Covid-19: El marketing de los tratamientos, entre fakes, bulos y pelotazos sanitarios

Las acciones de la farmacéutica estadounidense Gilead han llegado a subir un 16,4% en los mercados tras publicarse una información en una revista médica sobre los efectos de su antiviral remdesivir en pacientes con Covid-19. Aún no hay nada confirmado, ni probado. No hay evidencia científica de que el fármaco funcione y sea seguro.

Los resultados de los ensayos son aún preliminares y la publicación se refiere solamente a las pruebas en un hospital universitario de Chicago donde se está tratando a un centenar de pacientes con este fármaco. Al parecer, los enfermos del centro sanitario a los que se les administra el antiviral registran una rápida mejoría de la fiebre y los síntomas respiratorios y casi todos ellos han sido dados de alta en una semana.

No es nada nuevo tampoco y lo explica muy bien en un tuit el médico José Repullo, que firma como Repu nómada:

En efecto, la ruta -para nada nueva pues ya se hacía en medio de la NO pandemia de gripe A hace diez años y también se hizo, precisamente Gilead, en la epidemia de gripe aviar de 2005- del marketing de las farmas para intentar copar el mercado y aprovechar la «oportunidad» de negocio de la pandemia de Covid-19 es esta que vemos.

Se hacen ensayos clínicos -que no son aleatorizados y controlados- es decir rápidos y sin las suficientes garantías de calidad científica (¿marketing basado en «ciencia»?; sin grupo de pacientes en el mismo que sirvan de control, que no tomen ese fármaco para saber si los que sí lo ingieren se curan y ha sido, por tanto, por el tratamiento en experimentación, «y con algunos otros trucos», advierte.

En realidad esto no es noticia. Ésta sería la confirmación rotunda de su utilidad mediante un proceso de investigación clínica con todas las garantías que ofrece el método científico y TRANSPARENTE. Esto que se publica en los periódicos y difunden las redes sociales es poco menos que un bulo, porque no hay nada consistente.

Se anuncian unos resultados «preliminares» que el tiempo puede poner en su sito y quedarse en nada, como ocurre con la mayor parte de moléculas que se investigan; nunca llegan a ser fármacos comercializados.

Pero como indica Nómada:

Lo publicamos, campaña de prensa, y voila!: Empieza el uso compasivo y suben las acciones».

Hoy están usándose contra el coronavirus actual fármacos que aún no han probado su eficacia y seguridad. Se tiene la «intuición», palabra que utilizaba anoche un médico en el programa La Sexta Noche, pero no se sabe aún si sirven. Covid-19 manda y se está aparcando la evidencia científica en favor de probar en medio de la pandemia los tratamientos.

No lo juzgo pues entiendo la urgencia pero sí que me pregunto ¿dónde están aquellos acérrimos defensores de la Medicina Basada en la Evidencia ahora y sus matones de discoteca los pseudoescépticos o cientifistas?

Lo escrito: una noticia fake, un vulgar bulo mientras no se demuestre que el fármaco es bueno. Cabe comentar la trayectoria de Gilead.

En el año 2005 el mundo estaba preocupado por una epidemia de gripe aviar. Nunca llegó a ser tal pero entonces Roche, el laboratorio a quien la compañía Gilead le había vendido un medicamento antiviral de nombre Tamifludio un pelotazo vendiéndolo a mansalva.

En 2009, el mundo volvió a preocuparse por una «pandemia» de gripe A que, por suerte, nunca llegó. Pero el pelotazo se repitió y con mayores beneficios. Gilead hizo un buen negocio al vender Tamiflu a Roche. Poco después intentaba superarse al haber comprado el fármaco para la hepatitis C llamado Sovaldi al laboratorio Pharmasset.

Se montó un escándalo porque los enfermos de Hepatitis C no podían acceder a un fármaco que era carísimo. Hubo gente que murió por ello. Muchos estados incluso animaron a saltarse la patente y hacerlo genérico para reducir de manera evidente su precio.

Fue el mismo laboratorio Gilead. ¿No lo recordáis tampoco?:

Quien dio el pelotazo con Tamiflu quiere ahora repetir pelotazo con Sovaldi

Por cierto, Tamiflú con el tiempo, muchos años después de haber dado el pelotazo a nivel mundial su fabricante, se demostró que apenas era eficaz. Y hay más, tanto Tamiflú como Sovaldi se comprobó que daban problemas de efectos secundarios no advertidos al principio. Delincuencia no es sólo saltarse el confinamiento para pasear el perro más allá de 200 metros de tu domicilio.

