas de conjugación, los excipientes y conservantes (antibióticos) y, más raramente aún, restos de proteínas procedentes de los procesos de fabricación. Lo cuentan en el penúltimo enlace que os he puesto.

También indican que la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) ha publicado dos notas informativas fechadas, en las que destacan que:

El polietilenglicol contenido como excipiente es un producto que puede dar lugar a reacciones alérgicas. Las vacunas de la Covid tienen, en principio, las mismas contraindicaciones de todas las vacunas, entre ellas las personas con alergia previa a alguno de sus componentes. Y que

Es necesario hacer un estudio alergológico a las personas que presenten reacciones alérgicas a las vacunas para identificar el componente implicado».

Para finalizar con ese problema ¿quiere decir esto que hay que esperar a que una persona sufra una alergia tras su vacunación Covid para hacerle la prueba de si es alérgica a algún componente de la misma? Porque para entonces puede estar muerta. Ahí lo dejo.

2 Comentarios a “El polietilenglicol, la sustancia de las vacunas Covid que puede estar provocando los casos de alergias”
  1. Javier

    Bueno,

    Varias cosas; que el propilenglicol puede producir alérgias es algo conocido desde hace más de 10 años. Pero por poner un ejemplo, esa sustancia por ejemplo está en la mayoría de laxantes y de supositorios del mercado.

    También hay que matizar que la recomendación del gobierno británico fue hacia los alérgicos a alugunos de los componentes de la vacuna y solo se extendió a pacientes con historial muy extenso y muy amplio de alergias (eso no es un tercio de la población mundial) y además cualquier medicamento está contraindicado en el supuesto de ser alérgico a alguno de los componentes.

    Crear alarmas de manera innecesaria no es un gran paso hacia adelante.

    • Yaiza

      Ese compuesto POLIETILENGLICOL es usado como ANTICONGELANTE EN COCHES , y esta prohibido en la comida de perros. ¿¿ NO PODRIAN INCLUIR OTRO ESTABILIZANTE MENOS PELIGROSO. ???

      Lo mismo ocurre con el GLUTAMATO MONOSODICO de las vacunas , al que algunas petdonas domos INTOLERANTES.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.