El medicamento para la «hipersexualidad» que puede causar cáncer cerebral

Androcur (cuyo principio activo es acetato de ciproterona) es un medicamento cuando menos curioso. En los hombres se usa, aunque no os lo creáis, para la reducción del impulso sexual aumentado (hipersexualidad). Yo esto no sé qué quiere decir supongo que que te guste mucho el sexo (pero eso ¿es normal, no?).

También para el tratamiento de carcinoma avanzado de próstata hormonodependiente; para la reducción de niveles de andrógenos al inicio de tratamiento con análogos de GnRH -tratamientos como Lupron-; y tratamiento de sofocos causados por disminución de los niveles de andrógenos, todo ello según su ficha técnica.

En las mujeres Androcur está indicado para las manifestaciones graves de androgenización; por ejemplo, hirsutismo muy intenso, alopecia androgenética severa, a menudo acompañada de cuadros graves de acné y/o seborrea.

El asunto es que ahora la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha alertado de un efecto secundario que ya era conocido pero cómo será la cosa que lo advierte ahora y lo hace enviando una nota a los profesionales sanitarios y plasmando la información en su boletín mensual sobre seguridad (o mejor escrito falta de la misma) sobre medicamentos. Esa reacción adversas es riesgo de meningioma y por ello indica «nuevas restricciones de uso».

Y ¿qué es el meningioma? Pues el tipo más frecuente de tumor que aparece en la cabeza y puede afectar el cerebro. Vaya que tienes muchas ganas de sexo o «sufres» unos incómodos sofocos te recetan una caca que puede provocarte un tumor cerebral. Está claro que algo así no tiene la mínima relación positiva entre le beneficio que ofrece y los riesgos pero ahí sigue como medicamento oficial, la Aemps no lo retira del mercado. En fin, sus razones técnica tendrá…

Diversos estudios han proporcionado información que confirma un aumento de riesgo de meningioma (único o múltiple), asociado al uso de acetato de ciproterona a dosis altas (Androcur). Este riesgo ya era conocido hace tiempo y la administración de acetato de ciproterona está contraindicada en pacientes con meningioma o antecedentes del mismo», explica con toda tranquilidad la Agencia.

Tras la revisión actual y con la nueva información, indica esta institución que se ha podido concluir:

-El riesgo de meningioma (único o múltiple) se considera bajo y se ha observado a dosis de 25 mg/día o superiores.

-El riesgo aumenta con el incremento de la dosis acumulada de ciproterona. La mayoría de los casos se han presentado con dosis altas durante periodos prolongados, pero también se han identificado casos con tiempos más cortos de tratamiento a dosis altas.

-Los datos no muestran riesgo de meningioma con tratamientos de acetato de ciproterona a dosis bajas (1 ó 2 mg) combinada con etinilestradiol o estradiol valerato. No obstante, por precaución, estos tratamientos se deben evitar en pacientes con meningioma o con antecedentes.

-Acetato de ciproterona como monofármaco se debería utilizar solo cuando otras alternativas (incluyendo su combinación a dosis bajas) no puedan utilizarse o resulten ineficaces.

Y recomienda a los profesionales sanitarios:

-Utilizar ciproterona monofármaco a las dosis eficaces más bajas posibles y solamente cuando otras alternativas no sean posibles o resulten ineficaces (no hay nuevas restricciones para su uso relacionado con cáncer de próstata).

-Vigilar la posible aparición de síntomas indicativos de meningioma en los pacientes en tratamiento.

En caso de diagnóstico de meningioma, suspender permanentemente el tratamiento con ciproterona en cualquiera de sus formas (solo o en asociación). Buff, pues ya nos quedamos tranquilos con eso. Ahh! que Androcur es de Bayer, una empresa que transmite seguridad en lo que ha tratamientos médicos se refiere.

Deja un comentario

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.