2 Comentarios a “Covid-19: El marketing de los tratamientos, entre fakes, bulos y pelotazos sanitarios”
  1. Paco

    La vacuna de este virus ya ha sido aplicada a toda la población en general desde que se decretó el confinamiento.
    EL MIEDO infundido por todos los rincones, los partes de guerra diarios ,las estadisticas que no cuadran, sanitarios exhaustos etc , han convertido a la población en general en un rebaño de corderos que piden a gritos una solucion rapida, para un virus que en la mayoria de los casos pasa por cuadros leves , o se es asintomático.

    Es un problema de la infraestructura sanitaria no es un problema de salud grave, no estamos ante una pandemia que diezma la población.
    En este sentido todas las vacunas que salgan, con mas o menos garantías ,seran bien recibidas y con poca resistencia a ser aplicadas, por que la gente tragará con todo
    Sucederá lo mismo con los fármacos, estén o no validados
    Tragarán con este este arsenal, pero no con los posibles tratamientos complementarios como el ozono, el dioxido de cloro micronutrientes, vitaminas etc. Algunos respaldados por trabajos y otros como el caso del dioxido que bien podrían ser ensayados y de una vez por todas decidir su efectivida y toxicidad
    Sufriendo ataques y en muchos casos censuras en los medios, cuando lo unico que se pide es que se pruebe y se evidencie la eficacia
    El negacionismo de algunos profesionales (muchos profesores universitarios) ha llegado a tal extremo, que afirman su toxicidad e ineficacia , cuando son estas pruebas las que se están solicitando. Me da vergüenza, que estos profesionales, hagan gala de su titulo universitario y puesto de trabajo ya que no se les pide una opinión sino una verificacion y solución
    Son tiempos de guerra ficticia ,donde vale todo
    Es la primera vez en la historia moderna , que se confina a toda una población sana y no se aisla y protege al enfermo (se han utilizado las mismas practicas de la Edad Media).
    Algunos se escudan y dicen que tendríamos que haber aprendido de China.
    ¿quien sabe lo que alli ha pasado y esta pasando?

    Solo se habla de infectados,muertos,y recuperados
    Infectados,¿cuantos están infectados realmente?
    Muertos por coronavirus o muertos con el coronavirus
    Recuperados ¿hasta cuando se extiende la posible inmunidad?
    Pero si no saben nada, ¿para que vale tanta estadística, sino para salir en los medios y atemorizar mas a la población?

    El segmento que mas está sufriendo son personas de edad avanzada con patologías previas en muchos casos
    Lo unico que se oye son los muertos que es el punto de la estadistica que se mira
    Pero a nadie le ha dado por mirar ,¿porque el resto de personas de edad avanzada lo han superado? y que hace que su sistema inmune este EN EQUILIBRIO contrariamente de los que fallecen

    Cuando acabe todo esto, creo que tendría que haber una profunda reflexión si se están abordando y gestionando correctamente los problemas sanitarios

  2. José Mª Viñals Montaba

    Tienes mucha razón, Miguel. MEDICINA BASADA EN LA EVIDENCIA, JA, JA, JA…

    El Reino Unido iniciará la fabricación masiva de una vacuna contra el covid-19 antes de terminar las pruebas
    El mundo necesita una vacuna y NO PUEDE ESPERAR por pruebas que podrían demorarse varios meses, afirman en Oxford.

    … La vacuna, llamada ChAdOx1 nCoV-19, ESTÁ HECHA DE UN INOFENSIVO VIRUS DE CHIMPANCÉS QUE HA SIDO GENÉTICAMENTE DISEÑADO para transportar parte del coronavirus. La técnica ya ha demostrado generar fuertes respuestas inmunológicas en otras enfermedades…
    https://actualidad.rt.com/actualidad/350412-reino-unido-fabricar-vacuna-antes-pruebas

Deja un comentario a Paco

Los comentarios de este blog están moderados y han de tener la sana intención de fomentar el debate sobre lo que se plantea en las informaciones y opiniones de la página. Intente ajustarse al texto sobre el que comentar. Utilice un lenguaje correcto: claro, conciso y si va a realizar afirmaciones rotundas documéntelas. Los comentarios insultantes y/o que falten al respeto a los lectores del blog no serán publicados.

Recuerde que el titular de esta página es periodista no médico por lo que el blog tiene fines informativos no de consultorio sanitario. El editor no se hace responsable de las opiniones y comentarios de sus lectores.

El editor no tiene por qué compartir con los comentaristas sus puntos de vista.